La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

La Salud no es sólo una divina infraestructura

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 15 octubre 2008

Hace un par de lunes tuve que acudir al servicio de urgencias del Hospital General Juan Ramón Jiménez. Me encontré que llevan muy avanzadas las obras de esa zona, diría que están prácticamente terminadas, sólo falta que Chaves o la Consejera de Salud pasen a inaugurarlas, tal como esa misma mañana lo habían hecho en el Infanta Elena.

El pasillo de entrada es muy diáfano, ancho y largo, parece la entrada de un hotel. Para ello han eliminado una zona de espera, en ella me solía quedar leyendo el periódico mientras que el enfermo y acompañante que llevaba esperaban a que les tocase su turno.

Mi esposa dio los datos de mi hijo y pasamos a una zona de clasificación:

– Que espaciosa ha quedado la entrada.

– Pues sí.

– Oye, ¿ese no es el tío de Gemma?.

– Pues sí, trabaja de celador.

– Tiene cara de estreñido.

– Normal.

Mientras esperábamos a que nos clasificasen –trabajadores, católicos de origen castellano-leonés- apareció una señora gritando e histérica:

– ¡¡¡Mi hijo, mi hijo que se ha desmayado!!!

Todo el personal desapareció del cuarto de clasificación y salieron hasta donde estaba el individuo que se había desmayado. A los tres minutos trajeron en una camilla con los pies en alto al desmayado hacia ese pedazo de campo de futbol que es la entrada y lo colocaron a lado del despacho de clasificación. Mi hijo de siete años, que de por sí iba acongojado con lo suyo, al verlo “agonizar” casi se desmaya también.

Bueno por fin nos clasifican: “Pasen a la zona de pediatría, ya les llamarán”. No tardaron ni cinco minutos en llamarnos, “que suerte” – decían los demás. Nos dirigimos a la consulta de pediatría:

– Oye, ¿ese chaval –no tenía más de treinta años – no es el pediatra que miró a Sergio cuando nació?

– Pues sí, lo es.

– Te quedas en la puerta, pues sólo pasa el paciente y un acompañante.

– Ok y suerte.

En el pasillo donde estaba la puerta de las consultas de pediatría había una familia. Clasificación: vendedores ambulantes, evangelistas de etnia gitana. Tenían a su hijo sobre una camilla, y desde que llegue hasta que me fui estaban esperando a que le diesen una cama, todo el rato el niño estuvo en un pasillo. La madre increpo varías veces a las sufridas enfermeras.

A eso que pasa el individuo del desmayo. El tío iba más fresco que una lechuga, y con un contoneo de brazos que si lo llegan a pillar los polis de “La ética ciudadana de la policía local” le dan al menos un buen cacheo.

Días después llamé por teléfono a un amigo. Le habían practicado una pequeña intervención quirúrgica. En el transcurso de la misma, el cirujano le habló de la precaria situación laboral del Juan Ramón Jiménez: turnos muy largos, agotadores, jornadas de varios días sin descanso para la responsabilidad de un puesto que exige estar descansado y la dificultad para coger vacaciones, todo esto debido a la falta de personal. Mira por donde, la semana pasada los periódicos daban la noticia de que van a recortar personal eliminando la asistencia de tarde (“juntando el hambre con las ganas de comer)”, un día después, la Consejera de Salud lo desmiente.

El sistema sanitario que poseemos no está mal, en Uganda es más deficiente.

Las plantillas de médicos en urgencias son reducidas, están expuestos a jornadas laborales maratonianas y muchos de ellos tienen unos salarios que son para echarse a reír. Entre ellos hay ciertas élites, hablo de los anestesistas, que no les vayas a llamar a las cuatro de la noche para poner una epidural, porque no se levantan. Pero si es un legrado os puedo asegurar que tampoco se levantan.

La administración está obsesionada en hacer edificios, pero luego está el problema de que no los dotan de personal cualificado. El año pasado tuvimos una desagradable experiencia con nuestro hijo mayor. El final fue trasladarnos al hospital infantil Virgen del Rocío, que teniendo pasillos menos diáfanos, poseen mayor cantidad de profesionales y más cualificados. Y en esos momentos te das cuenta de lo precario que está Huelva en cuestiones sanitarias.

Buenos días y salud para todos.

Josema.

13 comentarios para “La Salud no es sólo una divina infraestructura”

  1. http://www.sanitas.es/

  2. erdanblo said

    El Pájaro Espino:

    ¿De verdad crees que la solución es la sanidad privada?

    De verdad, que lástima me da leer eso en un país como el nuestro. Te deseo que nunca te ocurra nada realmente caro y costoso (tipo cáncer y quimio) y veas como la sanidad que pagas (aunque seguramente te la paguen por ser funcionario de x administración)te larga a la pública, porque ellos no pueden hacerse cargo.

  3. El Buho said

    Las prioridades son las prioridades: un estadio de atletismo con un uso…dejemoslo en poco frecuente, antes que un hospital, clínica, etc.

    Huelva is different.

  4. alvaro said

    A mí siempre me han atendido correctamente incluso con cierto cachondeo amigable,la verdad es que eran jóvenes y los pobres le echarían buen humor al mogollón de horas que tendrán que estar allí

  5. Sr. Rubio said

    En mi opinión, tenemos un sistema sanitario aceptable pero con numerosos defectos y aspectos que hay que pulir. Una de las quejas que Josema plantea en su artículo es que tenemos un hospital con una muy bonita entrada pero luego se cuenta con los problemas de siempre. Hombre, ya se sabe que están de obras y patatín, patatán, pero deberían de haber aprovechado parte de la entrada convirtiéndola en sala de espera al menos de forma temporal mientras terminan la reforma, y no que hace poco tiempo me vi obligado a acudir, y me encontré con una lúgubre, oscura y pequeña sala de espera, con poquísimos asientos y un aire viciado en la estancia debido a la falta de ventilación, me pareció más una cueva que una sala de espera.

    Pero sin lugar a dudas, el principal problema de nuestro hospital radica, como dice Josema, en la falta de personal. En la última ocasión que pasé por urgencias escuché como un celador se quejaba de lo cansadísimo que se encontraba debido a los largos turnos que realizan y a que se llevan 7 días trabajando sin parar. Luego, tienen 4 días de descanso, pero imaginaros como debe de estar en el séptimo día, y con los médicos imagino que será similar.

    En fin, espero que la crítica sirva para mejorar, ya que el conformismo sólo lleva a la mediocridad.

    Saludos.

  6. Northman said

    No creo que sea problema sólo de Huelva, en general el SAS está hecho un churro. Quizás se libren en cierto modo en Granada y Sevilla por temas universitarios, pero lo desconozco con seguridad. No se como será en otros lugares de España, pero yo llevo 3 años esperando que me llegue un cita que debe estar en el limbo. Menos mal que el problema se solucionó por otros medios, que si no…
    De todas formas las últimas citas que he pedido me las han dado bastante rápido en comparación con otros años. No se si será por casualidad o porque en algo se ha mejorado…

    Saludos

  7. Snoopy said

    https://lahuelvacateta.wordpress.com/2008/04/21/el-mapa-medico-asistencial-onubense/

    Saludos

  8. Fonxi said

    Hace un par de meses, durante el verano, tuve que acudir a Urgencias del Juan Ramon Jiménez, y la verdad que lo ha contado Josema es fiel reflejo de lo que ví y de lo que me ocurrió, salvo la excepción de que me llamaron pronto (iba a otra especialidad….). Lo que más me llamó la atención es el alto número de doctores que observé que eran de otra nacionalidad (especialmente de África). No quiero que se piense que soy racista, ni mucho menos. Todo lo contrario, a mi me trató una chica (me imagino que sería de marruecos o de alguna zona cercana) y quedé muy satisfecho de cómo me trato en todo momento…pero pienso que quizás podría contratarse a personas que realicen los estudios universitarios de medicina (con sus correspondientes prácticas) en Huelva, porque tengo conocimiento de que es una de las carreras más solicitadas por los estudiantes.
    No me gustaría pensar mal, pero recuerdo que esta misma temática la comenté en mi ámbito familiar, y algunos llegaban a la conclusión de que, en el tema ecónomico, sale más beneficioso contratar a personas de estas nacionalidades (que no dudo de su preparación y profesionalidad) en relación a jóvenes estudiantes onubénses (o de cualquier otra provincia) que acaban sus carreras de medicina (y que tanto esfuerzo les cuesta).
    P.D. Northman, yo he ido un par de veces al Virgen del Rocio de Sevilla, y ocurre exáctamente lo mismo.
    Saludos

  9. Miss Antropoi said

    Al respecto del comentario 8, de Fonxi.
    Ya estamos con lo de siempre. Fonxi, estoy seguro de no eres racista, ni xonófobo, ni votante del PP, ni nada; pero, ¿qué carajo importa que quien te atienda haya estudiado medicina o enfermería, o no, estudiado en Huelva, Sevilla, Andalucía o la Baja Sajonia? Si atienden bien, y su preparación es la adecuanda según el baremo de la Administración Pública pues que venga de donde cristo perdió el mechero si quiere.

    Yo soy ignorante en la materia, pero es claro que algo extraño hay en la orientación de los flujos laborales en la Sanidad. Siempre escuchamos que los médicos y enfermeros españoles se van a Portugal o al G. Bretaña porque allí se los rifan; pero al mismo tiempo es evidente que cada vez hay más extranjeros en la Sanidad española; y por otro lado, alguna vez he escuchado a colectivos de sanitarios esxtranjeros quejarse de lo que tardan sus ‘convalidaciones’ para poder ejercer en España. ¿Raro, no?, algo desde luego no encaja; ¿qué opináis el resto de blogueros?

    Yo soy amigo de quejarme mucho y frecuentemente, es por eso que, como dice el Sr. Rubio, hay que seguir en las críticas a las administraciones públicas, porque el conformismo nos lleva a la mediocridad (o aun peor). Sin embargo, a pesar de retrasos en citas y algún que otro dislate ocasional, la Junta de Andalucía aprueba con nota en lo que a salud se refiere, al menos en mi experiencia.

    Saludos.

  10. lector said

    La sanidad privada sólo es la solución en cosas sin importancia. Para cosas importantes, no se puede discriminar entre el que tiene billetes y el que no. Tengo amigos estadounidenses que siempre se maravillan del sistema sanitario que prevalece en la mayoría de los países de Europa. Un colega de California acaba de tener un hijo. Como al niño le dio por nacer 2 meses antes de tiempo, la estancia en la incubadora le salió por 1.600.000 dólares; suerte que en su trabajo tiene un seguro, y la broma del niño le salió por al final por sólo 16.000 dólares. El sistema privado sólo es más barato si no te pones malo. Y si no os convence, mirad estas noticias:
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/clinicas/horrores/Italia/elpepisoc/20080612elpepisoc_9/Tes
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Pulmones/extirpados/motivo/elpepisoc/20080610elpepisoc_7/Tes
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Total/abierto/elpepisoc/20080611elpepisoc_7/Tes

    En cuanto a lo de Huelva, no me puedo quejar, pero en Sevilla siempre fui atendido más rápido.
    Y si nos atienden inmigrantes, es porque el gobierno central no ofrece un sueldo digno a profesionales que cuando acaban la especialidad se han llevado como mínimo 12 años estudiando: ¿para ganar 2500 euros? Para eso mejor montar un estanco. Y se van a Suecia, Portugal o Inglaterra. Y hacen bien.

  11. Northman said

    Los médicos y enfermeros españoles se van a otros países por razones muy sencillas:

    1) hay mayor oferta que aquí.

    2) les pagan mucho mejor que aquí.

    En España hay carreras universitarias que se pagan de risa (enfermeras contratadas de prácticas cobrando una mierda durante el máximo tiempo posible), títulos que en otros países dan prestigio al que lo posee y en España son motivo de mofa (ingeniero informático es igual a reparador de ordenadores). Cuando hay una carrera con “prestigio social” como la de medicina (al menos siempre fue así en el pasado), aparecen unas oposiciones “misteriosas” y con menos plazas de las necesarias (que les pregunten a los médicos del MIR). La solución del gobierno ante la falta de médicos (porque huyen de este país) ha sido la de aumentar en 14 el número de facultades de medicina para que haya más médicos titulados. El problema es que no se aumentan las plazas de sanidad pública y eso hace que esos médicos también se larguen.
    En cuanto a los médicos rumanos, marroquíes o de Vanuatu, los suelen contratar para suplir vacaciones de los que ya tienen sus puestos fijos o para casos en los que se necesitan médicos extra durante el periodo vacacional (léase verano en Punta). Los médicos españoles prefieren una estabilidad laboral (algo que no se les puede echar en cara) y por eso no ocupan esas plazas “temporales”, prefiriendo el éxodo o intentarlo en la sanidad privada.

    En resumen: unos no quieren bajarse del carro y quieren ser “Don nosequé el médico”, otros no aumentan las plazas y la solución que encuentran es aumentar el número de facultades…

    Menos mal que no estudié medicina.

  12. Sr. Rubio said

    Poco que añadir a lo que ya se ha dicho, tan sólo ver un posible problema con los médicos extranjeros: que se vea resentida la imprescindible comunicación médico-paciente por falta de entendimiento, aunque evidentemente, se soluciona cuanto mejor conozca nuestra lengua. Por lo demás, son tan profesionales o más que los que tenemos aquí y no creo que haya nadie que lo ponga en duda. Es más, viniendo de otro sitio pueden incluso conocer técnicas naturales, lo que podríamos llamar “remedios caseros”, que aquí desconociamos, y esto lo digo por un caso concreto que me sucedió.

    Saludos

  13. Lector said

    Responddiendo al Sr. Rubio, le informo que, al menos en lo que se refiere a los medicos provenientes del Este de Europa, deben aprobar un examen de espańol de nivel medio-avanzado, hacen un curso especial de ‘espańol para medicos’ (para que aprendan palabras como vesicula biliar) y otro sobre el funcionamiento del sistema sanitario espańol. Respecto a los que vengan de Africa, no se lo que se les exige.

Advertencia: La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario. Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a www.LaHuelvaCateta.es. No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: