La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Dejadez histórica’

Colegio Menor Sta. María de la Rábida

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en martes, 7 junio 2011

Entre la calle Fray Junípero Serra y la Avda. Manuel Siurot se encontraba este hermoso chalet también llamado de El Sordo o Villa Conchita.

Se trataba de un edificio principalmente regionalista con algunos elementos reflejo de la arquitectura inglesa, como la galería del porche y cuerpo volado de la fachada. El chalet contaba con cocina, comedor, aulas de estudio, zona de juego y entretenimiento, 3 amplios dormitorios con 18 literas cada uno, enfermería, pista de tenis y servicios.

El edificio era propiedad de García Morales, a cuya muerte fue alquilado a su viuda por 900 pesetas mensuales. En principio fue usado como internado para niños huérfanos y pobres, y se le conoció como “El internado del Frente de Juventudes” hasta su cierre por falta de recursos hacia 1945. Tras unas reformas inició su historia como Colegio Menor en 1951, siendo el primero de España y prolongando su actividad hasta 1960, año tras el cual esta actividad pasaría a desarrollarse en lo que hoy conocemos como el Albergue Juvenil, en la calle Marchena Colombo. Al cesar su uso, el chalet fue dejado a su abandono hasta que fue derribado a principios de los 80 por un estado de visible ruina.

Lo único que queda es la entrada, situada en el Museo al aire libre.

Se trató del primer Colegio Menor de España y la experiencia que aportó influyó decisivamente en la reforma de las Enseñanzas Medias por parte del ministro Ruiz Giménez así como un afán del Frente de Juventudes por construir Colegios Menores y Residencias Juveniles, base de lo que hoy se conoce como la Red Juvenil de Albergues. Su impulsor sería Antonio Andrés Díaz, inspector provincial de Juventudes, quien tras madurar la idea en su Almería natal fue mandado a Huelva a realizar un informe en Octubre de 1949 sobre las polémicas gestiones de la Delegación Provincial. El resultado fue la destitución del entonces delegado y su sustitución por el propio Andrés, lo cual le hizo permanecer durante 3 años en Huelva. Durante este tiempo encontró el apoyo necesario para llevar a cabo su idea, por lo que el chalet de “El Sordo” fue reformado y así el Colegio Menor pudo abrir sus puertas. Sus objetivos principales consistían en: alojar a estudiantes desplazados, acoger a estudiantes capacitados con necesidad de becas, e internar a estudiantes para completar su formación.

Al acercarnos a la historia de tan singular edificio, pura representación de la dejadez onubense, cabe alzar la vista y observar lo que hemos perdido. Todos sabemos la urbanización  que hay ahora ahí arriba. Por por mucho que digan o callen, Huelva era más que la Plaza de las Monjas.  Muchas otras zonas son abarcables a esto, pero en el caso que nos toca, desde el “centro” hasta la Merced, y arriba hasta el mismo Conquero la ciudad podría ser un hermoso casco histórico. La mal llamada Plaza de Ivonne Cazenave bien podría ser tal cosa, y estar rodeada de un auténtico paisaje urbano digno de ser objeto del paseo de onubenses y turistas. En este sentido, edificios como El Colegio Molière (antiguo hospital inglés), el instituto Rábida, la tristemente reformada Clínica de los Naranjos o el Pérez Carasa que hoy sobrevive, merecen un futuro artículo aparte para conocer un poco mejor su historia. Pero para no salirnos del tema, por lo pronto, nos quedamos aquí.

D8ni.

Fuentes:

Archivo histórico provincial de Huelva.

Google Maps.

Posted in Arquitectura, Casas Desaparecidas, Colaboraciones, Dejadez, Protesta, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 25 Comments »

Los dos Patrones de Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 20 enero 2010

El 20 de Enero se celebra el día de San Sebastián mártir. Este Santo es oficialmente el Patrón de la ciudad de Huelva desde el año 1738, aunque en la actualidad el día no es festivo, pasándose los cultos, procesión y demás actos al fin de semana siguiente. Durante muchos años, las fiestas patronales de Huelva fueron muy distintas. Veamos cómo han ido cambiando.

En el siglo XVI se desataron varias epidemias de peste en la baja Andalucía. Es en esta centuria cuando el Cabildo de la ciudad decide levantar una ermita dedicada a San Roque, santo protector frente a la enfermedad de la peste. En aquella época era normal colocar ermitas en las distintas entradas de los pueblos y ciudades, de manera que los santos protegiesen a los pobladores de las epidemias que pudiesen llegar a través de los caminos. No podemos olvidar que este tipo de catástrofes eran consideradas castigos divinos que podían ser aplacados mediante la construcción de templos y la celebración de procesiones. La Huelva del siglo XVI no fue una excepción, y por lo tanto dispuso de sendas ermitas en las dos entradas principales de la ciudad: Al Norte, camino de Gibraleón, la ermita de San Roque, situada en el lugar que actualmente ocupa la iglesia de la Merced. Al Levante, camino de Sevilla, la ermita de San Sebastián, situada al final de la calle del mismo nombre.

Imagen actual de San Sebastián (Fuente: http://www.huelvacofrade.com)

Durante siglos, se celebraba una fiesta conjunta con los dos patrones el día 16 de agosto, día de San Roque. Se organizaban procesiones de los dos Santos, y diferentes actos entre los que se encontraban lidias de toros realizadas en un coso provisional formado por barcas, cuya entrada se situaba en el desaparecido arco/ermita de la Estrella, erigido al final de la Calzada (calle Marina) y que protegía la entrada a la ciudad desde el mar.

La situación inmejorable de la ermita de San Roque provocó que desde muy temprano fuese codiciada por varias ordenes religiosas para instalarse en la ciudad. Al final fueron los mercedarios los que bajo el auspicio de los Condes de Niebla fundaron su casa. En 1616 ya se encontraba finalizado el convento, por lo que la imagen de San Roque pasaría a ocupar un lugar dentro de la nueva iglesia. Con el paso de los siglos, esta iglesia sería reformada sucesivas veces hasta conformar el actual aspecto de la catedral de la Merced. Con el tiempo, las fiestas en honor a los dos patrones fueron celebrándose cada una por separado, sobre todo al comenzar a tener más devoción San Sebastián en detrimento de San Roque, quizás debido a su inclusión en el nuevo convento. En 1738, el Cabildo de la ciudad decide proclamar como patrón oficial a San Sebastián. A partir de ese momento, la devoción a San Roque fue desapareciendo poco a poco de la ciudad.

La imagen primitiva de San Roque puede ser todavía admirada en la catedral de la Merced, concretamente en una capilla situada a los pies de la nave de la Epístola. En este lugar, hasta hace no demasiado tiempo sin ningún tipo de iluminación y con escaso cuidado, se encuentra la imagen del antiguo patrón, la cuál tiene varios desperfectos que desmerecen la devoción que los onubenses le profesaron durante siglos.

Imagen de San Roque en la Merced (Fuente: http://www.lahornacina.com)

Pero San Roque y San Sebastián no eran los únicos Santos protectores de Huelva frente a las enfermedades. Existen documentos en los que aparece una tercera ermita, la de San Blas (protector frente a las enfermedades de la garganta).  Situada en una zona indeterminada al norte de la ciudad. Bien pudiera estar situada entre la de San Roque y el Santuario de la Cinta o en algún lugar de la carretera de Sevilla.

La ermita de San Blas desapareció entre los siglos XIX y XX, la de San Roque fue absorbida por el convento de la Merced, y la de San Sebastián fue derribada en 1931.  Una vez más, los que perdimos fuimos los onubenses ya que, creencias religiosas aparte, estos edificios fueron parte importante de la vida de los habitantes de la ciudad durante al menos 4 siglos.

Northman.

Bibliografía:

Dominguez Silgado, Manuel: “Culto y Devoción al Señor San Roque en la Villa de Huelva”, Revista HUELVA PENITENTE Nº 9.

Castro Crespo, Juan Carlos: HUELVA ILUSTRADA, 3000 Años de Paisaje Urbano.

De Mora Negro y Garrocho, Juan Agustín: HUELVA ILUSTRADA.

Posted in Historia, Tradiciones | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 27 Comments »