La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Archive for 17/02/10

Respuesta del autor del Manifiesto

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 17 febrero 2010

Hola a todos.

Antes de empezar este escrito me gustaría decir que, en este caso particular, hablo exclusivamente en mi nombre (aunque haya quien pueda sentirse identificado), Enrique D. Carrillo Rodríguez, natural de Ronda (Málaga) y residente circunstancial y obligado en muchos sitios, entre ellos Huelva.

Soy el autor del manifiesto contra el derribo del antiguo Mercado del Carmen, así como del artículo “No al derribo del Mercado del Carmen” y otros, la mayoría sobre la conservación del patrimonio histórico-artístico de Huelva (publicados en el blog “La Huelva Cateta”) y otras ciudades. Y como tal, me siento aludido ante las precipitadas y difamatorias declaraciones del teniente alcalde de la ciudad, Francisco Moro, en las que, de forma imperdonablemente “ligera”, sentenciaba tajantemente que el trasfondo de la defensa del conjunto del histórico Mercado del Carmen, el cual los ciudadanos estamos haciendo a través del citado blog y otros medios, es puramente especulativo, respondiendo a intereses económicos de propietarios o intermediarios cuyo único afán es el lucro personal en detrimento del PERI aprobado por el Ayuntamiento. Y esto lo afirma (como muchos pueden escuchar si lo desean) con toda “propiedad” e hipotético fundamento.

Pues bien, como acabo de exponer, yo no soy de Huelva, no tengo propiedades allí ni conozco gente que se mueva en el entorno inmobiliario o político, y ni tan siquiera vivo actualmente en esta ciudad. Por otro lado, tuve la suerte, dadas mis esporádicas colaboraciones escritas, de conocer a los administradores del mencionado blog, y puedo asegurarles que la labor desinteresada y amateur (pues cada uno tiene su trabajo particular) que desarrollan en la página web es un ejemplo de altruismo y querencia por esta tierra.

Y muchos se preguntarán qué pinta un foráneo que ni siquiera vive aquí metido en esta “lucha”. Pues bien, si alguno se molesta en leer algunos de mis artículos o comentarios en el citado blog, comprenderán que el patrimonio cultural, histórico y artístico, por definición, es de todos, sean de Huelva o Pernambuco. Esto, unido a una especial sensibilidad por esta ciudad (y les puedo decir que he vivido en ciudades muy monumentales) producto de mi natural hábito por encontrar y disfrutar de aquellas cosas que a otros les suelen pasar inadvertidas, y que tienen que ver con la particular idiosincrasia y cultura de un lugar, así como el hecho de ser testigo de los sistemáticos atentados patrimoniales que en Huelva se vienen haciendo desde hace décadas, hicieron que, cuando mis amigos onubenses me propusieron elaborar un manifiesto que recogiera las inquietudes de un gran sector de la población -entre ellos el que suscribe, pues me siento más onubense que muchos- hizo que no sólo no me negara, sino que aceptara encantado.

No quiero volver a reiterar explicaciones que refuten tanto las declaraciones del Sr. Moro (en cuanto a la consideración del edificio del antiguo Mercado) como de otros onubenses que se oponen a la conservación del mismo, pues sería ya excesivamente repetitivo y creo haberlo expuesto con suficiente claridad (no hay peor ciego que el que no quiere ver) tanto en el manifiesto como en el artículo, y además, abusaría en la extensión del presente escrito, por lo que remito a ellos a quienes estén interesados.

Pero sí me gustaría manifestar tan sólo dos cosas: no hay que confundir sentimentalismo con Historia, ni Patrimonio con Monumento. En sus declaraciones, el Sr. Moro habla de una Historia de casas en ruinas, cochambrosas, tejados de “Uralita” (no sabía que ya se usara el fibrocemento en 1868), ratas y “mierda” que no debería conservarse… Sinceramente, (aparte del obcecado recurso del pésimo estado),  esa Historia que tan fea nos pinta Moro es la Historia de Huelva, sólo que, obviamente, su estado originalmente no era de ruina, cochambre, Uralita, ratas y “mierda”. Huelva nunca ha sido una ciudad monumental (entre otras cosas gracias a sus mandatarios), aquí no hay Alhambras, Giraldas o Mezquitas cordobesas. En Huelva, amen de ciertos y contados (especialmente ahora) ejemplos representativos, la arquitectura era popular, marinera, costumbrista, y funcional…, esa es gran parte de su Historia. Querer erradicarla porque a algunos les parezca poco es tan patético como la disparatada urbanización (propia de ciudad-dormitorio) que les quieren encasquetar en pleno centro “histórico”.

No se equivoquen, eso no es “modernidad”. Una ciudad moderna no evoluciona en detrimento de su historia.

Enrique D. Carrillo Rodríguez.

Licenciado en BB.AA.

Especialista en Restauración-Conservación de OO.AA. y Profesor de Dibujo.

Posted in Arquitectura, Colaboraciones | Etiquetado: , , , , , , , , | 48 Comments »