La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Bosques de pinares de Huelva’

El Pinar de la Sorda: ¿usos o abusos?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 16 mayo 2011

Hace un par de años escribí un artículo haciendo referencia a los destrozos cometidos pos las autoridades medioambientales en este mismo lugar. Ahora toca hablar del uso que le damos los ciudadanos a este entorno. Por cierto, hace unos días el Ayuntamiento celebró un día del medio ambiente en este enclave.

Desde que se construyó la vía multimodal se observa un incremento grande de usuarios que pasean, corren o montan en bicicleta a lo largo de esta vía, esto es bueno y sano, pero hay unas excepciones… demasiadas colillas de cigarrillos, demasiada vegetación arrancada, en especial se puede observar esto los lunes. Lo de los cigarrillos implica un riesgo evidente de incendio en el medio y el arrancar vegetación es debido a los niños que se “divierten” ofreciendo a sus mayores esas plantas tan bonitas que marchitan al poco de ser arrancadas de sus tallos y que no llegan más allá del aburrimiento para transportarlas y, por supuesto, eso no se lleva a casa.

Pero esto no sólo ocurre en la vía multimodal. En la zona donde hay explanadas libres de árboles nos encontramos con lo mismo reseñado anteriormente y… restos de fuegos indiscriminados y basuras dejadas por los usuarios de fin de semana que aprovechan los buenos días para “disfrutar” de las bondades del campo. Preguntados los empleados de AMA contestan que  solo están obligados a limpiar la zona de las barbacoas, que el resto del pinar es cosa del Ayuntamiento. El caso es que las basuras quedan en algunos lugares durante meses, cuando no años.

Otro uso curioso que se produce todas las primaveras y que en ocasiones persiste casi hasta el otoño, es el de las acampadas de “El tapicero en su propio domicilio”, si bien es verdad que antes se pasaban meses, ahora sólo acampan una semana, luego van a acampar a otro lugar y esporádicamente regresan, hasta que desaparecen hacia el otoño. Sus restos son tanto orgánicos:  comidas, defecaciones… como restos de su industria. Siempre creí que las acampadas libres están prohibidas en Andalucía, pero parece que esto no lo saben las autoridades locales. Si se denuncia el hecho a la Guardia Civil, dicen que hay que presentar denuncia a la Policía Local, si se informa a la Policía Local dicen que es cosa de la Guardia Civil, el caso es que unos por otros los “usuarios tapiceros” quedan tan tranquilos.

Con todo, no son los usos anteriormente reseñados los más dañinos, excepto, claro está, el que se produzca algún día un incendio por culpa de un fuego de barbacoa o una colilla.

Algunos usuarios utilizan los caminos de este entorno para prácticas deportivas con vehículos a motor.

En primer lugar están los jovencitos (y no tan jóvenes) que se dedican a las carreras con coches o a intentar los trompos más bonitos.

En segundo lugar los que hacen de este entorno un circuito de entrenamiento para “disfrutar” de sus motos camperas. Aunque debo decir que esta práctica disminuyó en los últimos tiempos ya que estos excelsos “deportistas” se desplazaron a los pinares de La Raya.

En tercer lugar está los que utilizan quads. A los que se aplica también el párrafo anterior.

Aquí llega el momento de añadir los primeros documentos gráficos:

Clarísimo ejemplo de trompos con coche.

La siguiente imagen es de un quads, aunque también podrían sacarse fotos de huellas de motos todo terreno:

Estas prácticas producen erosión por una parte y polución acustica por otra. Lo curioso es que estos vehículos que tienen unas normas de circulación que cumplir específicas, se mueven impunemente por todas partes sin que las autoridades hagan nada por obligar a los usuarios a respetar las normas.

Otro caso que también produce erosión, aunque en este caso no existe ruido, es el del “entrenador de caballos”. Éste, cuando ya tiene bien erosionado un círculo y la huella es profunda, elige un nuevo sitio y vuelta a empezar:

Se pueden observar  que hay algunos plantones de pino cerca del borde de la huella, la pregunta es cuántos se habrán cargado, puedo decir que en ese círculo destruyó tres, todos plantados por mí hace un par de años o tres.

Pero aún hay cosas peores:

Vamos a hablar ahora de los jóvenes que usan el pinar para lugar para hacer botellón o para descargar sus instintos lujuriosos, o sea, como picadero.

En este lugar a principios de abril, el camino que va desde la rotonda de Aljapark hasta la explanada de las barbacoas, donde se forma una pequeña laguna a la mitad del trayecto en épocas de lluvias,  quedó empantanado un pequeño coche matrícula H **** Y. Al día siguiente había otro coche junto al primero, un Suzuki Vitara… Probablemente acudió para tratar de ayudar al primero y también se quedó.

Al otro día encontré todo el camino como se ve en las fotos:

Pero es que todo el camino está así, desde abajo hasta la explanada de arriba. Tuvieron la brillante idea de llevar una pala excavadora para retirar los vehículos, supongo que sin los pertinentes permisos municipales.

Pero es que hay algo peor aun si cabe:

Esto está en las traseras del campo de futbol.

Alguien hizo esto con una pala excavadora de zanjas. Por lo visto alguien se entretuvo practicando el manejo de tal pala y dejó destrozada toda la zona. Fue en la misma época del asunto anterior.

Como dije antes, el Ayuntamiento celebró el pasado día 8 en este Pinar de la Sorda el Día del Medio Ambiente ¿Lo celebraron en estos lugares?, ¿Recorrieron el pinar para deleitarse con estas maravillas?

La impunidad es total y las autoridades hacen caso omiso cuando no dejación de sus funciones.

Como siempre estoy dispuesto a recibir lo que quieran decirme en: eloeloy@hotmail.com o en eloeloy@gmail.com.

Eloy Barrios.

Posted in Colaboraciones, Medio Ambiente, Naturaleza, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , | 7 Comments »

¿Parque periurbano o vertedero libre?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 6 julio 2010

Loco de mí, me gusta pasear por ese trocito de marisma que ha quedado a salvo de ser convertido en un mar de asfalto, residuos fosfatados y chimeneas humeantes. Me refiero al triángulo que está entre el Estero de las Metas, la avenida Francisco Montenegro y la monstruosa balsa de fosfoyesos. Aunque se encuentran en territorio comanche, rodeados de la contaminación de la industria pesada del Polo Químico y la polémica balsa de Fertiberia, estos terrenos, conocidos como Marisma del Pinar, conservan cierto encanto y valor paisajístico y medioambiental. Se trata de una combinación de ecosistemas marismeños, con zonas de pinares y verdes praderas de abundante hierba. Las copiosas lluvias de este invierno han embellecido el lugar, han colmatado los estanques y han atraído numerosa fauna. Se pueden observar cigüeñas, urracas, gaviotas y otras aves que mi ignorancia ornitológica me impide nombrar, además de pequeños mamíferos como conejos.

Como digo, me gusta pasear por allí y me hago un poco el loco para simular que no veo las fábricas repartiendo humo al aire que todos respiramos. Mi imaginación vuela y me veo paseando por un auténtico parque periurbano, un espacio en el que la ciudad y la naturaleza se fundan en un ejemplo de equilibrio entre el hombre y su entorno. Me imagino una reforestación con pinos y encinas, me imagino unos refugios para la observación de aves, me imagino un lugar para el alquiler de bicicletas… Me imagino en fin, que a un paso de Huelva, la naturaleza ha sido capaz de sobrevivir al ataque del pseudo-progreso contaminante y que los ciudadanos hemos decidido que no hay calidad de vida sin un medio ambiente sano.

Pero debo estar mal de la cabeza. ¿Qué interés puede tener un cacho de tierra lleno de plantas y bichos? ¡Si eso no sirve pa’ ná! ¿Para qué queremos un parque periurbano en Huelva si ya estamos contaminados de por vida y además nos gusta? Lo mejor es seguir teniendo a la naturaleza y el campo como algo a lo que se va de turismo mientras el día a día lo pasamos entre la ponzoña. Sería mejor utilizar ese triángulo de terreno que ha permanecido casi libre de contaminación para algo útil y provechoso: ¡llenémoslo de mierda! ¡Usémoslo de vertedero público!

Eso es lo que han debido pensar algunos inteligentes conciudadanos, quizás gestores de alguna de las fábricas colindantes. Observad los simpáticos vertidos de algo que parece ser alquitrán. Esta gente ha debido discurrir lo siguiente:

“Si hay contaminación al norte y hay contaminación al sur, ¡contaminemos lo del medio!”

Seguramente pensaron que si Fertiberia ha estado varias décadas vertiendo residuos a unos terrenos de dominio público marítimo-terrestre, y no ha pasado nada, mucho menos va a pasar por tirar algo de alquitrán unos pocos de metros más al sur. Total, a quién le puede importar. Pues resulta que a mí me importa. Ya que se ha decidido convertir cualquier espacio verde que rodee a Huelva en vertedero, por lo menos que avisen para que todos podamos llevar allí nuestros desechos.

Me vi tan indignado por estos vertidos que decidí moverme, y lo primero que hice fue comentar el tema a un miembro de Ecologistas en Acción Huelva y me respondió que la cosa estaba evidentemente mal hecha, pero que había poca solución al respecto. Finalmente, me dirigí al Seprona y puse una denuncia. Me atendieron muy bien, aunque me volví a encontrar con el fatalismo de “es ilegal, pero no se puede hacer nada”. Al parecer no se trata de alquitrán como pensé al principio, sino que se trata de los propios lodos de la depuradora de aguas, estos lodos deberían tratarse adecuadamente y no tirarlos en mitad del campo. De todas formas, los guardias civiles me advirtieron que era difícil emprender acciones legales contra el contaminador si el Ministerio, propietario de los terrenos, les daba permiso. En fin, que la respuesta que encontré por parte  de los ecologistas y de la Guardia Civil fue algo así como: “chaval, que estás en Huelva, es que no te has enterado de que aquí esas cosas son normales?”.

Y así acabó mi activismo pro-parque periurbano de Huelva, sintiéndome un bicho raro por decir que está feo eso de tirar mierda al campo (en este caso es literal, lo que tiran son nuestros excrementos).

El Abuelo.

Posted in Colaboraciones, Medio Ambiente, Protesta, Turismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 20 Comments »