La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Historia’

Modos de vida y sociedad en la Huelva de hace 5.000 años

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 30 mayo 2012

Hoy miércoles 30 de mayo tendrá lugar a las 19:00 una interesantísima conferencia en la Sala multiusos del Centro de Visitantes “Huelva, Puerta del Atlántico”. Los ponentes son Juan Carlos Vera Rodríguez (Profesor Titular de Prehistoria de la UHU y asesor científico de las excavaciones llevadas a cabo en La Orden-Seminario de Huelva) y Mª José Armenteros Lojo (Licenciada en Historia y Técnica Arqueóloga en el yacimiento de La Orden-Seminario).

Se presentarán los modos de vida de las poblaciones que habitaron el actual solar de Huelva entre el 3500 y el 2000 a.C. a partir de los datos obtenidos durante las excavaciones del poblado de La Orden-Seminario: Cómo eran las viviendas, cómo se organizaban los grupos familiares, qué comían, cuales eran sus base económicas, etc, y todo ello en el marco de esa etapa histórica en Andalucía en general y la provincia en particular.

El poblamiento estable de la península ocupada por la ciudad de Huelva se remonta a unos 5500 años atrás, a fines de la etapa denominada Neolítico, cuando ya se cultivaban y pastoreaban los alrededores la ciudad y sus cabezos, complementándose la economía con la pesca y la recogida intensiva de moluscos en un ambiente de estuario abierto muy diferente del actual. Ya hacia el 2.800 a.C. hace su aparición la metalurgia del cobre, completando dos de las vocaciones económicas onubenses: el mar y la minería.

La asistencia a la conferencia es libre y gratuita, con un límite de 75 personas, que es el aforo de la sala.

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Cultura, Eventos, Historia, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , | 5 Comments »

Huelva y el Doctor Mackay para la eternidad

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 28 mayo 2012

Recientemente llegaba a mis manos la biografía de D. José Sánchez Ponce apodado como “El Serrano”. Probablemente a nadie le sonará este nombre y ciertamente a mí tampoco me sonaría si no fuera porque se trataba de mi bisabuelo.

En esta biografía realizada por otro familiar mío D. José Luis Armendáriz, se relata la vida de “El Serrano”, su nacimiento, sus 38 años de trabajo en el Puerto de Huelva, su vida por el conocido barrio de “San Sebastián” (más concretamente en la calle Mackay y Macdonald) y muchos de sus “hobbies” desde la cacería, los toros (fue jefe de toriles de la Plaza de la Merced) hasta el cante “jondo” (quedando incluso ganador del concurso celebrado en nuestra ciudad allá por los días 21 y 22 de julio de 1923 organizado por la Hermandad de las Cadenas).

Ciertamente ha resultado muy curioso saber tantas cosas de mi bisabuelo. Pero lo que me trae a publicar este artículo, es el hallazgo realizado por el autor de la biografía, pues José Luis Armendáriz ávido de encontrar la mayor información posible, incansable investigador, fue a dar lo que él denomina “la fotografía”.

Es ésta la que puede resultar curiosa para aquellos conocedores y amantes de la historia de nuestra ciudad. Se trata de la lápida del Doctor William Alexander Mackay (fotografía que nunca había visto) y en la que como máxima curiosidad nombra a la ciudad de Huelva.

José Luis Armendáriz recoge en su obra textualmente lo siguiente:

………..Los doctores William Alexander Mackay (Escocia 1860 – Escocia 1927) y su sobrino Ian Mackay Macdonald (Argyll 1873 – Londres 1932) fueron dos de los personajes más conocidos de Huelva. Dejaron aquí parte de su vida y de su sabiduría ejerciendo como médicos cirujanos en el hospital que la compañía Río Tinto levantó en la capital.

LÁPIDA DEL DOCTOR WILLIAM ALEXANDER MACKAY

….Se encuentra en el cementerio de Logie Easter, una pequeña comunidad al este de Escocia…..

……….En la inscripción figura en primer lugar su profesión y estudios M.D. (1) y F.R.C.S.E. (2) Luego los lugares de estancia: Huelva, como sitio destacado, en donde pasó la mayor parte de su vida y Heathmount (3). A continuación el nombre de los padres: el Reverendo John Mackay, con sus estudios M.A.(4) y donde vive o ejerce, Lybster (5) y su esposa, Wilhelmina Sutherland (6). Por último aparecen las fechas de su nacimiento (7) y defunción.

(1) Doctor en Medicina.

(2) Fellow of the Royal College of Surgeons of England (Miembro del Real Colegio de Cirujanos de Inglaterra)

(3) Población a unos 3 kilómetros de la ciudad de Tain en el Condado de Ross and Cromarty.

(4) M.A. Grado universitario en Humanidades y Ciencias Sociales concedido por las antiguas Universiades escocesas.

(5) Lybster es un pequeño pueblo pesquero en la costa noreste de Escocia, que pertenece al condado de Caithness.

(6) Se casaron el 19 de marzo de 1846 en la ciudad de Latheron en el Condado de, Caithness.

(7) Nació en la fecha indicada en la ciudad de Latheron en el Condado de Caithness,

El resto de lo que figura en la lápida y dado que no se pretende hacer en este trabajo el árbol genealógico del Doctor Mackay, lo dejamos para futuros investigadores o estudiosos del tema.

a José Luis Armendáriz.

Posted in Colaboraciones, Curiosidades, Historia, Personajes Olvidados | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 7 Comments »

Los marinos de Huelva y el Descubrimiento

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 12 octubre 2011

De todos es conocida la historia de Cristóbal Colón y su llegada a estas tierras para preparar lo que acabaría siendo el Descubrimiento de América. Según cuenta la Historia (con mayúsculas) más o menos oficial, Colón llega junto con su hijo Diego al Monasterio de La Rábida hacia 1485, procedente de Portugal, donde no había tenido éxito planteando su expedición.  Pero ¿llegó Colón por casualidad a La Rábida? ¿venía buscando algo o a alguien en concreto? ¿sabían los marinos de las actuales costas de Huelva algo que Colón necesitaba conocer?

La villa de Palos había sufrido un importante crecimiento demográfico desde mediados del siglo XV gracias a la actividad comercial de sus marinos. Los palermos comerciaban con el Norte de Europa y el Mediterráneo, intercambiando bienes y pescado obtenidos en la zona de Guinea, y rivalizando con los portuguese del Algarve tanto en este comercio, como en el de esclavos. Los pilotos y marinos de estas costas eran expertos navegantes, no sólo de la costa atlántica europea, sino que se aventuraban en mares a priori menos conocidos.

…porque sólo los de Palos conocían de antiguo el mar de Guinea, como acostumbrados [estaban] desde el principio de la guerra a combatir con los portugueses y a quitarles los esclavos adquiridos a cambio de viles mercancías.

Alfonso de Palencia, Crónica de Enrique IV

Parece claro que, tanto la posición geográfica de Palos, como sus navegantes y los de los pueblos cercanos eran ideales para realizar una expedición como la que Colón planteaba. De hecho, el Padre Las Casas nos lo confirma cuando con referencia natural a Palos dice: «para donde pidió á sus altezas que le diesen recaudo para el viaje.» Los marineros que formaban las tripulaciones de las carabelas descubridoras no eran ni mucho menos malhechores sacados de las cárceles, sino hombres de mar de las poblaciones costeras y que habían sido reclutados por hombres de prestigio en toda la comarca como los Pinzón o los Niño.

Parece claro que Colón tenía interés en partir del puerto de Palos, pero ¿sólo vino Colón buscando marinos expertos? parece ser que no. Es posible que los pilotos de esta zona tuvieran unos conocimientos “no oficiales” que a Colón le podían interesar.  Es posible que algunos marinos del Condado de Niebla conocieran las costas americanas, aunque fuese sólo por casualidad, y sin entrar en teorías demasiado “polémicas”, como la defendida por Luisa Isabel Álvarez Duquesa de Medina Sidonia en la cuál esa “Guinea” sería en realidad las tierras de la desembocadura del Orinoco.

Esta teoría, lejos de ser nueva, aparece en algunos escritos del siglo XVI y XVII. Tomé Cano, que no era literato, sino hombre de mar, natural de las islas Canarias, dedicado á la construcción naval, escribió un Arte de fábrica de naos, publicado en el año 1611, y haciendo referencia al casual descubrimiento de las islas oceánicas antes que lo hiciera Colón, decía:

«Lo cual es así cosa certísima fuera de toda opinion y que así se platica y sabe hoy en la isla de la Madera y entre los viejos marineros de Portugal, el Algarve y lo que llaman el Condado [de Niebla]. E yo lo supe desta suerte de alguno dellos que conoció aquel tiempo y fijé de él, y lo decía por cosa muy llana, y muy pública.»

El pre-descubridor de América  más famoso por estas tierras es Alonso Sánchez, piloto de Huelva cuya nave fue desviada de su rumbo debido a una tormenta. El viento arrastró su carabela hasta una isla del Nuevo Mundo. A su vuelta, y estando moribundo, contó lo que le había ocurrido a Cristóbal Colón en la isla de Porto Santo, a donde había llegado junto con unos pocos supervivientes.

Estatua de Alonso Sánchez de Huelva

Estatua de Alonso Sánchez de Huelva

El padre Bartolomé de las Casas ya informa de una historia similar a la de Alonso Sánchez:

“Díjose que una carabela o navío que había salido de un puerto de España y que iba cargada de mercadería para Flandes o Inglaterra, o para los tractos, la cual, corriendo terrible tormenta, y arrebatada de la violencia e ímpetu de ella, vino diz que, a parar a estas islas y que aquesta fue la primera que las descubrió.”

Pero el primer cronista en indicar el nombre y la procedencia del marino que informó a Colón fue el Inca Garcilaso:

“Éste fue el primer principio y origendel descubrimiento del Nuevo Mundo, de la cual grandeza podía loarse la pequeña villa de Huelva, que tal hijo crió, de cuya relación, certificado Cristóval Colón, insistió tanto en su demanda, prometiendo cosas nuncavistas ni oídas, guardando como hombre prudente el secreto dellas, aunquedebaxo de confianca dió cuenta dellas a algunas personas de mucha autoridad acerca de los Reyes Católicos, que le ayudaron a salir con su empresa, que, si no fuera por esta noticia que Alonso Sánchez de Huelva le dió,no pudiera de sola su imaginación de cosmografía prometer tanto y tancertificado como prometió ni salir tan presto con la empresa del descubrimiento”

Pero no es el único caso. Existe también la figura de Pero Vázquez de la Frontera, marino residente en Palos y que había navegado en la expedición portuguesa que se había adentrado en el Atlántico en 1452 hasta alcanzar el mar de los Sargazos.  Colón al parecer se entrevistó con este viejo marino en Palos, según indican los testimonios de los pleitos Colombinos:

“Quel dicho Cristóbal Colón, antes que fuese a negociar con los Reyes Cathólicos sobrel dicho descubrimiento, vino a esta Villa de Palos…e posó en el monesterio de La Rábida, e de allí venía algunas vezes a esta Villa e hablava con un Pero Vasques de la Frontera, que era onbre muy sabio en el arte de la mar e avía ydo una ves a fazer el dicho descubrimiento con el ynfante de Portugal…”

Fernando Valiente

“Conosció (a Colón) y le vio harto pobre y nesçesitado…, y oyó dezir a un Pero Vasques de la Frontera, vezino de la villa de Palos, al tiempo quel dicho Colón vino a querer yr al dicho viaje, quel dicho Colón venía a tomar lengua y aviso del dicho Pero Vasques de la Frontera, como perona que avía sido criado del rey de Portugal y tenía noticia de la tierra de las dichas Yndias.”

Alonso Gallego

Algunos autores consideran estos testimonios como falsos o exagerados y que buscaban dañar la reputación de Colón. Pero los indicios no vienen únicamente de supuestos “enemigos” de Colón, sino que él mismo nos da un extraño dato en su diario de abordo:

“Sábado, 6 de octubre.
Navegó su camino al Oeste o Güeste, que es lo mismo. Anduvieron cuarenta leguas entre día y noche; contó a la gente treinta y tres leguas. Esta noche dijo Martín Alonso que sería bien navegar a la cuarta del Oeste, a la parte del Sudoeste; y al Almirante pareció que no decía esto Martín Alonso por la isla de Cipango, y el Almirante veía que si la erraban que no pudieran tan presto tomar tierra y que era mejor una vez ir a la tierra firme y después a las islas.

Este cambio de rumbo propuesto “misteriosamente” por Martín Alonso no fue tenido en cuenta por Colón hasta el día siguiente, cuando los indicios (el paso de unas aves en dirección suroeste) le obligaron a aceptar el consejo del marino de Palos.

“Domingo, 7 de octubre
Navegó a su camino al Oeste; anduvieron doce millas por hora dos horas, y después ocho millas por hora; y andaría hasta una hora de sol veintitrés leguas(…) porque pasaban gran multitud de aves de la parte del Norte al Sudoeste (por lo cual era de creer que se iban a dormir a tierra o huían quizá del invierno, que en las tierras de donde venían debía de querer venir, porque sabía el Almirante que las más de las islas que tienen los portugueses por las aves las descubrieron), por esto el Almirante acordó dejar el camino del Oeste y poner la proa hacia Oessudoeste, con determinación de andar dos días por aquella vía…”

5 días después desembarcaría en el Nuevo Mundo.

¿Casualidades? ¿elucubraciones? ¿teorías fantásticas? ¿o quizás existe un fondo basado en la realidad? quizás nunca lo sepamos.

http://www.reformation.org/spanish-garcilaso-de-la-vega.html

http://es.wikisource.org/wiki/Diario_de_a_bordo_del_primer_viaje_de_Crist%C3%B3bal_Col%C3%B3n:_texto_completo

Cesáreo Fernández-Duro, La tradición de Alonso Sánchez de Huelva, descubridor de tierras incógnitas

Posted in Curiosidades, Historia, Leyendas, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 97 Comments »

El Puerto de Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 26 septiembre 2011

Ha llegado a nuestras manos (o más bien a nuestro correo electrónico) un interesantísimo PDF de anónima autoría y que es todo un documento gráfico de la historia del Puerto de Huelva y de los distintos muelles que lo componen. Es escueto en texto, pero rico en imágenes, y hace valer el célebre refán: una imagen vale más que mil palabras. Os recomendamos su visionado si es que no lo habéis recibido ya en vuestros emails:

El Puerto de Huelva

Posted in Curiosidades, Historia, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 17 Comments »

El día que un lepero fue rey de Inglaterra

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 11 julio 2011

Hace unos días un amigo nos mandaba un correo electrónico con un curioso artículo publicado en un interesante blog que os invitamos a descubrir, “Historias de la Historia”. El título del post realizado por Javier Sanz, administrador de dicho blog, es más que sugerente y a buen seguro que gustará a los numerosos amantes de la historia que son lectores habituales de La Huelva Cateta, El día que un lepero fue rey de Inglaterra:

Aunque se relaciona a Lepe con los chistes, esto no es un chiste.

Juan de Lepe era un marino de esta localidad onubense cuyo carácter debía ser una mezcla del Lazarillo de Tormes (pícaro) , Juan Tamariz (tahur) y el Follonero (bromista y descarado) que los avatares de la vida le llevaron a la corte del rey de Inglaterra, Enrique VII. Llegó a ser una mezcla de confidente y bufón del rey. El desapacible clima de la isla hacía que rey y plebeyo pasasen las horas, al calor del hogar, tomando unas cervezas y jugando una partida de cartas o de ajedrez. El rey inglés tenía fama de tacaño y las apuestas no pasaban más de allá de alguna moneda hasta que un buen día, pensando que Juan se echaría atrás, se jugó las rentas de Inglaterra a una mano – aunque luego lo dejó en las de un día -. Juan, sin inmutarse, aceptó.

Enrique VII

Enrique VII

Y el resultado… Juan de Lepe ganó y fue rey de Inglaterra durante un día (The little King of England). Se dio una gran fiesta en su nombre y Juan aprovechó la ocasión para llenarse los bolsillos. Tras la muerte de Enrique VII, en 1509, el lepero decidió regresar a su casa antes de que Enrique VIII decidiese su destino. Ya en su pueblo natal, se dedicó a disfrutar de la vida, y de su fortuna, pero también quiso ganarse el retiro celestial y donó parte de sus riquezas al Monasterio Franciscano de Lepe con una condición: cuando falleciese se debería grabar en su lápida, a modo de epitafio, sus hazañas.

Así sea…

Y aunque a fecha de hoy no se conserva, sabemos que se hizo por la obra Origine Seraphicae Religionis (1583) del padre Francisco de Gonzaga:

En la Iglesia de este convento (Ntra. Sra. de la Bella) aún se ve el sepulcro de cierto Juan de Lepe, nacido de baja estirpe del dicho pueblo de Lepe, el cual como fuese favorito de Enrique VII rey de Inglaterra con él comiese muchas veces y aun jugase, sucedió que cierto día ganó al rey las rentas y la jurisdicción de todo el reino por un día natural, de donde fue llamado por lo ingleses el pequeño rey…

¿Sería Juan de Lepe el culpable de que hace un año apareciese expuesta la corona de Enrique VII en Lepe?

Fuentes: Ayto. de Lepe, Archivo de Lepe, Sobre Huelva

Publicado originalmente en: http://historiasdelahistoria.com/2011/06/21/el-dia-que-un-lepero-fue-rey-de-inglaterra/

Posted in Colaboraciones, Curiosidades, Historia, Personajes Olvidados | Etiquetado: , , , , , , , | 4 Comments »

3000 años de historia en la Ría de Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Domingo, 29 mayo 2011

¿Quién no ha oído hablar de las espadas y otros objetos que aparecieron en la ría de Huelva? Creo que algunos más y otros menos hemos oído alguna referencia a este tema. Pero, ¿se valora a este hecho como es debido? Creo que no, y por eso intentaré desarrollar un poco el tema para darlo a conocer algo más.

La historia comenzó a finales de marzo de 1923, cuando realizando un dragado de la ría, la draga “Cinta” comenzó a extraer del fondo a unos 23 metros del muelle de la compañía minera de Tharsis y entre 7,5 y 9,5 m. de profundidad bajo el lodo, una serie de objetos metálicos, junto con algunos trozos de madera y el mismo lodo.

Localización del lugar en la actualidad

Estos objetos metálicos resultaron ser unas 400 piezas de bronce, entre las que se encontraban unas 40 espadas (28 completas) de entre 70 y 75 cm, puñales de entre 15 y 40 cm, puntas de lanza, de entre 15 y 49 cm y flechas, así como otro tipo de objetos como fíbulas, botones, broches de cinturón, agujas, anillas, remaches, pasadores, cilindros macizos, y los que podrían ser trozos de cascos. Una amplia muestra de estos objetos pueden verse en el Museo Provincial de Huelva. De este tipo de objetos ya habían aparecido algunos en España, pero la cantidad total de todos ellos era muy inferior a los aparecidos en nuestra ría, y algunos como las puntas de lanzas, flechas y botones eran muy escasas en España e incluso en Europa, y otros como las fíbulas eras las primeras que aparecían.

Rápidamente el mundo de la arqueología de la época volvió su mirada hacia Huelva. Hay que tener en cuenta que en aquella época la arqueología sobre la protohistoria española y el mundo tartesio estaba llena de conjeturas. Schulten buscaba, con escaso éxito, la ciudad de Tartessos en Doñana, escasas voces situaban el centro de esta civilización en Huelva capital, ya que aún no había sido localizado ningún otro yacimiento arqueológico de esta época en la ciudad. Éstos comenzarían a aparecer en los cabezos de la ciudad a partir de los años 50 y 60, con lo que comenzarían  a unirse las piezas del puzzle.

Lo primero sería intentar averiguar la procedencia y datar lo objetos, comprobándose que el diseño de éstos correspondía posiblemente a la zonas de oeste europeo celta o del Egeo, por ejemplo, el tipo de espadas, denominado “lengua de carpa”, era propio del oeste, aunque si bien el diseño era de esa zona, los objetos tenían alguna particularidad de esta zona, por lo que daba pie múltiples teorías. Parece que pudieran tratarse de objetos del norte u oeste europeo, pero procedente del comercio con el Mediterráneo central u oriental, con la posibilidad de que alguno hubiese sido reparado o refundido aquí. El análisis de los isótopos de plomo del cobre de estos objetos, indica que éste procede de dos yacimientos distintos y no coinciden con el cobre de esta zona, por lo que parece definitivo que su elaboración primera no se dio aquí, como muchos han pensado, aunque quizás sí una refundición posterior. No obstante, están elaborados con una notable técnica metalúrgica en aleaciones y formas,  con tasas de estaño ligeramente inferior a otros depósitos ingleses y franceses y muy superior a los del Mediterráneo.

Recreación y comparación paleogeográfica de la ría de Huelva en la época de los depósitos (Revista Complutum extra nº 5)

Otra cuestión es la datación, y en este punto vuelven a aparecer múltiples opiniones, pero casi todas ellas las sitúan antes incluso de la llegada de fenicios a comerciar con Tartessos, situándola entre los siglos XIII aC a IX aC. Pruebas del carbono 14 realizadas en restos de madera que se encontraban junto a estas piezas, la sitúan entre los años 880 a 850 aC. Estas dataciones indican la antigüedad del comercio del puerto de Huelva, anterior incluso al comercio con fenicios y por supuestos griegos, mostrando la importancia de este comercio, sobre todo, de metales, tanto procedentes de las zonas mineras de Riotinto y Tharsis como proveniente del exterior, durante cientos de años, y que con altos y bajos ha llegado, sin interrupción a lo que es el Puerto de hoy en día.

Interesa, además, intentar saber los motivos por los que estos objetos se encontraban depositados en el fondo de nuestra ría, lo que ha dado, nuevamente, pie a múltiples teorías. El hecho de que todas estas piezas apareciesen en poco espacio, indica que se trata de un único depósito. Las teorías más posibles son las que hacen referencia al posible hundimiento de un barco que iba dedicado al comercio o que tuviese un fin votivo, ya que al parecer era propio de esa época realizar ofrendas a los dioses sumergiendo en lagos y similares armas y objetos de este tipo.

Algunos objetos encontrados en la ría en 1923

Pero no se limita a este hallazgo las apariciones de este tipo en nuestra ría. Unos años después, en 1930, otro objeto de enorme valor arqueológico se localizó en ella. Se trataba del primer casco griego hallado en nuestro país. Es un casco de tipo corintio (el modelo griego más reconocible), fabricado en cobre puro, finamente trabajado en sus detalles, el cual presentaba una rotura en su parte posterior, que por el diseño del mismo se ha datado entre los años 550 y 525 ac, la época final del comercio con los griegos.

Su aparición nuevamente hizo girar las miradas arqueológicas a la ría, e hizo volar la imaginación de los arqueólogos de la época. El mismo Schulten, publicó un artículo tratando el tema, y se comenzó a pensar que procedía de algún conflicto belicoso, y que la rotura trasera era producto de un golpe que provocaría la muerte del portador del mismo. Con el paso del tiempo y una vez más frío los ánimos, fueron surgiendo nuevas teorías. Aún no se sabe a ciencia cierta el por qué de la aparición del casco en ese lugar, pero nuevamente pudiera tratarse de motivos votivos,  ya que otro casco griego, que apareció con posterioridad en Jerez, lo hizo en circunstancias parecidas y como ya hice referencia antes, era habitual este tipo de prácticas. No obstante, este tipo de casco es muy escaso en Europa Occidental. El casco, lamentablemente, no puede ser apreciado en Huelva, ya que desde un principio se traslado para su estudio al Museo de Historia de Madrid, y si no me equivoco, ahora se encuentra en el Museo Arqueológico de Madrid.

Casco encontrado en la ría en 1930

Pero en esta época, la arqueología tenía un escaso control y después han ido surgiendo en poder de distintas personas, diversos objetos que al parecer han aparecido en distintos lugares de la ría. Dos espadas, en 1943 y 1963 y diversos objetos más de bronce, de los que en algunos casos se desconoce el lugar exacto de su localización, por lo que se puede pensar que alguno más puede haber, y lo que parece más probable es que aún quede más en el fondo, pero que sólo nuevos dragados sacarían a la luz.

Todo esto daría forma, a lo que unido a los hallazgos arqueológicos que desde los años 50 y 60 vienen localizándose en la ciudad y sobre todo en los cabezos, a la fase previa de lo que luego se convertiría en el mundo tartesio del que hablan los clásicos.

Estos objetos de la ría de Huelva tienen un extraordinario valor arqueológico, por la cantidad y calidad de los mismos, no sólo muy abundantes en Huelva, sino escasos en el resto de España y Europa, y unidos a los yacimientos en la ciudad, sitúan a nuestra ciudad como el lugar más importante de la península y unos de los mas importantes de la Europa Occidental en la época del Bronce final, lo que ha llevado a numerosos estudios sobre el asunto, tanto a nivel nacional como internacional, quedando constancia en numerosas y prestigiosas publicaciones sobre arqueología.

Pese a todo, la importancia de estos hallazgos parece que es inversamente proporcional al conocimiento que los onubenses tenemos de ello y al interés que hasta ahora despierta en las administraciones, ya que bajo mi punto de vista, hay mucho qué saber y son muchas sus posibilidades de explotación e investigación y, aparte del Museo Provincial, es difícil encontrar información al respecto y muy especializada, a no ser que te lo tomes muy a conciencia. Aunque en esta ultima campaña para las municipales he visto alguna pequeña referencia a la historia más antigua de la ciudad y a la puesta en valor de hallazgos arqueológicos en los programas electorales. Quién sabe, a lo mejor algún día se deciden a tratarlo en serio.

Neoptolemo.

Bibliografía:

– Revista Complutum (Universidad Complutense de Madrid) Extra nº 5

– El casco griego de Huelva (Reeditado por la Diputación de Huelva)

– Armas y Objetos de bronce extraídos en los dragados del Puerto de Huelva. (Editado por Diputación de Huelva).

– Isótopos de plomo aplicados al registro arqueológico prehistórico y protohistórico: El caso del depósito de armas de la Ría de Huelva. Dr. Mark A. Hunt Ortiz

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Cultura, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 34 Comments »

La mítica Atlántida podría estar en Doñana

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 14 marzo 2011

Esa es la conclusión a la que han llegado un grupo de investigadores internacionales de distintas ramas afirmando que la ciudad perdida estuvo ubicada en las Marismas de Doñana y que pudo ser arrasada por un tsunami similar al que ha asolado parte de la costa nipona. El amigo José Antonio nos ha mandado la noticia aparecida hoy 14 de marzo en el ABC y no hemos resistido la tentación de publicarla tal cual. A buen seguro que hará las delicias de los lectores más fanáticos de la historia antigua de la provincia de Huelva:

Puede que Platón en sus Diálogos no hiciera más que relatar una verdad histórica y no una leyenda de la antigüedad al mencionar la existencia junto a los Pilares de Hércules de una fabulosa ciudad -la Atlántida- que en cuestión de “un día y una noche… desapareció entre las profundidades del mar”. Un grupo internacional de investigadores, con el respaldo de la National Geographic Society de Estados Unidos, dice haber encontrado indicios del mito que viene fascinando desde hace 11.000 años justo bajo las marismas del Parque Nacional de Doñana.

Imagen: National Geographic

El equipo de geólogos y arqueólogos dirigido por el profesor americano Richard Freund ha invertido dos años de trabajos con la ayuda de fotografías de satélite, radares capaces de penetrar la tierra, cartografía digital y tecnología submarina. Y de acuerdo a sus conclusiones, narradas para la televisión en un documental especial emitido esta semana, la Atlántida con su peculiar diseño circular estuvo situada ni más ni menos que al noroeste de Cádiz.

El profesor Freund también ha confirmado que el final de esa ideal ciudad vino en forma de un cataclismo de la naturaleza: un terremoto y un brutal tsunami como el sufrido la semana pasada por Japón. De acuerdo a las explicaciones ofrecidas por el académico de la Universidad de Hartford, en Connecticut, “resulta bastante difícil entender que un tsunami puede arrasar hasta más de 90 kilómetros tierra adentro pero de eso, más o menos, es de lo que estamos hablando”.

Como respaldo a estas hipótesis, los investigadores señalan la existencia de restos de otras “ciudades monumento” construidas siguiendo el peculiar trazado circular de la Atlántida. Obras situadas en otras partes de España y atribuidas a supervivientes de la destrucción de la mítica ciudad descrita en las cercanías del estrecho de Gibraltar. De acuerdo las explicaciones del profesor Freund, el lugar identificado en Doñana, que resulta accesible solamente durante un mes de verano, “es el mejor candidato posible nunca descubierto con la mayor cantidad de evidencias” en comparación a otras alternativas en otras partes del mundo.

El equipo patrocinado por la National Geographic ha anunciado su intención de volver para realizar excavaciones tanto en la zona del Parque de Doñana como en las misteriosas réplicas detectadas más hacia el centro de España. Entre las evidencias presentadas figuran estatuillas que se remontan a la edad de bronce y una serie de mediciones que indican la existencia en el subsuelo, bajo varios metros de agua y barro en la desembocadura del Guadalquivir, de estructuras que podrían ser canales y zonas de uso comunal.

Fuente: http://www.abc.es/20110314/ciencia/abci-national-geographic-situa-atlantida-201103141731.html

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Historia, Leyendas, Naturaleza | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , | 96 Comments »

Un trozo de nuestra historia se subasta en “Christies”

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 21 diciembre 2010

No voy ahora a escribir un artículo, sino sólo informar de un hallazgo que me ha llenado de perplejidad y desánimo. Navegando por la red he localizado en la página web de la casa londinense de subastas, un lote en el que se incluía la Carta Ejecutoria de Hidalguía del onubense Cristóbal Quintero Velázquez, otorgada por Felipe II en 1590, que fue subastada en 2007 por unos 22.000 dólares. Os adjunto el enlace:

http://www.christies.com/LotFinder/lot_details.aspx?intObjectID=4924282

Cristóbal Quintero, descendiente del copropietario de la “Pinta” que realizó con Colón su primera travesía, ostentaba el cargo de Regidor de la Villa de Huelva, y estaba casado con Isabel de Feria. La casa solariega de los Quintero se localizaba en la Calle del Puerto y fue derribada a finales de los sesenta. Se trataba de una casa solariega con patio central en forma de claustro, y que por su importancia, fue durante casi un siglo sede de la Audiencia Provincial, en concreto desde 1881 a 1968. La familia de los Quintero se desprendió del palacio –así lo denominó el onubense Fernando de Antón del Olmet, Marqués de Dos Fuentes– en 1823, cuendo el último representante de la familia, el presbítero José Quintero, la vendió a Juan Fernández. La rama principal de los Quintero se había trasladado a Cádiz durante el S. XVIII. Parece que no sólo los “catetos” de los onubenses derribaron la Casa de los Quintero, sino que sus descendientes vendieron la Ejecutoria, una copia de la cual existe – o al menos así figura en sus catálogos– en el Archivo de la Real Chancillería de Granada, a no ser que lo subastado sea realmente el documento de ese Archivo, que todo es posible.

Es una lástima que este legajo, en vez de integrar el patrimonio de nuestra ciudad se encuentre ahora, previsiblemente, en manos de un coleccionista privado.

Juanjo.

Posted in Casas Desaparecidas, Colaboraciones, Cultura, Curiosidades, Historia, Personajes Olvidados | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 19 Comments »

Conclusiones de las XIII Jornadas Arqueológicas de Aljaraque

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 13 noviembre 2010

Finalizaron las XIII Jornadas de Arqueología y Territorio de Aljaraque, y en ellas, como en años anteriores, conseguimos conocer un poco más la historia y el patrimonio que tiene toda la provincia.

Este año, el primer día se habló sobre la Huelva Protohistórica, esa época en la que nuestra ciudad y provincia consiguen distinguirse del resto del país, y que difícilmente encontraremos ninguna referencia fuera del Museo Provincial. Para ello, analizan las distintas etapas que tiene el estudio de un yacimiento arqueológico en sus niveles más profundos, en la capital. En algunos momentos, se hizo quizás demasiado técnico, pero aportó datos interesantes, ya que cuanto más yacimientos de esta época se estudian, más se ajusta la historia de nuestra ciudad a los textos clásicos y bíblicos, que hablan tanto de Tartessos como de Tharsis, ya que cada vez coge más entidad la ciudad protohistórica de Huelva. Contaron cómo se analizan los distintos estratos del subsuelo hasta encontrar el que presenta signos de haber estado habitado por humanos, cómo se analiza la estructura del territorio de esa época, el análisis de los restos biológicos y el estudio de los restos. Todo esto, suele llevar a afirmar que la ciudad en sí, es el mayor yacimiento arqueológico de la época en el país.

El segundo día, se trató el tema de la actividad minera en la provincia y el patrimonio que ha quedado de ella. Se habló de la importancia de catalogar adecuadamente todo el patrimonio legado para evitar que por desconocimiento de su existencia o la ocultación de la misma, se puedan realizar acciones (casi siempre urbanísticas), que los destruya. También, se trató la geografía relacionada con la actividad, la participación ciudadana que colabora en el conocimiento de la historia y conservación de su patrimonio, contribuyendo para ello un representante de la Asociación Amigos de Tharsis “Ernesto Deligny”. Se habló del excelente trabajo realizado por la Fundación Riotinto en la gestión y creación de proyectos relacionados con la explotación turística del legado minero de la zona, y puede servir de ejemplo de un trabajo bien hecho en la conservación del patrimonio y uso museístico de éste.

Museo Minero de Riotinto Ernest Lluch. Imagen: www.museosdeandalucia.com

Pero donde finalmente se analizan estas cuestiones es en la participación de los asistentes con sus preguntas e intervenciones. Y ahí se vio las diferencias y similitudes de estos dos temas.

La principal diferencia está evidentemente en que el patrimonio tangible es infinitamente superior en el tema minero, lo que le da unas posibilidades que las de la época protohistórica carecen. Pese a esta diferencia, surgieron problemas similares, y todos nacían de donde mismo, la “tradicional” falta de interés por parte de las Administraciones y la población para incentivar el estudio y puesta en valor de este patrimonio. Incluso se produjo una pequeña discusión a cuenta de si era la población la que no exigía a la Administración que le dedicase más atención a estos temas, o si la Administración es la que dificulta estos trabajos, en definitiva, la eterna pregunta de qué fue primero, si la gallina o el huevo.

Esta situación en la capital llega a su punto más extremo, ya que hemos convertido 4500 años de poblamiento en el hecho puntual de la salida de las Carabelas y en el legado inglés, todo lo demás, incluido la extensa protohistoria de la ciudad, parece carecer de todo interés y las Administraciones parecen aprovecharlo para no prestarle la más mínima atención. Esta cuestión es claramente visible desde este blog, sólo hay que ver muchos de los comentarios en los artículos relacionados con el tema, y muchos consideran simples piedras o viejos edificios ruinosos el poco patrimonio visible que nos queda, olvidando que este estado ha sido provocado por este legendario desinterés de la ciudad.

También, hubo tiempo para tratar su posible utilización turística, donde se indicó, muy acertadamente, que no sólo basta con arreglar un poco cualquier resto o edificio, sino que debe hacerse atractivo y entretenido para su visita. Sin embargo, ni se ve, ni se espera una mejora del interés en apoyar o facilitar estos trabajos y por ejemplo, la ciudad esta condenada a conservar eternamente distintos yacimientos arqueológicos como reserva, tales como la Plaza de las Monjas o la conocida como Plaza Arqueológica, y seguirán prevaleciendo intereses inmobiliarios a cualquier otro, apoyados  por una parte de la ciudadanía que considera un estorbo todo este patrimonio. No sé qué pensarían si viviesen en ciudades como Mérida, Tarragona o Baeza, rodeados de tanto edificio viejo y resto “inútil”.

Plaza Arqueológica de Huelva. Imagen: www.skyscrapercity.com

Finalmente, aún quedó tiempo para dedicarle al yacimiento de la Isla Saltes y el por qué está completamente abandonado y es imposible su visita. Aprovechando que estaba presente un representante de la Junta surgió el tema y éste contestó que aunque la Junta es la propietaria del lugar, han surgido problemas con el cambio de titularidad de los terrenos ya que el anterior propietario, la Constructora Tremon, lo tenía a nombre de diversas filiales y el tema está en manos judiciales para su resolución. Así que seguiremos a la espera de que se haga algo útil con el lugar.

Quizás algún día cambie esta tendencia, ya que aquí parece que muchos disfrutan contestando a la pregunta ¿Qué se puede ver en Huelva? “no hay nada que ver”, y esto no es del todo cierto, sólo hay que cuidar algunas cosas, recuperar otras, seguir trabajando e investigando y sobre todo, saber enseñarlo, y eso es tarea de todos.

Neoptolemo.

Artículos relacionados:

https://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/12/13/huelva-begins-nativos-fenicios-tartessos-y-griegos/

https://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/06/28/la-ciudad-de-salthish/

https://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/03/21/la-ciudad-de-tartessos-en-huelva-capital-12/

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 Comments »

El primer libro publicado en Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 2 noviembre 2010

Para cambiar de tercio y tratar de elevar algo el estado depresivo al que la política y la situación económica nos están abocando, puede ser interesante volver a aportar algunas curiosidades de nuestra ciudad. Más abajo os incluyo, un pequeño poema infantil incluido en una obra que puede ser considerada como el primer libro publicado en Huelva. La obra en cuestión se titulóEl Amor Familiar o Pequeña Colección de Poesías dirigida a sus parientes realizada, supuestamente, por D. Manuel María Sainz y Gómez. Fue editada por Manuel María del Mármol, rector que fue de la hispalense y poeta del círculo al que pertenecía, por ejemplo, José María Blanco White, siendo considerado un prerromántico, precursor de Bécquer. No obstante, para los pocos autores que han comentado el libro, es atribuido directamente a Mármol. Éste tenía un hermano funcionario en Huelva, y la obra en cuestión recoge una serie de poemas en los que el supuesto autor describe nuestra tierra a sus familiares. Fue publicada en 1828 en la Imprenta de Garrido, situada por entonces en la C/Monasterio, es decir, la actual C/Vázquez López. Se trata de la primera imprenta documentada en nuestra ciudad, donde vio la luz otra pequeña obra en dicho año.

En 1835, ya como capital de provincia, se instala la que sería Imprenta del Boletín Oficial, que poco después pasa a ser explotada por Francisco de Gálvez y Palacios, ubicándose en la C/Ariza o Botica. En ella se publicaron entre 1836 y 1860 un total de 14 libros o folletos. En 1841 se instala en Huelva el impresor José Reyes Moreno, en cuyo taller vieron la luz otras 11 obras hasta 1860.

Antes, en la provincia, sólo se había publicado el curioso libro “Magia natural, o Ciencia de filosofia oculta: con nuevas noticias de los mas profundos misterios y secretos del universo visible” impreso en Trigueros en 1649, posiblemente en una imprenta itinerante. Y durante la Guerra de la Independencia se publicó en Ayamonte, a modo de boletín oficial, la “Gaceta de Ayamonte”, en una imprenta que dependía de la Junta de Sevilla, refugiada en nuestra provincia desde 1810.

Esta primera obra, localizada por un profesor de la Universidad de Huelva, fue publicada por ésta el pasado año en edición facsímil. Es un trabajo precioso, que nos hace recordar lo que fue un pequeño puerto pesquero y, a la vez, una pujante villa comercial y agrícola. Espero que os guste.

Juanjo.

A mis hermanos (Letrilla)

Venid, hermanitos,
Venid, os diré,
las cosas bonitas
que en Huelva miré.

Ví mil pajaritos
el campo correr
desde el monte al prado,
del prado al vergel,
sin que los persiga
escopeta, o red.
Sin temores cantan,
hasta oscurecer.
Cosas tan bonitas
en Huelva miré.

Veloces conejos,
Venir ví y volver
del hermoso pueblo
hasta la pared,
y jugueteando,
con su presto pie,
retirarse al campo,
al anochecer.
Cosas tan bonitas,
en Huelva miré.

Cuando el sol se pone,
ví barcos traer
en grandes canastas
el plateado pez:
y cuando en la playa
los van a poner,
saltan y colean,
entre nuestros pies.
Cosas tan bonitas,
en Huelva miré.

Cuando la Mar ancha
Al fin ver logré
¡Jesús cuanta agua!
¡Qué de olas se ven,
altas como montes
las playas correr,
arrojando espumas
con fiero vaivén!
Cosas tan bonitas,
en Huelva miré.
Se retira el agua,
y deja coger,
conchitas rayadas,
que da gusto el ver,
y caracolitos,
que encantan a quién
arrastrar sus casas,
por la arena ve.
Cosas tan bonitas,
en Huelva miré.

Si aquel pueblo vierais,
ansiaríais por el,
y todos los años
quisierais volver.
Saltaríais de gozo
hasta enloquecer.
Os iréis conmigo
para poder ver
las cosas bonitas
que en Huelva miré.

Posted in Colaboraciones, Historia, Literatura, Personajes Olvidados | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 34 Comments »