La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Archive for 17/04/10

La movilidad en Huelva, ¡vaya Plan!

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 17 abril 2010

Sin sorpresa, porque nuestros regidores municipales ya nos tienen de sobra acostumbrados a destacar por lo negativo (primeros en deuda por habitante, en opacidad fiscal, etc), leí en prensa hace unos días que Huelva era la única capital andaluza que no contaba con un Plan de Movilidad. Si bien es cierto que de nada sirven los planes si luego no se cumplen, una costumbre también muy arraigada, la noticia me llevó a reflexionar sobre la movilidad en nuestra ciudad.

Según mi parecer, la tendencia en los países civilizados es a que sea el peatón el que primero cuente para circular por la ciudad y después vayan los vehículos, en un orden de preferencia que podría ser bicicleta, transporte urbano, servicios y motocicletas y turismos; lo cierto es que en Huelva ese orden está invertido, siendo el coche particular el dueño y señor de la ciudad, con un diseño urbano a su mayor facilidad y con derecho de pernada sobre el espacio del resto de usuarios de la vía pública. Da igual que sean aceras, zonas peatonales, carril o paradas de bus, zonas de carga y descarga, etc. Todo se ve invadido y afectado por el vehículo privado.

Sería injusto culpar sólo a los regidores municipales de la situación, pues la presión de los vecinos para poder aparcar sus coches a la puerta de sus casas o de sus puntos de destino no ceja por encima, como siempre, de los intereses de los más débiles como los niños o los ancianos. También, son dignos de resaltar los esfuerzos municipales por tener un centro agradable para el peatón y en los últimos tiempos, por hacer mínimamente posible circular en bicicleta sin jugarse la vida. Pero son sólo amagos. El hecho de que ni siquiera haya elaborado un Plan de movilidad para la ciudad, demuestra que sus iniciativas no provienen de una idea clara de qué ciudad quieren.

Empezando por las calles “peatonales”, circular por ellas como peatón no es ni agradable ni siquiera seguro. Hay que andarse con cuidado de no verse embestido por algún bruto al volante o por no sufrir algún roce peligroso, como el que esto escribe ha sufrido en alguna ocasión.  Por no hablar del deterioro del firme. Todo ante la indiferencia de la policía local. ¿Es posible fotografiar la fachada del Gran Teatro de día sin que la tapen coches o furgonetas?. Si alguien conoce la respuesta, seguro que en la Oficina de información turística le agradecerán su aportación.

Pero lo realmente lamentable es el diseño de las aceras en el resto de la ciudad. Da igual que sean antiguas o recién enlosadas, todas están diseñadas para los vehículos a motor. Muchas veces me he preguntado cómo las asociaciones de discapacitados guardan silencio ante estos desmanes. Al parecer, un vehículo con una potencia de decenas de caballos necesita que se le rebaje una acera, siendo las personas las que tienen que bajar o cruzar rampas imposibles. Lo lógico sería que las aceras fueran planas y que se hicieran rampas para el acceso a las  mismas de los vehículos que necesiten acceder a los vados, por ejemplo. Pero las inclinaciones ya no se limitan a los vados. Si a un sr. constructor así le parece o conviene, construye una acera con una inclinación que a un hombre aceptablemente joven y sano como el que escribe no le resulta fácil de atravesar. Me pregunto qué harán en estos casos las personas mayores, las que tengan algún problema, transitorio o definitivo de movilidad, las que lleven carritos o las damas que calcen tacones altos, que también tienen derecho. Luego están las reducciones drásticas del ancho para permitir más capacidad de aparcamientos. Todo esto en el capítulo de los rectores municipales.

Pero el de los usuarios es peor. No les importa hundir una acera, romper losetas o registros, taponar rampas y pasos de peatones, impedir que los usuarios del autobús puedan subir o bajar desde las aceras, etc. Consideran que el respeto a las normas, no ya de tráfico sino de la más elemental convivencia, no va con ellos, que conducir y aparcar donde y como sea su coche es lo más importante y que el resto de la ciudad ha de estar al servicio de ese cometido.

Por último, hablar de la circulación en bicicleta es ya cosa aparte. Al parecer el Ayuntamiento tiene en este tema un plan. Espero que tenga éxito pero el diseño de sus primeros tramos no parece convincente. No es efectivo ni resultará factible, que para ir desde San Sebastián hasta El Carmen, haya que cruzar la misma avenida (Andalucía) ¡8 veces, 8!. Sin contar las vías transversales. No lo he intentado pero no me extrañaría que andando se llegara en un tiempo parecido y sin tener que sortear peatones, que esa es otra. El peatón invade el carril bici, a veces con razón porque no tiene sitio en la acera, porque ni se para a pensarlo o, simplemente, porque le da la gana. Pero tampoco ayudan el diseño del carril ni su señalización. Aunque no me he atrevido a usarlo, hay cosas que saltan a la vista, como que el ciclista no tiene señalizados los pasos de peatones que atraviesa, sobre todo los de cebra.

Terminar con un dato llamativo sobre la deriva que la movilidad está tomando en la ciudad. A pesar de las facilidades de acceso gratis al autobús para la tercera edad y, si no me equivoco, también para los estudiantes, y a pesar del crecimiento en extensión y en habitantes, el número de usuarios del autobús urbano no ha dejado de disminuir en los últimos 15 años. Para tomar nota.

Carlos.

Posted in Colaboraciones, Protesta, Seguridad, Tráfico, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , | 5 Comments »