La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

El balón del número cinco

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 21 diciembre 2011

Sí, yo también formaba parte de aquella grey infantil que se partía la cara jugando al fútbol casi todas las tardes en la plazoleta de tierra de la Isla Chica. Mi demarcación (se dice así, ¿no?) era la de defensa derecho (que entonces eran defensas los que estaban arropando al portero), porque lo que es con la izquierda no daba ni una, ya ven. Pues, a esa plazoleta –no sé qué clase de imán tendría- se desplazaban jugadores de la mayoría de las calles colindantes. Y a algunos de ellos les tocaría la varita mágica y destacarían, al cabo del tiempo, tanto en la competición provincial como nacional. Fue el caso de los hermanos Mora, el Paqui y el Izqui, que yo recuerde. Y no se lo pierdan: hasta el mismísimo Paco Mendoza, que fuera presidente del “Recre”, se acercaba desde su barriada de Tartessos, con la camiseta puesta y defendiendo a ultranza todo aquello que tenía que ver con el equipo de nuestros amores.

No saben ustedes la que organizábamos en esa plazoleta, a base de practicar el deporte rey. Eso sí, aguantando la continua regañina de nuestras vecinas, “la gallega” y Fina. Pero nosotros, a lo nuestro: al toque de la pelota de goma, que el balón vendría luego. Y cómo vino. Mi padre, que en uno de los salones de la casa tenía instalada una escuela y que era más generoso que Baltasar, nos sorprendió a todos un viernes trayendo bajo los brazos nada más y nada menos que un balón de reglamento, de color amarillo, y del número cinco. Una vez que salimos del asombro y la alegría, nos citó para la mañana del domingo siguiente, que en los terrenos de “la Pista” estrenaríamos el cuero. Una mañana, como pueden comprender, totalmente inolvidable y que estoy seguro de que a algunos de los que lean este articulillo y estuvieron allí se les alegrará un poco este lunes.

Y viene este recorte de mi vida a cuento, porque en este mes cumple “el abuelo del fútbol español” sus 122 años de existencia. Toda una vida, como en la canción. Todo un cúmulo de experiencias, unas alegres y otras menos alegres, como en la vida. Pero aquí sigue, pespunteando la historia deportiva de este país y, por encima de todo, la historia de una pequeña ciudad marinera a la que pusieron por nombre Huelva. Y vuelvo a bucear hoy en el periplo histórico del Real Club Recreativo de Huelva –como hice en cuanto salió a la luz- de la mano de los amigos Diego Becerril y Antonio La O, con su obra “Historia del Real Club Recreativo de Huelva 1889-2003. De Club de Recreo a Sociedad Anónima Deportiva”, contada a corazón abierto, y que fue editada por la Excma. Diputación Provincial y Fundación El Monte.  Recuerdo tras recuerdo y a cada cual más entrañable. Y es que cada página de cada uno de los cuatro tomos de que consta esta obra es un fluir constante de los sentimientos de quienes han vivido y viven la trayectoria de la entidad decana del fútbol hispano.  Y como no me importa repetirme, digo que sus autores se entregaron con verdadera pasión a la hermosa tarea de ofrecer a los onubenses lo que son auténticas joyas documentales. ¡Con qué esplendor y categoría se ve reflejado “el Recre”! ¡Cuánto trabajo oculto, y no exento de dificultades de todo tipo, tuvieron que desarrollar Diego Becerril y Antonio La O para que el Huelva Recreation Club, de la mano de su primer presidente, Charles Adams, llegara a los lectores como Real Club Recreativo de Huelva, Sociedad Anónima Deportiva, bajo la batuta de Francisco Mendoza.

Una vez que la obra saltó a los escaparates y al requerimiento mío de dónde podía adquirirla, Antonio La O me pidió –una vez que la leyera- la opinión acerca de este trabajo arduo y monumental. Pues ya sabéis, Antonio y Diego, que en su día os la expuse en el antiguo Odiel y ahora –aprovechando que “el abuelo” cumple- también lo hago en este casi recién estrenado diario. Como en aquella ocasión, vuelvo a reiteraros mi agradecimiento personal –y estoy seguro que muchos otros os lo habrán agradecido igualmente- por el enorme esfuerzo desarrollado en su día con el objetivo de lograr que la historia del Real Club Recreativo de Huelva sea en todo momento el referente claro de consulta permanente para el buen aficionado, para el recreativista “hasta la muerte”, para los hijos de la vieja Onuba. Y no lo dudéis, para el chaval al que regalaron un viernes, hace ya muchos años, un balón amarillo del número cinco.

J.J. Conde.

Anuncios

4 comentarios to “El balón del número cinco”

  1. Aguila Roja said

    Me parece muy bien todo lo que cuentas y le afectara mas a todo el que sea recreativista…

    …..porque se puede ser MUY ONUBENSE, Y PASAR DEL TEMA.. ( o no ser recreativista)

    …..Y mas cuando se manipulan los temas deportivos con intereses politicos y partidistas,…. ¿ me entiende, señor Conde?….

    …..respeto todo todo que dice, y es muy emotivo, pero da la casualidad, que mis deportes han sido otros….

    ….y en su “practica” y competicion, se me ha tratado mejor fuera, que en mi propia tierra….es la “idiosincracia” del onubense o huelvano, que tambien vale…..saludos cordiales

  2. Alberto said

    Sin ir más lejos, sot de Huelva, quiero a Huelva y me siento onubense… Pero del recre… A mí el recre me da exactamente igual, soy del Betis je je. Cada uno elije lo que quiera o lo que sienta. Un saludo.

  3. Anónimo said

    hablar desde el yo tiene sus riesgos… buscar el tú es aún más difícil. Cuando se escribe -ordenar el caos que es el mundo con veintipico letras que tiene el abecedario- se parte de una serie de vivencias personales y se trata de llegar a la gente desde ellas. Buscar un universo común.
    “¿y qué me importa a mí el Recre?”… pues mire usté, me gustaría contestarle a alguno, el Recre es un referente cultural y salga el sol por antequera (o por San Juan del Puerto) para toda nuestra ciudad. Disculpen…¿he dicho referente cultural? quise decir un referente vivencial. como mujer, maldita sea la gracia que me hace el fútbol. De niña, me aburría viendo sudorosos muchachos que pasaban en tropel mientras a mí me mandaban que tuviera cuidado con no mancharme los zapatos. Más adelante el fútbol fue el ladrón de mis tardes de domingo. Al igual que el perrito de paulov, escucho el soniquete de carrusel deportivo y me entra tristeza del lunes que se atisba en el horizonte. Pero el Recre, el Recre es algo más que fútbol y sólo fútbol… y el sol que salió esta mañana se está poniendo ya por Punta Umbría. Conozco historias pequeñitas, crepusculares, historias sin nombre y sin fecha, tan sólo historias recogidas en la memoria y en el latido y esta que nos cuenta hoy el señor conde viene a acompañarlas a ellas. Una historia más sobre el Recre. Otra historia que se guarda en un baúl del que no tengo la llave. Y yo sí, quiero agradecer al señor conde esta historia, una historia de fútbol, una historia del recre, una historia que partió de un yo lejano para llegar a un tú ¿o fue al contrario?… (creo que me he hecho un poco de jaleo con los pronombres, pero se puede entender perfectamente… contar historias no es más que llegar a un punto en el que se confunden quién escribe y quién lee)

  4. Anónimo said

    el hombre que se desvive por dejar escrita la historia, las historias. El tiempo, el esfuerzo… y luego nada.
    se añora este vicio de contar y compartir.
    palabras que no ruedan, parecen viejos balones sobre el tejado de una casa. abandonados a su suerte. lluvia y sal. qué tiempos.

Advertencia: La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario. Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a www.LaHuelvaCateta.es. No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: