La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Año 2030: Playas del Parador y Rompeculos

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 21 julio 2010

Soy viajero del tiempo. Escribo esta misiva en el año 2030, soy de Huelva, tengo 20 años, y es para indicaros lo mal que lo hicieron mis antepasados.

No puedo ir a ninguna playa de Huelva, pues estudio y tengo pocos recursos económicos. Mis padres tampoco están bien. En todas hay que abonar 50 € para poder estar. Me habla mi padre que hace décadas, el litoral Onubense era casi todo virgen y gratis, pero un tal Pepiño “dicto lo contrario”. Un tal Pepe Juan dicto ejecución, y el Ayuntamiento de Moguer por aquel entonces ejecutó.

Hubo una gran crisis político-económica. El turismo europeo ya no venía a España, a Huelva menos, claro. No hubo más remedio que sostener lo insostenible haciendo pagar impuestos por todo y a todos, sin tener en cuenta su situación económico-social. Al final, se solucionó casi todo vendiendo el litoral del Golfo de Cádiz a los Europeos.

Me comentaba mi padre la existencia de varios culatones-playa, donde podías acampar por la noche, y observar con unos prismáticos que le regaló su abuelo las lunas de Júpiter. Eran de mucho aumento. Acampar ya se prohibió. Estaba prohibido tambien visitar la Playa de noche, pues los alemanes e ingleses en excursiones privadas solían instalar allí sus telescopios portatiles, previo abono de una cuota para ellos insignificante.

En el Merendero del Parador de Mazagon, mis abuelos pasaban grandes jornadas junto a unas barbacoas rudimentarias (sin necesidad del ticket digital ecológico), aquellos que no tenían carnét y no podían pagarse suits en el Barceló Punta Umbría.

Lo peor de todo fue cuando investigué, y descubrí que los que dictaron mil normas prohibitivas, disfrutaron en su juventud (con largas melenas y embriagadoras fumatas), de aquellos maravillosos parajes.

Antonio.

9 comentarios para “Año 2030: Playas del Parador y Rompeculos”

  1. Fortu said

    Lo peor será cuando vayas en coche desde el vigia hasta matalascañas y no pares de ver urbanizaciones y mas urbanizaciones a la derecha y campos de fresas y frambuesas a la izquierda de la carretera…

  2. LA-HUELVA -DIVIDIDA said

    Pues si,, Antonio, el abuelito no miente y es mas, cuando no estaba el puente queda paso para la Rábida,, y tampoco las barcaza que trasportaba viajeros y muy pocos coches.

    Solo en la parte de Colon por aquel tiempo,, en la zona izquierda del puente, un pequeño embarcadero con una pequeña grúa en la zona derecha del mismo para cargar y descargar de pequeños barcos.

    Frente de este embarcadero la Rábida y la antigua fabrica de conservas Tejero.(Que por cierto en la historia de la pesca y la política de Huelva fue pionero, y engrandeció esta ciudad,, y por un facha,, de Moguer, fue olvidado en el tiempo).

    Y,, entre el embarcadero y la Rábida, el yate fondeado de Arturo López Damas, y nada mas.

    Antonio,, a la derecha de la Rábida y la fabrica de Tejero, por ese tiempo (hoy en día con el muelle de descarga de crudo terminando el puente a la derecha ), la mismas playa de arenas finas, torre Arenilla, del barco hundido, vigía, Mazagón, cuesta de la Barca, cañada de la Estrella, cañada de Rompe Culo, I.N.T.A., la torre del Oro,(con sus grandes manantiales de agua), cuesta Maneli, Matalascañas… (sin pantanales de cargas de las fabricas hoy en partes de esas zona).

    Sin prismáticos y sin decibelios de las fabricas hoy,, sí, podía uno soñar por ese tiempo con coger las estrellas como bien dice el abuelo.

    saludo.

  3. Otro de aquí said

    joder, con 49 años me va a tocar vivir esto?? jajajaja!voy a ir cogiendo montoncitos de arena para montar una playa en mi casa, jajaja!
    ya en serio…hay tantas cosas que cambiarán con el paso de los años, que, ni aún viajando en el tiempo, nos puede dar la seguridad de co…pasará, pero si no lo remediamos y no luchamos por nuestras cosas, nuestra tierra y nuestros orígenes, seguramente todo será como dice el amigo Antonio, que a sus 20 años quiso descubrir lo que teníamos en 2010, no dedicándose a seguir el rebaño como toda oveja, jejeje!
    Por cierto, Felicidades por haber nacido! jejeje!

  4. Prof. Mandarino said

    El precio del progreso queridos amigos…

    Yo he hecho un viaje al pasado unos cuantos años atrás, nada mas llegar he encendido mi fabuloso iphone y resulta que no tenia cobertura ni 3G ni siquiera GRPS ni GSM! por lo que no he podido consultar mi web favorita “lahuelvacateta”. Sin internet poco podía hacer por lo que pense en irme a la playa a Mazagón … me prestaron un seiscientos, !sin aire acondiconado! uff que calor estaba pasando , tuve que coger por San Juan … etc etc etc

    Nos quejamos de muchas cosas pero no queremos prescindir de otras y yo el primero!

  5. Erizo said

    Este Antonio es un genio, y encima ¡¡Invisible!!, que lo sé yo de muy buena tinta. Vaya que sí.

  6. Abuela Jenny said

    Querido y posible futuro nieto Antonio,

    te escribo estas letras desde un pasado muy muy lejano que tú no sospechas. En el 2030 yo seré invisible para tus veinte años de entonces; por muchos esfuerzos que haga, a pesar del botox, la ortopedia, el régimen y la cirugía, sólo verás en mi a una anciana.

    Tengo mucho que contarte de mis veinte años tan parecidos a los tuyos, y tan ajenos sin embargo.
    Yo también culpé a mis antepasados, yo también creí tener el mundo a mis pies y quise cambiarlo para bien. Pero cuando tú me leas, en el 2030 ni siquiera habré conseguido que el mundo no me cambie a mi.
    Tienes mucha razón, la culpa de cómo estará mañana Huelva es mía y de varias generaciones más.
    No tengo ninguna excusa. Hablábamos de solidaridad y permanecíamos impasibles ante las injusticias. Hablábamos de igualdad, y mirábamos a los demás de reojo, juzgando si eran parecidos a nosotros o distintos.
    2 cosas enturbiaron nuestra mente: el dinero y la imagen. Es decir, la tele.
    No queríamos las cosas por sí mismas, sino por la imagen que daban y porque esa imagen nos reportaría beneficios económicos.
    En aquella época hubo dos partidos políticos. No nos dábamos cuenta que era una forma de dividir a la población, y no puedo decirte cuál de los dos es más responsable de que hoy estén las cosas como están.
    Pero nosotros tampoco hicimos nada por detenerlos, porque nos creímos su cháchara a pies juntillas. Ellos y nosotros vivíamos una doble vida: lo que decíamos y lo que hacíamos.

    Cuando tú naciste, las madres tenían catorce años o cuarenta. No había término medio. Muchos jóvenes en edad de haber sido tus padres renunciaron a ello por comodidad y porque yo les hacía la comida y la cama, mientras ellos se debatían en un mar de dudas sobre qué se pondrían esa noche para salir.

    yo no pude hacer nada por impedirlo. O no quise.
    Estaba tan ocupada en un ridículo trabajo que no servía para nada salvo para pagar un montón de facturas de objetos que tampoco servían para nada que no me acordé de ti

    Ya no puedo arrullarte como cuando naciste, porque aún no has nacido. Pero antes de que mis manos se vuelvan deformes y temblorosas y las rechaces con asco, déjame que te envíe esta caricia virtual sobre el pelo de tus veinte años perdidos y añorados en el mar de las ilusiones perdidas.

    y pedirte perdón

  7. lebiram said

    Preciosa carta la de la abuela Jenny, sin embargo seguimos sin hacer nada por evitarlo, mira que somos malos lo humanos, yo por si acaso tengo arena de las Islas Cies en casa y cada dia la miro.
    Fué un poquito de contrabando lo que hice al traermela , lo se pero y el gozo de verla blanquita y limpia como si fuera azucar a pesar del prestige.

  8. davidp said

    Prof. mandarino: hoy mismo es complicado pillar cobertura 3G en Mazagón con tu iPhone (no te digo ya si te alejas un poco hacia la cuesta maneli o por ahí… entonces ni 3G ni 1G ni ná de ná. No da ni para enviar un mal SMS)

  9. Argantonio said

    Tengo una duda, ¿es de pastilla o de fumeta?. No creo que los indicios que se ven ahora vayan por ahí ni de coña. El futuro que yo temo va más bien por playas ínfimas por el aumento del nivel del mar, por no poder sentarse a merendar o a contemplar el paisaje por peligro a contraer una infección debido a la ingente cantidad de basuras que los “ciudadanos” dejaron tiradas durante años, convencidos de que era preferible pagar menos impuestos a tener unos servicios y un patrimonio público que disfrutar y al deterioro del medio natural porque los abueletes que se sentían dueños y señores de ese medio no lo cuidaron y lo destruyeron sin consideración hacia sus descendientes. Probablemente la pesadilla la estemos labrando día a día, hora a hora, granito a granito, como hormiguitas cada uno de nosotros con nuestro desprecio a todo lo público y a los demás, sin considerar que el futuro empieza hoy y que para cambiar el mundo hay que empezar por cambiar uno mismo, y que el movimiento se demuestra andando o, si prefieres, actuando.

Advertencia: La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario. Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a www.LaHuelvaCateta.es. No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: