La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Los Garrocho’

El Baluarte del Muelle

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en domingo, 9 diciembre 2012

El siglo XVI es una época difícil en la costa de Huelva. En aquellos años, las costas del sur y el levante de la Península Ibérica eran asoladas por piratas berberiscos que desde sus bases en el norte de África atacaban los pueblos costeros dedicándose al pillaje y a la captura de prisioneros para ser vendidos como esclavos. Los pueblos de Huelva que se situaban cerca del mar no eran ajenos a estos peligros. Buena muestra de ello son las torres almenaras construidas a lo largo de toda la costa. Estas torres vigía se utilizaban para divisar los barcos piratas en el mar y avisar por medio de hogueras a otras  torres y a los pueblos para que sus vecinos se preparasen para la defensa. Algunas de ellas estaban artilladas porque protegían zonas de especial importancia. Un ejemplo de estas últimas es la semiderruida torre del oro o del Loro en mazagón, la cuál protegía una zona en la que los barcos se reaprovisionaban de agua dulce.

La villa de Huelva estaba protegida por su posición geográfica en el interior de un estuario rodeado de marismas. Sin embargo, a mediados de siglo se recrudecieron los ataques y hubo que replantear el sistema defensivo de la zona. La única defensa existente en Huelva eran los cañones emplazados en las baterías del castillo de San Pedro, pero éste se encontraba demasiado alejado de la orilla y por lo tanto sus disparos no eran efectivos. En 1547 se detectaron barcos corsarios cercanos a la ría, por lo que el gobernador dio la orden de que todos los vecinos con mas de 30.000 maravedís se reuniesen con sus caballos y armas en la plaza de San Pedro para repeler el ataque en caso de producirse en las zonas bajas de la ciudad.

Plano de Huelva en el siglo XIX. El sector que sobresale a la izquierda es la calzada. Se puede observar el muelle y junto al mismo la señalización del antiguo Baluarte. Se ha añadido el Castillo para comprender mejor el sistema defensivo.

Frente al constante peligro y la falta de apoyo del reino, la villa de Huelva toma la iniciativa e inicia la construcción de una serie de fortificaciones en la zona baja de la ciudad. En 1577 el Duque de MedinaSidonia otorga la licencia para construir el baluarte de la Estrella y la torre del Puntal. Estas defensas estaban situadas al final de la calle Calzada (actual calle Marina, aproximadamente en el lugar que hoy ocupa la plaza 12 de Octubre ) y justo al lado del arco de la Estrella, también llamada en ocasiones “Puerta del Mar”.

arco de la estrella Huelva

El tristemente desaparecido Arco de la Estrella. Imagen: http://www.huelvainformacion.es

En las últimas décadas del siglo XVI se inicia una estrategia de defensa general en las costas del reino consistente en la construcción de las torres almenaras. Cuando llegó la noticia del proyecto de construcción de las torres (que debían sufragar los municipios en cuyo término se iban a construir), el Cabildo de la villa de Huelva propuso “plantar en la punta del Bringuel ques a frente de la puerta del baluarte desta villa un fuerte con el qual además destar la tierra firme tan segura por los pantanos y cachones y lama con que la natura quiso fortificarla quedava la calçada y ría della y sus navíos defendidos.” La idea consistía en cerrar la ría con dos fortines, el ya existente en la calzada y uno en la orilla opuesta de la ría, cerrando el paso a los posibles navíos enemigos. La propuesta fue rechazada y se continuó, no sin grandes dificultades económicas, con el plan defensivo basado en torres. El sistema defensivo del estuario del Tinto y el Odiel se completó con algunas baterías artilleras de menor entidad y la construcción en 1599 y 1614 de las torres de Punta Arenilla (inicialmente proyectada en el paraje de la Cascajera en la isla de Saltés) y de Punta Umbría. Estas torres se enlazaban visualmente por medio de hogueras con la atalaya del Castillo de San Pedro y la torre del Puntal en el baluarte de manera que diese tiempo de preparar las defensas ante un eventual ataque o incluso preparar la salida del Galeota de Huelva, una flotilla de 2 naves y 200 hombres comandada por la familia Garrocho y encargada de la defensa “activa” y el contraataque.

El Baluarte necesitó ser reparado en diferentes ocasiones a lo largo de los siglos pero la falta de fondos del cabildo de la villa provocó que estas reparaciones se demorasen o incluso se cancelasen. El baluarte y la torre se mantuvieron en pie junto con el arco de la Estrella y fueron deteriorándose poco a poco (especialmente el arco tras el terremoto de Lisboa) hasta el año 1848. En ese mismo año se ordena la destrucción completa del conjunto para la construcción de un muelle denominado “Muelle del Estado”. En parte la zona ocupada por el baluarte se construyó un pequeño cuartel de carabineros que se mantuvo en pie hasta principios del siglo XX.

Muelle de Huelva hacia 1860

Muelle de Huelva hacia 1860. El edificio de la izquierda es el cuartel de carabineros (Imagen: Huelva Información)

El arco, la torre y el baluarte dejaron de existir convertidos en escombros y con ellos 300 años de Historia.

Bibliografía:

Martínez Navarro, Antonio José. Historia Menuda de Huelva 

Gozálvez Escobar, José Luis. El Castillo de San Pedro (Huelva) Función Urbana y Social

Carriazo Rubio, Juan Luis; Cuenca López, José María. Huelva, Tierra de Castillos

Eduardo J. Sugrañes. Cuando el agua llegaba a 12 de Octubre. Artículo aparecido el 9 de octubre de 2011 en el diario Huelva Información.

Posted in Casas Desaparecidas, Curiosidades, Historia, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 17 Comments »

La Casa de los Garrocho en 1965

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en jueves, 28 julio 2011

En los últimos días y haciendo uso de la hemeroteca del periódico ABC, he encontrado un artículo del año 1965, en el que el autor escribe acerca de la “Fallecida” Casa Palacio de los Garrocho, previo al derribo que inminentemente acaeció sobre dicho inmueble años más tarde.

http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1965/12/23/055.html

http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1965/12/23/057.html

http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1965/12/23/059.html

El autor no es otro que el prestigioso historiador onubense Diego Diáz Hierro, y en dicho artículo hace un intento fallido por evitar la desaparición del edificio, apelando a la arquitectura e historia que lo rodeaban:

La denomino palacio, más por lo que significa y representa la dicha mansión, que por su atuendo arquitectónico, aun que no puede desestimarse su peculiar estilo, grato y digno, muy de la baja Andalucía y de la Huelva antigua, que hemos de acariciar, no sólo con ojos amorosos, sino con reparaciones conquistadoras de su forma original. En particular al enteramos que sobre tan preciada reliquia está dictado un holocausto en favor de la circulación rodada de la ciudad. Sacrificio que debíamos evitar a toda costa, dado el que estas construcciones de tiempos que pudiéramos llamar patriarcales, de indudable mérito histórico, no se prodigan, por desgracia, en Huelva.

Pero ineludiblemente ocurrió lo que todos bien sabemos, con todo aquello que en nuestra ciudad, tiene un valor mas allá de lo tangible o de lo meramente espiritual para todos aquellos que intentamos salvaguardar la esencia de lo nuestro, de lo que fuimos y de lo que somos, pese a lo somero de nuestra existencia individual.

Se incluye un grabado del S. XIX, en el que podemos apreciar las escaramuzas del Almirante Garrocho frente a corsarios berberiscos, un mosaico de San Antonio de Padua de cerámica onubense, una foto desde otra perspectiva de la casa y por último el escudo nobiliario de la familia Garrocho.

Al final del artículo, Díaz Hierro hace un alegato por la defensa del tristemente desaparecido edificio, aportando el texto para una posible placa que hubiera podido ir en su fachada de haberse conservado la mansión:

“Esta es la casa Palacio de los Garrocho, excelsos marinos de Huelva de los siglos XVI y XVII que supieron defender sus costas y el honor de España con denuedo de héroes. Aquí nació el 3 de Septiembre de 1715 uno de los más ilustres descendientes de tan distinguida familia, don Juan A. de Mora Negro y Garrocho, virtuoso canónigo benefactor eminente de su tierra natal y sabio autor de la obra histórica HUELVA ILUSTRADA, 1762. Falleció en Sevilla, donde la escribió henchido de nostalgias onubenses, el 5 de noviembre de 1786”.

De nada sirvió. Cuarenta y seis años después nada ha cambiado en cuanto al espíritu destructor del patrimonio onubense. La Casa de la Chanca, es la siguiente candidata si no hacemos nada por evitarlo.

Por último quería lanzar a los lectores una pregunta acerca del escudo nobiliario que aparece en la foto de la casa y de el azulejo de San Antonio de Padua, con respecto a su ubicación actual, ya que no he encontrado nada sobre los mismos lo cual me hace pensar, en el mejor de los casos, que se encuentren en el Museo Arqueológico Provincial y no en manos de particulares.

Manolo Maro.

Fuente: http://hemeroteca.abcdesevilla.es/

Artículo Relacionado: Casas desaparecidas: La Casa de los Garrocho

Posted in Arquitectura, Casas Desaparecidas, Colaboraciones, Crítica Social, Dejadez, Historia, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 25 Comments »