La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Claudio Lozano Guerra-Librero’

Barcos Hundidos: El Rayo

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Viernes, 15 febrero 2013

La costa de Huelva ha recibido durante siglos la visita de numerosos navegantes y marinos que a bordo de sus barcos se dirigían a comerciar, a guerrear o simplemente iban de paso en una ruta de navegación que une el Atlántico y el Mediterráneo. No todos llegaban a su destino, batallas, temporales y accidentes provocaron el naufragio de numerosos buques en toda la línea de costa de la actual provincia de Huelva. Con la historia del navío de guerra Rayo iniciamos una serie dedicada a barcos hundidos en nuestras aguas.

El Rayo fue un navío de línea de 2 puentes y 80 cañones construido en los astilleros de La Habana entre 1749 y 1751. Como todos los barcos de la Armada Española que no tenían un nombre religioso, poseía un segundo nombre (el oficial): San Pedro Apóstol. Estaba construido con maderas tropicales, lo que, debido a su calidad, lo hicieron muy robusto y resistente.  Esta característica constructiva lo llevó a tener una larga vida. En 1798 era ya un barco antiguo si consideramos la “esperanza de vida” de un navío de línea. Sin embargo, sus cualidades marineras hicieron que en lugar de desguazarse se reformase. Se le construyó una tercera batería y se dotó de 100 cañones, convirtiéndolo en un navío de 3 puentes.

Estas obras iban a tener una importancia capital en su destino, pues aunque el barco amplió su capacidad ofensiva, el sobrepeso y el aumento de calado hicieron que sus cualidades marineras mermasen y acabaron convirtiendo al Rayo en un barco más lento y difícil de maniobrar que sus compañeros.

Modelo de Arsenal del Navío Rayo en el Museo Naval de Madrid. Estas maquetas se construían antes del navío real para observar sus características.

Modelo de Arsenal del Navío Rayo en el Museo Naval de Madrid. Estas maquetas se construían antes del navío real para observar sus características.
http://board.ogame.com.es/board895-unpocodetodo/board31-cultura/board697-archivo/529864-navegaci%C3%B3nbarcosyveleros/index3.html

Tras una larga vida y hoja de servicios, fue destinado a la escuadra combinada francoespañola, comandada por el Almirante francés Villeneuve, en sustitución del navío “Terrible” que se encontraba en mal estado. El Rayo, comandado por don Enrique Macdonell, en concreto fue asignado a la división de retaguardia dirigida por el francés Dumanoir. Esta escuadra tuvo su enfrentamiento decisivo contra la escuadra inglesa del almirante Nelson en aguas del cabo Trafalgar el 21 de octubre de 1805.  Durante la batalla tuvo 4 muertos y 14 heridos de una dotación total de 830 hombres. El Rayo, junto a otros navíos, fue capaz de llegar a Cádiz y refugiarse. El 23 de octubre volvió a zarpar para intentar recuperar los barcos que habían sido capturados por los ingleses. Participó en la recuperación de los navíos Santa Ana y Neptuno. Mientras se dirigía de vuelta a Cádiz se desató un temporal. El Rayo tuvo bastantes dificultades durante la tormenta, llegando a partirse los palos del barco y haciéndose muy difícil navegar con él. A la fuerza del viento y las olas hay que sumarle las modificaciones del casco, que disminuyeron su capacidad de maniobra y aumentaron el peso y el calado.

Plano origial del navío antes de aumentarle el número de cañones

Plano origial del navío antes de aumentarle el número de cañones (wikipedia)

Al amanecer del día siguiente, el Rayo se hallaba al Oeste de Sanlúcar, con todos los palos perdidos, dando bandazos de lado a lado por la mar gruesa, con la cubierta llena de restos de la arboladura y entrando agua por la primera batería de cañones. Con las primeras luces apareció una escuadra de navíos ingleses. Dos de ellos, de 90 y 74 cañones se acercaron al barco. El Rayo, casi sin control, cabeceando sobre las olas del temporal y con muchos cañones inutilizados no pudo ofrecer resistencia y se rindió. Los británicos capturaron a la tripulación e hicieron reparaciones mínimas con la idea de llevar el barco a Gibraltar, sin embargo, las condiciones meteorológicas no mejoraron y el navío Rayo terminó embarrancando cerca de la torre Carbonera.

Los restos del barco fueron encontrados en 2003 por un equipo de la Universidad de Huelva liderado por el arqueólogo y profesor Claudio Lozano. Los restos se encuentran diseminados por el fondo marino y el yacimiento ha sufrido el expolio de buscadores de tesoros, que ya han hecho desaparecer varios cañones. Se realizaron prospecciones y se propuso una excavación y extracción de los resto aprovechando la inminencia de los actos del bicentenario de la batalla en 2005.

Recreación de la posible disposición de los restos (http://www.batalladetrafalgar.com)

Recreación de la posible disposición de los restos (http://www.batalladetrafalgar.com)

Pero amigos, esto es Huelva, un lugar totalmente singular, por lo que Rayo siguió y sigue esperando a que los arqueólogos lo excaven o a que los saqueadores acaben poco a poco con sus restos. En el año 2005 la Guardia Civil encontró un cañón en un chalet de  Mazagón. Esta cañón muy probablemente perteneció al Rayo o a alguno de los navíos de Trafalgar hundidos en nuestra costa. El SEPRONA se hizo cargo del cañón y como esto es Huelva (siento repetirme), ha  estado durmiendo también el sueño de los justos durante años en algún almacén.

Cañón encontrado en Mazagón (www.mazagonbeach.com)

Cañón encontrado en Mazagón (www.mazagonbeach.com)

El autor del blog http://www.mazagonbeach.com realizó un escrito a los alcaldes de Palos de la Frontera y Moguer solicitando la restauración del cañón y su puesta en valor en algún parque de Mazagón. Sin embargo, desconocemos el estado actual de la petición ni si se ha realizado un estudio sobre la pieza para determinar su origen y al menos asegurarnos de que algún día podamos contemplar un resto de uno de los navíos que participaron en una batalla que cambió la Historia del mundo.

Bibliografía consultada:

http://www.mazagonbeach.com

http://www.batalladetrafalgar.com

http://www.todoababor.es

Posted in Arqueología, Barcos Hundidos, Historia, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , | 11 Comments »

De la Atlántida a Tartessos

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 10 mayo 2011

Finding Atlantis o lo que es lo mismo: Buscando la Atlántida, es el título de uno de los últimos documentales del National Geographic. Dicho documental sitúa en Doñana esta isla legendaria desaparecida en el mar, mencionada y descrita por primera vez en los diálogos Timeo y el Critias, textos del filósofo griego Platón.

Toda esta historia (la reciente, puesto que esta hipótesis se ha barajado varias veces en distintas épocas) comienza en el año 2.003, cuando unas imágenes por satélite detectan en las marismas del Parque Nacional de Doñana unos anillos concéntricos en el terreno. Es entonces cuando el físico alemán Rainer W. Kühne se preocupa de estudiar estos hallazgos y cae en la cuenta de que estos círculos concéntricos fueron descritos por Platón en el Timeo y Critias en relación al aspecto de la Atlántida.

En aquel momento, cuando Kühne dio a conocer su hallazgo, la prensa trata con sorna la noticia y vilipendia la investigación del físico, por lo que el físico decide publicar los fundamentos y pruebas de su teoría en una revista científica: Antiquity, lo que dio lugar a que se tratara el tema con respeto, ya que iba avalado por una publicación de gran calidad donde no cabían disparates y errores como los que pretendían colocar sobre el estudio del físico alemán.

Y aquí entran en juego nuestras instituciones. A raíz de la investigación de Rainer W. Kühne el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) comienza un estudio en el año 2.004, que se intensifica notablemente durante el año 2.007, en el que tratan de buscar indicios y pruebas acerca de los que parecían ser los últimos vestigios de una ciudad engullida por un tsunami en las marismas de Doñana.

Pero el verdadero “salto a la fama” de esta historia se produce cuando el arqueólogo Richard Freund, de la Universidad de Hartford e investigador de National Geographic, acude a España interesado por las investigaciones de Kühne y del CSIC, respectivamente. Entonces Freund construye con los indicios una hipótesis que es presentada a National Geographic y deciden hacer un documental, que ya ha sido estrenado en Estados Unidos pero que llegará a España este verano.

Os dejo el documental: (Los videos del Youtube se pueden traducir de una forma muy fácil. Una vez que le dais al play localizáis en la esquina inferior de la derecha un símbolo con “CC”. Pincháis y le dáis a transcribir audio, os sale un recuadro y clicáis en aceptar. Volvéis a darle al símbolo de “CC” esta vez pincháis en traducir subtítulos buscais spanish:español y clicáis en aceptar, la traducción no es perfecta pero menos es nada):

Está claro que los del National Geographic con una serie de indicios que aún hay que demostrar se han apresurado a sacar unas conclusiones. El primer Tsunami en la península está datado en el 200 A.C. aprox. Y aunque se sabe que quizás hubo anteriores, de momento no está demostrado. Siguen las investigaciones pero de momento no hay ningún fenómeno de estas características datado en el 9000 A.C. aprox. que es cuando desaparece, de haber existido, esta legendaria civilización.

Por lo tanto, quizás por fin hayan dado con la ubicación de Tartessos y siguen empeñados con el mito de la Atlántida.

Tartessos fue el nombre por el que los griegos conocían a la que creyeron primera civilización de Occidente. Posible heredera del Bronce final atlántico.

La primera fuente histórica que alude a Tartessos es la Historia de Herodoto, del sigloV a. C. que habla del rey Argantonio (significa Hombre de plata y se dice que gobernó cien años) y su incontable riqueza, sabiduría y generosidad.

A pesar de que hay numerosos restos arqueológicos en el sur de España, como el tesoro del Carambolo, que se consideran pertenecientes a la cultura tartésica, la ciudad de Tartessos aún no ha sido hallada. Su posible emplazamiento ha sido objeto de estudio por el arqueólogo e hispanista alemán Adolf Schulten (1870-1960), que murió sin ver cumplido su sueño de encontrar la ciudad. Su teoría sobre la ciudad de Tartessos fue muy polémica y muchos la tacharon de fantasiosa. Creyó que la ciudad podría estar en el coto de Doñana, siendo avalada esta tesis por el hallazgo de la Estela Tartésica de Villamanrique, ocurrido el 22 de marzo de 1978 en el paraje denominado Chillas (situado en Villamanrique de la Condesa, Sevilla, una localidad limítrofe con el Parque Nacional de Doñana) por dos de sus vecinos (D. Manuel Zurita Chacón y D. Manuel Carrasco Díaz). Esta inscripción arqueológica en piedra única, del s. VI a. C., que nos documenta sobre la escritura indígena, se conserva en el Museo Arqueológico Provincial de Sevilla.

Siguiendo la hipótesis de Doñana, los investigadores del CSIC Sebastián Celestino y Juan Villarías Robles, el profesor de la Universidad de Huelva Antonio Rodríguez y el historiador Ángel León hicieron desde el verano de 2005 hasta el de 2008 una campaña geofísica, superficial y de fotografía aérea en la zona de la Marisma de Hinojos, donde fotografías satelitales y muestras del subsuelo sugieren que podrían haber restos antrópicos, desconociéndose por el momento su datación.

En el siglo VI a. C., Tartessos desaparece abruptamente de la historia, posiblemente barrida por Cartago y las demás colonias fenicias (Gadir, metrópolis fenicia, se encontraba en pleno reino tartessio) que, después de la batalla de Alalia, entre Cartago y Grecia, le hicieron pagar así su alianza con los griegos focenses. Otros dicen que fue refundada, sobre condiciones poco claras, con el nombre de Carpia. Los romanos llamaron a la amplia Bahía de Cádiz ‘Tartessius Sinus’, pero el reino ya no existía.

También se considera que el agotamiento de las vetas de minerales, fuente principal de su riqueza comercial, habría colapsado la economía tartésica y creado convulsiones sociales al perder las élites la fuente de su riqueza y poder, basado en el comercio exterior. Una vez desaparecidas las élites, habría desaparecido la unidad política y social de los núcleos tartésicos.

Otras teorías afirman que su desaparición pudo deberse a invasiones de los celtas e incluso se habla de que pudo haber un terremoto.

Más recientemente se ha planteado que esta civilización pudo ser barrida del mapa por la sucesión de desastres naturales en la zona.

El arqueólogo e historiador onubense de la Universidad de Huelva: Claudio Lozano Guerra-Librero formó parte de “Finding Atlantis”. Sigue con las investigaciones sobre este tema y declaró que aún habiendo algunos indicios, National Geographic se ha apresurado en sacar este documental. Os dejo una intervención suya en el programa radiofónico de Onda Cero “La Rosa de los Vientos”.Pinchad el siguiente enlace:

Entrevista a Claudio Lozano

Para terminar os dejo el pregón que el profesor Riquelme dio el pasado verano en las fiestas del barrio romano. Persona entrañable que tiene unos métodos muy curiosos de investigación. Dice haber encontrado la Atlántida o Tartessos y lo sitúa en la Isla Saltés. También habla de que localiza estructuras de la época romana, nosotros estuvimos en La Peguera y pudimos vislumbrar sitios dónde pudieran encontrarse, dentro de poco quizás tengáis noticias sobre este asunto.

Os dejo el video del pregón de Riquelme y perdonad el estado de la imagen y la falta de educación de la gente que no para de hablar:

En definitiva y para concluir podemos decir que la gente de National Geographic ha pecado de sensacionalista y ha actuado de forma poco científica, si bien hay algunos indicios remotos sobre la Atlántida no son nada concluyentes.

Hay que tener paciencia y dejar trabajar a los investigadores para que arrojen luz sobre este asunto tan apasionante e interesante. Seguramente que tendremos nuevas noticias dentro de no mucho tiempo y este tema tendrá una repercusión mundial tras el interés mostrado por National Geographic.

Mientras tanto nos quedamos con la idea de que se encontrará por fin la ciudad de Tartessos. Ya no sólo veremos este nombre rotulando peluquerías, hoteles y demás comercios en la provincia sino que podremos ubicarlo de una vez y podremos visitarlo. Quien sabe…

William Martin. (Publicado originalmente en la web www.foropuntaumbria.com)

Fuentes:

http://www.nationalgeographic.com.es/

http://es.wikipedia.org

http://periodismoymisterio.blogspot.com

Artículos relacionados publicados:

La Ciudad de Tartessos en Huelva Capital

Huelva Begins, Nativos, Fenicios, Tartessos y Griegos

Restos Arqueológicos en Punta Umbría

La Mítica Atlántida podría estar en Doñana

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Curiosidades, Historia, Leyendas | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 45 Comments »