La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Archive for 4/06/08

El Parque de la Esperanza

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 4 junio 2008

Hace unos días recibimos un correo electrónico de tipo masivo que muy probablemente hayan recibido ya por parte de cualquier remitente todos los visitantes de este blog. Se trata de un Powerpoint en el que se cuenta con detalle los planes del Ayuntamiento de nuestra ciudad para con el Cabezo y Parque de la Esperanza. Nosotros, acérrimos defensores de nuestra ciudad y nuestra orografía, no queríamos dejar pasar la oportunidad de contaros lo que en esa presentación y otros medios se cuenta en referencia al Parque.

Los “cabezos” (los pocos que nos quedan en Huelva) son uno de los monumentos naturales más característicos de esta zona de España. No son más que grandes montañas de arena, pero son el testigo de nuestra historia, han estado siempre ahí, y en sus vientres se encuentran vestigios de la antigüedad de nuestra tierra.

El Cabezo de la Esperanza fue y es uno de los más importantes. Se pueden dar datos de su altura o de sus capas freáticas que dotaban de agua potable a los habitantes de la zona, pero baste su historia para tocar la fibra del lector. Dicho cabezo fue el primer lugar de asentamiento de pueblos en nuestro suelo onubense en épocas pasadas. El arqueólogo alemán Hermanfrid Schubart concluyó que en el Cabezo de la Esperanza estuvo situada una población que comenzó a formarse entre los siglos IX y VIII a C. Así lo atestigua el legado arqueológico encontrado en el cabezo.

En los años 70 se llevó a cabo la urbanización de la zona, y se habilitó una parte de las laderas del cabezo como parque-mirador desde el que se podía ver toda la ría. Su diseño además, permitía bajar a través de sus cuestas a las calles Lazo Real y Diego Díaz desde la Vía Paisajista. El estreno de dicho parque lo realizó, el por aquel entonces alcalde de Huelva, Federico Molina, el 30 de Julio de 1970 en vísperas de las Colombinas. El parque tomó el nombre del cabezo y se llamó “Parque de la Esperanza”, y desde entonces hasta nuestros días ha sido lugar de paseo, disfrute y esparcimiento para los onubenses, sobre todo de los vecinos.

En el pasado año 2005 los onubenses nos vimos, cuando menos, sorprendidos con el proyecto que pretendía llevar a cabo el Ayuntamiento en el cabezo y el parque. La faraónica obra planeada consistía en derribar el cabezo sobre el que se habilitó el parque en los años 70 para construir un parking con capacidad para 600 vehículos, que se vería rematado con una “plaza dura”. El gráfico del proyecto fue el siguiente:

Los vecinos inmediatamente se movilizaron y crearon una plataforma ciudadana denominada Salvemos el Parque de la Esperanza, que consiguió reunir en su día 4000 firmas de la ciudadanía de Huelva, gracias a las cuales el Ayuntamiento decidió detener el proyecto de parking.

Pero que poco vale la promesa de un político… La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Huelva, cuyo responsable y teniente de alcalde es Francisco Moro, desempolvó el proyecto de construcción del parking, y aprobó lo que eufemísticamente han denominado una propuesta urbanística más blanda: Siguen siendo 600 las plazas de aparcamiento en el interior del promontorio (con un ascensor que comunicará la parte baja con la cima del cabezo), y sobre rasante un parque con una imagen casi idéntica a la actual, aunque reforzando la masa arbórea y los jardines. Además, el planeamiento permite la instalación de juegos infantiles, pérgolas para crear zonas de sombra y estancia, un área reservada para uso deportivo y un local destinado a convertirse en una cafetería, con amplia terraza. Como podréis comparar en la siguiente imagen, es exactamente el mismo proyecto de 2005, pero con más verde:

Se pensarán nuestros dirigentes que “a los catetos de Huelva” se les puede vender cualquier cosa con una buena presentación y buenas palabras, al más puro estilo Springfield de “Los Simpsons”. Se pensarán que nos vamos a creer que es posible, con un mero montaje por ordenador, que toda una arboleda crezca sobre una techumbre de hormigón, cuando de todos es sabido que para tal fin, es necesario un espesor mínimo de tierra. ¿Cuánto peso supondría eso para esa última planta?

Algunos dirán que necesitamos más aparcamientos, pero yo les preguntaré ¿a qué precio? ¿La construcción de más plazas de aparcamiento implica la destrucción de un cabezo con tanta historia? Lo más triste es que los párkings del centro y sus alrededores no están nunca llenos, siempre se encuentran libres por lo que no tiene sentido esa justificación. Otras de las razones que argumenta nuestro Consistorio es que es un espacio infrautilizado. ¿Hemos de derribar todos aquellos parques por los que no paseen más de, por ejemplo, 10 personas a la hora? Un parque justifica su existencia por sí mismo:

Por si fuera poco, la empresa promotora y concesionaria del parking, Heliopol, tendrá que pagar al Ayuntamiento sólo 21600 euros al año en concepto de canon por concesión. ¿No os parece muy poco dinero comparado con el que se va a embolsar Heliopol con la gestión del parking?

Este blog quiere mostrar su apoyo a la plataforma ciudadana Salvemos el Parque de la Esperanza y entonamos como ellos un enérgico PARQUE SÍ, PÁRKING NO. Además quiero avisar de la concentración convocada por la plataforma en defensa del parque que se llevará a cabo mañana jueves 5 de Junio a las 19:30 en dicho parque de la Esperanza.

Lo que sí quiero dejar claro es que al parque le hace falta un pequeño lavado de cara y algo más de limpieza. Me quedo con esas ideas de poner zonas de juegos infantiles, ampliar la zona arbórea para tener más sombra y que haga más de pulmón verde a la zona, y también con la idea de construir un restaurante o cafetería. Me parece un lugar idóneo por las vistas y una buena idea para atraer a más gente al parque.

Sr. Rubio.

Fuentes: Odiel, 6 de Octubre de 1970; www.huelvainformacion.es; Huelva Información, 3 de Junio de 2008.

Posted in Historia, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , | 63 Comments »