La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Edad Media’

750 años de la conquista de Niebla… y olé

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 22 mayo 2012

Estamos en año de aniversarios medievales. Al milenio del reino Taifa de Huelva y Saltés le tenemos que sumar el 750 aniversario de la conquista del reino de Niebla por parte de las tropas castellanas del rey Alfonso X el Sabio. ¿Alguien se ha enterado de algo?

Antes de criticar la nula repercusión de la efeméride vamos a bucear un poquito en la Historia para ver de que hablamos.

Alfonso X conquistador de Niebla

Alfonso X conquistador de Niebla

En 1248 Fernando III el Santo conquista la ciudad de Sevilla y los portugueses avanzaban por el oeste hasta Ayamonte y la zona de la sierra de Huelva. El rey de Niebla Ibn Mahfuz decidió rendir vasallaje al rey castellano como una forma de defensa frente al rápido avance portugués. A cambio del pago de unas parias, Niebla mantedría su independencia e incluso sería protegida por los castellanos frente a la amenaza portuguesa. De esta forma, Ibn Mahfuz se convirtió en el último rey del Oeste de Al-Andalus, zona conocida como al-Garb y que con el tiempo acabaría derivando en la palabra Algarve y dando nombre a la región portuguesa.

Privilegio Rodado de Alfonso X en Córdoba

Privilegio Rodado de Alfonso X en Córdoba . Se puede ver que aparece Ibn Mahfoz como rey de Niebla y vasallo de Alfonso X

Hasta 1261 se mantuvo la paz y no parece que Niebla dejase de rendir vasallaje al rey castellano. Sin embargo, Alfonso X decidió iniciar la conquista del último reino andalusí del Oeste. La causa mas probable parece ser el reafirmar los derechos castellanos sobre el Algarve y adelantarse a los portugueses.   Conquistando Niebla y su territorio, Castilla se aseguraba una salida al Atlántico desde el Sur, limitaba la expansión portuguesa y se afianzaba su presencia en unos territorios que por vasallaje le pertenecían.

En 1261 el rey reúne sus tropas y marcha hacie Niebla. Es posible que en el ejército fuesen tropas nazaríes (también andalusíes) “prestadas” por el rey de Granada, otro vasallo de Castilla. La ciudad no pudo ser asaltada debido a sus formidables defensas, por lo que fue rendida por hambre tras un largo asedio que según las crónicas duró 9 meses y medio. Durante el asedio se produjeron algunos hechos curiosos. El primero de ellos fue una plaga de moscas que al parecer asoló el campamento cristiano y casi les obliga a levantar el sitio. La solución adoptada fue pagar por cada cubo de moscas que se capturase, consiguiendo de esta forma que los ociosos se dedicasen a la caza de estos insectos y acabando con la plaga. El segundo hecho forma parte de la leyenda de la ciudad. Los sitiadores esperaban rendir Niebla mediante el hambre. Para demostrar la gran cantidad de suministros con que contaba la ciudad, los sitiados hicieron salir por una de las puertas de la ciudad un buey rechoncho y cebado, demostrando con ello que tenía alimentos suficientes para resistir. Desde entonces esa puerta es llamada “Puerta del Buey”.

Puerta del Buey

Puerta del Buey

Las crónicas de la época cuentan que desde las murallas los sitiados se defendieron tirando piedras y dardos con artificios y tiros de trueno con fuego, lo cual ha sido puesto en relación con el primer uso de la pólvora en España.

Finalmente la ciudad capituló a finales de febrero de 1262 y le fue otorgado el fuero real por parte de Alfonso X al igual que había hecho su padre Fernando III con la ciudad de Sevilla.  A partir de ese momento la corona de Castilla tomó posesión formal de las tierras del Algarve, sin embargo, parte del territorio ya había sido conquistado por los portugueses, lo que supondría conflictos en los años siguientes. A Ibn Mahfoz le fue concedido el derecho al cobro del diezmo del aceite aljarafeño, la Buhayra de Sevilla y el cobro de ciertos impuestos de la judería sevillana,

Niebla tras sus murallas

Niebla tras sus murallas

La entrada de Niebla y de su territorio en el reino de Castilla es un acontecimiento fundamental en nuestra historia. A partir de entonces parte de lo que hoy es la provincia de Huelva salía de la órbita musulmana y entraba de lleno en el mundo cristiano como parte integrante de Castilla y en un futuro de lo que hoy es España. Haciendo un ejercicio de fantasía histórica, es posible que los portugueses hubiesen seguido avanzando por el oeste adelantándose a los castellanos, como de hecho ya estaban haciendo, y hoy pueblos como Lepe o Cartaya pertenecerían a Portugal. Ni siquiera una exposición, ni siquiera un acto oficial. ¿No es políticamente correcto recordar una conquista? pues por lo visto no. ¿Por qué olvidamos nuestra Historia? ¿por qué no la valoramos? ¿por ignorancia?. O eso, o que una vez que acabó “eso” que llaman tartessos, aquí no ocurrió nada digno de mención y los pobres onubenses estuvieron 2000 años esperando la llegada de un señor supuestamente italiano buscando marineros para ir a las Indias. Una vez que se marchó, volvimos a caer en el olvido más absoluto hasta el día de hoy.

Bibliografía

Alejandro García Sanjuán, LA CONQUISTA DE NIEBLA POR ALFONSO X, Universidad de Huelva

Posted in Cultura, Curiosidades, Historia, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 11 Comments »

Esgrima antigua en Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Domingo, 11 diciembre 2011

Cuando se menciona la palabra “esgrima” la mayoría de la gente piensa en la esgrima de nuestros días, un deporte de categoría olímpica que, la verdad sea dicha, guarda muy poca relación con sus orígenes. La llamada “esgrima histórica”, “esgrima antigua” o “esgrima tradicional” es una actividad de corta trayectoria en comparación con la esgrima deportiva (la esgrima por antonomasia, por ahora), sin embargo está mucho más cerca de los orígenes del uso de las armas “reales”.

Pero ¿qué es la “esgrima antigua”? Quizá sea más fácil decir lo que no es: no se trata de un deporte, ni de un espectáculo, ni está ligada, tampoco, a actividades de recreación histórica, por mucho que exista cierta relación. La esgrima antigua es, ante todo, un arte marcial que persigue recuperar las técnicas históricas del manejo de las armas blancas occidentales, y dentro de ellas, como protagonista incuestionable, la espada.

Asalto (combate) entre dos contendientes armados con espada de una mano y escudo.

Asalto con espadas de dos manos.

La espada acumula numerosos mitos y fantasías. Convertida en símbolo de poder de las castas militares, durante toda la historia militar de occidente la espada ha ido evolucionando para adaptarse a las necesidades del campo de batalla. Entre los mitos falsos más frecuentes tenemos los clásicos instalados en el imaginario popular: las espadas medievales como armas pesadas y lentas, casi inmanejables, y, por el contrario, las armas “de espadachín”, como poco más que plumas en manos de sus esgrimidores, que las usaban tan solo para herir de punta. Y ni una cosa ni la otra. Tanto las armas medievales como otras más posteriores (la clásica espada “ropera”, muy presente en los lances descritos en la literatura de nuestro Siglo de Oro) eran armas muy efectivas, de manejo asequible, pero cuya maestría requería largos años de práctica. En la actualidad, la esgrima antigua se centra en las espadas empleadas entre la Edad Media y la Edad Moderna. Entre las armas estudiadas con más frecuencia se encuentra la espada de una mano, de dos manos y la ya mencionada espada ropera.

Explicación durante una clase de espada ropera y daga.

No es hasta el s. XVI que aparece el primer método razonado para abarcar el estudio de la esgrima, y lo hizo en España; fue precisamente aquí donde se desarrolló uno de los sistemas marciales más complejos y elaborados del mundo, y, sin embargo, también, uno de los menos comprendidos y conocidos: la Verdadera Destreza, iniciada en el s. XVI por don Jerónimo de Carranza, y desarrollada en profundidad por don Luis Pacheco de Narváez, maestro mayor de armas de Felipe IV.

Luis Pacheco de Narváez (izquierda) maestro mayor de armas de Felipe IV (derecha)

La AEEA, la Asociación Española de Esgrima Antigua, es la organización más importante dedicada al estudio y difusión de la esgrima histórica en España. Su andadura comenzó a principios de este siglo como respuesta al despertar del interés por las artes marciales occidentales, y desde entonces no ha parado de crecer, tanto en número de practicantes como en conocimientos. Actualmente cuenta con cientos de alumnos, repartidos por las catorce salas, hasta la fecha, distribuidas por la geografía española. Tanto en España como en Europa hay otras asociaciones y grupos que promueven el estudio y prácticas de las artes marciales occidentales, pero si hay algo que distingue a la AEEA son sus fundamentos teóricos y prácticos, basados en la ya mencionada “Verdadera Destreza”.

Academia de la AEEA (2 y 3 de julio de 2011).

Entre las actividades más relevantes organizados por la AEEA se encuentran las academias nacionales, celebradas a lo largo del año para armonizar los conocimientos entre las distintas salas, y un evento internacional, accesible a todos, durante el puente de la Constitución, en El Escorial.

En Huelva también se practica gracias a la Sala de Armas “Plus Ultra”, que comenzó su andadura en 2008, y ya desde ese mismo año formó parte de la AEEA como sala de pleno derecho. Actualmente, esta escuela se encuentra englobada en la Escuela de Esgrima Antigua Maestro Francisco Román de Sevilla, cuyos instructores son los responsables de la docencia de este arte marcial. Recientemente, la sala Plus Ultra ha organizado, en colaboración con la Escuela de Esgrima Tradicional de Sevilla, el primer encuentro andaluz de salas de la AEEA, celebrado precisamente en Palos de la Frontera el pasado 20 de agosto, con un gran éxito de asistencia.

Las clases tienen lugar en Palos de la Frontera, los sábados, de 16:30 a 19:30 horas, en el Polideportivo Municipal (pabellón Plus Ultra), sito en la Avenida Bayona la Real s/n de la localidad onubense.

Entrenamiento de la sala de armas “Plus Ultra”, en Palos de la Frontera.

Si lees esto y estás interesado en saber cómo se blandían las espadas “de verdad”, quedas invitado a conocernos. Para practicar esta apasionante actividad no hace falta un gran desembolso inicial, ni una forma física envidiable: por ejemplo, para la primera clase de prueba basta con que acudas con ropa cómoda y calzado deportivo.

Una última aclaración: aunque pueda parecer lo contrario, la esgrima antigua es una actividad segura. Se emplean réplicas de espadas completamente funcionales, pero sin filos ni punta vivos (armas negras, en el argot esgrimístico), y ningún alumno combate (asalta) sin las adecuadas protecciones y la experiencia suficiente.

Así que, si te ha picado el gusanillo, no lo dudes y anímate a conocernos. Eso sí, una advertencia: si lo haces, puede que quedes enganchado para siempre.

José María Bravo.

Para saber más:

http://www.facebook.com/esgrima.antigua.huelva

http://www.esgrimaantigua.com/

http://aeeahuelva.wordpress.com/

http://es.wikipedia.org/wiki/Verdadera_Destreza

Posted in Colaboraciones, Curiosidades, Deporte, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 20 Comments »

Porque yo lo valgo

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 19 marzo 2011

En el S. XIII, las ciudades estaban dominadas política y socialmente por los grandes mercaderes. De tal manera, a lo largo de toda la Edad Media, bien por medio del patriciado ciudadano en el marco urbano y comunal, bien mediante los grandes capitalistas en el marco estatal, los mercaderes-banqueros apuntalaron y coronaron su poderío económico con un poder político en el que se mezclaba la búsqueda del interés y del prestigio social.

Pero los mercaderes se vieron arrastrados por su oficio a realizar acciones condenadas por la Iglesia, operaciones ilícitas, la mayoría de las cuales entraron en la denominación de usura, condenada por la Iglesia. Por eso, los ricos mercaderes manifestaban sus sentimientos religiosos, sobre todo en el ocaso de sus vidas y en el momento de la muerte. Algunos inclusive abandonaban su oficio y sus riquezas y entraban en las Órdenes, retirándose a un convento para terminar allí sus días, cumpliendo de esta forma, una especie de penitencia final. Era el momento del arrepentimiento y de querer saldar los remordimientos, por eso muchos son los mercaderes que a lo largo de la historia han legado a la Iglesia su testamento.

Por otro lado, proteger a los artistas, comprarles las obras y encargarles trabajos en iglesias o edificios públicos era también una tradicional manifestación de riqueza y rango social. Sin embargo, a menudo, para los mercaderes no se trataba tanto de cumplir una función artística, como cumplir una función social mediante la beneficencia. En muchos casos, se trataba también de controlar medios muy poderosos de influencia sobre el pueblo, como por ejemplo, el control de la literatura para inspirar poemas escritos favorables a su persona. Del mismo modo, la pintura llevó la marca del mecenazgo de los mercaderes y banqueros. La encontramos en las iglesias, en las capillas donde celebraban sus ceremonias privadas y se hacían enterrar las grandes familias del comercio y de la banca, capillas cuyos muros hacían adornar con frescos, como por ejemplo la de los Pazzi en Santa María Novella, Florencia, en la que aparecen los frescos de  La Trinidad, pintados por Massacio.

La Trinidad de Masaccio. Iglesia de Santa María Novella. Florencia. Imagen: www.gabitogrupos.com

Los sentimientos piadosos y el gusto por el prestigio llevaron por igual al mercader a hacerse representar en los cuadros. El mercader compartía con el noble y el clero de alto rango, el deseo de aparecer bajo los rasgos de donante y hacerse inmortalizar en él. Una obra representativa de lo dicho es el Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa, del pintor flamenco Jan Van Eyckp.

Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa. Imagen: http://es.wikipedia.org

Pero es en el marco urbano donde debemos ubicar al mecenazgo de los hombres de negocio de la Edad Media. Los mercaderes-banqueros pensaban con frecuencia en su ciudad, estando en la primera línea de sus preocupaciones y de sus afectos. Aunque, por supuesto, el “patriotismo urbano” del mercader era también interesado, ya que la ciudad era el centro y el fundamento de sus negocios y de su poder.

Con esta introducción, he querido poner de manifiesto las posibles similitudes entre la Época Medieval y la actual, y me explico:

Como sabéis, mañana domingo a las 12:00, se inaugurará el monumento dedicado a la Virgen de El Rocío que va ubicado en la plaza de El Punto.

Realizada en bronce patinado, la escena escultórica representa un momento de la procesión de la Blanca Paloma, el Lunes de Pentecostés, con la Reina de la Marisma llevada a hombros por 60 almonteños. La obra tiene unos 4,3 metros de altura, con 4,5 metros de fondo y tres metros de ancho, con un peso aproximado de 6.000 kilos. Este monumento tiene muchos detalles significativos, como las medallas de las hermandades de Huelva y Emigrantes.

Valorándolo desde un punto de vista meramente artístico, creo que es innegable su fuerza y calidad, verdaderamente va a ser toda una obra cumbre para su autor. Es impresionante el nivel de detalle que es capaz de transmitir a sus obras el genial escultor rocianero Elías Rodríguez Picón, también autor, entre otros, del monumento a Juan Ramón Jiménez y del recién estrenado a Cristobal Colón. Os recomiendo que echéis un vistazo a este vídeo, y os dejéis dar una vuelta con Elias alrededor del monumento para que entendáis el nivel de detalle y la complejidad en su elaboración:

Tanta obra de don Elías en nuestra capital me hizo visitar su web, www.eliasrodriguezpicon.com. Indagando por la misma, me sorprendió encontrar en la sección “monumentos”  y en la de “galería personal”, las fotografías que a continuación muestro, referidas al citado monumento a la Virgen.

Elías junto a los “almonteños” del Monumento a la Virgen del Rocío. Imagen: www.eliasrodriguezpicon.com

Representación de D. José Luis García Palacios en el Monumento a la Virgen del Rocío. Imagen: www.eliasrodriguezpicon.com

Elías moldeando la representación de D. José Luis García Palacios. Imagen: www.eliasrodriguezpicon.com

Cómo podéis apreciar bien a las claras, uno de los “almonteños” que portán a la Virgen es ni más ni menos que D. José Luis García Palacios, principal financiador del monumento y de todos los demás realizados por D. Elías para la ciudad de Huelva, todos ellos financiados y donados por la Caja Rural del Sur, a la sazón presidida por el Sr. García Palacios.

En definitiva, como “soy el que paga, quiero que me inmortalicen de cara a tós mis  paisanos”.

Así como aparece García Palacios, no sé si aparecerán retratados otros “insignes” financiadores o promotores del monumento. Quizá conozcáis otros rostros.

En fin, que después de haber pasado tantos siglos, la vida sigue igual.

Alfa-Delta.

Bibliografía:

Le Goff, Jacques: Mercaderes y banqueros de la Edad Media.

www.huelvainformacion.es

http://es.wikipedia.org

www.eliasrodriguezpicon.com

Posted in Colaboraciones, Historia, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 114 Comments »