La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Archive for 4 04Europe/Madrid octubre 04Europe/Madrid 2009

Testimonios de la Huelva Escondida I

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en domingo, 4 octubre 2009

Durante los días 28 y 30 de Septiembre se celebró la X Edición de la Semana del Turismo.  Este año estaba dedicada a la Huelva Escondida, esos aspectos de Huelva que están «ocultos» normalmente a la vista de los visitantes y de los propios onubenses.

https://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/09/23/x-semana-del-turismo-la-huelva-escondida/

Algunos colaboradores y asiduos del blog han tenido la suerte de poder participar en estas jornadas, y nos han enviado al correo sus opiniones y vivencias.  Estos correos los iremos publicando para que todos aquellos que no pudieron asistir a las excursiones, puedan conocer las historias, anécdotas y lugares de la «Huelva Escondida». Desde aquí darles las gracias a todos los amigos de la Huelva Cateta por su colaboración.

Visita al cementerio inglés.

Durante la visita de las jornadas de turismo del lunes tuvimos la suerte de poder visitar el cementerio inglés, que habitualmente está cerrado al público. No os escandalicéis, un cementerio es sólo espejo de cómo eran los que lo construyeron y cómo somos los que hoy estamos vivitos y coleando.

Imposible resumir con mis palabras las magníficas explicaciones que dio Pepe, el funcionario de turismo. Desde ya digo que los errores son míos, que estoy en babia y si algo digo interesante, lo aprendí de él.

Huelva ha tenido varios cementerios. A medida que la ciudad ha necesitado crecer pacá o pallá, pos no hemos tenido más remedio que echar los muertos pal lao, questorban. Así, resulta de que debió de haber uno como por el hiper, que hubo que quitarlo para poder decir que el hiper es el centro de Huelva. Pero a lo que vamos, donde hoy está el cementerio nuestro, al que llevamos flores el uno de noviembre –siempre y cuando tradiciones anglosajonas de la noche antes no nos dejen una buena resaca- es el cementerio de La Soledad.  El cementerio inglés está lindando con el de La Soledad. Es más, si no sabes que más pallá hay una puerta, como la tapia es la misma,… pos no te das cuenta de que el cementerio inglés existe.

¿Y cómo es posible que haya allí ese cacho de cementerio, casi vacío, con cuatro tumbas y media desparruás, con una cantidad de yerbajos, que ¿pa qué me habré traío yo mis tacones? Abandonao de la mano de Dios,… claro, como el Dios del cementerio de al lao es otro.

(¿otro?) Y es que de hecho alguien preguntó si los ingleses no eran católicos. Y Pepe, que lo mismo sirve pa un roto que pa un descosío, no sólo nos contó la diferencia sino el origen de la Iglesia Anglicana.

Un lugar romántico donde los haya, que si lo hubiera diseñado el mismísimo Bécquer lo habría hecho igual.  Las tumbas, algunas  decoradas con una greca celta, más sencillas que las que estamos acostumbrados a ver, demostraban a veces signos de haber sido trasteadas y removidas, quién sabe por qué alguien se entretuvo entre la maleza en dejar siniestros signos. Pero más difícil es comprender –y Pepe lo explicó pero yo no me enteré- cómo es posible que tengamos algo tan singular en Huelva y que yo por ti, tu por mi, las distintas administraciones públicas, que son las que deben velar por este tipo de lugares que pertenecerán a una iglesia concreta que es privada o yo qué sé a quién, pero en definitiva que es parte de nuestro patrimonio- pues la casa sin barrer. Sin barrer, sin desbrozar la maleza, sin conservar… Dentro está nuestro pasado, tal vez no estén nuestros deudos  católicos que duermen en el cementerio de al lado. Pero dentro del cementerio inglés está una página de nuestro pasado, nuestra historia. ¿cuánto le cuesta a mis representantes legítimos (del Ayuntamiento, de la Junta, de la Diputación y del Gobierno Central) conservar un lugar de paseo, -memento mori- a salvo de cuatro colgaos que creen en el vudú o yo qué sé qué barbaridades intangibles, y no creen que nosotros formamos parte de una historia? ¿cuánto les cuesta –no en reuniones, convenios, fotos, firmas de acuerdos y demás trocherías- ofrecernos un espacio de paz y respeto que nos recuerde que somos parte de una herencia que, nos guste o no, tenemos?

La famosa ley de la memoria histórica todavía no se ha acordado de decirnos que memoria histórica es mirar con valentía hacia atrás, con orgullo hacia nosotros mismos y con esperanza e ilusión hacia el futuro. Se trata de reunirnos, no de saltar unos sobre otros como chacales.

La muerte no es una pantalla que se pone en rojo cuando termina un videojuego. Un cementerio no es lugar para borracheras. Hasta cuándo vamos a seguir  con esta actitud de niños chicos o avestruces que esconden la cabeza cuando no quieren mirar alrededor.

Conchi.

Posted in Colaboraciones, Cultura, Leyendas, Turismo | Etiquetado: , , , , | 9 Comments »