La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Garrocho’

La Casa de los Garrocho en 1965

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en jueves, 28 julio 2011

En los últimos días y haciendo uso de la hemeroteca del periódico ABC, he encontrado un artículo del año 1965, en el que el autor escribe acerca de la “Fallecida” Casa Palacio de los Garrocho, previo al derribo que inminentemente acaeció sobre dicho inmueble años más tarde.

http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1965/12/23/055.html

http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1965/12/23/057.html

http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1965/12/23/059.html

El autor no es otro que el prestigioso historiador onubense Diego Diáz Hierro, y en dicho artículo hace un intento fallido por evitar la desaparición del edificio, apelando a la arquitectura e historia que lo rodeaban:

La denomino palacio, más por lo que significa y representa la dicha mansión, que por su atuendo arquitectónico, aun que no puede desestimarse su peculiar estilo, grato y digno, muy de la baja Andalucía y de la Huelva antigua, que hemos de acariciar, no sólo con ojos amorosos, sino con reparaciones conquistadoras de su forma original. En particular al enteramos que sobre tan preciada reliquia está dictado un holocausto en favor de la circulación rodada de la ciudad. Sacrificio que debíamos evitar a toda costa, dado el que estas construcciones de tiempos que pudiéramos llamar patriarcales, de indudable mérito histórico, no se prodigan, por desgracia, en Huelva.

Pero ineludiblemente ocurrió lo que todos bien sabemos, con todo aquello que en nuestra ciudad, tiene un valor mas allá de lo tangible o de lo meramente espiritual para todos aquellos que intentamos salvaguardar la esencia de lo nuestro, de lo que fuimos y de lo que somos, pese a lo somero de nuestra existencia individual.

Se incluye un grabado del S. XIX, en el que podemos apreciar las escaramuzas del Almirante Garrocho frente a corsarios berberiscos, un mosaico de San Antonio de Padua de cerámica onubense, una foto desde otra perspectiva de la casa y por último el escudo nobiliario de la familia Garrocho.

Al final del artículo, Díaz Hierro hace un alegato por la defensa del tristemente desaparecido edificio, aportando el texto para una posible placa que hubiera podido ir en su fachada de haberse conservado la mansión:

“Esta es la casa Palacio de los Garrocho, excelsos marinos de Huelva de los siglos XVI y XVII que supieron defender sus costas y el honor de España con denuedo de héroes. Aquí nació el 3 de Septiembre de 1715 uno de los más ilustres descendientes de tan distinguida familia, don Juan A. de Mora Negro y Garrocho, virtuoso canónigo benefactor eminente de su tierra natal y sabio autor de la obra histórica HUELVA ILUSTRADA, 1762. Falleció en Sevilla, donde la escribió henchido de nostalgias onubenses, el 5 de noviembre de 1786”.

De nada sirvió. Cuarenta y seis años después nada ha cambiado en cuanto al espíritu destructor del patrimonio onubense. La Casa de la Chanca, es la siguiente candidata si no hacemos nada por evitarlo.

Por último quería lanzar a los lectores una pregunta acerca del escudo nobiliario que aparece en la foto de la casa y de el azulejo de San Antonio de Padua, con respecto a su ubicación actual, ya que no he encontrado nada sobre los mismos lo cual me hace pensar, en el mejor de los casos, que se encuentren en el Museo Arqueológico Provincial y no en manos de particulares.

Manolo Maro.

Fuente: http://hemeroteca.abcdesevilla.es/

Artículo Relacionado: Casas desaparecidas: La Casa de los Garrocho

Posted in Arquitectura, Casas Desaparecidas, Colaboraciones, Crítica Social, Dejadez, Historia, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 25 Comments »

Leyendas, fantasmas y otros cuentos

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en viernes, 17 julio 2009

Este artículo nace con la simple idea de recopilar entre todos los asiduos al blog la mayor cantidad posible de leyendas y de historias relacionadas con Huelva. Esta ciudad no es tan pródiga en hechos fantasiosos o asombrosos como Sevilla, Córdoba o Granada, pero sí que conserva todavía algunas de ellas, que quizás no tengan el embrujo o la magia de las leyendas granadinas o sevillanas, sin embargo forman parte de nuestra tradición popular y en algunos casos, de nuestra Historia. A continuación comento algunas de las leyendas que han llegado a mis oídos.

Leyendas y fantasmas en la propia ciudad de Huelva tenemos algunas: por ejemplo, la leyenda o existencia real de un túnel que comenzaba en la zona de la plaza de toros y que llegaba por dentro de los cabezos (antes de construirse la Cuesta del Carnicero) hasta San Pedro. ¿Es acaso esta leyenda una referencia al acueducto romano que discurría por esas zonas? Historias y leyendas religiosas hay varias. No voy a nombrar aquí las ya conocidas y relacionadas con la Cinta, pero sí nombraré algunas más desconocidas, como por ejemplo el Cristo milagroso de la calle Enmedio. Un azulejo de un crucificado que la tradición popular atribuía al año 1241 (cuando Huelva aún era musulmana) y que obraba milagros.

En las cercanías de la ciudad, en ese inmenso laberinto de caños y marismas que la rodean tienen su escenario una serie de leyendas que quizás sean las más desconocidas. Cuentan que tras una noche de tormenta, un barco que se dirigía al fondeadero del antiguo pueblo de Saltés descubrió un náufrago agarrado a unos tablones. Enseguida se botó una barca para ir en su busca. La sorpresa de los marineros fue grande al comprobar que no era un marinero de un barco naufragado, sino un cristo nazareno agarrado a una cruz rota al igual que un náufrago se agarraría a unas tablas. Ese Cristo pasó a formar parte de las imágenes de la iglesia del pueblo de Saltés y posteriormente pasaría a la capilla de Saltés en la zona de la plaza Quintero Báez y finalmente a la iglesia de San Pedro, dónde desapareció en la Guerra Civil.

Otra leyenda de la marisma podría formar parte de una película de piratas: El corsario Papasoli asolaba las costas de Huelva y tenía fama de estar obsesionado por las ballenas y otros “monstruos marinos”. Aprovechándose de esto, el capitán Garrocho construyó una estructura sobre un barco y le pintó ojos y dientes simulando un monstruo marino. El barco-señuelo fue dejado varado cerca de la costa y sin los palos, de forma que pareciese una ballena. Cuando el pirata se acercó a comprobar lo que era fue acorralado y apresado.

Leyendas mucho más antiguas con algunos datos históricos hacen referencia a que los fenicios estuvieron en la isla de Saltés con la idea de fundar una ciudad. Hicieron un sacrificio a los dioses y el resultado fue un mal augurio, por lo que abandonaron la isla. En el lugar dónde el sacrificio fue benigno fundaron la actual Cádiz.

Continuando con las leyendas de la antigüedad, tenemos la referencia de que la colina de La Rábida (Rus Baal o Peña de Saturno) fue anteriormente un lugar dedicado en primer lugar a Baal y luego a Proserpina y Saturno donde se celebraban cultos a estos dioses infernales.

Saliendo de la leyenda y entrando en los datos Históricos, parece que el origen del topónimo Onoba está en Onos Baal, que significa la fortaleza de Baal. Este Baal era un dios de la zona de Asia Menor y que con el tiempo el cristianismo y el judaísmo lo transformaron en Beelzebub (señor de las moscas) y posteriormente en Belcebú… menudo origen.

Y para finalizar, he dejado a los fantasmas: los célebres del viejo Manuel Lois, los fantasmas de la Merced o el escocés del Hipercor son sólo algunos ejemplos que están más presentes en la cultura popular que otro tipo de historias.

Cristos náufragos, dioses paganos, piratas, fantasmas…se aceptan otras historias. Ah, y por si alguno lo pensaba, no me he inventado nada…

Northman.

Posted in Historia, Leyendas, Tradiciones | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 63 Comments »

Casas Desaparecidas: La Casa de Los Garrocho

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en sábado, 9 mayo 2009

Ya hemos hablado anteriormente de los Garrocho, una de las familias más importantes de Huelva durante la Edad Moderna. Los miembros de esta familia se dedicaron a la carrera militar y eclesiástica, llegando incluso a corregidores de la villa de Huelva. Los Garrocho debían tener una casa principal como correspondía a su rango, y decidieron construirla en la calle La Fuente, llamada así por una fuente que surtía agua procedente del acueducto romano hasta bien entrado el siglo XVIII.

Esta calle se encuentra muy cerca de la plaza de San Pedro, lugar en el que se encontraban los centros de poder de Huelva en los siglos XVI y XVII: el castillo, la iglesia mayor de San Pedro y las Casas del Cabildo.  Pero en el siglo XVI se inicia una tendencia clara a continuar el poblamiento en la parte baja de la villa (la zona de la calle Concepción),  que con el paso de los años superará en importancia a la de San Pedro. Los Garrocho construyen su casa en la zona más baja de la calle La Fuente, un lugar cercano a San Pedro, pero no demasiado alejado del centro comercial de la ciudad.

Esta casa era un caserón de dos plantas, de los mejores que existieron en la ciudad. Tenía el escudo nobiliario de los Garrocho sobre su puerta, y un patio con arcos y alrededor del cual se disponían las habitaciones. Existen referencias sobre los “jardines” de la casa, así como de unas pinturas que celebraban los “triumphos gloriosos de esta Galeota de Huelva”, el barco capitaneado por esta familia y que se encargaba de librar a la ciudad del peligro de los piratas berberiscos.

Recreacion Antigua Fachada GarrochoRecreación aproximada de la fachada elaborada a partir de una descripcion, de una foto y de un dibujo.

Garrocho en el pasadoFoto: “El Castillo de San Pedro”, J.L. Gozálvez, P. 95.

Pues bien,  llegaron los años finales del siglo XX y la casa se mantenía en pie hasta que a algún “iluminado” se le ocurrió la feliz idea de que era un edificio inservible y sin valor, que debía ser derribado para ensanchar la calle.

Dicho y hecho, la casa de los Garrocho fue completamente derribada. El escudo de armas del portón fue desmontado y hoy puede ser contemplado en los jardines del Santuario de la Cinta. Su espacio se encuentra actualmente ocupado por un edificio de viviendas que en sus bajos tiene los estudios de RTVE Huelva.

Calle La FuenteNorthman.

Posted in Arquitectura, Casas Desaparecidas, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | 15 Comments »

Los Trianes y El Nazareno

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en viernes, 10 abril 2009

Todas las ciudades y pueblos han tenido vecinos ilustres que han jugado el papel de mecenas o patrocinadores de cofradías, iglesias y eventos religiosos. Huelva también los tuvo.

En el pasado, era costumbre frecuente que los vecinos adinerados labrasen capillas o incluso iglesias completas, costeándolas con su propio dinero y convirtiéndolas en panteones familiares. En Huelva tenemos el ejemplo de la iglesia de la Merced (panteón de los Duques de Medina-Sidonia y donde se enterraron algunos de sus hijos), la cripta de la Soledad, la capilla de la Inmaculada costeada por los Ginés Martín (y ocupada hoy por la hermandad de Pasión en San Pedro), o la capilla de los Garrocho en la desaparecida iglesia de San Francisco.  Hablaremos ahora de la especial relación entre una de estas familias, los Trianes, y la Hermandad del Nazareno, que procesionará dentro de algunas horas por las calles de Huelva.

El Nazareno en Placeta (2007). Foto: Sr. Rubio

El Nazareno en Placeta (2007). Foto: Sr. Rubio

La familia Trianes llegó a Huelva en el siglo XVIII  (1760) procedentes de Ayamonte, puesto que la posición de la ciudad y su puerto eran más ventajosos para su comercio con la ciudad de Cádiz. Se establecen en la calle Puerto, comprándo las casas de Antonio Buttler (un descendiente de irlandeses) y construyéndose una casa palacio. Esta casa estaba justo enfrente del Convento de la Victoria, donde se encontraba la Hermandad del Nazareno desde su fundación.

En 1766, los Trianes son nombrados alcaídes del castillo por parte de los Duques de Medina-Sidonia. Un cargo más que nada honorífico, ya que el castillo estaba en ruinas por aquella época, pero que nos da una idea de la importancia de esta familia.  En 1791 Antonio Agustín Trianes Zenteno manda construir en el Convento de la Victoria la capilla del Sagrario, donde se venerarían las imágenes de la hermandad del Nazareno y donde se enterrarían los miembros de su familia. A partir de entonces, los Trianes se convierten en patrocinadores de esta Cofradía, encargándose de sacar la Hermandad y dar culto a las imágenes.

Pero las cosas en Huelva duran poco, y 40 años después se cierra el convento de la Victoria debido a la desamortización. La familia Trianes encarga trasladar las pertenencias de la Hermandad del Nazareno a la iglesia de la Concepción, dónde esta familia construye una nueva capilla para la Hermandad del Nazareno, capilla que ocupa en la actualidad. En el testamento de Teresa de la Cruz de Trianes (1845), viuda de José María Trianes, se declara, “que habiéndose suprimido los conventos trasladé al altar que pertenecía a los Trianes, mis hijos, a la Parroquia de la Concepción en donde conservan sus pertenencias, como lo demuestra su escudo de armas”.

Con el paso del tiempo -ese tiempo que en Huelva arrasa con todo- se derriba el convento de la Victoria y la casa de los Trianes. Incluso la inscripción en el arco de entrada a la capilla del Nazareno en la Concepción, que indicaba la fecha de construcción de la capilla y su costeamiento por la familia Trianes, ha sido borrada a base de pintura blanca en la última “restauración” de la iglesia.

escudo-nazarenoImagen: www.nazarenodehuelva.com

El último recuerdo que queda de esta familia en Huelva, forma parte del escudo de armas de la Hermandad del Nazareno.

Northman.

Las citas y las fechas se obtienen de la página web de la Hermandad del Nazareno de Huelva.

Posted in Historia, Personajes Olvidados, Tradiciones | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 13 Comments »

Las mentiras del Terremoto

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en martes, 26 febrero 2008

El terremoto de 1755, el llamado terremoto de Lisboa. ¿Quién no ha oído hablar de él? Es una referencia segura en cualquier guía histórica-turística sobre Huelva. En todas ellas se hace mención a la destrucción que ocasionó en la ciudad y a la cantidad de edificios que derribó. La frase “el terremoto produjo una gran destrucción en la ciudad, por lo que actualmente no cuenta con muchos edificios antiguos” se repite en casi todas las publicaciones turísticas, pero…. ¿Hasta que punto esta frase es real? ¿El terremoto afectó más a Huelva que a ningún otro pueblo o ciudad? ¿Hasta que punto estamos poniendo excusas a la destrucción intencionada (y humana) de nuestro patrimonio?

Para ilustrar un poco (y nunca mejor dicho) este tema me voy a basar principalmente en un libro: HUELVA ILUSTRADA, de Juan de Mora Negro y Garrocho. Un libro escrito en el año 1762 (7 años después del terremoto). En este libro, se hace una descripción de la ciudad de Huelva en aquella época, de sus calles, sus edificios y su entorno. En ella se describe el estado de la ciudad después del seísmo, indicando incluso las reparaciones llevadas a cabo.

Veamos los edificios de interés que nombra divididos en dos grupos:

Edificios religiosos:

  • Iglesia de San Pedro.
  • Iglesia de la Concepción.
  • Convento de Santa María de Gracia (Agustinas).
  • Convento de la Victoria en la calle del Puerto (desaparecido actualmente).
  • Convento del Gran Padre San Francisco (desaparecido actualmente).
  • Convento de Nuestra Señora de la Merced.
  • Ermita de San Andrés (en la calle San Andrés y desaparecida actualmente).
  • Ermita de San Sebastián (donde hoy está la calle San Sebastián y desparecida en la actualidad).
  • Ermita de la Soledad.
  • Ermita de Saltés (al principio de la calle Puerto y desaparecida).
  • Iglesia del Hospital de la Caridad (descrita como muy suntuosa, situada cerca de la Concepción y desaparecida junto al hospital).
  • Capilla-arco de Nuestra Señora de la Estrella (en lo que ahora sería el final de la calle Marina aproximadamente y desaparecida).
  • Santuario de la Cinta.
  • Ermita del Señor San Blas (fuera de la ciudad y desaparecida).

En resumen, de 14 edificios religiosos mencionados, 8 de ellos han desaparecido sin dejar rastro y continuaban en pie después del terremoto. En 1762, había algunos todavía afectados por el seísmo (como el convento de la Victoria), pero en el libro se hace mención a las reparaciones llevadas cabo en la mayoría de ellos.

Veamos ahora las construcciones civiles dignas de mención:

  • Castillo de San Pedro (en ruinas en el siglo XVIII, sus piedras se usaron para restaurar otros edificios tras el terremoto. Hoy no queda ni rastro).
  • Palacio de los Duques (situado en la calle Palacio y hoy desaparecido).
  • El antiguo acueducto romano y sus fuentes (la parte subterránea del acueducto se conserva parcialmente bajo los cabezos del Conquero, si bien no está claro si existía estructura exterior visible en la época en la que se escribe el libro).
  • Las casas del cabildo (desaparecidas).
  • La cárcel (desaparecida).
  • El baluarte de la Estrella, defensa del puerto al final de la calle marina junto al arco de la Estrella (desaparecidos).
  • El libro habla también de una “portada de obras mas antigua que de Moros” en la que se encontraban monedas romanas y que al parecer ya estaba en ruinas en esa época. Posible puerta de entrada a la ciudad en la zona de San Pedro.

En el libro Historia Menuda de Huelva de Antonio José Martínez Navarro se nombran otros dos edificios existentes a finales del siglo XIX.

  • El alfolí (almacén de sal de la Real Hacienda construido en el siglo XV o XVI situado en la calle San José y desaparecido).
  • La “piedra del moro” (posible resto del Castillo, muralla o de una construcción romana o medieval situada cerca de San Pedro y desaparecida).

De los edificios civiles nombrados no existe en la actualidad ni uno solo. La mayoría fueron destruidos a lo largo del siglo XIX como el baluarte y arco de la Estrella (1848), la Peña del moro (1887), el Alfolí (1884), etc.

A estos edificios civiles hay que sumarles las casa particulares como la casa de los Trianes, la casa-palacio de los Garrocho, la llamada casa del Diablo y otras casas nobles de la ciudad de las que no se ha conservado ninguna.

La destrucción que causó el terremoto debió ser similar a la causada en otros pueblos y ciudades del entorno, sin embargo la proporción entre edificios conservados y edificios perdidos en Huelva está muy desequilibrada. En Huelva tradicionalmente se ha destruido más que se ha conservado, y no podemos culpar a los responsables del siglo XIX ya que en aquella época había muy poca conciencia, pero por lo visto esa conciencia tampoco llegó con el siglo XX en vista de todos los edificios modernistas y de tipo industrial que hemos ido perdiendo (por no hablar de los religiosos). Es muy sencillo explicar la falta de edificios antiguos en Huelva culpando de ello a un fenómeno natural para así descargar la verdadera responsabilidad del estado del patrimonio de la ciudad.

Me gustaría acabar este artículo con una frase, quizás algo exagerada, pero sacada tal cuál del libro Huelva Ilustrada. Cito textualmente:

“Destruyó gran parte del Pueblo el formidable Terremoto del año de 1755; pero a los dos años, no solo se veía reedificado, sino mejorado con Portadas insignes, y muy costosas, adornados de bella pintura los frontis de las Casas, renovados con costosas Obras los Templos, Casas, como Palacios, fabricadas de nuevo con la mayor suntuosidad.”

No hace falta decir más.

Northman.

Posted in Arquitectura, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 37 Comments »

La “iglesia” de San Francisco

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en jueves, 24 enero 2008

Vamos a volver a un tema que teníamos un poco olvidado, el de los mondongos arquitectónicos que tanto abundan en nuestra ciudad. Este post va dedicado a un mondongo muy singular: la iglesia de San Francisco.

La primitiva iglesia del convento de San Francisco era un edificio del siglo XVI y fue uno de los primeros edificios conventuales construidos en Huelva. Su situación se debía a la “lejanía” de esa zona de Huelva (en crecimiento en aquellos años) con respecto a la parroquia de la Concepción. El convento sirvió de cárcel e incluso como colegio (ya en sus últimos años de existencia). La iglesia era la zona más noble del convento. En su capilla mayor se encontraba la sepultura de la familia Garrocho (de los cuales ya hemos hablado en el blog) con una lápida en piedra donde se lee:

“ESTE ENTIERRO Y CAPILLA MAYOR ES DEL SEÑOR CAPITÁN ANDRÉS GARROCHO, ALMIRANTE POR SU MAJESTAD Y VICEGENERAL DE SUS ARMADAS Y DE SUS HEREDEROS, AÑO DE 1.604”

De igual modo en esta iglesia también estaban los escudos de armas de esta familia de marinos, y las banderas arrebatadas a los piratas que asolaban la costa de Huelva en el siglo XVII.

El capitán Andrés de Vega y Garrocho contrató en 1606 la construcción de un retablo con relieves al prestigioso artista Martínez Montañés, retablo que fue semidestruido en la guerra civil:

En esta iglesia fue fundada la conocida hermandad de San Francisco (La Esperanza) a finales del siglo XIX, y fue su templo hasta que se vio obligada a abandonarlo. Lo mismo le ocurrió a la hermandad de Los Mutilaos. En 1823 la comunidad religiosa abandona el convento pero se mantiene la iglesia abierta al culto hasta que llega el año 1963. En ese año se decide derribar porque simplemente estaba viejo y agrietado. De nada importa la historia de este edificio, que si bien no era un catedral gótica si que era uno de los pocos edificios antiguos que realmente mereciesen la pena en la ciudad, y sobre todo era un lugar cargado de historia.

De todas formas fuimos recompensados de la pérdida de este edificio con una preciosa iglesia con una especie de tapia de fachada, una escalera y un número de portal igual que el que hay en la puerta de cualquier bloque de pisos.

Es una iglesia de un gusto artístico exquisito, todo el mundo que pasea por detrás del ayuntamiento estoy seguro que queda asombrado ante la belleza inigualable de esta fachada. Del interior mejor no hablar porque no tengo palabras para describirlo. El que tenga interés que se acerque un buen día a visitarla y seguro que no será decepcionado. Por lo visto fue una de las precursoras del estilo arquitectónico iglesia-churro que tanto abunda en Huelva. Yo me pregunto ¿tan mal estaba la iglesia del siglo XVI como para tirarla y hacer esa basura en su lugar?

Por cierto, el que quiera ver algún resto de la extinta iglesia de San Francisco que se pasee por el santuario de La Cinta y verá dos columnas de la iglesia y la lápida de piedra antes mencionada. Los restos del precioso retablo (El Niño y la mesa de la circuncisión, la parte delantera de la Virgen, la cabeza de San José, parte del cuerpo del anciano Simeón y casi toda la figura de la profetisa Ana) se encuentran en el Monasterio de Santa Clara de Moguer.

Northman.

Fuentes: http://www.lahornacina.com, Huelva Ayer y Elaboración Propia

Posted in Arquitectura, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , | 47 Comments »

Una de Piratas

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en domingo, 11 noviembre 2007

Hoy os voy a contar una historia de piratas. Una historia que ocurrió hace siglos en nuestra ciudad.

Estando la costa de Huelva y los barcos que a ella se dirigían asolados por los piratas turcos y berberiscos, se decidió preparar unos barcos para la defensa de la ciudad y para contrarrestar estos ataques. Es el origen de la “Galeota de Huelva”, capitaneada por Juan de Vega y Garrocho, hijo de uno de los capitanes de la Armada Invencible. Al mando de dos barcos se dedico a defender Huelva y a los barcos de los ataques piratas, apresando varios de ellos entre los que se encontraba el corsario Solimán el Negro, famoso en aquella época. Esta empresa la continuó su hijo José de Vega y Garrocho.

¿A qué viene todo esto? Pues muy sencillo, es fácil ver que estos personajes forman parte de la historia de Huelva y ocupan un lugar destacado dentro de ella. ¿Qué hemos hecho para recordarlos? pues lo de costumbre…

Lo primero es ponerles una calle. La calle almirante Garrocho, o callejón Madreana, una calle bastante peculiar (por llamarlo de alguna forma). Un callejón sin sentido y olvidado de la mano de Dios junto a la calle la Fuente, un callejón en cuya esquina, hace años, era visible un viejo cañón a la imagen y semejanza de los muchos que hay en Cádiz. ¿Por qué dedicarle este callejón en la zona alta de la ciudad? pues porque muy cerca de él se encontraba la casa-palacio de los Garrocho, que por supuesto fue derribada para construir un precioso mondongo en la calle la Fuente, en la zona del Trastero.

calle-la-fuente.jpg

calle-madreana.jpg

Pero no solo acaba aquí el homenaje de Huelva a estos hombres. La familia Garrocho tenía su capilla en la Iglesia de San Francisco, donde estaban enterrados algunos de ellos y donde, hasta el siglo pasado, eran visibles los pendones y banderas de los barcos corsarios apresados por la Galeota. Pues bien, la iglesia fue derribada en los años 70, se construyo en su lugar otro mondongo del que pronto hablaremos y las lápidas se encuentran hoy (menos mal) en la ermita de la Cinta.

Así agradece Huelva el trabajo y esfuerzo de algunos de sus hijos mas ilustres.

calle-almirante-garrocho.jpg

Northman

Posted in Dejadez, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 15 Comments »