La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘La Merced’

Foto-Denuncia calle Médico Luis Buendía

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Viernes, 17 octubre 2014

Hemos recibido el siguiente correo electrónico de nuestro amigo Alberto proponiéndonos un artículo:

Ayer tarde pasé por esta conocida y transitada calle de la merced. No pude evitar no pararme a fotografiar lo que me parece ya indignante ya no solo aquí, si no por mucho de los lugares en Huelva. Quisiera denunciar este tipo de cosas que sucede muy a menudo en esta parte de la ciudad. Gracias.

Trasera Merced Medico Luis Buendia (1) Trasera Merced Medico Luis Buendia (2)

La calle a la que se refiere se llama Médico Luis Buendía, una de esas vías onubenses que da igual que tenga nombre, porque todo el mundo la conoce como la trasera de la Merced. Esta calle que muchos hemos usado para buscar aparcamiento, es junto con el solar del antiguo Mercado del Carmen, la mayor desvergüenza de Huelva. Verdaderamente lamentable que una calle del centro histórico de una ciudad se encuentre en ese patético estado: casas abandonadas, aceras destrozadas, escombros, coches aparcados sobre el acerado, tapias, basura … Todo ello en un vial que vertebra la plaza de la Merced, el edificio de la Gota de Leche, el antiguo mercado de la Merced, el Cabezo de Mondaca, la Universidad, la Catedral de Huelva, la Plaza de Toros y el Conquero.

Así es una ciudad a la que le gustaría empezar a vivir del turismo…

Posted in Colaboraciones, Dejadez, Protesta, Redacción, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , | 5 Comments »

Los gigantes de Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 26 noviembre 2013

Remátanla por la parte oriental unos cerros a quien allí llaman Cabeços, en cuyas faldas ay unas cuevas hechas a mano ante, y después que el convento se fundase. En ellas se hallaron grande comprobaciones de que antes del diluvio universal del mundo fue habitada de hombres aquella tierra, porque vimos huesos de algunos dellos de tan increíble grandeza, que manifiesta aver sido las estaturas de sus dueños mucho mayores que de disformes Gigantes.

Así nos lo cuenta Fray Pedro de San Cecilio, Cronista General de la Orden de los Descalzos de Nuestra Señora de la Merced en sus Annales del Orden de Descalços de Nuestra Señora de La Merced, Redención de Cautivos Cristianos. En esta obra se detallan los pormenores de la fundación del Convento de la Merced de Huelva por parte del Conde de Niebla don Manuel Alonso Pérez de Guzmán el Bueno en 1605. Dentro de ella podemos encontrar una pequeña descripción de la Huelva del siglo XVII y entre los diferentes datos destacamos la singular referencia a los extraños huesos que por aquella época encontraban en el interior de los cabezos al realizar diferentes cuevas y excavaciones.

El mismo autor continúa:

Supimos de personas ancianas fidedignas, averse hallado allí una calavera humana tan descomunal, que de industria nos abstenemos de referir lo que nos dixeron, por no poner nuestro crédito en balanças.

La aparición de estos huesos de gigantes en el interior de los cabezos era algo relativamente frecuente por lo que parece ser. En aquella época la explicación mas convincente era la de que los restos pertenecían a gigantes ahogados en el Diluvio Universal tal y como relata la Biblia. En aquellos tiempos la religión y la Biblia eran casi la única explicación posible.

Es posible que las personas que le contaron a Fray Pedro la historia de la calavera humana viesen realmente una vértebra de este tipo:

Vértebra de ballena encontrada en Santander. Fuente: http://jotake83.blogspot.com.es/

Vértebra de ballena encontrada en Santander. Fuente: http://jotake83.blogspot.com.es/

Algunas partes del cráneo partido de una ballena también podrían recordar a una calavera de  gigante, aunque también es posible que directamente se lo inventasen para darle una mayor veracidad a la historia.

Un siglo y medio mas tarde seguían convencidos del origen de aquellos huesos, sin embargo aparecen las primeras referencias a huesos de ballenas. En la obra Huelva Ilustrada, su autor, Don Juan Agustín de Mora, Negro y Garrocho ofrece una crítica a las referencias de Fray Pedro de San Cecilio. Nos situamos ahora  en 1761.

No ay inconveniente, en que en la entrañas de los Montes, o fondos de la tierra, se descubran esos grandes despojos de la mortalidad (en referencia al Diluvio Universal). En la misma Huelva, aviendose desplomado un tempano, o gran trozo de aquel Cabezo, que respalda la Casa del Cathedratico, en la calle de el Puerto (el desaparecido Cabezo del Molino de Viento), se descubrió en nuestros tiempos una canilla tan disforme, que solo pudo ser de algún Gigante. Ni puede decirse que estos huesos de la Huerta de la Merced no fueron humanos, sino de disformes Ballenas, como se dijo de otros, que aparecieron en la Rivera de Huelva, cabando una Viña de Doña Cathalina Blanca, pues la Calabera no pudo ser de Ballena…

…no prueba que habitasen en el terreno de Huelva (los  gigantes), pues llevados los Cadáveres de tantos muertos en aquella universal calamidad, con los movimientos de las aguas, de unas partes a otras, quedaron sepultados, quando cesó el Diluvio, en el casual sitio, que les cogió. Como que descansara el Arca sobre los Montes de Armenia, no prueba, que en ellos fue fabricada.

Por lo que el texto comenta, parece que por aquellos años ya aparecieron huesos que eran claramente de ballenas, diferenciando éstos de otros huesos atribuidos a Gigantes. La referencia a la calavera que nombra Fray Pedro, pero que nunca llegó a ver, es suficiente para afirmar que los huesos del cabezo de la Merced  pertenecían a gigantes.

Ahora sabemos el origen de esos huesos que tanto asombraron a los antiguos onubenses. No son pocas las ballenas que han aparecido en los cabezos de Huelva, y no sólo en Huelva capital, sino en otros lugares de la provincia como Lepe. Algunas de ellas, como la famosa ballena del cabezo del Pino, fueron totalmente excavadas y teóricamente sus restos se encuentran en los fondos del museo de Huelva.
¿La podremos contemplar algún día?

Posted in Cultura, Curiosidades, Historia, Leyendas, Paleontología, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , | 11 Comments »

Belenes

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 26 diciembre 2011

1.Nacimientos, renacimientos

Siempre que llegan estas fechas es difícil sustraerse al encanto o al rechazo que produce la Navidad. ¿una época para el consumo? ¿vacaciones? ¿una fiesta religiosa?

Cada cual podrá pensar lo que quiera y atribuirlo a lo que le parezca, pero lo cierto es que una de nuestras costumbres es realizar una representación del Nacimiento de Jesús en Belén, y que esta costumbre se convierte en una tradición cultural de la que da buena cuenta tanto la Guía Info-Ocio de este mes como la prensa escrita, en la que cada día se nos recomienda la visita de algún Belén concreto.

Desde La Huelva Cateta también queremos haceros llegar nuestras propias propuestas de aquellos eventos navideños que más nos han impactado y que queremos resaltar.

Nacimiento. Un hombre, una mujer, un niño, un lugar. Volver al Año Cero con las manos y el pensamiento del Siglo Veintiuno. Hombres y mujeres que se esfuerzan en arañar un rato a las actividades cotidianas, que le plantan cara a las prisas, a los pequeños engorros y problemillas que nos atosigan por doquier para sacar unos minutos libres porque en estas fechas quieren montar un Belén. Para muchos de ellos es una actividad que realizan año tras año, y si no lo hacen es como si les faltara algo. En familia o en grupo, a veces incluso en soledad, tras cada Nacimiento hay historias mudas que no traspasan la frontera de este pequeño gran ejercicio de creatividad. Grandes artistas y manos infantiles. Preciosos hallazgos, fallos garrafales, todo se hace con la misma ilusión. Se cuida de cada detalle, incluso de aquel que no se aprecia a simple vista, para representar un momento mágico  donde los halla: el nacimiento de un niño.

La ciencia ha sido capaz de descifrar la estructura del genoma humano, pero el ser humano normal y corriente sigue maravillándose con el nacimiento de cada niño. De cualquier niño. Y tal vez, en la representación del nacimiento de Jesús representamos un poco el nacimiento de nuestros niños,  los hijos que tuvimos, los que quisimos y no pudimos tener, los que deseamos abrazar en el futuro, los que tristemente el destino se llevó. El hermanito recién nacido, el niño de la vecina, el futuro y el pasado…

Tal vez por eso todos nuestros Nacimientos se parecen y todos son distintos. Cada uno tiene algo especial, y el visitante curioso, mira y remira y admira en cada uno de ellos no sólo la escena bíblica de la que tan poquito sabemos, sino las manos coetáneas a las nuestras pero dotadas de una sabiduría y unas experiencias diferentes que son capaces de comunicar a través de su Belén una experiencia tan íntima y cálida. Posiblemente hay pocas experiencias tan humanas como sostener un bebé entre los brazos, notar ese aliento frágil y poderoso que con una fuerza telúrica y ancestral inexplicable te sostiene y te calienta a ti más bien.

Quién sabe si no es por el recuerdo de esa experiencia única que supone mantener un recién nacido entre los brazos, promesa de una vida nueva, o porque realmente nos tomamos en serio la doctrina de pobreza que predicó el Niño nacido Belén, la mayoría de los Nacimientos tienen una vocación solidaria y destinan los ingresos a los más necesitados.

2.Tres Caídas.

Nadie puede asegurar qué forma tenía el Portal de Belén. Tres Caídas representa el nacimiento con todos los signos de identidad de su Hermandad. Desde el portal que representa la capilla que ocupa la Hermandad en la iglesia del Corazón de Jesús, hasta “el Bacalao” están presentes en el Nacimiento. El azulejo que representa al Cristo al pie de su famosa Cuesta, las casas de su barrio… la historia pequeña y grande de la Cofradía late en cada rincón de un Belén más grande en vivencias que en dimensiones.

Portal del Belén de las Tres Caídas.

Portal del Belén de las Tres Caídas.

Nadie puede asegurar qué forma tenía el lugar dónde nació Jesús, pero visitando este Belén se puede saber quién es la Hermandad Tres Caídas, cuáles han sido sus logros, los grandes hitos de su estación de penitencia, cómo es su barrio, quiénes son sus gentes. Un viaje a Santiago y la Cruz que luce con orgullo. Acercarse a Tres Caídas es acercarse al Polvorín.

Imagen del Belén de las Tres Caídas

Imagen del Belén de las Tres Caídas

Una larga cuesta, signo o símbolo, ancha y clara, donde termina o empieza, -pues todo puede ser siempre según se mire, -el dolor o el alivio, el llanto o la resignación; una larga cuesta en el que podamos acercarnos a ser durante un momento un Simón de Cirene voluntario que admire la pulcra meticulosidad con la que se ha confeccionado este Belén, y pueda dejar un mínimo óbolo en una hucha.

Detalle del "Mercado Cofrade" del  Belén de las Tres Caídas

Detalle del "Mercado Cofrade" del Belén de las Tres Caídas

Los beneficios serán entregados a Cáritas.

3. Belén Cofrade de los Judíos.

Por primera vez tenemos la oportunidad de ver un Belén Cofrade en Huelva, que posibilita al visitante ver de cerca y en una función diferente figuras que ya conocíamos de los pasos de Semana Santa. Al estar formado con figuras secundarias, parece que tuviera una simbología especial. Para que podamos verlo ahora, ha sido necesaria la colaboración de diferentes hermandades de Huelva y provincia que han cedido algunas de sus imágenes.

Huída a Egipto del Belén de los Judíos

Huída a Egipto del Belén de los Judíos

Lo sorprendente es notar que, de pronto, el rostro y las manos de la Magdalena de la Lanzada se convierten ahora en la Virgen de la Anunciación. Y el gesto que representa el dolor ante la agonía de Cristo en la Cruz, es ahora el de la muchacha a quien el Ángel anuncia que Dios se ha acordado de ella. Y yo, que yo me siento muy pecadora y muy María de Magdala (no tomes el pecado al pie de la letra, sino el concepto de pecado en general) me emocioné ante la idea de que la Virgen de la Anunciación fuera María Magdalena. Quizás porque como pecadora pensé que todo ser humano tiene derecho a ser redimido, aunque sólo sea durante el tiempo de Navidad, de sus pecados y convertirse en alguien digno de que Dios le confíe la Buena Nueva. Como la Magdalena de la Lanzada, o como la de ese hombre que prepara con saña la Cruz de Jesús en el paso de los Mutilaos y que se convierte ahora en un hombre que construye y que crea. ¡qué mayor bien hay para quien ha hecho un mal que poder transformar el mal en un bien!

Carpintero del Belén de los Judíos

Carpintero del Belén de los Judíos

No es nueva la idea de que todos somos como figurillas en manos del destino y que no actuamos por decisión propia. Desde que nacemos parece que nos asignan un papel para representar y somos de antemano Verónicas o Magdalenas sin posibilidad de elegir. Por eso, la posibilidad de cambiar, aunque sólo sea por unos días, es sólo un sueño dulce. De la misma manera que también soñamos con cambiar las injusticias sociales, los errores de un mundo que no sabemos bien por qué es cómo es. Por eso este destina sus ingresos a la Misión San Gabriel de Matola en Mozambique, donde los efectos de nuestra crisis se notan de una forma poco concebibles para lo que nosotros podemos conocer y comprender.

Anunciación del Belén de los Judíos

Anunciación del Belén de los Judíos

Dolores.

Posted in Colaboraciones, Eventos, Redacción, Tradiciones | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 8 Comments »

El descampado del Cabezo Mondaca

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 1 mayo 2010

Los estudiantes, vecinos y trabajadores de la zona de la Merced saben de sobra el problema de aparcamiento de dicho  lugar, problema que es el reflejo de lo que pasa en toda la ciudad, pero que en La Merced se ve especialmente acrecentado por ser una zona con gran movilidad de personas y vehículos y que carece por completo de un espacio acondicionado al párking. Había hasta hace poco tiempo, un auténtico oasis para los sedientos de aparcamiento, el descampado que está al pie del cabezo Mondaca, pero ya, ni eso.

El descampado, antes de serlo, eran casas, que por diversos motivos fueron quedando abandonadas y derruidas, dejando libre la visión del cabezo y la apertura de un amplio espacio que fue ingeniosamente  usado como párking público. El aparcamiento estaba hasta hace muy poco tiempo, controlado por dos aparcacoches que según parece pertenecían a la APO (Asociación de Parados Onubenses), y que por el módico precio de un euro (voluntario, aunque casi obligado), daban paso a un estacionamiento tercermundista por sus condiciones, pero excepcionalmente regulado, ya que sabían perfectamente el número de coches que podían entrar, ayudaban al aparcamiento, y lo mejor de todo, conocían a cada cliente, de tal forma que sabían dónde colocar a “los que iban a tardar más tiempo” para así facilitar la improvisada doble fila de aquellos que “venían en un momento”.

Un buen día, el descampado se cerró, metieron excavadoras, y cavaron unas zanjas para impedir la entrada de más vehículos. El aspecto que se puede ver a día de hoy, se asemeja a una trinchera de guerra, todo ello en pleno centro de la ciudad:

¿Por qué impedir el paso?, ¿acaso van a comenzar una merecida remodelación de la zona?

Esa maniobra de cerrar el descampado, coincidió curiosamente con la renovación de señales de peligro por derrumbes, prohibido estacionar y el pintado de una línea amarilla al borde de una (inexistente) acera de la calle Médico Luis Buendía, a la que ya hemos dedicado precisamente un artículo. Al poco, la policía local, llevó a cabo un multado masivo a todos los coches mal estacionados (sobre la acera), lo que produjo las iras de los afectados, ya que el descampado y dicha calle, era el único sitio donde se puede estacionar sin gastarse una media de 3 euros diarios en zona azul. Así lo reflejaba CNH:

Me gustaría evaluar varias cosas, para poner a cada uno en su sitio:

1.  Los coches no pueden estar aparcados donde están, es evidente. ¿Cómo va a ser legal que una calle entera tenga los coches sobre la acera como si fuera un día festivo de esos que se hace la vista gorda?, el multado está multado por realizar un mal aparcamiento y no hay reclamación que valga, pero pasemos a los siguientes puntos.

2º: ¿Por qué cerrar de manera tan malévola el descampado?. Lo lógico sería adecuar dicha zona, para que sea un aparcamiento en superficie como Dios manda, y que siga regulándose de forma similar, ya que el secreto de su éxito era precisamente ese, el poder dejar tu coche tranquilamente toda una mañana por sólo un euro. ¿Acaso piensan los políticos que los estudiantes y curritos pueden permitirse gastarse 3 euros al día en zona azul?, y no, no todos pueden venir en autobús o bicicleta, pensad en todo el que vive fuera.

3º:¿Alguien de Huelva se piensa que esa calle tiene acera?, ¿se piensa el Ayuntamiento que por ese acerado puede pasear un padre o una madre con un carrito de bebé o una persona impedida aunque no hubiera ningún coche mal estacionado? Para poder sancionar por aparcar en una acera, lo básico es que debe ser una acera, y no un montón de escombros. Así que retiren esos escombros (véndaselos a Fertiberia, que creo que los va a necesitar), coloquen un acerado como es debido y luego multen al que aparque mal, pero sigan un orden lógico de las cosas:

3º: ¿Cómo es posible que una calle que está junto a la plaza de la Merced, la Catedral, la Universidad y la plaza de Toros tenga ese lamentable aspecto? Para que no se diga que me quedo en la crítica sin aportar soluciones voy a hacer una propuesta: para la acera de la calle Médico Luis Buendía que está junto al cabezo Mondaca: aparcamiento en batería (sí señores regentes, caben más coches que con uno en línea), acera de tres metros de ancho, uno para carril bici, dos para peatones, arboleda que dé sombra, bancos y farolas de forja y jardines hasta llegar a la plaza de toros. Allí, un sendero nos permitiría subir hasta el Conquero, pero un sendero bien hecho, o mejor aún, un elevador-ascensor, pero por favor, no más pisos en esa zona, démosle valor a nuestra orografía. Y a la acera de la izquierda le bastaría con una sustitución completa y amplitud de su anchura, pero permitiendo el estacionamiento en línea, la calle es lo suficientemente ancha como para permitirlo, y poniendo pasos bajos en cada esquina para mejorar la movilidad de los minusválidos.

No creo que haga falta mucha imaginación para diseñar algo de este estilo, pero con lógica, y no tirar de forma ruín del talonario de multas, para sufragar las pérdidas de las arcas municipales.

Pero no. Buscando información en Internet sobre el cabezo mondaca he dado con las más que probables razones del cierre del descampado:

1. Hacer pisos y más pisos de tipo mondonguístico:

Huelva Información: El cabezo Mondaca se urbaniza potenciando su valor paisajístico.

2. Y derribar el antiguo Mercado de la Merced, al que dedicaremos un merecido artículo:

Huelva Información: El derribo del mercado de La Merced dará paso a un edificio público y 72 viviendas. (…) La reordenación de la manzana contigua a la plaza de toros, donde se encuentra el viejo mercado de La Merced, comenzará tras el verano. En la zona se construirán tres bloques con un total de 72 viviendas y se dotará a la Avenida Cristóbal Colón de un edificio público, cuyo uso someterá a consenso el Ayuntamiento: “Allí nace una oportunidad, -apuntó ayer el alcalde, Pedro Rodríguez- y lo importante es que la sepamos aprovechar entre todos.

Sr. Rubio.

Posted in Protesta, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 11 Comments »

Los Trianes y El Nazareno

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Viernes, 10 abril 2009

Todas las ciudades y pueblos han tenido vecinos ilustres que han jugado el papel de mecenas o patrocinadores de cofradías, iglesias y eventos religiosos. Huelva también los tuvo.

En el pasado, era costumbre frecuente que los vecinos adinerados labrasen capillas o incluso iglesias completas, costeándolas con su propio dinero y convirtiéndolas en panteones familiares. En Huelva tenemos el ejemplo de la iglesia de la Merced (panteón de los Duques de Medina-Sidonia y donde se enterraron algunos de sus hijos), la cripta de la Soledad, la capilla de la Inmaculada costeada por los Ginés Martín (y ocupada hoy por la hermandad de Pasión en San Pedro), o la capilla de los Garrocho en la desaparecida iglesia de San Francisco.  Hablaremos ahora de la especial relación entre una de estas familias, los Trianes, y la Hermandad del Nazareno, que procesionará dentro de algunas horas por las calles de Huelva.

El Nazareno en Placeta (2007). Foto: Sr. Rubio

El Nazareno en Placeta (2007). Foto: Sr. Rubio

La familia Trianes llegó a Huelva en el siglo XVIII  (1760) procedentes de Ayamonte, puesto que la posición de la ciudad y su puerto eran más ventajosos para su comercio con la ciudad de Cádiz. Se establecen en la calle Puerto, comprándo las casas de Antonio Buttler (un descendiente de irlandeses) y construyéndose una casa palacio. Esta casa estaba justo enfrente del Convento de la Victoria, donde se encontraba la Hermandad del Nazareno desde su fundación.

En 1766, los Trianes son nombrados alcaídes del castillo por parte de los Duques de Medina-Sidonia. Un cargo más que nada honorífico, ya que el castillo estaba en ruinas por aquella época, pero que nos da una idea de la importancia de esta familia.  En 1791 Antonio Agustín Trianes Zenteno manda construir en el Convento de la Victoria la capilla del Sagrario, donde se venerarían las imágenes de la hermandad del Nazareno y donde se enterrarían los miembros de su familia. A partir de entonces, los Trianes se convierten en patrocinadores de esta Cofradía, encargándose de sacar la Hermandad y dar culto a las imágenes.

Pero las cosas en Huelva duran poco, y 40 años después se cierra el convento de la Victoria debido a la desamortización. La familia Trianes encarga trasladar las pertenencias de la Hermandad del Nazareno a la iglesia de la Concepción, dónde esta familia construye una nueva capilla para la Hermandad del Nazareno, capilla que ocupa en la actualidad. En el testamento de Teresa de la Cruz de Trianes (1845), viuda de José María Trianes, se declara, “que habiéndose suprimido los conventos trasladé al altar que pertenecía a los Trianes, mis hijos, a la Parroquia de la Concepción en donde conservan sus pertenencias, como lo demuestra su escudo de armas”.

Con el paso del tiempo -ese tiempo que en Huelva arrasa con todo- se derriba el convento de la Victoria y la casa de los Trianes. Incluso la inscripción en el arco de entrada a la capilla del Nazareno en la Concepción, que indicaba la fecha de construcción de la capilla y su costeamiento por la familia Trianes, ha sido borrada a base de pintura blanca en la última “restauración” de la iglesia.

escudo-nazarenoImagen: www.nazarenodehuelva.com

El último recuerdo que queda de esta familia en Huelva, forma parte del escudo de armas de la Hermandad del Nazareno.

Northman.

Las citas y las fechas se obtienen de la página web de la Hermandad del Nazareno de Huelva.

Posted in Historia, Personajes Olvidados, Tradiciones | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 13 Comments »