La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Cinta Castillo’

…rectificar es de sabios

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en viernes, 16 julio 2010

Así acababa el anterior artículo, y así empieza éste: “errar es de humanos, rectificar, de sabios“. A esa frase célebre, el expresidente Felipe González añadió hace poco: “pero rectificar constantemente es de necios“. Pero hay otro añadido de Cicerón que me gusta aún más: “pero sólo los estúpidos perseveran en el error“. Huelva es una ciudad plagada de errores, con muy pocos sabios que sean capaces de recular en sus obstinadas posiciones y, al parecer según los citados, con mucho estúpido y necio. Ha tenido que ser Bruselas, la que haya tenido que venir a tirarnos de las orejas. De vergüenza. Ni Ayuntamiento, ni Diputación, ni Junta, ni Estado, nadie. Ha tenido que ser el Parlamento Europeo por unanimidad, el que ha tenido que exigir que se descontamine la Ría de Huelva y que se haga un estudio epidemiológico.

Es sin ningún lugar a dudas, la noticia del día en Huelva. Y es buena, porque empezamos a ver luz al final del tunel, es buena porque por fin alguien nos presta atención, y es buena porque su resolución no ha dependido de la influencia de ningún político. Es independiente, y unánime. Dato que contrasta con la presencia hace poco de la presidenta de la Diputación de Huelva en Bruselas, limpiando la imagen de Huelva sólo con palabras vacías, no con hechos. O con las palabras de Cinta Castillo, Exconsejera de Medio Ambiente, y onubense, diciendo que los fosfoyesos son sólo un subproducto inerte. O con su sustituto en el cargo, José Juan Díaz Trillo, onubense también, que suelta perlas como: “La percepción de la contaminación en Huelva es más psicológica que real“. O con el mutismo de un alcalde que no ha dicho ni esta boca es mía, aunque para lo que la abre, mejor que se calle. Políticos todos onubenses que ahora ven contradichas sus posturas por la resolución del Parlamento Europeo: “se exige la descontaminación y la realización de estudio epidemiológico“. ¿en qué quedamos?, ¿son contaminantes o no?, ¿todavía van a seguir convenciéndonos de que no lo son, o se van a esforzar en ponerles fin de la forma que nos merecemos, no echando la basura debajo de la alfombra?

Ahora queda ver las respuestas de nuestros maravillosos políticos, sus excusas, y sus “ya os dije que…”. Veremos también los plazos para el cumplimiento de esta exigencia europea.

Así se ha contado la noticia en distintos medios de comunicación online:

Viva Huelva: Bruselas exige que se ejecute la descontaminación de la Ría

Huelva Información: Bruselas exige la recuperación de la Ría y un estudio epidemiológico

Odiel Información: La Eurocámara exige la descontaminación de la Ría de Huelva

Europa Press: La Eurocámara exige descontaminar la ría y un estudio epidemiológico en Huelva

20 Minutos: La Eurocámara exige la descontaminación de la ría y un estudio epidemiológico en Huelva

Sr. Rubio.

Posted in Medio Ambiente, Política, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 25 Comments »

Ojos que no ven, corazón que no siente

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 21 abril 2010

La solución a los fosfoyesos es (redoble de tambores)… TAPARLOS. Ojos que no ven, corazón que no siente, qué sabio es el refranero español. Taparlos con varias capas, entre ellas escombros de obras (quizás esperando que en un futuro sean declarados zona arqueológica…).

Así lo explica el Huelva Información: “Para cubrir las balsas se emplearán suelos y residuos de los alrededores, como los desechos de construcción y demolición o de cantera. Un sistema ya empleado anteriormente en la cobertura de la zona 4 de las balsas (Marismas de Mendaña, de ahí la llegada de las cenizas de Acerinox), pero que “va más allá”, asegura la directora del proyecto, la profesora del grupo de investigación de Contaminación de Suelos de la Universidad de Murcia María José Martínez Sánchez. El objetivo final del proyecto es dar con la técnica para que “no haya transferencia de contaminación desde los fosfoyesos que suponga un peligro para la salud de las personas o los ecosistemas”.

En Odiel Información podemos leer otras palabras de Martínez Sánchez: “hemos hecho pruebas de laboratorio, ensayando los materiales que se pueden utilizar para su recuperación, para que no exista ningún riesgo que no sea asumible en cuanto a la transferencia de contaminantes.

Como prueba y en un plazo de cuatro semanas, se llevará a cabo una experiencia piloto sobre un área de unos 900 m2. Ésta consiste en “cubrir las zonas más llanas de las balsas con capas múltiples con el objetivo de evitar la transferencia de contaminantes al suelo o la Ría (metales pesados o radionucleidos), mientras que en la zona de contacto de la balsa con la marisma se ejecutará una barrera permeable activa, monitorizada, para comprobar que la contaminación no sale al exterior.”

A nosotros nos llaman la atención las palabras marcadas en negrita: ¿peligro?, ¿salud?, ¿riesgo?, ¿barreras perimetrales?, ¿contaminación?, ¿metales pesados?, ¿radionucleidos?. En qué quedamos, ¿son o no son contaminantes? Si nos decían hace unos días que no hay riesgo de contaminación, ¿por qué ahora se pone tanto esmero en aislarlos para evitar riesgos contaminantes? Se nota que los encargados de “La Comisión” ven Los Simpsons: enterremos la basura, que ya si eso se encargarán las generaciones futuras de hacer algo.

Lo más molesto de todo este asunto, es que nos tomen por tontos. Lo tapamos, y listo, en 10 años (que esa es otra, ¿tanto tiempo?) ya podremos llevar a nuestros niños a correr por ahí, ya podremos irnos de merendola, ya se puede organizar un campeonato de Mountain Bike. No se enteran los políticos (y también los científicos) que lo que antes había ahí era una marisma, una marisma como las del Odiel o Doñana, y ahora hay esto, comparad:

Lo que quiere decir que si no se eliminan los fosfoyesos, esto es lo que aparece en el punto 1 (dedicado a la Reparación de daños a las aguas, a las especies silvestres y los hábitat y la ribera del mar y de las rías)  del Anexo II de la ley de responsabilidad Medioambiental: La finalidad de la reparación primaria es restituir o aproximar los recursos naturales o los servicios de recursos naturales dañados a su estado básico. Si los recursos naturales o los servicios de recursos naturales dañados no se restituyen a su estado básico, se efectuarán reparaciones complementarias. La finalidad de la reparación complementaria es proporcionar un nivel de recursos naturales o servicios de recursos naturales –inclusive, si procede, en un lugar alternativo similar al que se habría proporcionado si el lugar dañado se hubiera restituido a su estado básico. En la medida en que sea posible y adecuado, el lugar alternativo deberá estar vinculado geográficamente al lugar dañado, teniendo en cuenta los intereses de la población afectada. Además, la ley indica en el caso de daños a zonas de ribera y rías que Si la reparación primaria no da lugar a la restitución del medio ambiente a su estado básico, se efectuará una reparación complementaria. Además, se efectuará una reparación compensatoria para compensar las pérdidas provisionales. Es decir, una reparación complementaria que consistiría en una actuación para reparar el daño de los fosfoyesos a la marisma (podría ser su tapado con tierras) y una actuación compensatoria que consiste acciones para compensar el hecho de que los recursos naturales (en este caso una marisma) no puedan prestar sus funciones ecológicas. Por supuesto que sustituir una marisma por un monte de escombros y tierra no es ninguna “actuación compensatoria”.

La ex consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo recordó que “el presidente Chaves me encargó la creación de una comisión de expertos para hacer la mejor restauración posible”. El diccionario de la Real Academia de la Lengua define restaurar como: “Reparar, renovar o volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía.” Evidentemente no tenemos el mismo concepto de restaurar, porque para “La Comisión”, restaurar es tapar: “Cubrir con algo, de modo que impida ver o ser visto” (la definición de experto nos la ahorraremos). En definitiva, hacer lo mismo que ya hicieron con esta zona, mirad en la imagen lo “verde y bonita” que se ve, mirad lo “frondoso” de su vegetación:

Lo peor es que ni aún tapándolos vamos a quedarnos tranquilos. ¿Qué tipo de “residuos de los alrededores” van a utilizar para tapar los fosfoyesos? ¿tierra? ¿tapar la mierda con más mierda? En las zonas ya “restauradas” en el pasado nos colaron de estraperlo las famosas cenizas de Acerinox (esas sí que se ha demostrado que son peligrosas) y aquí nadie se enteró de nada exceptuando alguno que se llevaría algún regalo por mirar para otro lado.

Sabiendo la altura que tienen a día de hoy los fosfoyesos, y sabiendo que su cobertura será de varios metros, llegamos a la conclusión que lo que quieren hacer es realmente construir un cabezo. Ya que se tiran los cabezos, pues montamos uno aquí y ya tenemos a los ecologistas contentos, además, tendremos otro lugar a donde ir a ver las puestas de sol. Dentro de 10 años ya podremos proponerle otra cosa que visitar a los turistas como Ana, el parque de los fosfoyesos, con sus merenderos, sus carrriles bicis, sus columpios, para el lago qué mejor que agua sulfurosa de color turquesa, hay que ser innovadores y tener algo que no se tiene en otras ciudades.

Sabemos que la retirada total de los fosfoyesos es imposible (porque nadie la va a pagar), pero esperamos que la “resturación” de la zona se lleve a cabo con las mejores condiciones de seguridad y no como una simple chapuza de esas a las que estamos acostumbrados por aquí. ¿Cómo va a responder el terreno de la marisma ante el incremento de peso que va a suponer los millones de toneladas de escombros para tapar los fosfoyesos? ¿Qué tipo de cobertura vegetal va a llevar la zona? ¿Se terminará convirtiendo en un bosque fantasma? ¿Se cerrará la zona al paso? Estas son algunas preguntas que nos podemos hacer y que esperamos tengan contestación en un futuro no muy lejano.

Constructores de toda España, construid sin miedo, todos vuestros escombros tienen ya donde ubicarse, serán usados para tapar otros residuos, los fosfoyesos de Huelva, para que todos podamos decir “aquí no ha pasao ná“.

Sr. Rubio y Northman.

Posted in Medio Ambiente, Protesta, Sanidad | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 32 Comments »

La Sierra no tiene prisa

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en martes, 2 marzo 2010

Hoy he leído en el Huelva Información sobre la reivindación serrana en contra de la Vía Rápida y me he decidido, por fin, a escribir sobre ella ya que era de las pocas cosas sobre las que aún no habíamos escrito.

Resumiendo, y para ir directo al grano, el Ministerio de Fomento tiene planeada la construcción de una Vía Rápida que una Sevilla con Lisboa directamente. Es decir, una carretera vallada, con amplios arcenes, sin intersecciones a mismo nivel y con uno o más carriles para cada sentido, que discurrirá por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. La carretera obligaría al arranque masivo de más de 10.000 árboles, ya que pasaría por paisajes de incalculable valor y protegidos por la ley: dehesas, encinas y centenarios castaños serían algunas de las especies vegetales que sucumbirían, pero también afectaría a la fauna, ya que fraccionaría el territorio de ciervos, comadrejas, garduñas, gatos monteses, etc. Entre otras razones porque el trazado previsto sólo comparte un 5% del recorrido actual de 100 kilómetros y existirían puntos de la nueva vía a más de quince kilómetros de la actual N -433.

Para protestar en contra de dicho proyecto se han creado hasta tres plataformas con el mismo objetivo que han conseguido unir a casi toda la Sierra de Huelva, incluso a colectivos tan dispares como cazadores y ecologistas, que pocas veces habrán estado de acuerdo en algo, pero la ocasión así lo merece. A este respecto he leído un crítico comentario no exento de humor negro en el artículo del Huelva Información: “Los cazadores no queremos que los coches maten a los pobres animales, queremos matarlo nosotros.”

Recientemente, interlocutores de la plataforma mencionada, se han reunido con el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Víctor Morlán, y parece ser que se ha mostrado buena disposición desde el Ministerio al mantener dicha reunión durante más de hora y media. Sin embargo, no ha ocurrido lo mismo cuando intentaron contactar con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que dirige la onubense Cinta Castillo, habiéndose rechazado el diálogo. Menos mal que es onubense y consejera de Medio Ambiente, que si no…

Sin embargo, los representantes vecinales no han conseguido ningún compromiso de abandonar el proyecto, aunque sí se reconoce que debe ser remodelado. También ha habido acercamiento desde el lado de las plataformas, que defienden el acondicionamiento de los puntos negros y las travesías por pueblos como Higuera de la Sierra, Galaroza, El Repilado o Rosal de la Frontera, ya que acumulan un importante número de accidentes y su mejorá repercutiría positivamente a toda la población de la Sierra.

Yo me inclino más por la postura de los miembros de la plataforma, una simple mejora de la vía existente y por supuesto sin arrancar arbolado, ni mucho menos la colocación de vallado. La Sierra no necesita para nada una Vía Rápida, tan sólo la reparación de esos puntos negros y travesías y punto. Y es que con el proyecto actual se intenta vender un falso progreso que lejos de beneficiar a Huelva, beneficiará unicamente a aquellos que quieran comunicarse por carretera entre la capital de Andalucía y la de Portugal, haciendo que aquellos “que tengan más prisa” ya ni siquiera tengan que pasar por Huelva, y sin embargo nosotros tenemos que pasar por Sevilla para ir a cualquier sitio.

Por eso este blog, hecho por onubenses, se suma a los grupos que se muestran en contra de la Vía Rápida al igual que está en contra del Oleoducto Balboa, y para finalizar os dejo con un documental que realizó La 2 hace no mucho tiempo y que he encontrado en el blog del amigo Álvaro, Mirada de Lince, dónde veréis un artículo “tocayo” a este pero que publicó hace ya un par de meses.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-escarabajo-verde/escarabajo-verde-sierra-tiene-prisa/613592/

Sr. Rubio.

Fuentes: http://andalucianatural.com, www.huelvainformacion.es, http://revuyon.lacoctelera.net, http://miradadelince.wordpress.com,

Posted in Medio Ambiente, Política, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 9 Comments »

¿Residuo o Subproducto?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 25 marzo 2009

Ese ha pasado a ser ahora el dilema. ¿Son los fosfoyesos un residuo o son un subproducto?

Imagen: Viva Huelva

El pasado jueves 19 de marzo se daba la noticia-bombo de que España era expedientada por la UE por permitir la existencia de las balsas de fosfoyesos de Huelva, y así lo contaba el diario Odiel Información: “La Comisión Europea (CE) expedientó ayer a España por permitir el depósito de residuos sólidos industriales (fosfoyesos) en las Marismas del río Tinto por parte de Fertiberia, sin las medidas de gestión necesarias para la protección del medio ambiente. El expediente adopta la forma de una carta de emplazamiento, lo que constituye la primera fase de un procedimiento de infracción. Si las autoridades competentes no adoptan medidas correctoras, el caso podría acabar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.”

Sin embargo, España se defendía (según Huelva Información) diciendo que “el fosfoyeso es un subproducto industrial, y no un residuo, con lo que no aparece contemplado en los permisos que recibió la fábrica de fertilizantes, por lo que puede seguir depositándolo en vertederos próximos a zonas pobladas sin cumplir las normas comunitarias.”

Hoy martes vuelvo a leer lo que me ha parecido otra excusa, en este caso de la Consejera onubense de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, diciendo quedesde 1960, año en que Fertiberia recibió la concesión para poder apilar los fosfoyesos, éstos siempre han tenido consideración de subproducto, hasta el punto de que parte de los mismos se han utilizado en el Bajo Guadalquivir como abono y fertilizante. No ha habido históricamente ninguna duda sobre la consideración de los fosfoyesos como subproductos.

Sin entender de química, basta leer esto anterior para darse cuenta cómo se está utilizando el término “subproducto” de forma pueril para justificar lo injustificable: la existencia de 400 hectáreas y 120 millones de toneladas de un compuesto químico a tan sólo 500 metros de la ciudad. No obstante,  la curiosidad me ha hecho buscar en Internet la definición de subproducto y me he encontrado lo siguiente:

Diccionario de la Lengua Española: “En cualquier operación, producto que en ella se obtiene además del principal. Suele ser de menor valor que éste.”

Wikipedia: “Subproducto es un producto secundario o incidental, generalmente útil y comercializable, derivado de un proceso de manufactura o reacción química, que no es el producto primario o el servicio que se produce. En otro contexto, un subproducto se refiere a una consecuencia secundaria y, a veces, inesperada. Se llama también subproducto, al desecho de un proceso que se le puede sacar una segunda utilidad.”

Es decir, que si lo consideramos como subproducto, deberían de sacarle una utilidad como esa supuesta que comenta Cinta Castillo de “abono y fertilizante”, y por lo tanto se podría utilizar, por ejemplo, como materia para una planta de reciclaje, lo que supondría la eliminación gradual. En cambio si se considera como residuo, la UE tendría razón en el expediente abierto y supondría la sanción inmediata a España y por ende a Fertiberia, e implicaría la interrupción  de los vertidos, cierre de la empresa (según las propias amenazas de ésta) y la obligación de recuperación ambiental de la zona. Sin embargo, la realidad es bien distinta y en Huelva no se da de momento ninguno de esos dos únicos supuestos, y mientras se deciden nos da la impresión de que se ríen de los onubenses vertiendo más y más fosfoyesos cada día.

Los entendidos en la materia ya han explicado por activa y por pasiva la imposibilidad de reutilización de los fosfoyesos, y la propia Fertiberia contempla como única posibilidad de recuperación de la zona, echar tierra sobre ellos y plantar vegetación, cosa que parece corroborar nuestra Consejera paisana proponiendo la catalogación de esta zona como suelo forestal para convertirla “en un gran parque, en un enorme jardín”. Sinceramente no creo que esté cercano el día en el que algún osado onubense haga allí senderismo o una barbacoa…

Mucho les queda por aprender a los directivos de Fertiberia de uno de sus vecinos, Foret, empresa que con un comportamiento ejemplar y una inversión millonaria (en millones de euros) ha adaptado sus procesos productivos a los nuevos tiempos, reduciendo notablemente su contaminación, lo que ha sido motivo de aplauso, incluso por parte de la Mesa de la Ría.

Sr. Rubio.

Fuentes: www.rae.es, www.wikipedia.org, www.huelvainformacion.es, www.vivahuelva.es, www.odielinformacion.es.

Posted in Medio Ambiente, Política | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 29 Comments »