La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Elías Rodríguez Picón’

Porque yo lo valgo

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 19 marzo 2011

En el S. XIII, las ciudades estaban dominadas política y socialmente por los grandes mercaderes. De tal manera, a lo largo de toda la Edad Media, bien por medio del patriciado ciudadano en el marco urbano y comunal, bien mediante los grandes capitalistas en el marco estatal, los mercaderes-banqueros apuntalaron y coronaron su poderío económico con un poder político en el que se mezclaba la búsqueda del interés y del prestigio social.

Pero los mercaderes se vieron arrastrados por su oficio a realizar acciones condenadas por la Iglesia, operaciones ilícitas, la mayoría de las cuales entraron en la denominación de usura, condenada por la Iglesia. Por eso, los ricos mercaderes manifestaban sus sentimientos religiosos, sobre todo en el ocaso de sus vidas y en el momento de la muerte. Algunos inclusive abandonaban su oficio y sus riquezas y entraban en las Órdenes, retirándose a un convento para terminar allí sus días, cumpliendo de esta forma, una especie de penitencia final. Era el momento del arrepentimiento y de querer saldar los remordimientos, por eso muchos son los mercaderes que a lo largo de la historia han legado a la Iglesia su testamento.

Por otro lado, proteger a los artistas, comprarles las obras y encargarles trabajos en iglesias o edificios públicos era también una tradicional manifestación de riqueza y rango social. Sin embargo, a menudo, para los mercaderes no se trataba tanto de cumplir una función artística, como cumplir una función social mediante la beneficencia. En muchos casos, se trataba también de controlar medios muy poderosos de influencia sobre el pueblo, como por ejemplo, el control de la literatura para inspirar poemas escritos favorables a su persona. Del mismo modo, la pintura llevó la marca del mecenazgo de los mercaderes y banqueros. La encontramos en las iglesias, en las capillas donde celebraban sus ceremonias privadas y se hacían enterrar las grandes familias del comercio y de la banca, capillas cuyos muros hacían adornar con frescos, como por ejemplo la de los Pazzi en Santa María Novella, Florencia, en la que aparecen los frescos de  La Trinidad, pintados por Massacio.

La Trinidad de Masaccio. Iglesia de Santa María Novella. Florencia. Imagen: www.gabitogrupos.com

Los sentimientos piadosos y el gusto por el prestigio llevaron por igual al mercader a hacerse representar en los cuadros. El mercader compartía con el noble y el clero de alto rango, el deseo de aparecer bajo los rasgos de donante y hacerse inmortalizar en él. Una obra representativa de lo dicho es el Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa, del pintor flamenco Jan Van Eyckp.

Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa. Imagen: http://es.wikipedia.org

Pero es en el marco urbano donde debemos ubicar al mecenazgo de los hombres de negocio de la Edad Media. Los mercaderes-banqueros pensaban con frecuencia en su ciudad, estando en la primera línea de sus preocupaciones y de sus afectos. Aunque, por supuesto, el “patriotismo urbano” del mercader era también interesado, ya que la ciudad era el centro y el fundamento de sus negocios y de su poder.

Con esta introducción, he querido poner de manifiesto las posibles similitudes entre la Época Medieval y la actual, y me explico:

Como sabéis, mañana domingo a las 12:00, se inaugurará el monumento dedicado a la Virgen de El Rocío que va ubicado en la plaza de El Punto.

Realizada en bronce patinado, la escena escultórica representa un momento de la procesión de la Blanca Paloma, el Lunes de Pentecostés, con la Reina de la Marisma llevada a hombros por 60 almonteños. La obra tiene unos 4,3 metros de altura, con 4,5 metros de fondo y tres metros de ancho, con un peso aproximado de 6.000 kilos. Este monumento tiene muchos detalles significativos, como las medallas de las hermandades de Huelva y Emigrantes.

Valorándolo desde un punto de vista meramente artístico, creo que es innegable su fuerza y calidad, verdaderamente va a ser toda una obra cumbre para su autor. Es impresionante el nivel de detalle que es capaz de transmitir a sus obras el genial escultor rocianero Elías Rodríguez Picón, también autor, entre otros, del monumento a Juan Ramón Jiménez y del recién estrenado a Cristobal Colón. Os recomiendo que echéis un vistazo a este vídeo, y os dejéis dar una vuelta con Elias alrededor del monumento para que entendáis el nivel de detalle y la complejidad en su elaboración:

Tanta obra de don Elías en nuestra capital me hizo visitar su web, www.eliasrodriguezpicon.com. Indagando por la misma, me sorprendió encontrar en la sección “monumentos”  y en la de “galería personal”, las fotografías que a continuación muestro, referidas al citado monumento a la Virgen.

Elías junto a los “almonteños” del Monumento a la Virgen del Rocío. Imagen: www.eliasrodriguezpicon.com

Representación de D. José Luis García Palacios en el Monumento a la Virgen del Rocío. Imagen: www.eliasrodriguezpicon.com

Elías moldeando la representación de D. José Luis García Palacios. Imagen: www.eliasrodriguezpicon.com

Cómo podéis apreciar bien a las claras, uno de los “almonteños” que portán a la Virgen es ni más ni menos que D. José Luis García Palacios, principal financiador del monumento y de todos los demás realizados por D. Elías para la ciudad de Huelva, todos ellos financiados y donados por la Caja Rural del Sur, a la sazón presidida por el Sr. García Palacios.

En definitiva, como “soy el que paga, quiero que me inmortalicen de cara a tós mis  paisanos”.

Así como aparece García Palacios, no sé si aparecerán retratados otros “insignes” financiadores o promotores del monumento. Quizá conozcáis otros rostros.

En fin, que después de haber pasado tantos siglos, la vida sigue igual.

Alfa-Delta.

Bibliografía:

Le Goff, Jacques: Mercaderes y banqueros de la Edad Media.

www.huelvainformacion.es

http://es.wikipedia.org

www.eliasrodriguezpicon.com

Posted in Colaboraciones, Historia, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 114 Comments »

Colón no se moja, pero se queda donde se mande

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 17 enero 2011

Imagino que muchos hemos seguido con interés la incorporación de un monumento a Colón a las calles de nuestra ciudad. El autor es el rocianero Elías Rodriguez Picón y lo sufraga Caja Rural. Hace dos semanas se supo que sería instalado en la Plaza de las Monjas, después de barajar varios emplazamientos más como El Punto, la Plaza de la Constitución o la Plaza XII de Octubre. La ciudadanía ha mostrado un interés especial por este asunto y cualquiera que haya frecuentado las webs de los diarios locales habrá observado tres cosas: que algunas personas no se leen las noticias, que a estas alturas aún los hay que no saben que lo de la Punta del Sebo no es Colón y que la opción más popular por aplastante mayoría era la de la Plaza XII de Octubre. Parece que todos sabemos qué supone esa fecha, la relación de dicha plaza con el Puerto y que antiguamente era éste el vértice de Huelva hacia la ría. Todos, menos el Ayuntamiento, que lo más parecido a una explicación que ha trascendido es que la Plaza de las Monjas es más transitada (afirmación que recuerda al próximo mes de mayo).

Monumento a Colón. Fuente de la imagen: www.lahornacina.com

El jueves se inaugura el monumento en esta ubicación, sin que nada pueda hacerse por cambiarlo. De nada sirve que encuestas como la del Huelva Información den un 49% contra un 28% a favor de la Plaza 12 de Octubre. Pues bien, el día 13 saltaba la noticia de que no sólo habían desmontado las dos polémicas columnas luminosas de la plaza sino que además, el consistorio baraja suprimir la fuente para dar más cabida al Colón.

El proyecto ha abarcado 5 meses en total. Demasiada y novedosa prisa por tener en la calle una estatua que podría ser mucho más. La imagen es digna y me pregunto por qué no dejan pasar las elecciones y elaboran también un pedestal en condiciones que sea un monumento en sí mismo. Y es que “Colones” en el mundo hay muchos, pero creo que Huelva se merece una estatua a Colón, como poco tan espectacular como cualquier otra  (por la vinculación de la ciudad con la hazaña descubridora). Con una estatua como la que nos van a colocar, ¿por qué montarla en una caja de ladrillo de 4 metros amarmolada?

Monumentos a Colón de respectivamente: Madrid, Valladolid, Bacelona, Buenos Aires, C. de México, Huelva.

Por otra parte, tenemos la Plaza de las Monjas, un espacio que durante el S.XX ha cambiado muchas veces. No necesariamente por mejoras tecnológicas, retoques o arreglos propios del desgaste, sino que en muchas ocasiones el Ayuntamiento ha decidido que esa plaza dejaría de sumar años históricos para ser nueva y diferente, dentro de lo histórico de la ubicación. Así es, podríamos tener varias plazas repartidas de igual belleza, pero todo el dinero se ha ido en demoler y reinventar constantemente una plaza que sólo huele a historia en nuestro cariño. La gente se congratula de la novedad y no ve que es su dinero el que se destruye y gasta simultáneamente a capricho, por imagen política. Se sustituye patrimonio en vez de sumarlo. Lo que el tiempo asentó se esfuma en unos días. En otra ocasión profundizaremos en esto, pero centrémonos en lo que toca.

No sería el primer período en que la Plaza de las Monjas no tiene fuente, pero sí desde hace mucho. El sonido del agua es la vida de la plaza. Aún no puedo creer la última que pusieron, ni cómo hemos pasado de una a la otra (la anterior ya la conocemos). Es cierto que estatua y fuente son multitud, pero el que no corresponde al lugar es en este caso el nuevo monumento a Colón.

Por otro lado, y referente a esta cosa política nuestra de hacer con el patrimonio lo que se quiere, hay dos cosas de actualidad (del 13 de enero) que suenan menos pero me preocupan:

– La primera:

“La Plaza San José cambiará de nombre para rendir homenaje al que fuera su más entrañable inquilino, desde el histórico kiosco, para denominarse Plaza de Lino.”

Esto es lo que sucede cuando políticos no ilustrados se asientan durante mucho en el poder, que creen que las ciudades son suyas.

Nada menos que la plaza San José, por supuesto en la calle San José. Dicho sea de paso que la plaza deja mucho que desear y no le vendría nada mal algo de la atención que recibe la de Las Monjas, sólo que en este caso, no hay eje comercial de “valor” anexo, pues apenas quedan en pie un par de caserones de la calle San José (como sucede en toda La Merced).

– La segunda:

“Los vecinos piden que se remodele la Plaza Niña conservando la arboleda.

La adaptación del diseño de la Plaza Niña al resto de los espacios públicos de las calles peatonales del centro de la ciudad, es una de las reivindicaciones de la asociación de vecinos de la Plaza Niña. Los representantes vecinales abogan por una remodelación de la plazoleta en la que se conserven los elementos singulares.”

Al parecer una plaza no puede tener personalidad propia, y si las demás tienen derecho a obras, por qué no remodelar una plaza que tiene más encanto que nunca y por cierto está nueva, en perfecto estado. Lo malo de la Plaza Niña, histórica como la que más, no es la plaza en sí, sino el despropósito de edificios que la rodean para desgracia del desaparecido Brasil Chico. Es fastidioso leer valoraciones como: “en la Plaza Niña hay una especie de empedrado, que habría que eliminar.” Pues nada, piedra no, que se ve viejo…

D8ni.

Fuentes: www.huelvainformacion.es, www.skyscrapercity.com, www.pedrorodriguez2011.com, Google Street View.

Posted in Arquitectura, Colaboraciones, Cultura, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 71 Comments »