La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘calle Rico’

La pobre calle Rico

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 18 abril 2013

Al caminar por la calle Rico, uno diría que está echando un pulso a la calle Rábida por ver cuál de las dos termina más castigada. Ésta última tiene la falsa fama de ser una superviviente dentro de un centro demolido, incapaz de ofrecer una sola foto sin que algo muestre el desastre que lo ha asolado. Y es verdad en parte, sólo en parte. La calle Rábida cuenta con la excepcionalidad de  no estar picoteada de aquí a allá, sino sólo, y ahí sí implacablemente, de mitad hacia abajo. Eso sí, es llegar al cruce que marca esa mitad, y salvo la Iglesia Estrella del Mar (“La Milagrosa”) no han dejado más ladrillo que lo que queda de la fachada del Cine Rábida, inmueble supuestamente catalogado y todo un icono de innovación arquitectónica en 1931 que, sin más, tumbaron sin miramiento. No importó que en la esquina inferior de la calle, Juan Ramón Jiménez sacara sobresaliente en el examen de Primera Enseñanza. Pero bueno, esto es otro tema.

En la calle Rico estas tropelías son más intermitentes, si bien hacia la mitad de la calle la cosa se acentúa. Suponemos que catalogar edificios antiguos es una manera de preservar (salvo en Huelva, como vemos en el caso del cine Rábida) el patrimonio existente, una herramienta actual para asegurarnos de no cometer los errores de nuestro pasado inmediato. Pues bien, el pasado día 1 de abril de 2013 salió la noticia de que el Ayuntamiento ha descatalogado una casa de 1935. No se trata de no pelear por conservar el centro, sino que han peleado para que la junta de Andalucía permita la descatalogación de este inmueble, considerándolo la “subsanación de un error material”, que es como definen a la protección de la que gozaba desde 2001. Así pues, dicen que está un poco adelantada con respecto a la alineación de la calle y que carece de valor. La intención es tirar tanto el número 45 como el 47 por una supuesta carencia de valor estético. Parece que los mal llamados “técnicos” del Ayuntamiento de Huelva tienen, a partes iguales, un desconocimiento absoluto de la fisonomía de un casco histórico y una voracidad especulativa sin límites.

Casas 45 y 47, últimos aspirantes a escombros

Casas 45 y 47, últimos aspirantes a escombros

Con estos pretextos se han tirado calles enteras de Huelva para hacerlas más rectilíneas. Todos los cascos históricos fueron construidos casa a casa, solar a solar, en un entramado de calles que conllevan a este tipo de irregularidades que, de hecho, definen lo que hoy se entiende y aprecia como casco histórico, y que suele ser sinónimo de interés cultural. Por otro lado, parece que si una casa no es el Palacio Mora Claros no merece ser conservada ni es singular, como si el contexto del que forma parte no fuera nada, como si el interior no contase, como si los patios no contasen (de ahí el haber tirado el 90% de los interiores en los edificios “rehabilitados” de Huelva). ¿Qué sería de Oporto, Praga, Amsterdan, Granada y un larguísimo etcétera, si en sus cascos, cada tres casas hubiera un edificio nuevo y pobre porque la casa anterior que contextualizaba la calle no era tan palaciega como la colindante? Como si los centros de Córdoba, Sevilla, Cádiz, y tantas otras ciudades no se conformaran y apreciaran como lo que son gracias a cientos de casas de tanta y de mucha menor singularidad que este número 45 de la calle Rico. Como si los urbanistas de Huelva tuvieran la potestad de cuestionar que el desnivel de la casa que linda con la famosa librería de Shakespeare & Co. en París (frente a la mismísima catedral de Notre Dame), de varios metros de desalineación, no es un valor estético añadido al encanto de ese rincón para justificar la colocación de libros en él, así como es valor de las numerosas calles serpenteadas que rodean la zona. Como si cuestionaran que la desalineación que originó la colocación de la Fuente de la calle Judería del Barrio de Santa Cruz en Sevilla fuera un error, a pesar de ser uno de los rincones más fotografiados del barrio. Pero ¿qué digo? Aquí teníamos el Barrio de San Sebastián. Nuestros urbanistas hubieran tirado el Barrio de Santa Cruz hace ya muchos años. Un barrio lleno de casas blancas sin ornamentación alguna ni dimensiones que denoten el poder de quien las levantó. Claro que todas bien pintadas, las calles empedradas allá donde habría barro y con una moderna instalación de saneamiento de aguas y demás, hoy la cosa es bien diferente. Porque hacen contexto, porque cuentan cosas, porque son historia viva de la ciudad y nada a su alrededor las empequeñece. Pero en Huelva, cuando no es la escusa de la ruina (como en la Joya), la escusa es cualquier otra cuando de lo que se trata es de vender suelo. ¿Cuántos patios como el felizmente salvado de la casa de los Litri hemos perdido? Numerables, pero muchos, muchos.

Pues bien, volviendo al tema, el centro de Huelva da para mucha lágrima y para mucho artículo, pero aquí lo vamos a dejar hoy, en la calle Rico. Admitir los errores de los últimos 50 años y reconstruir resulta estar mal porque es “anacrónico”, pero tirar casas sistemáticamente en las calles más históricas y construir edificios que poco tienen que ver con ellas, eso no es anacrónico para con esas calles por lo visto. Que todo onubense se acuerde de estos momentos cada vez que se hable de lo antigua que es Huelva, del sentimiento que hace colocar azulejos recordatorios allá donde algo se tiró para hacer dinero, cada vez que se habla de los terribles años 60, cada vez que se tome al ciudadano por inepto al hablarle del terremoto de Lisboa… Recuerden que en Abril de 2013 el Ayuntamiento de Huelva descatalogó una casa protegida para tirarla junto a otra en una de las calles más singulares de la ciudad; así como lo hizo hace unos meses en otra, y todos estos años atrás que conectan con esos fatídicos años 60. Porque la calle que en su día fue “de los Ricos” hoy debía quedar como una de las calles de rica belleza e historia en el centro de la capital, pero poco a poco va a dando paso a ser la calle de los que se hicieron ricos  a su costa, especulando con la riqueza patrimonial que allí hubo y de la que poco va quedando. Paso a paso. Casa a casa.

Noticia:

http://www.huelvainformacion.es/article/huelva/1492837/ayuntamiento/descataloga/una/fachada/la/calle/rico.html

D8ni.

Posted in Arquitectura, Colaboraciones, Dejadez, Protesta, Redacción, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 14 Comments »

Ruta turística del mondongo choqueril. Parte I

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 27 abril 2010

Es por todos conocido el afan de nuestros políticos por convertir Huelva en una ciudad turística y a la misma vez por destruir el patrimonio existente. Para aunar estas dos actuaciones, vamos a ser los primeros en escribir una guia turística para que los que nos visiten puedan admirar el elemento más característico de nuestro casco antiguo: el mondongo, el gran incomprendido.

Sí señores, en Sevilla abundan las iglesias y en Huelva abunda el mondongo. Un centro histórico muy singular, en el cual las construcciones de principios de siglo en estilos neomudéjar o modernista desentonan frente a la homegeneidad del mondonguismo, el más fecundo estilo artístico y arquitectónico empleado en nuestra tierra. Los sucesivos ayuntamientos se han ido encargando de enriquecer este legado urbanístico, sobre todo entre los añorados años 60 y los 80, la época de mayor esplendor del mondonguismo. No obstante, en los últimos años también se están realizando construcciones dignas de ser visitadas por nuestros turistas, por lo que vamos a incluirlas en esta primera ruta.

Comenzaremos colocando el mapa de esta ruta:

mapa ruta 1

Mapa ruta 1

Comenzando en la calle Berdigón podemos observar el mondongo número 1:

mondongo 1

Mondongo 1

Mondongo de apariencia plasticosa al más puro estilo “móntese usted su casa en ikea”. Muy bonito y rústico.

El mondongo número 2 lo encontramos muy cerca de allí, en la calle San Cristóbal:

mondongo 2

mondongo 2

Otro edificio de aspecto plasticoso, muy común en la actualidad. Este en concreto me recuerda en sus texturas a la granja de playmobil. Lo que no concuerda en nada con la fachada y estropea su comprensión es la farola de forja estilo finales de siglo XIX. Alguien de Cultura debería eliminarla y mandarla al limbo de las farolas junto con la de la Concepción.

Continuemos por la plaza Niña (a la que volveremos en otras rutas), la calle Santa María hasta llegar a Alfonso XII donde encontramos el mondongo 3:

mondongo 3

Mondongo 3

Edificio con fachada de tipo alicatado cuarto de baño del bar de Manolo. El tamaño de las ventanas, la reja principal de la entrada y el palitroque incorporado hace pensar en un edificio oficial de oficinas. De nuevo una farola de forja cercana impide su correcta visualización.  Siguiente parada: calle Miguel Redondo, esquina calle La Paz.

mondongo 4

Mondongo 4

No, esto no es la Orden ni Viaplana, esto es pleno casco histórico, como lo demuestra esa horrible farola de forja que estropea el conjunto. Estos edificios pertenecen a la época dorada del mondonguismo, y el centro se encuentra plagado de ellos. Continuamos hacia la calle Rábida.

mondongo 5

Mondongo 5

Este enorme mazacote es un precioso ejemplo de mondongo. Se situa dotando de equilibro arquitectónico a una calle cuyo primer tramo conserva un aspecto pueblerino debido a los edificios de principios del siglo XX que lo forman, y a cuyos pies se levanta un iglesia neogótica de Pérez Carasa que no dice nada, junto con una capilla de reciente costrucción en estilo neorenacentista que aporta mucho menos a la armonía de la calle que el conjunto de balconadas y paredes lisas de este ejemplar. Para finalizar la ruta sigamos hasta la calle Rico.

mondongo 6

Mondongo 6

La calle con más edificaciones de valor, perdón, quiero decir con más casuchas viejas e inservibles de la ciudad, necesitaba de un buen mondongo para hacer un buen contraste con tanto palacete. Este auténtico churro, nos hace viajar con nuestra imaginación hasta callejones perdidos de El Portil. Obsérvense los pequeños ventanucos y la armonía y limpieza de elementos de la fachada. Todo un auténtico lujo para una ciudad tan pequeña el poder contar con semejante obra de arte en su centro histórico.

Sin más, despedirnos con esta ruta hasta la próxima y recordar al público que si alguien se siente ofendido por la imagen que se da del centro de Huelva, que piense en los verdaderos culpables de que semejantes elementos se hayan construido y sigan construyéndose en la actualidad. Aunque cierto es, que todo esto no es más que una cuestión de gusto estético ¿no?

Disfruten.

Northman.

Fotografías: El Niño de la Ría.

Posted in Protesta, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 30 Comments »