La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Cigüeñas’

Desahucio en el campanario

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 17 octubre 2012

En los tiempos que vivimos son habituales ver noticias de desahucios de viviendas por el impago de hipotecas o alquiler, sin embargo en este caso desconocemos si nuestro protagonista, del reino animal, estaba al día en sus facturas, pero lo cierto que ha tenido el mismo fin.

Imagen de archivo de la Iglesia http://huelvapedia.wikanda.es

Ciconia Ciconia, comúnmente conocida como cigüeña blanca, es la especie que ha sufrido dicho acto. Esta ave había dispuesto su hogar, desde hace ya bastante tiempo, en el campanario de una iglesia, concretamente de la Iglesia Nuestra Señora de los Remedios de Aljaraque, un edificio del siglo XVI, el cual junto a este personaje ofrecía una las más clásicas imágenes de cualquier pueblo.

Pero el pasado día 11 de octubre, alguien, al parecer el párroco, consideró la necesidad realizar una reforma encaminada a evitar la presencia de cualquier especie animal en dicha torre, por lo tanto, su habitante junto con su nido, era el primer obstáculo a derribar.

Hasta aquí muchos pensarán que todo normal, y que posiblemente no es para tanto, el problema surge al comprobar que para realizar dicho acto hay que cumplir una legislación que es muy clara y requiere autorización ya que resulta que este ave, tan común por nuestra tierra, entre otras cosas por el clima, se encuentra inscrita en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, en la categoría de Especial Interés y por tanto tal actuación está recogida como infracción grave en el artículo 74.3 de la Ley 8/2003 de 28 de octubre, de la flora y fauna silvestre, de la Junta de Andalucía, con una sanción de 601,02 a 60.101,21 euros.

Imagen tomada con un movil la misma mañana del desahucio

Imagen de la misma torre al día siguiente

Como ya se dijo antes, se puede pedir autorización para realizar esta acción, pero debe de reunir una serie de requisitos, entre ellos que el nido este deshabitado y que sea comprobado por un técnico de la Junta, y ni el estos, ni el resto se cumplían en este caso. Además, se da la circunstancia, que las cigüeñas en nuestra provincia, al parecer atraídas por su clima benevolente, han dejado de emigrar y se han establecido de forma permanente, lo que dificulta su desalojo. Sea como fuera, este animal no ha abandonado voluntariamente su hogar, más bien y siguiendo la tónica actual, ha sido desahuciado.

Además, ya dijimos que se trata de un edificio del S. XVI y por tanto sus reformas no se pueden realizar alegremente, pero ese es otro tema.

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Naturaleza, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 13 Comments »

¿Parque periurbano o vertedero libre?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en martes, 6 julio 2010

Loco de mí, me gusta pasear por ese trocito de marisma que ha quedado a salvo de ser convertido en un mar de asfalto, residuos fosfatados y chimeneas humeantes. Me refiero al triángulo que está entre el Estero de las Metas, la avenida Francisco Montenegro y la monstruosa balsa de fosfoyesos. Aunque se encuentran en territorio comanche, rodeados de la contaminación de la industria pesada del Polo Químico y la polémica balsa de Fertiberia, estos terrenos, conocidos como Marisma del Pinar, conservan cierto encanto y valor paisajístico y medioambiental. Se trata de una combinación de ecosistemas marismeños, con zonas de pinares y verdes praderas de abundante hierba. Las copiosas lluvias de este invierno han embellecido el lugar, han colmatado los estanques y han atraído numerosa fauna. Se pueden observar cigüeñas, urracas, gaviotas y otras aves que mi ignorancia ornitológica me impide nombrar, además de pequeños mamíferos como conejos.

Como digo, me gusta pasear por allí y me hago un poco el loco para simular que no veo las fábricas repartiendo humo al aire que todos respiramos. Mi imaginación vuela y me veo paseando por un auténtico parque periurbano, un espacio en el que la ciudad y la naturaleza se fundan en un ejemplo de equilibrio entre el hombre y su entorno. Me imagino una reforestación con pinos y encinas, me imagino unos refugios para la observación de aves, me imagino un lugar para el alquiler de bicicletas… Me imagino en fin, que a un paso de Huelva, la naturaleza ha sido capaz de sobrevivir al ataque del pseudo-progreso contaminante y que los ciudadanos hemos decidido que no hay calidad de vida sin un medio ambiente sano.

Pero debo estar mal de la cabeza. ¿Qué interés puede tener un cacho de tierra lleno de plantas y bichos? ¡Si eso no sirve pa’ ná! ¿Para qué queremos un parque periurbano en Huelva si ya estamos contaminados de por vida y además nos gusta? Lo mejor es seguir teniendo a la naturaleza y el campo como algo a lo que se va de turismo mientras el día a día lo pasamos entre la ponzoña. Sería mejor utilizar ese triángulo de terreno que ha permanecido casi libre de contaminación para algo útil y provechoso: ¡llenémoslo de mierda! ¡Usémoslo de vertedero público!

Eso es lo que han debido pensar algunos inteligentes conciudadanos, quizás gestores de alguna de las fábricas colindantes. Observad los simpáticos vertidos de algo que parece ser alquitrán. Esta gente ha debido discurrir lo siguiente:

“Si hay contaminación al norte y hay contaminación al sur, ¡contaminemos lo del medio!”

Seguramente pensaron que si Fertiberia ha estado varias décadas vertiendo residuos a unos terrenos de dominio público marítimo-terrestre, y no ha pasado nada, mucho menos va a pasar por tirar algo de alquitrán unos pocos de metros más al sur. Total, a quién le puede importar. Pues resulta que a mí me importa. Ya que se ha decidido convertir cualquier espacio verde que rodee a Huelva en vertedero, por lo menos que avisen para que todos podamos llevar allí nuestros desechos.

Me vi tan indignado por estos vertidos que decidí moverme, y lo primero que hice fue comentar el tema a un miembro de Ecologistas en Acción Huelva y me respondió que la cosa estaba evidentemente mal hecha, pero que había poca solución al respecto. Finalmente, me dirigí al Seprona y puse una denuncia. Me atendieron muy bien, aunque me volví a encontrar con el fatalismo de “es ilegal, pero no se puede hacer nada”. Al parecer no se trata de alquitrán como pensé al principio, sino que se trata de los propios lodos de la depuradora de aguas, estos lodos deberían tratarse adecuadamente y no tirarlos en mitad del campo. De todas formas, los guardias civiles me advirtieron que era difícil emprender acciones legales contra el contaminador si el Ministerio, propietario de los terrenos, les daba permiso. En fin, que la respuesta que encontré por parte  de los ecologistas y de la Guardia Civil fue algo así como: “chaval, que estás en Huelva, es que no te has enterado de que aquí esas cosas son normales?”.

Y así acabó mi activismo pro-parque periurbano de Huelva, sintiéndome un bicho raro por decir que está feo eso de tirar mierda al campo (en este caso es literal, lo que tiran son nuestros excrementos).

El Abuelo.

Posted in Colaboraciones, Medio Ambiente, Protesta, Turismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 20 Comments »