La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

¡Clases en la Calle!

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 24 abril 2013

¡El próximo 25 de Abril la universidad sale a la Calle!

clases en la calle

Después del éxito del año pasado, los profesores se vuelven a volcar en la convocatoria.

La actividad de clases en la calle estará durante todo el día en la Plaza de las Monjas, Plaza de la Constitución y la Plaza del Punto, de 9:00h a 19:00h, hora a la que se cortaran las clases para hacer una concentración en la Subdelegación con objeto de leer los manifiestos de los colectivos que participan.

Los profesores darán:

a. Clases rutinarias. La misma clase que se daría en la Facultad/Escuela, se imparta en la calle.

b. Clases magistrales. Algún profesor que quiera hablar de algo en concreto, se puede preparar e impartirla al público presente. Puede ser o bien adaptar una clase rutinaria al carácter reivindicativo del día, o bien un profesor que no tenga docencia el jueves 25 y aun así quiera contribuir con su docencia a la causa.

El modelo de clases en la calle como forma de reivindicar la educación pública nos parece el formato más atractivo y original, puesto que en ningún momento se paraliza la actividad de la universidad, sencillamente estamos mostrando a la sociedad nuestro rechazo a estas políticas de recortes haciéndoles ver la Universidad que estamos perdiendo y que tanto nos costó luchar por conseguir hace 25 años.

Anuncios

4 comentarios to “¡Clases en la Calle!”

  1. aguila roja said

    LA GOLFERIA POLITICA ACTUAL HA SIDO SUSTENTADA POR UN PUEBLO COMPLICE
    ..COBARDE Y COMODO…..QUE CON SUS V O T O S…LES HAN DADO EL PODER…A ESTOS Y A LOS ANTERIORES….PROVOCANDO UN SISTEMA FASCISTA T NEOLIBERAL INDIGNANTE E INMORAL….LA INMENSA MAYORIA SILENCIOSA ES CULPABLE DE TODOS LOS MALES DEL SISTEMA…..

  2. Euterpe said

    Esta protesta universitaria muestra el bien hacer de la gente de la cultura y la enseñanza. Cuando se intenta recortar el futuro de la juventud, ellos responden abriendo las puertas del saber a todo aquel que quiera acercarse a escucharlos. El conocimiento es la mejor arma para combatir el despropósito de los intereses económicos. Todos deberíamos acercarnos a esos lugares de encuentro, mañana, y reforzar con nuestra presencia esta pacífica y enriquecedora queja..

  3. Tolomeo said

    A la puta calle el trabajo, los estudios y el respeto a la familia. Comenzando con el ignorante, inepto y lunatico de GRIÑAN ERE y terminando por la TROPA DE ESTAFADORES SOCIALES, no lo son mas porque no traian libro de instruciones, aunque digo yo, si no saben leer para que les sirve.
    El PSOEZZZZZZZZZZZ no quiere mada mas que analfabetos para conducirles como a ovejas sin denominacióN de origen, les empesebraN les dan un subsidio para tabaco y vino y a comer a los comedores de curas, frailes y monjas

  4. tolomeo said

    Hace 25 años no había Universidad en Huelva. Los jóvenes que querían -y podían- estudiar, tenían que marchar a otras capitales mejor dotadas que la onubense, principalmente a Sevilla, a cursar sus estudios, o bien, dependiendo de su elección, hacerlo en el Centro Universitario de La Rábida, el CUR, adscrito a la Universidad de Sevilla, cuyo funcionamiento dejaba bastante que desear. En el CUR sólo podía estudiarse el primer ciclo de Empresariales, más tarde el primer ciclo de Geografía e Historia, y Derecho. Un poco más adelante, por lo que se denominaba sistema de extensiones universitarias, comenzaron a impartirse los cursos cuarto y quinto.

    Fueron precisamente los problemas derivados de este sistema, y la posterior decisión del rector de la Hispalense de suprimir las extensiones universitarias, lo que dio lugar a la movilización de alumnos y representantes del CUR con la intención de obtener los estudios de cuarto y quinto de las carreras ya presentes en Huelva, petición que chocó una y otra vez con la negativa de la Universidad de Sevilla y de la Junta de Andalucía.

    Las protestas se sucedieron durante años, pero en el 88 el clima de inconformidad estudiantil era incontenible. Para colmo, al descontento general se sumó el conflicto de los alumnos de Informática, a los que la Universidad de Sevilla había negado la concesión de sus títulos.

    Los alumnos y sus representantes protagonizaron encierros, manifestaciones y caceroladas. Viajaron hasta el Parlamento, pidieron todo tipo de apoyos y solicitaron reuniones con todo aquel que tuviera algo que ver en la concesión de las tres facultades que Huelva necesitaba. Pero todo fue en vano. Lo único que obtuvieron fue una propuesta de la Consejería de Educación de transformar el CUR en dos macrofacultades.

    Así las cosas, en febrero, los estudiantes rechazan la propuesta, precintan el CUR y se encierran en el Ayuntamiento, al tiempo que convocaron un paro general de cuatro horas para el 3 de marzo.

    Nunca imaginaron semejante respuesta. Miles de onubenses se sumaron al paro y salieron a la calle para reivindicar las tres facultades. Y aunque el Gobierno andaluz restó importancia a la movilización, las imágenes hablan por sí solas: el 3 de marzo de 1988 pasó a la historia como una de las jornadas más importantes de la provincia de Huelva.

    Se sucedieron, aún así, muchas jornadas de incertidumbre. El presidente de la Junta, José Rodríguez de la Borbolla, al que los estudiantes pidieron directamente su apoyo, dijo sin embargo estar “en conexión” con las tesis del consejero de Educación para denegar las facultades. Finalmente, el 7 de julio, el consejero, Antonio Pascual, y el rector de la Hispalense, Javier Pérez Royo, firmaron un convenio para el establecimiento en Huelva de las tres facultades demandadas.

    Mientras tanto, Huelva vivía un aumento del clima de inseguridad que tuvo su máximo exponente en las agresiones sufridas por varios taxistas y en las amenazas y extorsiones a los comerciantes de Isla Chica.

    La problemática de la contaminación también originó un grave conflicto social en la localidad de Gibraleón, donde se pretendía ubicar el vertedero de residuos inertes. Los vecinos emprendieron movilizaciones que se saldaron incluso con heridos y detenidos. Al final, el Ayuntamiento denegó la licencia.

    El caso de supuesto tráfico de influencias sobre el proyecto Costa Doñana fue otra de las cuestiones de mayor relevancia durante 1988 y ocasionó un duro enfrentamiento político entre socialistas y comunistas en Almonte.

Advertencia: La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario. Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a www.LaHuelvaCateta.es. No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: