La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Duques de Medina-Sidonia’

¿Qué es esto?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en lunes, 15 marzo 2010

Tras el lamentable derribo del edificio número 4 de la Plaza de las Monjas se pueden observar una serie de arcos en el fondo del solar, justo en la medianera del edificio derruido y el que corresponde a la calle Palacio.

Solar del Edificio nº 4 de la Plaza de las Monjas

¿Alguien sabe a qué se deben estos arcos? ¿Corresponden al patio, a un elemento de sustentación o a alguna dependencia del edificio que se ha derribado? ¿Corresponden a un edificio anterior?

Arcos en el solar del Edificio nº 4

Cualquier información será bien recibida.

Northman.

Posted in Arquitectura | Etiquetado: , , , , , , , | 48 Comments »

Derribo de la fachada del nº 4 de la Plaza de las Monjas

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 24 febrero 2010

El pasado sábado al pasar por la Plaza de las Monjas, me llamó la atención la maquinaria que había instalada en la puerta del “Edificio nº 4”, aquel cuya fachada estaba conservándonse con un aparatoso andamio. Al acercarme vi a unos operarios que parecían reforzar la estructura, “probablemente porque se haya visto dañada tras los días de temporal”, pensé.

Fachada de Edificio nº 4 y Hotel París, Plaza de las Monjas.

Hoy he vuelto a pasar por la plaza y cuál ha sido mi sorpresa al ver ¡que la estaban taladrando! La curiosidad me ha podido y me he acercado a preguntarle a uno de los operarios que estaban en la zona baja de la obra y… totalmente confirmado: están derribando la fachada.

Operarios taladrando la fachada.

Desmontaje de fachada del edificio nº 4 de la Plaza de las Monjas.

El andamio que la estaba protegiendo llevaba colocado dos años, por lo que yo me pregunto, ¿por qué hacer ese “paripé”?, ¿por qué proteger una fachada para luego derribarla? El operario me confirmó también que no ha sido porque se viera afectada por tantos días de viento y lluvia, sino simplemente porque así se lo han encargado.

Edificio nº 4 de la Plaza de las Monjas. Imagen: Mercedes Guil,Edificios de Interés de la Ciudad de Huelva. Inventario.

El edificio estaba catalogado como “de interés”  en el inventario de la Excma. Diputación Provincial, Instituto de Estudios Onubenses y Archivo Histórico del Colegio de Arquitectos, publicación de la que procede la anterior foto. Albergaba viviendas en sus plantas superiores y comercio en su planta baja, entre los que se han encontrado “El Salón del Mueble”, “El Salón del Deporte” y “Seguros la Antártida”. Se estima que se construyó en 1915, y aunque no he encontrado el nombre del arquitecto, sus detalles decorativos y los cierros superpuestos con balcón como remate, recuerdan poderosamente obras documentadas de Francisco Monís y Morales. Dicho arquitecto es el responsable de la importante reforma de la plaza de las Monjas en 1907, cuando se amplió la plaza para dotarla de pavimento, jardines y arbolado, a costa de las caballerizas del palacio de los Duques de Medina-Sidonia. Francisco Monís también es autor del Hotel París, edificio vecino a este derribado y actual sede de Diputación.

Edificio nº 4 Plaza de las Monjas. Imagen: http://www.skyscrapercity.com

Cateta es la Huelva que derriba su patrimonio arquitectónico y por lo tanto, su historia. También me parece un gesto lo suficientemente cateto la conservación de una fachada que ya no contendrá el edificio original y la singularidad de su interior, porque arquitectura no significa sólo una fachada bonita, sino el conjunto de la edificación, pero bueno, puede ser hasta cierto punto comprensible en algunos casos en los que el estado del edificio así lo aconseje. Pero conservarla durante varios años, para luego derribarla, ya es la mayor de las catetadas.

Viandante observa el derribo de la fachada

Si tiran una fachada tan bonita y acorde con la imagen de la céntrica Plaza de las Monjas, ¿cómo pensamos que vamos a conseguir que no tiren el Mercado del Carmen? Que asco.

Sr. Rubio.

Fuentes:

Edificios de Interés de la Ciudad de Huelva. Inventario. 1977. Excma. Diputación Provincial, Instituto de Estudios Onubenses y Archivo Histórico del Colegio de Arquitectos.

www.ayuntamientohuelva.es, www.guiasemanasanta.com

Posted in Arquitectura, Casas Desaparecidas, Historia, Protesta, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | 165 Comments »

Así está ya la Gran Vía

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en lunes, 22 febrero 2010

La Avenida Martín Alonso Pinzón, más conocida por los onubenses como Gran Vía, es una zona relativamente joven. Construida entre finales de los años 40 y principio de los 50 del pasado siglo XX, sirvió para crear el tan necesario centro en la ciudad.

Anteriormente el edificio del Ayuntamiento se encontraba en la calle del Puerto y antes de eso no tuvo ubicación fija, llegando a estar en diferentes lugares de la ciudad, pero el crecimiento de Huelva hizo necesario una casa consistorial de mayores dimensiones, y no fue hasta 1950 cuando se trasladó al monumental edificio actual. En cierta medida esta avenida unía dos épocas de la ciudad; una reciente y esplendorosa representada por la Casa Colón y otra más antigua y de poder como era la Plaza de las Monjas, dónde se encontraban las caballerizas del Palacio de los Duques de Medina Sidonia.

Huelva tenía una nueva avenida porticada, con un nuevo palacio de la ciudad, una plaza del Generalísimo de la Constitución y un edificio para la hacienda. Pero con el paso de los años nuestra particular “Gran Vía” empezó a quedar dormida. Era un lugar de paso para vehículos a motor, el peatón podía caminar tras los soportales pero sólo cuando buscara un organismo oficial o alguna consulta médica privada. No era un lugar de grato paseo.

Este año pasado, gracias al polémico PlanE, el Ayuntamiento (la institución) decidió remodelar la Gran Vía. Hasta ahí todo era perfecto. Se trataba de recuperar ese espacio peatonalizándolo y dándole más dignidad. Pero pronto la incertidumbre llegó al proyecto: ¿sería una calle peatonal, sería semipeatonal, sería esto o lo otro? Es cierto que es difícil poder  satisfacer a paseantes, conductores, comerciantes… pero las cartas nunca han estado claras, quizá por eso mismo, por intentar contentar a todos. Así que la Gran Vía abierta y luminosa que esperábamos se ha convertido en un lugar extraño, dónde no sabes si pasear libremente o si molestas a un automóvil o un autobús.

Pero a eso no iba. En realidad mi intención es que a pesar de tratarse un espacio nuevo -y parafraseando a un político local que los lectores de este blog conocen- este lugar “tiene un cáncer“. Es nuevo, la solería es nueva, el cemento aún está fresquito pero ya da la sensación de que necesita una reforma. Algunas cosas porque no se ha aprovechado la obra para arreglarlas, y otras porque el paso de vehículos las está degradando. Si en la actual fecha tenemos ésto, ¿qué será de ella en unos años?  A las imágenes me remito:

Iba a decir que no era por criticar, pero sí lo es. Si yo reformo mi cuarto de baño y a los dos meses me encuentro defectos, probablemente pida muchas explicaciones a quien me hizo la obra. Pues eso, como todos los onubenses hemos contratado esta reforma, debemos exigir explicaciones.

Calapito.

Posted in Colaboraciones, Protesta, Tráfico, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , | 39 Comments »

Los Trianes y El Nazareno

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en viernes, 10 abril 2009

Todas las ciudades y pueblos han tenido vecinos ilustres que han jugado el papel de mecenas o patrocinadores de cofradías, iglesias y eventos religiosos. Huelva también los tuvo.

En el pasado, era costumbre frecuente que los vecinos adinerados labrasen capillas o incluso iglesias completas, costeándolas con su propio dinero y convirtiéndolas en panteones familiares. En Huelva tenemos el ejemplo de la iglesia de la Merced (panteón de los Duques de Medina-Sidonia y donde se enterraron algunos de sus hijos), la cripta de la Soledad, la capilla de la Inmaculada costeada por los Ginés Martín (y ocupada hoy por la hermandad de Pasión en San Pedro), o la capilla de los Garrocho en la desaparecida iglesia de San Francisco.  Hablaremos ahora de la especial relación entre una de estas familias, los Trianes, y la Hermandad del Nazareno, que procesionará dentro de algunas horas por las calles de Huelva.

El Nazareno en Placeta (2007). Foto: Sr. Rubio

El Nazareno en Placeta (2007). Foto: Sr. Rubio

La familia Trianes llegó a Huelva en el siglo XVIII  (1760) procedentes de Ayamonte, puesto que la posición de la ciudad y su puerto eran más ventajosos para su comercio con la ciudad de Cádiz. Se establecen en la calle Puerto, comprándo las casas de Antonio Buttler (un descendiente de irlandeses) y construyéndose una casa palacio. Esta casa estaba justo enfrente del Convento de la Victoria, donde se encontraba la Hermandad del Nazareno desde su fundación.

En 1766, los Trianes son nombrados alcaídes del castillo por parte de los Duques de Medina-Sidonia. Un cargo más que nada honorífico, ya que el castillo estaba en ruinas por aquella época, pero que nos da una idea de la importancia de esta familia.  En 1791 Antonio Agustín Trianes Zenteno manda construir en el Convento de la Victoria la capilla del Sagrario, donde se venerarían las imágenes de la hermandad del Nazareno y donde se enterrarían los miembros de su familia. A partir de entonces, los Trianes se convierten en patrocinadores de esta Cofradía, encargándose de sacar la Hermandad y dar culto a las imágenes.

Pero las cosas en Huelva duran poco, y 40 años después se cierra el convento de la Victoria debido a la desamortización. La familia Trianes encarga trasladar las pertenencias de la Hermandad del Nazareno a la iglesia de la Concepción, dónde esta familia construye una nueva capilla para la Hermandad del Nazareno, capilla que ocupa en la actualidad. En el testamento de Teresa de la Cruz de Trianes (1845), viuda de José María Trianes, se declara, “que habiéndose suprimido los conventos trasladé al altar que pertenecía a los Trianes, mis hijos, a la Parroquia de la Concepción en donde conservan sus pertenencias, como lo demuestra su escudo de armas”.

Con el paso del tiempo -ese tiempo que en Huelva arrasa con todo- se derriba el convento de la Victoria y la casa de los Trianes. Incluso la inscripción en el arco de entrada a la capilla del Nazareno en la Concepción, que indicaba la fecha de construcción de la capilla y su costeamiento por la familia Trianes, ha sido borrada a base de pintura blanca en la última “restauración” de la iglesia.

escudo-nazarenoImagen: www.nazarenodehuelva.com

El último recuerdo que queda de esta familia en Huelva, forma parte del escudo de armas de la Hermandad del Nazareno.

Northman.

Las citas y las fechas se obtienen de la página web de la Hermandad del Nazareno de Huelva.

Posted in Historia, Personajes Olvidados, Tradiciones | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 13 Comments »

Una onubense, Reina de Portugal

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en lunes, 3 noviembre 2008

En el desaparecido castillo de Huelva existía una torre que era denominada como “torre de la reina”. El origen de este nombre no está del todo aclarado, pero podría hacer referencia a un hecho poco conocido, el nacimiento en el castillo de doña Luisa Pérez de Guzmán y Sandoval, que con el tiempo llegó a ser la reina de Portugal.

Volviendo a los artículos de corte más histórico y en concreto de personajes olvidados de nuestra historía, hablaré en este post de una mujer que probablemente muchos onubenses desconozcan.

Luisa Pérez de Guzmán y Sandoval, Reina de Portugal

Luisa Pérez de Guzmán y Sandoval, Reina de Portugal. Imagen: http://www.wikipedia.org

Los condes de Niebla y duques de Medina-Sidonia eran también Los Señores de Huelva. La idea era que los herederos de los duques (los condes de Niebla) antes de acceder al ducado y a todas las posesiones aprendiesen “el oficio” en Huelva, donde sus decisiones no tendrían tanta repercusión y así podrían prepararse para sus funciones futuras. Uno de ellos, Manuel Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y Zúñiga residió en Huelva durante varios años y aquí tuvo la mayor parte de su descendencia: Ana Francisca, Baltasar Enrique, Juana Francisca, Francisco Antonio y Luisa Francisca. Todos ellos bautizados en la iglesia de San Pedro y enterrados (excepto Luisa Francisca) en la cripta de la iglesia del Convento de la Merced, hoy catedral.

Partidas de nacimiento. Libro 1º, folio 284:

“En la Villa de Guelva (sic) jueves veinte y cuatro días del mes de octubre año de nuestro Salvador Jesu Cristo de mil y seiscientos y trece años yo el licenciado Diego Muñiz de León visitador General del Arzobispado de Sevilla baptizé a Doña Luisa Francisca hija del señor don Alonso de Guzmán el bueno y de la señora Doña Juana de Sandoval condes de niebla: Fue su padrino el señor don Gaspar Alonso de Guzmán el bueno marques de Casaza y le advertí de la cognación espiritual y lo firmé fecha tu supra.” Diego Muñiz de León=(rubricado)

Escudo de la Casa de Medina-Sidonia, en la calle Palacio. Foto: Calapito para Wikipedia

En 1615, muere el duque Don Alonso y el conde Manuel Alonso se traslada a Sanlúcar de Barrameda para acceder al ducado. Siguiendo la tradición familiar, el hijo de Manuel Alonso, Gaspar Alonso, es nombrado Conde de Niebla y se traslada a Huelva.

Mapa de algunos de los señoríos jurisdiccionales del Reino de Sevilla, en que puede parte de los estados de la Casa de Medina-Sidonia. Imagen: http://www.wikipedia.org

Pues bien, de entre toda esta marea de nombres, Luisa Francisca, bautizada el 24 de Octubre en la parroquia de San Pedro, se casa el 12 de enero de 1633 con João, Duque de Braganza.

En aquellos años Portugal pertenecía a la corona española, pero estaba comenzando a fraguarse una rebelión. Luisa Francisca se identificó con este movimiento y alentó a su marido a rebelarse contra España. La tradición le atribuye la frase “Antes reina por un día que duquesa toda la vida”. La rebelión fue un éxito y acabó convirtiéndose en reina consorte de Portugal.

Pero esta historia no termina aquí. En 1641, el hermano de Luisa Francisca, el Duque Gaspar Alonso aprovecha el momento y junto al marqués de Ayamonte Francisco Manuel Silvestre de Guzmán conspiran para sublevar Andalucía y separarla del reino de Felipe IV, proclamándose el Duque como rey de Andalucía, si bien parece que el objetivo real era el de acabar con la situación económica y el mal gobierno de España, ya que el grito de los sublevados era: “Viva el Rey y muera el mal gobierno”.

Cuando el Rey ordena al Duque que ataque Portugal desde Huelva éste pone excusas y reúne de una forma lenta los hombres necesarios para el ataque. La conspiración tendría el apoyo de Portugal, Holanda e Inglaterra, pero fue descubierta. El marqués de Ayamonte fue ejecutado y el Duque fue desterrado de la corte y se le prohibió volver a sus posesiones en Andalucía.

Recientes investigaciones han dado otro punto de vista a este extraño episodio. Al parecer la conjura no existió como tal, sino que fue una trampa emprendida por el Conde Duque de Olivares contra el Duque de Medina-Sidonia por envidias familiares, y si nunca se atacó Portugal fue porque realmente el ejército que se encontraba en la zona de Huelva era muy débil como para emprender semejante acción.

Aquí termina una historia más de tantas relacionadas con la vieja Huelva y que la mayoría de sus habitantes desconocen sin que se haga nada para remediarlo.

Northman.

Fuentes:

GOZÁLVEZ ESCOBAR, José Luis: El Castillo de San Pedro (Huelva), Función Urbana y Social. Universidad de Huelva (1993)

MARTÍNEZ NAVARRO, Antonio José: Historia Menuda de Huelva, vol.1.

www.andalucia.cc

www.wikipedia.org

Posted in Historia, Personajes Olvidados | Etiquetado: , , , , , , | 24 Comments »