La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Historias’

Conferencias “Jóvenes Historiadores Onubenses” durante el mes de Septiembre

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 11 septiembre 2012

El ciclo de charlas denominado Jóvenes historiadores onubenses, es una forma de dar oportunidad a investigadores que están trabajando sobre Huelva, de exponer públicamente los resultados de sus estudios. Se está llevando a cabo dos tardes al mes en el centro de visitantes  Puerta del Atlántico, perteneciente a la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Huelva.

Las charlas tienen un carácter divulgativo, para que pueda acudir cualquier onubense con inquietud por  saber detalles curiosos de la historia de nuestra ciudad que hasta ahora nos eran desconocidos. El objetivo es difundir el conocimiento histórico y que todos aprendamos a valorar nuestra historia y nuestro patrimonio histórico.

El ciclo, que empezó el pasado mes de abril, ha seguido un orden cronológico de forma que las primeras charlas estuvieron dedicadas a los momentos más remotos, mostrando los resultados de las excavaciones arqueológicas realizadas en los últimos años en El Seminario. El crecimiento de la ciudad hacia el norte permitió detectar e investigar este yacimiento arqueológico que ha aportado datos de enorme interés para el conocimiento de la prehistoria reciente y la etapa tartésica onubense.

Durante el mes de septiembre vamos a tratar aspectos más relacionados con los métodos utilizados por los arqueólogos, que nos ayuden a comprender la manera en que estos investigadores despeñan su labor, y cómo la metodología ha tenido que evolucionar para adaptarse a las nuevas necesidades e interrogantes que plantea esta disciplina, siempre con la finalidad última de operar una reconstrucción de carácter científico, en nuestro caso, sobre como fue Huelva en el pasado. Se trata de una tarea que requiere años de experiencia y esfuerzo, nada que ver con la imagen que se suele tener de los arqueólogos como buscadores de tesoros que proviene básicamente del cine de aventuras.

Trabajos en la calle Berdigón (Huelva)

De este modo, la charla que lleva por título “La Profesión de arqueólogo. Más allá de la brocha y el pincel”, que será impartida el 11 de septiembre por Jesús De Haro Ordóñez, tiene por objeto aclarar cuales son los nuevos retos de la Arqueología, puesto que hoy en día, el ejercicio profesional está vinculado a las pautas de protección del patrimonio histórico establecidas por una legislación que obliga, en determinadas circunstancias, a la realización de investigaciones que eviten la destrucción de los restos arqueológicos. Esto ha llevado a los arqueólogos a estar presentes en todo tipo de obras como, por ejemplo, en las zanjas abiertas para renovar el saneamiento en las calles del centro, realizando excavaciones en los solares que iban a ser edificados, o en la ría a bordo de las dragas vigilando la aparición de barcos hundidos.

Tareas de dragado en el Puerto de Mazagón

Jesús de Haro es fundador de la empresa de arqueología GIRHA SC, así como presidente y fundador de la Asociación Profesional de Arqueólogos de la Provincia de Huelva. Licenciado en Historia con Máster en Arqueología y Patrimonio de la Universidad de Huelva, ha dirigido decenas de intervenciones arqueológicas en la provincia desde 1999 y actualmente dirige la investigación arqueológica asociada a la Restauración del Castillo de San Marcos (Sanlúcar del Guadiana,  Huelva).

Seguimiento de obras en el Hospital JR Jiménez (Huelva)

El día 18 de septiembre, tendrá lugar la charla titulada “Los paisajes subterráneos. Paleogeografía de la ciudad de Huelva a través de la Arqueología”, y es que antes de adentrarnos en la etapa romana, no podía faltar a esta cita otro de los jóvenes investigadores que en este caso ha centrado sus estudios en el periodo tartésico, ese momento de auténtica eclosión cultural en el que Onoba despunta como puerto comercial con activa presencia de mercaderes, marinos y artesanos fenicios y griegos. Se trata de Marcos García Fernández quien nos hablará de los resultados de las actuaciones que ha llevado a cabo en los últimos años en lugares como el Cabezo de San Pedro o la calle Concepción. Responsable de la actuación en la que se procedió al tapado del registro del acueducto visible en el talud de la calle Aragón, nadie mejor para hablarnos del contenido arqueológico del cabezo donde se originó el poblamiento de la ciudad de Huelva y qué nuevos datos ha podido aportar esta actuación, así como los sondeos realizados en calle Concepción, que permitieron recuperar un importante conjunto cerámico de procedencia griega.

Excavaciones en C/Concepción (Autor: M. García)

Este investigador acumula una experiencia que nos aportará una interesante visión de conjunto ayudándonos a comprender cómo la Arqueología en Huelva no sólo permite recuperar utensilios de nuestros antepasados, sino que también  proporciona información del paisaje en el que éstos vivían. Aunque a lo largo de los siglos perviven elementos comunes como los cabezos y la ría, el espacio antiguo ha sufrido importantes modificaciones hasta la actualidad. Debajo de nuestros pies se extiende una ciudad invisible sobre la que desarrollamos nuestra vida cotidiana. Esta otra ciudad que permanece oculta está formada por los restos arqueológicos producto de la ocupación de un mismo espacio desde hace al menos 2800 años. A través de las excavaciones arqueológicas obtenemos los datos necesarios para reconstruir cómo fue la antigua Onoba y qué cambios experimentó durante las distintas etapas históricas.

¿Cuáles de las características de la Huelva actual estaban presentes en la Huelva protohistórica? ¿Dónde se concentraba la población? ¿Cuáles ha sido los grandes momentos de transformación? Mediante ejemplos concretos y visuales nos ofrecerá una revisión del conocimiento actual sobre la paleogeografía de la ciudad, es decir, del espacio físico sobre el que se asentaba la población antigua.

Licenciado en Geografía e Historia con especialidad en Prehistoria y Arqueología por la Universidad de Sevilla, Marcos García ha dirigido más de un centenar de intervenciones arqueológicas y en la actualidad se encuentra vinculado a la Universidad de Huelva dentro del alumnado del Máster en Patrimonio Histórico y Natural.

Limpieza del talud en el Cabezo de San Pedro (Autor: Marcos García)

Así que ya sabéis, la asistencia es libre y gratuita, podéis acudir al centro de visitantes Huelva, Puerta del Atlántico, en Pescaderías, junto al tramo de tierra del Muelle de Riotinto, para conocer un poco más sobre la historia de nuestra ciudad milenaria:

– 11 de septiembre, 19:00 h, “La profesión de arqueólogo. Más allá de la brocha y el pincel”, a cargo del arqueólogo Jesús de Haro Ordoñez.

– 18 de septiembre, 19:00 h, “Los paisajes subterráneos. Paleogeografía de la ciudad de Huelva a través de la Arqueología”, por parte del arqueólogo Marcos García Fernández.

Fdo. Rocío Rodríguez

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Cultura, Eventos, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 Comments »

Presentación en Huelva del libro: “De Tartessos a Marte”

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 6 octubre 2011

El próximo sábado 8 de octubre a las 6 de la tarde, en el Salón de Actos del Museo Provincial, va a tener lugar la presentación pública en la capital onubense del libro “De Tartessos a Marte: guía de enigmas y misterios de la provincia de Huelva (I)”. Es obra del escritor y “periodista de lo insólito” Ignacio Garzón, y ha sido publicado por la editorial Romero Libros, ubicada en la localidad serrana de Jabugo. El acto cuenta con la colaboración de la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía.

El libro, primero de sus características centrado en el ámbito de la provincia de Huelva, recoge 27 artículos de investigación y divulgación de hechos y fenómenos extraños, sorprendentes, insólitos o poco conocidos ocurridos en esta provincia, tanto en tiempos recientes como a lo largo de la historia. Es fruto del trabajo del autor a lo largo de varios lustros, durante los cuales ha recorrido toda la geografía provincial en busca de lo enigmático y desconocido, recogiendo datos, testimonios y documentación. Los hechos narrados son expuestos por el autor con rigor, seriedad y una buena dosis de escepticismo, con idea de que sea el lector quien saque sus propias conclusiones.

Ignacio Garzón nos acerca en esta obra a asuntos tan sugerentes como la vinculación entre el onubense río Tinto y el planeta Marte, la posible ubicación de la mítica Atlántida en tierras de Doñana, las presuntas apariciones de la Virgen en la localidad serrana de El Repilado, los extraños fenómenos acaecidos en Arroyomolinos y Galaroza en tiempos de la Segunda República, o la singular precipitación caída en noviembre de 1764, hecho este último del que extraemos el siguiente fragmento que creemos llamará poderosamente vuestra atención:

Maná bíblico en tierras onubenses

Dice el libro del Éxodo (16, 13-15 y 35): “y por la mañana había una capa de rocío alrededor del campamento. Al evaporarse el rocío, apareció sobre la superficie del desierto una costra fina, escamosa, y tenue como la escarcha sobre la tierra. Cuando los hijos de Israel lo vieron, decíanse unos a otros: ¿Qué es esto? Pues no sabían lo que era. Moisés les dijo: Es el pan que os ha dado Yahvéh para comer. (…) Los hijos de Israel comieron el maná por espacio de cuarenta años, hasta su llegada a país habitado; comieron el maná hasta su llegada a los confines del país de Canaán.”. Maná significa literalmente ¿qué es esto?. Pues en nuestra provincia pudo haber ocurrido algo parecido una noche de noviembre del año 1764.

La primera noticia de este caso la tuve a través de la obra “La España Extraña” de Jesús Callejo y del amigo Javier Sierra, periodista e investigador, quienes lo ubican en Cumbres Mayores, citando como fuente el artículo publicado en el ABC de Sevilla el día veintinueve de marzo de 1968, cuyo autor era Gabriel Sánchez de la Cuesta, catedrático de la Universidad de Sevilla y miembro de las hispalenses Reales Academias de Medicina y de Buenas Letras (…)

Para profundizar en el caso recurrí a la lectura del trabajo en el diario ABC. El artículo en cuestión se basa en una publicación que el autor afirma poseer, consistente en un informe técnico de “un sabio monje, perito en Física, jerónimo del monasterio de San Isidro, contiguo a la villa de Santiponce” concerniente a la “blanca polución de la noche del 1 de noviembre de 1764, ocurrida en las proximidades de Cumbres”(…) En la lectura de dicho artículo del ABC pude comprobar que el fenómeno tuvo lugar en más localidades de lo que en la actualidad es la provincia de Huelva (…) Según el autor del reportaje, la primera noticia del suceso aparecía en una carta del prior de San Jerónimo del Campo, de Sevilla, fray Juan de San José, dirigida a ese otro monje jerónimo del mismo monasterio solicitándole una explicación. La misiva iba acompañada de una ramita recubierta de la misteriosa “nieve” que había caído en Cumbres Mayores en la noche del 1 al 2 de noviembre de 1764. En palabras textuales del prior “Cayó en la villa de Cumbres Mayores una especie de nieve, que causó mucha novedad, porque no se deshizo, como regularmente sucede; sino que enjugándose, permaneció la tierra blanca, y lo mismo los árboles y piedras; quedándoles pegada una como especie de azúcar, que aplicada a la lengua se percibe dulce”. (…)

Sánchez de la Cuesta manifiesta también que:
Noticias posteriormente recogidas por el fraile daban cuenta de que sucedió lo mismo en Cerro de Andévalo, Calañas, Puebla de Guzmán, Alosno, Sanlúcar la Mayor y otros pueblos aún más hacia el litoral. “Persona de la más delicada formalidad y exquisita lección como fray Manuel de Fontanilla -dice el citado opúsculo-, hallándose el día de la nevada en su pueblo natal de Manzanilla, observó al amanecer una gran niebla y con ella blanqueaban todos los texados que alcanzaba su vista…; salió a un descubierto donde estaba una hazina de leña seca, y la vio toda blanca, y llena de la misma nieve; la tocó, y cogió; y habiéndola gustado de un dulce exquisito, repitió el cogerla y gustarla muchas veces…”.

Dos interrogantes se nos plantean al conocer esa información: la naturaleza del fenómeno y la verdadera magnitud territorial del evento. Sobre la primera de ellas (…) Sánchez de la Cuesta apunta (…) a un origen vegetal (una especie de secreción generada por algún árbol o planta, depositada por la acción de los vientos). Esta posibilidad requeriría de grandes bosques productores, que no han sido detectados. Además, el efecto se repetiría en el tiempo -al menos de vez en cuando-, cosa que no ha vuelto a ocurrir.

La segunda explicación -que el articulista encuentra muy posible- es la de la recepción en la atmósfera de un material extraterreno. No existe ningún indicio que apunte en esa dirección. La tercera teoría apunta hacia la génesis del producto en la propia atmósfera, lo cual resulta indemostrable ya que, al no conocerse la composición química del producto, no se puede estudiar la viabilidad del posible proceso de génesis. Según Gabriel Sánchez, el escrito del jerónimo apunta la siguiente posibilidad de origen: “(se hizo) en la atmósfera, de diferentes partículas salinas, sulfúreas y minerales que elevó y coció el calor de los días precedentes, y otras que siempre vagan por ella. La Maestra naturaleza es quien, sin haber comunicado a nadie la receta, sabe templar allí las puntas de las sales con la crasitud de un azufre exaltado y dexarlas solamente capaces de punzar halagüeñamente el paladar, no haciendo mordeduras en la lengua con algún sabor acerbo o amargo, sino rascando blandamente el sentido con un picante dulce y suave.” (…)

Éste artículo completo y otros 26 son los que podréis disfrutar en el libro “De Tartessos a Marte” de Ignacio Garzón González.

Más información en: http://romerolibros.blogspot.com/

Posted in Colaboraciones, Cultura, Curiosidades, Eventos, Historia, Leyendas, Literatura, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 4 Comments »

Presentación del libro “De Tartessos a Marte”

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 8 septiembre 2011

En la tarde del viernes 3 de septiembre tuvo lugar en la localidad onubense de Jabugo la primera presentación pública del libro “De Tartessos a Marte: guía de enigmas y misterios de la provincia de Huelva (I)”, obra del escritor y “periodista de lo insólito” Ignacio Garzón. Este libro recoge 27 artículos de investigación y divulgación de hechos y fenómenos extraños, insólitos o poco conocidos ocurridos en la provincia onubense, tanto en tiempos recientes como a lo largo de la historia. Es fruto del trabajo del autor a lo largo de varios lustros, durante los cuales ha recorrido toda la geografía provincial en busca de lo enigmático y desconocido, recogiendo datos, testimonios y documentación.

Portada del libro "De Tartessos a Marte"

Portada del libro "De Tartessos a Marte"

Los artículos recogen un muestrario muy variado de hechos y fenómenos misteriosos o enigmáticos, tales como avistamientos ovni, presuntas apariciones marianas, rituales ancestrales, cultos satánicos, misterios históricos, enigmas de la naturaleza, etc., vistos y expuestos por el autor con rigor, seriedad y una buena dosis de escepticismo, con idea de que sea el lector quien saque sus propias conclusiones.

La presentación contó con una notable afluencia de público, que llenó completamente el local de la Librería Mi Cole de Jabugo, participando muy activamente en el coloquio que siguió a la intervención del autor, exponiendo incluso varios de los presentes sucesos extraños de los que habían sido testigos o protagonistas.

La razón de la elección de Jabugo para la primera presentación de esta obra de ámbito provincial es que la editorial que la ha producido, Romero Libros, está radicada en esta localidad serrana. En próximas semanas está previsto llevar a cabo nuevos actos de presentación en otras localidades de la provincia de Huelva, incluida la capital, para dar a conocer este libro, que supone el primero de sus características centrado en el ámbito de la provincia de Huelva. El libro ya puede ser solicitado directamente a la propia editorial, y asimismo se va a poner a la venta en librerías a lo largo de las próximas semanas, no sólo en localidades de la provincia de Huelva, sino también en librerías de otras provincias españolas.

Este libro no agota, ni mucho menos, el tema, pues son muchos los misterios de la provincia onubense que quedan por estudiar y divulgar, por lo que el autor trabaja ya en una segunda parte de la obra, en la que abordará e intentará desentrañar nuevos o viejos enigmas de estas tierras milenarias del suroeste ibérico.

El autor de la obra, Ignacio Garzón González, nació en 1967 en la pequeña localidad serrana de Puerto Moral. Lleva más de 25 años investigando los enigmas y misterios que nos rodean y divulgándolos en prensa y radio, colaborando en diversos medios de comunicación. En la actualidad dirige un blog dedicado a tales temas, centrado en la provincia de Huelva. Está especializado en ufología, apariciones marianas y movimientos sectarios. En el campo de la literatura ha destacado en la poesía, habiendo publicado ya tres obras, “Siglos de Pacharán” (Diputación Provincial de Huelva, 2002), “Avatares” (Asociación Literaria Huebra, 2004) y “De Jabugo a Cahuita” (Romero Libros, 2011). Además, está presente en varias antologías.

Romero Libros es una nueva editorial, radicada en la comarca serrana de la provincia onubense, que inició su andadura a finales del pasado año 2010. Con “De Tartessos a Marte” la editorial inaugura su colección “Búsquedas”, que se une a las colecciones “Narradores Serranos” y “Poetas Serranos”, con un título ya publicado en cada una de ellas: “Pide ayuda a los árboles: cuentos para despertar”, del escritor zufreño José Rocha, y “De Jabugo a Cahuita”, obra también del polifacético Ignacio Garzón. La editorial trabaja ya en la edición de nuevas publicaciones, fundamentalmente obras de autores serranos onubenses, que irán viendo la luz a lo largo de los próximos meses.

Posted in Colaboraciones, Cultura, Curiosidades, Leyendas, Literatura | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , | 25 Comments »

Onubenses por el mundo: Un cateto en Manila

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Domingo, 28 febrero 2010

Para el día de Andalucía queremos proponer con este artículo, lo que esperamos sea una saga de historias de onubenses viajeros al más puro estilo de “Andaluces Por el Mundo”. Para este primer artículo, nuestro amigo y colaborador “Lector” nos cuenta cosas de su prolongada estancia en Manila, capital de las Islas Filipinas, al otro lado del mundo. Esperamos que os guste:

Lo primero que impacta al llegar al aeropuerto de Manila es la humedad, que pocas veces baja del 80 por ciento, y la temperatura, que oscila entre los 25 y los 35 grados durante todo el año. Algunos no lo soportan, pero la mayoría nos acostumbramos en menos de una semana. Otra cosa son las cucarachas, que salen al anochecer, se cuelan hasta en los pliegues de la toalla, te despiertan por la noche paseándose por tu nuca y, lo peor, te pican. Los filipinos lo llevan bien; yo todavía no.

Manila

La llamaban “La perla de Oriente” porque era la ciudad más avanzada, occidentalizada, rica y hermosa del sudeste de Asia, y lo siguió siendo hasta la Segunda Guerra Mundial. Pero Manila ya no tiene alma: se la arrebataron las bombas americanas para “liberar” (bonito eufemismo) al pueblo filipino del yugo japonés. Se cargaron en tres días a 150.000 filipinos y el 90 por ciento del patrimonio arquitectónico colonial que heredaron de los españoles; no en vano fue la segunda ciudad más destruida durante la Segunda Guerra Mundial después de Varsovia. Por eso Manila no tiene monumentos destacados, pero se conservan algunas iglesias y catedrales, edificios sueltos y fortificaciones bien hermosos, pero son sólo un resto de lo que en tiempo fue. Filipinas, sin embargo, es un paraíso vivo: basta salir de la capital para disfrutar de una naturaleza impresionante: Palawan, Ifugao, Boracay, Mindoro, Camiguin, Vigán (guglead, guglead…).

Catedral de Manila

Isla de Corón. Archipiélago de Palawan

Isla de Malcapuya. Archipiélago de Palawa

Isla de Malcapuya. Archipiélago de Palawa

Los filipinos son gente sonriente, servicial, agradecida y simpatiquísima. Y fuertes ante las adversidades. Personas que habían perdido toda la casa tras el tifón Ondoy te lo contaban como si estuvieran hablando de una anécdota. Cierto que los asiáticos contienen las emociones, pero también es cierto que no se paran a lamentar por algo que no pudieron evitar.

Residentes sobre los cables eléctricos tras las inundaciones provocadas por el Tifón. Imagen: REUTERS/Erik de Castro. Fuente: http://www.boston.com

El castellano está casi extinguido y sólo lo hablan las personas de la clase más alta (algunos políticos hablan español) que son descendientes de los criollos españoles. El último periódico en castellano, que era una gacetilla que salía cada dos semanas, desapareció a fines del siglo pasado. La influencia de España está presente en la gastronomía (hay paella, lechón, ensaimada, adobo, gambas al ajillo, aunque no son exactamente los nuestros), el vocabulario (kumustás??, disgrasya, trabaho) y, eso dicen ellos, la corrupción (pudiera ser, pero entre España y la independencia estuvieron medio siglo ocupados por Estados Unidos).

Caótico orden del tráfico de Manila

Manila es una ciudad incómoda y caótica para vivir. No existe una red pública de transporte ni nada parecido, sino que cada uno debe ir aprendiendo poco a poco cómo llegar a los sitios. Existen tres líneas de metro elevado que forman un círculo y pertenecen a dos compañías diferentes (un viaje cuesta 20 céntimos de euro). Hay autobuses (como los de Damas) que hacen líneas por la ciudad, pero no hay paradas sino que te puedes bajar hasta en medio de una autopista (en serio, que yo lo he vivido) con sólo pedirlo al conductor; si quieres saber a dónde van tienes que entender al copiloto que va pegando voces con la puerta abierta o pararte a leer al costado del vehículo. Los jeepneys, que son un símbolo de Filipinas, más de lo mismo, pero hacen rutas de barrio a barrio, de no más de 4 kms. También están los FX, taxis-furgonetas con aire acondicionado, y los taxis (puedes estar media horita en uno y pagar un euro y medio). También están los triciclos (tirados por bici o por moto) que te llevan por dentro de un barrio o barangay (a la gente aquí no le gusta caminar, el concepto de paseo es casi inexistente). El combustible que usan es de la peor calidad posible y eso nos lleva a los mayores problemas de esta ciudad: la contaminación y el tráfico. Los atascos europeos son una broma comparados con éstos. Los jeepneys dejan nubes negras a su paso y muchos optan por caminar con un pañuelo en la nariz o una mascarilla. Lo peor es que la polución se te pega al cuerpo y si pasas mucho tiempo en la calle, el pelo te huele a gasolina quemada.

Los supermecados no tienen ni jamón, ni chorizo, ni mortadela, ni queso: eso hay que comprarlo en tiendas de ‘delicatessen’ a un precio estratosférico (y yo, para que os voy a engañar, de vez en cuando no puedo más y compro algo). El periódico sale a un euro (caro).

Aquí el concepto de crisis no funciona porque es contínua: la verdadera crisis llega cuando hay una mala cosecha de arroz y el precio sube; si la gente empieza a pasar hambre, entonces es que hay crisis de verdad (el pan no se come casi, aunque nos parezca improbable). La crisis les afecta en las remesas de los ‘filipino overseas’, su población fuera del país, que es de 25 millones de habitantes, la mayoría en Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes y Europa.

Manila es, en pocas palabras, un conglomerado inhabitable incrustado en medio del paraíso.

Lector.

Posted in Colaboraciones, Onubenses por el Mundo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 14 Comments »