La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Hospital de la Caridad’

El Hospital de La Caridad

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 14 marzo 2012

El siglo XVI es una época de apogeo en la Villa de Huelva. De ello da fe la construcción de la parroquia de la Concepción y los conventos de las Agustinas, San Francisco y la Victoria, así como de varias ermitas. Además de estas construcciones, tenemos otros indicadores “arquitectónicos” del crecimiento de la población: los hospitales. En el siglo XVI Huelva llegó a tener tres hospitales: El hospital de San Andrés, con capilla propia en la calle de su nombre, el hospital de la Misericordia y Santiago, y el que hoy nos ocupa, el Hospital de La Caridad.

El Hospital de la Caridad fue fundado por el mismo personaje histórico que propició la construcción de la Parroquia de la Concepción: Cristóbal Dorantes. La familia Dorantes no tenía título de nobleza propio, pero sí unas amplias extensiones de terreno dedicado a fincas de cultivo,  junto con numerosas propiedades urbanas, que le proporcionaban unas amplias rentas. El mismo Cristóbal Dorantes llegó a ocupar los cargos de regidor y fiel ejecutor de la villa. Es en esta época cuando dona unas casas de su propiedad para la construcción de la actual iglesia de la Concepción.

“Como el vecindario de Huelva se iba agrandando y extendiendo por lo baxo de la población antigua, se pensó en erigir segunda Parroquia para el abasto espiritual de aquella feligresía tan distante de la Parroquia de San Pedro. Consta que Christóval Dorantes, natural y vecino de Huelva, estando en Sevilla, en 26 de Mayo del año 1515, hizo cesión de sus casas par que se fundase en ellas una seguna Parroquia dedicada a Nuestra Señora de la Concepción”.

De Mora, Negro y Garrocho, Huelva Ilustrada

En su testamento (hacia 1522)  indica que dona su propia casa para la construcción de un hospital, llamado de la Concepción:

“Yten, por el deseo que tengo de serbir a Dios y a Nuestra Señora gloriosa, madre Suya, y porque veo la mucha nesesidad que en esta villa ay de ospital para acoximiento de los pobres y camas y reparos dellos, quiero y es mi boluntad, y ansí yo lo mando, que se haga de mi casa, la en que yo agora bibo o moro, que es junto a la Yglesia de Nuestra Señora de Concepción, y es pared y medio con el molino de aseite que es de mis hermanos y mío, un ospital para donde sean acoxidos los pobres, y se llame el ospital de la Yglesia de Nuestra Señora Santa María de Concepción”.

A partir de 1609 se instala una capilla con la imagen de la virgen de la Caridad donada por el Duque de Medina Sidonia. A partir de esa fecha comenzará a denominarse Hospital de la Caridad en la mayoría de documentos.

Ya en el siglo XVIII el hospital es descrito por Juan Agustín de Mora Negro y Garrocho en su obra Huelva Ilustrada de la siguiente forma:

“Es suntuosa la hermita, e Iglesia Hospital de la Charidad, Colateral de la Parroquia de la Concepcion. Aquí está fundada una Confraternidad del Santo Rosario, que sale todas las noches, y madrugadas, y por la tarde los dias de Fiesta, y tienen la Imagen de la Virgen, y su Templo muy bien adornado. A esta Hermita está agregado un Hospital para enfermas, de fundación muy piadosa; pero sin dotacion, y fondos correspondientes, para mantenerlas”.

Plano de Huelva en el siglo XIX (El castillo ha sido añadido para situarlo en el plano). Se puede observar junto a la Parroquia de la Concepción un recuadro sobre el Hospital de la Caridad

Plano de Huelva en el siglo XIX (El castillo ha sido añadido para situarlo en el plano). Se puede observar junto a la Parroquia de la Concepción un recuadro sobre el Hospital de la Caridad

Ya en el siglo XVIII como vemos, el Hospital y la Capilla pasaban por una época complicada. Para una población estimada de unas 6.000 personas sólo disponía de dotación para unos 5 o 6 enfermos. En el censo de Floridablanca de 1787 se indica que el hospital disponía de 2 facultativos y de 3 empleados (sin especificar qué tareas realizaban). A mediados del siglo XIX la situación era la misma para una población mayor. Finalmente a finales de siglo se cierra el hospital y se derriba junto con su capilla.

La única memoria que nos queda, es la antigua denominación de la calle en la que se situó el edificio. La antigua calle Hospital, que se corresponde con la actual Méndez Núñez. En el plano de Huelva más antiguo que se conserva aparece esta denominación de la calle, junto con la situación del edificio. En la actualidad existe un azulejo, rodeado de cartelería diversa, con la antigua denominación de la calle en la única casa antigua que se conserva en la zona.

Antigua Calle Hospital

Antigua Calle Hospital

Bibliografía:

Juan Agustín de Mora, Negro y Garrocho,  Huelva Ilustrada.

David López Viera, El Hospital de la Caridad de Huelva en el Antiguo Régimen.

Posted in Casas Desaparecidas, Curiosidades, Historia, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 8 Comments »

Las mentiras del Terremoto

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en martes, 26 febrero 2008

El terremoto de 1755, el llamado terremoto de Lisboa. ¿Quién no ha oído hablar de él? Es una referencia segura en cualquier guía histórica-turística sobre Huelva. En todas ellas se hace mención a la destrucción que ocasionó en la ciudad y a la cantidad de edificios que derribó. La frase “el terremoto produjo una gran destrucción en la ciudad, por lo que actualmente no cuenta con muchos edificios antiguos” se repite en casi todas las publicaciones turísticas, pero…. ¿Hasta que punto esta frase es real? ¿El terremoto afectó más a Huelva que a ningún otro pueblo o ciudad? ¿Hasta que punto estamos poniendo excusas a la destrucción intencionada (y humana) de nuestro patrimonio?

Para ilustrar un poco (y nunca mejor dicho) este tema me voy a basar principalmente en un libro: HUELVA ILUSTRADA, de Juan de Mora Negro y Garrocho. Un libro escrito en el año 1762 (7 años después del terremoto). En este libro, se hace una descripción de la ciudad de Huelva en aquella época, de sus calles, sus edificios y su entorno. En ella se describe el estado de la ciudad después del seísmo, indicando incluso las reparaciones llevadas a cabo.

Veamos los edificios de interés que nombra divididos en dos grupos:

Edificios religiosos:

  • Iglesia de San Pedro.
  • Iglesia de la Concepción.
  • Convento de Santa María de Gracia (Agustinas).
  • Convento de la Victoria en la calle del Puerto (desaparecido actualmente).
  • Convento del Gran Padre San Francisco (desaparecido actualmente).
  • Convento de Nuestra Señora de la Merced.
  • Ermita de San Andrés (en la calle San Andrés y desaparecida actualmente).
  • Ermita de San Sebastián (donde hoy está la calle San Sebastián y desparecida en la actualidad).
  • Ermita de la Soledad.
  • Ermita de Saltés (al principio de la calle Puerto y desaparecida).
  • Iglesia del Hospital de la Caridad (descrita como muy suntuosa, situada cerca de la Concepción y desaparecida junto al hospital).
  • Capilla-arco de Nuestra Señora de la Estrella (en lo que ahora sería el final de la calle Marina aproximadamente y desaparecida).
  • Santuario de la Cinta.
  • Ermita del Señor San Blas (fuera de la ciudad y desaparecida).

En resumen, de 14 edificios religiosos mencionados, 8 de ellos han desaparecido sin dejar rastro y continuaban en pie después del terremoto. En 1762, había algunos todavía afectados por el seísmo (como el convento de la Victoria), pero en el libro se hace mención a las reparaciones llevadas cabo en la mayoría de ellos.

Veamos ahora las construcciones civiles dignas de mención:

  • Castillo de San Pedro (en ruinas en el siglo XVIII, sus piedras se usaron para restaurar otros edificios tras el terremoto. Hoy no queda ni rastro).
  • Palacio de los Duques (situado en la calle Palacio y hoy desaparecido).
  • El antiguo acueducto romano y sus fuentes (la parte subterránea del acueducto se conserva parcialmente bajo los cabezos del Conquero, si bien no está claro si existía estructura exterior visible en la época en la que se escribe el libro).
  • Las casas del cabildo (desaparecidas).
  • La cárcel (desaparecida).
  • El baluarte de la Estrella, defensa del puerto al final de la calle marina junto al arco de la Estrella (desaparecidos).
  • El libro habla también de una “portada de obras mas antigua que de Moros” en la que se encontraban monedas romanas y que al parecer ya estaba en ruinas en esa época. Posible puerta de entrada a la ciudad en la zona de San Pedro.

En el libro Historia Menuda de Huelva de Antonio José Martínez Navarro se nombran otros dos edificios existentes a finales del siglo XIX.

  • El alfolí (almacén de sal de la Real Hacienda construido en el siglo XV o XVI situado en la calle San José y desaparecido).
  • La “piedra del moro” (posible resto del Castillo, muralla o de una construcción romana o medieval situada cerca de San Pedro y desaparecida).

De los edificios civiles nombrados no existe en la actualidad ni uno solo. La mayoría fueron destruidos a lo largo del siglo XIX como el baluarte y arco de la Estrella (1848), la Peña del moro (1887), el Alfolí (1884), etc.

A estos edificios civiles hay que sumarles las casa particulares como la casa de los Trianes, la casa-palacio de los Garrocho, la llamada casa del Diablo y otras casas nobles de la ciudad de las que no se ha conservado ninguna.

La destrucción que causó el terremoto debió ser similar a la causada en otros pueblos y ciudades del entorno, sin embargo la proporción entre edificios conservados y edificios perdidos en Huelva está muy desequilibrada. En Huelva tradicionalmente se ha destruido más que se ha conservado, y no podemos culpar a los responsables del siglo XIX ya que en aquella época había muy poca conciencia, pero por lo visto esa conciencia tampoco llegó con el siglo XX en vista de todos los edificios modernistas y de tipo industrial que hemos ido perdiendo (por no hablar de los religiosos). Es muy sencillo explicar la falta de edificios antiguos en Huelva culpando de ello a un fenómeno natural para así descargar la verdadera responsabilidad del estado del patrimonio de la ciudad.

Me gustaría acabar este artículo con una frase, quizás algo exagerada, pero sacada tal cuál del libro Huelva Ilustrada. Cito textualmente:

“Destruyó gran parte del Pueblo el formidable Terremoto del año de 1755; pero a los dos años, no solo se veía reedificado, sino mejorado con Portadas insignes, y muy costosas, adornados de bella pintura los frontis de las Casas, renovados con costosas Obras los Templos, Casas, como Palacios, fabricadas de nuevo con la mayor suntuosidad.”

No hace falta decir más.

Northman.

Posted in Arquitectura, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 37 Comments »