La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Museo Provincial de Huelva’

Jornadas de Arqueología y Fiesta del Cine

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 22 octubre 2013

Hemos recibido dos correos con información acerca de actividades para hoy y los próximos días:

Alberto nos informa de La Fiesta del Cine que se está celebrando desde ayer, y se celebra también hoy día 22 y mañana. Rellenando un formulario con sus datos puedes ir al cine por 2,90€ la sesión. Al parecer el éxito ha sido rotundo y anoche había unas colas extraordinarías en el cine, lo que demuestra que sigue habiendo pasión por el Cine, pero los precios son una barrera infranqueable. Os dejo el enlace con el formulario de inscripcion: http://inscripcion.fiestadelcine.com/

La Asociación Cultural Kalathoussa nos manda información sobre las Las Jornadas de Arqueología y Territorio de Aljaraque.

Dichas jornadas ha ido ampliando su horizonte y podemos considerarlas un referente en la vida cultural de la localidad y, por extensión, de la vecina ciudad de Huelva. Además de ello, las Jornadas gozan de amplio prestigio entre los investigadores, habiendo pasado por ellas un importante plantel de especialistas.

Desde el año 2007 las Jornadas de Aljaraque van a tomar un nuevo giro mejorando su estructura organizativa y científica para enriquecer las demandas del sector universitario y de la sociedad. Bajo el título de “Arqueología, territorio y geografía histórica en Huelva”, se han venido abordando, desde diferentes disciplinas y con un carácter estructurado, el territorio y la evolución de los grupos humanos en el espacio del Suroeste andaluz, cómo interactúan en sus relaciones con el medio y qué respuestas se han ido produciendo a lo largo del tiempo. De la mano de importantes especialistas, se han abordado diferentes aspectos de disciplinas como la paleontología, la geología costera y la dinámica litoral, la prehistoria, el mito, las religiones primitivas y antiguas; Tartessos, la romanización; el rico patrimonio arquitectónico defensivo onubense, y perspectivas de investigación relacionadas con la Geografía y estudios sobre el pasado y el patrimonio histórico del propio municipio de Aljaraque.

En la presente edición proponemos introducir una nueva vertiente en los objetivos de las Jornadas que esperamos poder ir desarrollando en ediciones sucesivas. Se trata de dar a conocer la labor investigadora de las mujeres científicas onubenses desde la primera mitad del siglo XX hasta nuestros días, en arqueología, antropología, geografía, histórica y otras disciplinas humanísticas y afines, tratando de potenciar, además, un espacio social y cultural de encuentro. Obviamente, determinadas intervenciones versarán sobre estudios realizados sobre el trabajo de aquellas que desgraciadamente ya no están entre nosotros y, otras, en cambio, estarán a cargo de las propias investigadoras. Con todo, la estructura de las Jornadas permitirá que parte de las conferencias giren en torno a esta nueva perspectiva que vamos a iniciar mientras que otra parte de las ponencias proseguirán dentro de los habituales contenidos, como se puede apreciar en el presente Programa.

De forma entrañable podemos destacar la conferencia que pronunciará José María Cuenca, arqueólogo y profesor de la Universidad de Huelva, en recuerdo de la recientemente fallecida Mª Juana Bedia García (1960-2013), arqueóloga y Directora que fué del Museo Provincial de Huelva, con quien tuvimos la oportunidad de conocer el vasto patrimonio histórico onubense en sus diversas participaciones en nuestras Jornadas.

Como colofón, el jueves día 24 de octubre la actividad se traslada al Museo Provincial de Huelva donde mediante una visita guiada se podrá conocer la última remodelación de contenidos de su Sala de Arqueología.

Para esta edición, las Jornadas regresan a su habitual sede del Teatro Cinema de Corrales, espacio que posee los requisitos necesarios para su correcto desarrollo.

Sin más, le esperamos un año más en las Jornadas donde estaremos muy complacidos con su asistencia y participación.

Asociación Cultural Kalathoussa

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Cultura, Eventos | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | 1 Comment »

Nuestro patrimonio en la ruina: “La Huerta Noble”, La Redondela

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 28 junio 2011

Hoy nos acercamos a un rincón del litoral onubense; entre marismas, huertas de naranjos y a menos de dos kilómetros de la playa del Hoyo, término municipal de Isla Cristina, nos encontramos La Huerta Noble.

La Huerta Noble es parte del patrimonio cultural de La Redondela. Se encuentra en la carretera hacia el Pozo del Camino, km. 1. Es un complejo de explotación agraria y ganadera (palomas) formado por una zona residencial, un pequeño oratorio, dos norias, dos albercas, un molino de aceite, un columbario o palomar, anexos para ganado y un conjunto de catorce mosaicos de azulejos holandeses. Construido por D. Manuel Rivero González a finales del siglo XVIII, representa un tipo de arquitectura popular vinculada a formas de vida tradicionales de las grandes explotaciones agrarias de Andalucía. Sus características constructivas, destacando el palomar por su singularidad, y su valor simbólico, por constituir parte de la memoria colectiva de la ciudad, lo hacen merecer su protección y conservación.

Casa de recreo y oratorio desde el molino

Fue declarado Lugar de Interés Etnológico en 2003 (Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía). Se tomó esta medida de protección legal para evitar su destrucción y controlar las obras que pudieran afectar a su conservación, pues la finca siempre fue de propiedad privada y la explotación agraria de la finca ha provocado multitud de obras que han afectado al conjunto, como la destrucción de una de las norias y de parte de la magnífica azulejería holandesa realizada por el que era taller más representativo de pintores de cerámica de la segunda mitad del siglo XVIII y es según los expertos, el más completo conjunto de azulejos holandeses que hay en España. Por su mal estado de conservación, fueron retirados de su lugar original para ser restaurados, de los que sólo se han intervenido cinco, y actualmente se encuentran en los almacenes del Museo Provincial de Huelva.

Uno de los azulejos de Jan Aalmis de Rotterdam

No es lo único que se encuentra en mal estado, actualmente se encuentra en estado ruinoso todo el complejo, por estar abandonado desde hace años. ¿Es así como se evita su destrucción? Pasa el tiempo y la propiedad no se ocupa de su conservación, incluso hace poco se cayeron los techos del oratorio (pérdida irreparable) y las autoridades competentes tampoco se hacen cargo, unas porque no tienen dinero (ni ahora con los tiempos que corren, ni antes), y por si fuera poco, tenemos una disputa histórica entre La Redondela, que es Entidad Local Menor, e Isla Cristina. Por apropiación simbólica, ya que forma parte de su memoria histórica, La Redondela siente que La Huerta Noble le pertenece, aunque jurisdiccionalmente dependa de Isla Cristina.

Techo del Oratorio

Ante esta situación, la propiedad, las administraciones locales y autonómicas, todos son responsables, pero ¿dónde quedan los ciudadanos? ¿no somos también responsables del abandono y la desidia de nuestra ciudad, de nuestros parques, plazas, edificios, monumentos, tradiciones, costumbres, fiestas, etc. en definitiva, de lo que nos identifica? Vamos a dejar de echar la culpa a los otros, porque nosotros también podemos hacer entre todos. El patrimonio es de todos, y está claro que así no podemos disfrutarlo. ¿Vamos a dejar perder nuestro pasado, nuestra historia, vivencias y el legado a nuestras futuras generaciones?

Columbario-bebedero de la Huerta Noble

Columbario

Por la necesidad de recuperar y difundir nuestro patrimonio,  hemos creado una iniciativa que nace desde la sensibilidad, que busca el apoyo y la unión de todos/as. Ya somos algunos los que hemos comenzado a trabajar, buscando propuestas para recaudar fondos y poder empezar la primera fase de obras de restauración de la Huerta Noble. Estamos poniendo en marcha nuestro primer proyecto “Apadrina un nido”. El palomar de la Huerta Noble cuenta con 32 mil nidos, siendo el segundo mayor de Europa en dimensiones. Si conseguimos al menos “dar en adopción” cada uno de esos nidos, ya podremos comenzar las obras. Buscamos empresas o entidades que nos ayuden, aportando donativos, camisetas, gorras, objetos, etc. que podamos vender a cambio de apadrinar un nido. Esto es tarea de todos. Gracias.

Podéis conocer mucho más de la Huerta Noble en

http://huertanoble.wordpress.com/

Estamos en Facebook: “Por la Huerta Noble, La Redondela”

Si quieres puedes insertar un banner en tu web para ayudarnos, insertando el siguiente código:

<p style=”text-align: center;”><a href=”http://huertanoble.wordpress.com/”><img class=”aligncenter size-medium wp-image-185″ title=”Redondela1 copia” src=”http://huertanoble.files.wordpress.com/2011/06/redondela1-copia.jpg?w=298&#8243; alt=”” width=”179″ height=”180″ /></a></p>

Beatriz Mangas.

Posted in Colaboraciones, Curiosidades, Dejadez, Naturaleza, Protesta, Solidaridad | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 20 Comments »

3000 años de historia en la Ría de Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Domingo, 29 mayo 2011

¿Quién no ha oído hablar de las espadas y otros objetos que aparecieron en la ría de Huelva? Creo que algunos más y otros menos hemos oído alguna referencia a este tema. Pero, ¿se valora a este hecho como es debido? Creo que no, y por eso intentaré desarrollar un poco el tema para darlo a conocer algo más.

La historia comenzó a finales de marzo de 1923, cuando realizando un dragado de la ría, la draga “Cinta” comenzó a extraer del fondo a unos 23 metros del muelle de la compañía minera de Tharsis y entre 7,5 y 9,5 m. de profundidad bajo el lodo, una serie de objetos metálicos, junto con algunos trozos de madera y el mismo lodo.

Localización del lugar en la actualidad

Estos objetos metálicos resultaron ser unas 400 piezas de bronce, entre las que se encontraban unas 40 espadas (28 completas) de entre 70 y 75 cm, puñales de entre 15 y 40 cm, puntas de lanza, de entre 15 y 49 cm y flechas, así como otro tipo de objetos como fíbulas, botones, broches de cinturón, agujas, anillas, remaches, pasadores, cilindros macizos, y los que podrían ser trozos de cascos. Una amplia muestra de estos objetos pueden verse en el Museo Provincial de Huelva. De este tipo de objetos ya habían aparecido algunos en España, pero la cantidad total de todos ellos era muy inferior a los aparecidos en nuestra ría, y algunos como las puntas de lanzas, flechas y botones eran muy escasas en España e incluso en Europa, y otros como las fíbulas eras las primeras que aparecían.

Rápidamente el mundo de la arqueología de la época volvió su mirada hacia Huelva. Hay que tener en cuenta que en aquella época la arqueología sobre la protohistoria española y el mundo tartesio estaba llena de conjeturas. Schulten buscaba, con escaso éxito, la ciudad de Tartessos en Doñana, escasas voces situaban el centro de esta civilización en Huelva capital, ya que aún no había sido localizado ningún otro yacimiento arqueológico de esta época en la ciudad. Éstos comenzarían a aparecer en los cabezos de la ciudad a partir de los años 50 y 60, con lo que comenzarían  a unirse las piezas del puzzle.

Lo primero sería intentar averiguar la procedencia y datar lo objetos, comprobándose que el diseño de éstos correspondía posiblemente a la zonas de oeste europeo celta o del Egeo, por ejemplo, el tipo de espadas, denominado “lengua de carpa”, era propio del oeste, aunque si bien el diseño era de esa zona, los objetos tenían alguna particularidad de esta zona, por lo que daba pie múltiples teorías. Parece que pudieran tratarse de objetos del norte u oeste europeo, pero procedente del comercio con el Mediterráneo central u oriental, con la posibilidad de que alguno hubiese sido reparado o refundido aquí. El análisis de los isótopos de plomo del cobre de estos objetos, indica que éste procede de dos yacimientos distintos y no coinciden con el cobre de esta zona, por lo que parece definitivo que su elaboración primera no se dio aquí, como muchos han pensado, aunque quizás sí una refundición posterior. No obstante, están elaborados con una notable técnica metalúrgica en aleaciones y formas,  con tasas de estaño ligeramente inferior a otros depósitos ingleses y franceses y muy superior a los del Mediterráneo.

Recreación y comparación paleogeográfica de la ría de Huelva en la época de los depósitos (Revista Complutum extra nº 5)

Otra cuestión es la datación, y en este punto vuelven a aparecer múltiples opiniones, pero casi todas ellas las sitúan antes incluso de la llegada de fenicios a comerciar con Tartessos, situándola entre los siglos XIII aC a IX aC. Pruebas del carbono 14 realizadas en restos de madera que se encontraban junto a estas piezas, la sitúan entre los años 880 a 850 aC. Estas dataciones indican la antigüedad del comercio del puerto de Huelva, anterior incluso al comercio con fenicios y por supuestos griegos, mostrando la importancia de este comercio, sobre todo, de metales, tanto procedentes de las zonas mineras de Riotinto y Tharsis como proveniente del exterior, durante cientos de años, y que con altos y bajos ha llegado, sin interrupción a lo que es el Puerto de hoy en día.

Interesa, además, intentar saber los motivos por los que estos objetos se encontraban depositados en el fondo de nuestra ría, lo que ha dado, nuevamente, pie a múltiples teorías. El hecho de que todas estas piezas apareciesen en poco espacio, indica que se trata de un único depósito. Las teorías más posibles son las que hacen referencia al posible hundimiento de un barco que iba dedicado al comercio o que tuviese un fin votivo, ya que al parecer era propio de esa época realizar ofrendas a los dioses sumergiendo en lagos y similares armas y objetos de este tipo.

Algunos objetos encontrados en la ría en 1923

Pero no se limita a este hallazgo las apariciones de este tipo en nuestra ría. Unos años después, en 1930, otro objeto de enorme valor arqueológico se localizó en ella. Se trataba del primer casco griego hallado en nuestro país. Es un casco de tipo corintio (el modelo griego más reconocible), fabricado en cobre puro, finamente trabajado en sus detalles, el cual presentaba una rotura en su parte posterior, que por el diseño del mismo se ha datado entre los años 550 y 525 ac, la época final del comercio con los griegos.

Su aparición nuevamente hizo girar las miradas arqueológicas a la ría, e hizo volar la imaginación de los arqueólogos de la época. El mismo Schulten, publicó un artículo tratando el tema, y se comenzó a pensar que procedía de algún conflicto belicoso, y que la rotura trasera era producto de un golpe que provocaría la muerte del portador del mismo. Con el paso del tiempo y una vez más frío los ánimos, fueron surgiendo nuevas teorías. Aún no se sabe a ciencia cierta el por qué de la aparición del casco en ese lugar, pero nuevamente pudiera tratarse de motivos votivos,  ya que otro casco griego, que apareció con posterioridad en Jerez, lo hizo en circunstancias parecidas y como ya hice referencia antes, era habitual este tipo de prácticas. No obstante, este tipo de casco es muy escaso en Europa Occidental. El casco, lamentablemente, no puede ser apreciado en Huelva, ya que desde un principio se traslado para su estudio al Museo de Historia de Madrid, y si no me equivoco, ahora se encuentra en el Museo Arqueológico de Madrid.

Casco encontrado en la ría en 1930

Pero en esta época, la arqueología tenía un escaso control y después han ido surgiendo en poder de distintas personas, diversos objetos que al parecer han aparecido en distintos lugares de la ría. Dos espadas, en 1943 y 1963 y diversos objetos más de bronce, de los que en algunos casos se desconoce el lugar exacto de su localización, por lo que se puede pensar que alguno más puede haber, y lo que parece más probable es que aún quede más en el fondo, pero que sólo nuevos dragados sacarían a la luz.

Todo esto daría forma, a lo que unido a los hallazgos arqueológicos que desde los años 50 y 60 vienen localizándose en la ciudad y sobre todo en los cabezos, a la fase previa de lo que luego se convertiría en el mundo tartesio del que hablan los clásicos.

Estos objetos de la ría de Huelva tienen un extraordinario valor arqueológico, por la cantidad y calidad de los mismos, no sólo muy abundantes en Huelva, sino escasos en el resto de España y Europa, y unidos a los yacimientos en la ciudad, sitúan a nuestra ciudad como el lugar más importante de la península y unos de los mas importantes de la Europa Occidental en la época del Bronce final, lo que ha llevado a numerosos estudios sobre el asunto, tanto a nivel nacional como internacional, quedando constancia en numerosas y prestigiosas publicaciones sobre arqueología.

Pese a todo, la importancia de estos hallazgos parece que es inversamente proporcional al conocimiento que los onubenses tenemos de ello y al interés que hasta ahora despierta en las administraciones, ya que bajo mi punto de vista, hay mucho qué saber y son muchas sus posibilidades de explotación e investigación y, aparte del Museo Provincial, es difícil encontrar información al respecto y muy especializada, a no ser que te lo tomes muy a conciencia. Aunque en esta ultima campaña para las municipales he visto alguna pequeña referencia a la historia más antigua de la ciudad y a la puesta en valor de hallazgos arqueológicos en los programas electorales. Quién sabe, a lo mejor algún día se deciden a tratarlo en serio.

Neoptolemo.

Bibliografía:

– Revista Complutum (Universidad Complutense de Madrid) Extra nº 5

– El casco griego de Huelva (Reeditado por la Diputación de Huelva)

– Armas y Objetos de bronce extraídos en los dragados del Puerto de Huelva. (Editado por Diputación de Huelva).

– Isótopos de plomo aplicados al registro arqueológico prehistórico y protohistórico: El caso del depósito de armas de la Ría de Huelva. Dr. Mark A. Hunt Ortiz

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Cultura, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 34 Comments »

Chulos de uniforme

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Domingo, 13 febrero 2011

Evidentemente que el término no es correcto jurídicamente hablando, habría que hablar más bien de abuso de autoridad, de negligencia, de alevosía, y de algún concepto más que mi falta de conocimientos en derecho mi impide mentar. Pero “chulo” o “matón” son las palabras que mejor pueden definir –siempre y cuando no queramos caer en lo soez, lo que ciertamente sería incluso más justo– a los individuos miembros de la Policía que nos abordaron a dos amigos míos y a mí en la madrugada del viernes 14 al sábado 15 del enero pasado.

En la Alameda Sundheim, a eso de las 6 de la mañana, una pareja de agentes uniformados del Cuerpo Nacional de Policía y otra de supuestos –digo “supuestos” porque en ningún momento se identificaron– agentes de algún Cuerpo o Fuerza de Seguridad del Estado de paisano bajaron de sendos coches, (uno oficial el otro “civil”), para hacernos perder toda la confianza y el respeto que podíamos tener por las autoridades policiales. A la altura del Museo Provincial de Huelva, el coche de los “nacionales” se detiene, salen dos agentes y recriminan a uno de mis dos amigos (que venía unos metros detrás de otro amigo y de mí) que llevara en volandas una silla que había encontrado en la calle, además de decirle que la dejara en el suelo. Hasta ahí todo bien, ¿verdad?, algo que no llegaría ni a anécdota. Eso creíamos nosotros, que no sabíamos que uno de los policías había sufrido una sobredosis de capítulos de Walker Texas Ranger. Ni el amigo que estaba junto a mí, ni yo, ni en un principio su mismo compañero policía (me atrevería a decir sin temor a equivocarme) nos podíamos creer que uno de los agentes decidiera emplear tanta agresividad verbal y física para reprender a nuestro amigo que llevaba la silla, toda vez que en ningún momento éste hiciera el más mínimo ademán de violencia ni expresara ofensa alguna.

¿Un simple exceso de un agente de policía? Qué duda cabe; pero no uno ni tampoco simple. Lo que más nos hizo hervir la sangre, ahogarnos en impotencia, desesperarnos fue la actitud de los compañeros del policía agresor. Una actitud de dejación de su deber, de matonismo, de corporativismo mafioso, del otro agente uniformado y de la pareja de paisano que acudía “en su ayuda”; que se manifestó en no poner remedio a la desproporción de la violencia del policía que insultaba y reducía a mi amigo, en el retenernos a mí y a mi otro amigo cuando queríamos interceder por el que estaba en problemas, en el insultarnos gratuitamente, en el amenazarnos con golpes y detención por el mero hecho de considerar inadmisible esa situación. Lo importante para estos funcionarios de la seguridad pública no era en ese momento sino cubrir a su compañero, más allá de que estuviera practicando un abuso. Esa lección se la tenían bien aprendida. Igual de bien que el resto de compinches uniformados (alrededor de una decena) que estaban custodiando a nuestro amigo agredido en la comisaría de la Policía Nacional de nuestra ciudad (a la que fue trasladado); pues nada más llegar mi otro amigo y yo al lugar, a interesarnos por el detenido, apenas se nos dejó articular palabra, pasando a echarnos de la comisaría, sin dar motivos justificados ni permitirnos interponer una queja por toda la actuación policial, esta decena de policías, que hasta que llegamos se encontraban trabajando en una competición de descalificaciones y amenazas a nuestro compañero detenido.

De los golpes en nariz, garganta, cabeza y oreja (todas partes en las que no queda marca fácilmente); de los insultos; de las amenazas; de la retención; de la humillación sería más adecuado que hablara mi amigo en cuestión, el que lo sufrió. Yo no quiero alargar mucho más estas líneas, me ahorraré, por tanto, la desasistencia del servicio de emergencias del 112 y de la servicial Guardia Civil (que me colgó a pesar de comunicarles que se había sufrido una agresión).

Para lo que no puedo callarme es para adjudicar la responsabilidad de estos hechos. La responsabilidad, la culpa en definitiva, de estas lamentables situaciones es nuestra, y también de los que pueden llegar a leer esto, de todos los ciudadanos que conviven con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y con sus responsables civiles y políticos y que les pagan a todos sus sueldos. La culpa es nuestra por ingenuos, por idiotas, por haber sido tan tontos de creernos esa historia tan bien hilada de que los “polis malos” son sólo cosa de las pelis o de cuando iban vestidos de gris. Al menos algunos hemos sido tan inocentes de tragarnos ese cuento chino de que la Policía es un digno cuerpo de un país democrático, un cuerpo al servicio del ciudadano, que trabaja para la seguridad y el bienestar, siguiendo escrupulosamente unos una legislación que marca sus atribuciones y sus limitaciones, teniendo derechos y deberes como tenemos y cumplimos el resto de ciudadanos. Error nuestro, de creer eso, a la vista está; pero ya no caeremos más en él; porque ahora ya sabemos por experiencia propia que esos individuos que cobran su sueldo del dinero de todos, que van armados y que tienen consideración pública pueden permitirse pegar, insultar, retener, vejar, gratuitamente a quien se les antoje, (que para eso tienen la fuerza, el uniforme y la pistola) y sin consecuencias.

La denuncia por todo lo anterior la pusimos el sábado 15 por la mañana en el Juzgado de Huelva. Ojalá las palabras de los renglones de arriba me las tenga que tragar una a una si esto acaba en juicio y se hace justicia, pero no cuento con ello. Mientras tanto, más vale que no cruzarse con estos matones, con estos chulos con uniforme azul oscuro.

Luis Miguel Gutiérrez Domínguez

Posted in Colaboraciones, Protesta, Seguridad | Etiquetado: , , , , , | 42 Comments »

Conclusiones de las XIII Jornadas Arqueológicas de Aljaraque

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 13 noviembre 2010

Finalizaron las XIII Jornadas de Arqueología y Territorio de Aljaraque, y en ellas, como en años anteriores, conseguimos conocer un poco más la historia y el patrimonio que tiene toda la provincia.

Este año, el primer día se habló sobre la Huelva Protohistórica, esa época en la que nuestra ciudad y provincia consiguen distinguirse del resto del país, y que difícilmente encontraremos ninguna referencia fuera del Museo Provincial. Para ello, analizan las distintas etapas que tiene el estudio de un yacimiento arqueológico en sus niveles más profundos, en la capital. En algunos momentos, se hizo quizás demasiado técnico, pero aportó datos interesantes, ya que cuanto más yacimientos de esta época se estudian, más se ajusta la historia de nuestra ciudad a los textos clásicos y bíblicos, que hablan tanto de Tartessos como de Tharsis, ya que cada vez coge más entidad la ciudad protohistórica de Huelva. Contaron cómo se analizan los distintos estratos del subsuelo hasta encontrar el que presenta signos de haber estado habitado por humanos, cómo se analiza la estructura del territorio de esa época, el análisis de los restos biológicos y el estudio de los restos. Todo esto, suele llevar a afirmar que la ciudad en sí, es el mayor yacimiento arqueológico de la época en el país.

El segundo día, se trató el tema de la actividad minera en la provincia y el patrimonio que ha quedado de ella. Se habló de la importancia de catalogar adecuadamente todo el patrimonio legado para evitar que por desconocimiento de su existencia o la ocultación de la misma, se puedan realizar acciones (casi siempre urbanísticas), que los destruya. También, se trató la geografía relacionada con la actividad, la participación ciudadana que colabora en el conocimiento de la historia y conservación de su patrimonio, contribuyendo para ello un representante de la Asociación Amigos de Tharsis “Ernesto Deligny”. Se habló del excelente trabajo realizado por la Fundación Riotinto en la gestión y creación de proyectos relacionados con la explotación turística del legado minero de la zona, y puede servir de ejemplo de un trabajo bien hecho en la conservación del patrimonio y uso museístico de éste.

Museo Minero de Riotinto Ernest Lluch. Imagen: www.museosdeandalucia.com

Pero donde finalmente se analizan estas cuestiones es en la participación de los asistentes con sus preguntas e intervenciones. Y ahí se vio las diferencias y similitudes de estos dos temas.

La principal diferencia está evidentemente en que el patrimonio tangible es infinitamente superior en el tema minero, lo que le da unas posibilidades que las de la época protohistórica carecen. Pese a esta diferencia, surgieron problemas similares, y todos nacían de donde mismo, la “tradicional” falta de interés por parte de las Administraciones y la población para incentivar el estudio y puesta en valor de este patrimonio. Incluso se produjo una pequeña discusión a cuenta de si era la población la que no exigía a la Administración que le dedicase más atención a estos temas, o si la Administración es la que dificulta estos trabajos, en definitiva, la eterna pregunta de qué fue primero, si la gallina o el huevo.

Esta situación en la capital llega a su punto más extremo, ya que hemos convertido 4500 años de poblamiento en el hecho puntual de la salida de las Carabelas y en el legado inglés, todo lo demás, incluido la extensa protohistoria de la ciudad, parece carecer de todo interés y las Administraciones parecen aprovecharlo para no prestarle la más mínima atención. Esta cuestión es claramente visible desde este blog, sólo hay que ver muchos de los comentarios en los artículos relacionados con el tema, y muchos consideran simples piedras o viejos edificios ruinosos el poco patrimonio visible que nos queda, olvidando que este estado ha sido provocado por este legendario desinterés de la ciudad.

También, hubo tiempo para tratar su posible utilización turística, donde se indicó, muy acertadamente, que no sólo basta con arreglar un poco cualquier resto o edificio, sino que debe hacerse atractivo y entretenido para su visita. Sin embargo, ni se ve, ni se espera una mejora del interés en apoyar o facilitar estos trabajos y por ejemplo, la ciudad esta condenada a conservar eternamente distintos yacimientos arqueológicos como reserva, tales como la Plaza de las Monjas o la conocida como Plaza Arqueológica, y seguirán prevaleciendo intereses inmobiliarios a cualquier otro, apoyados  por una parte de la ciudadanía que considera un estorbo todo este patrimonio. No sé qué pensarían si viviesen en ciudades como Mérida, Tarragona o Baeza, rodeados de tanto edificio viejo y resto “inútil”.

Plaza Arqueológica de Huelva. Imagen: www.skyscrapercity.com

Finalmente, aún quedó tiempo para dedicarle al yacimiento de la Isla Saltes y el por qué está completamente abandonado y es imposible su visita. Aprovechando que estaba presente un representante de la Junta surgió el tema y éste contestó que aunque la Junta es la propietaria del lugar, han surgido problemas con el cambio de titularidad de los terrenos ya que el anterior propietario, la Constructora Tremon, lo tenía a nombre de diversas filiales y el tema está en manos judiciales para su resolución. Así que seguiremos a la espera de que se haga algo útil con el lugar.

Quizás algún día cambie esta tendencia, ya que aquí parece que muchos disfrutan contestando a la pregunta ¿Qué se puede ver en Huelva? “no hay nada que ver”, y esto no es del todo cierto, sólo hay que cuidar algunas cosas, recuperar otras, seguir trabajando e investigando y sobre todo, saber enseñarlo, y eso es tarea de todos.

Neoptolemo.

Artículos relacionados:

https://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/12/13/huelva-begins-nativos-fenicios-tartessos-y-griegos/

https://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/06/28/la-ciudad-de-salthish/

https://lahuelvacateta.wordpress.com/2009/03/21/la-ciudad-de-tartessos-en-huelva-capital-12/

Posted in Arqueología, Colaboraciones, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 Comments »

Robert Capa y el Festival de Fotografía Huelva 2010

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 8 marzo 2010

Gracias al Festival Fotográfico Huelva 2010 organizado por la Asociación Cultural Latitudes 21, podemos contemplar varias exposiciones fotográficas de algunos de los autores más afamados de la historia. Entre ellos destaca por su fama, Robert Capa, quizás el reportero de Guerra más conocido, autor de una de las fotografías más famosas del mundo, La muerte de un Miliciano, tomada en la Guerra Civil Española:

Muerte de un Miliciano. Robert Capa

La exposición de Robert Capa se puede visitar en el Museo Provincial hasta el 11 de Abril en el horario de apertura del museo:

Martes 14:30 — 20:30

Miércoles a Sábado 9:00 — 20:30

Domingo 9:00 — 14:30

Lunes Cerrado

Sin embargo, el festival Latitudes21 nos regala (entre otras actividades) hasta 12 exposiciones, repartidas por el Museo Provincial, la Casa Colón, la Facultad de Empresariales, el Rectorado (Cantero Cuadrado), la Diputación (Hotel París) y las salas de exposiciones de Cajasol y la Caja Rural. Cada sala de exposiciones tiene su propio horario y su propio período de apertura, terminando todas aproximadamente entre el 27 y el 31 de Marzo, exceptuando la de Robert Capa.

Es una buena oportunidad para los amantes de la fotografía y de la cultura en general.

Para más información consultar la web de la asociación:

http://www.latitudes21.es/

LaHuelvaCateta

Posted in Cultura | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | 7 Comments »

La ciudad de Tartessos en Huelva capital (2/2)

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 23 marzo 2009

Emporio

Dejando a un lado la cuestión geográfica, otro texto destacable es de Pseudo Escimno donde indica: “Vecina a esta se encuentra la noble ciudad (…) de (…) Gadira, después de esta se halla (…) el riquísimo emporio llamado Tartessos, ciudad Ilustre”.

En esta cita es reseñable la descripción de la ciudad como emporio, entendiéndose como una ciudad meramente comercial, donde acudían distintas civilizaciones con esos objetivos. Y ¿cómo ajustar esta definición a esta teoría?

La arqueología ha dejado patente cómo en los territorios tartesios hay dos zonas diferenciadas, una la zona Huelva que aglutinaba el comercio de metales y productos de la siderurgia, y una segunda en la de Doñana más dedicada a la agricultura y ganadería.

Esta división es significativa ya que todos los textos que hablan de la mítica ciudad, hablan casi exclusivamente de su riqueza mineral, hecho muy relevante a mi entender.

Por otro lado, en el dragado que se hizo en la ría se hallaron numerosos objetos, como armas construidas en la zona, así como diversos objetos griegos y de otras civilizaciones (y más que queda en el fondo), lo que unido a otras circunstancias, demuestran, según numerosos autores, que en el lugar se encontraba un puerto comercial de gran importancia, muy posiblemente anterior a la fundación de Gadir.

Una vez en la ciudad de Huelva, se comprueba que está construida sobre la ciudad romana de Onuba, la cual, a su vez, se encuentra sobre la Huelva Tartesia, cuyos restos aparecen en una gran extensión. Al examinar la ciudad Tartesia, se comprueba que en ella hay tres zonas diferenciadas. Junto a la zona de los Tartessos, se encuentran otras dos a modo de barrios, uno meramente griego y otro fenicio, que convivieron con la citada civilización, y que estuvieron dedicados a comerciar. De hecho, en las excavaciones para la construcción de un edificio en la ciudad de Huelva, sobre lo que sería la zona griega, aparecieron innumerables restos de objetos de esta cultura. Igualmente están los restos de un muro de contención fenicio, construido por éstos como objeto del comercio establecido.

Todo ello deja ver claramente que la ciudad tartesia de Huelva, era un gran centro de comercio, ajustándose al texto antes citado, ya que demuestra la convivencia y las relaciones comerciales entre estas civilizaciones más que la colonización o conquista por parte de las extranjeras, si bien, ejercieron notable influencia sobre ellos (periodo orientalizante). Unido a ello, hay restos de otras civilizaciones como, por ejemplo, los etruscos, que eran conocidos como piratas muy agresivos fuera de sus posesiones, pero que al parecer también comerciaban en el lugar.

Una tumba real

Otra cuestión a tratar sería los extraordinarios hallazgos del Cabezo de la Joya, en plena ciudad de Huelva, donde se encontró una necrópolis en la que una de las tumbas tenía características distintas a lo hasta el momento encontrado.

En ella aparecieron gran cantidad de objetos de valor, nada habituales en las otras tumbas de esta civilización, destacando entre ellas un carro, posiblemente de guerra, que debió pertenecer al difunto, lo que da al hallazgo el carácter “único” y de posible tumba real, al no haber otra similar.

Carro hallado en la Joya

Carro hallado en la Joya

Si bien el carro es el hallazgo más significativo, no son menos las estelas funerarias que al parecer representan enterramientos reales. En ellas aparecen grabados de escenas con personajes en distintas situaciones y además, un carro de características casi idénticas al encontrado en la Joya, como se puede observar en las imágenes de a continuación.

estela-funeraria-tartessos

Estela funeraria de enterramientos reales

Esto posiblemente podría quedar bastante esclarecido si los textos grabados encontrados en la tumba algún día pudiesen descifrarse, y como aparece en uno de los rótulos del museo de Huelva “¿y si pusiese Argantonio?”.

La ciudad más antigua de Europa occidental

Hasta hace poco se hablaba de Cádiz como la ciudad más antigua, por su fundación por parte de los fenicios, pero en los últimos años parece quedar bastante argumentado que este título corresponde a Huelva capital, merced a los hallazgos en la zona del Seminario, donde se han encontrado gran cantidad de ídolos religiosos, así como señales claras del establecimiento de poblaciones y zonas de cultivo, todo esto con una antigüedad de 4500 a 5000 años.

Junto a esto, se han descubierto tumbas tartéssicas, romanas y árabes. Todos estos descubrimientos dejan bastante claro que una vez se asentaron los primeros pobladores en la zona de Huelva, ya no volvería a quedar la zona deshabitada.

Esto corroboraría la circunstancia citada en el punto que trataba el hecho peninsular de la zona, ya que a la franja del Seminario se accedería directamente a través de la zona por la que quedaba unida al resto del territorio (indicado en el plano anterior).

Por todo ello, es lógico pensar que una civilización como los Tartessos, que parece confirmado que era autóctona, surgiese de poblaciones asentadas en la zona desde mucho tiempo antes, ya que no sería producto de la colonización de otras civilizaciones, como es caso de la fundación de Cádiz, sino que cuando estas civilizaciones llegaron, los autóctonos ya habitaban en el lugar.

Conclusiones

Todo lo expuesto, hay que unirlo al hecho de que todos los esfuerzos en localizar la mítica ciudad se han centrado casi exclusivamente en la franja de Doñana, como he comentado, entre otras cosas para intentar localizar el supuesto lago que rodeaba la ciudad, forzando el ajuste del resto de características de la zona, no hallando nada que pudiese hacer suponer que en ese lugar ha habido una ciudad de estas características.

Como mencioné con anterioridad, los textos clásicos que sirven para su localización siempre tienden a la exageración, sobre todo teniendo en cuenta que trataban de describir una ilustre ciudad de una rica civilización, adaptando, a mi entender, lo que sabían del tema a lo que conocían directamente, y sobredimensionándolo.

Cabe destacar, el hecho que tras la desaparición de Tartessos por la influencia de Cartago, ya que  molestaba al comercio, ese “emporio” comercial se trasladaría a la zona de Gadir, lo que produjo una gran confusión entre los distintos autores, llegando a confundir Tartessos con esta ciudad.

Sin embargo, me parece evidente que punto por punto, la ciudad de Huelva reúne muchas más condiciones para ser Tartessos o la ciudad capital del reino. Resulta muy significativo el hecho que bajo Huelva y Onuba se encuentran los restos de la ciudad tartesia en prácticamente toda su extensión, quedando bien delimitada por las necrópolis halladas en los alrededores, no encontrándose restos de otra ciudad de estas dimensiones en otro lugar, y mucho menos con las condiciones geográficas necesarias.

Por último, me hago la siguiente pregunta ¿por qué nunca se ha encontrado la ciudad de Tartessos? Me inclino a pensar que es difícil de encontrar porque se halla bajo otras dos ciudades, Onuba y la actual Huelva, sin olvidar a la Welba árabe, lo que dificulta con mucho su investigación.

Por tanto, yo seguiré creyendo que bajo mis pies está la ciudad de Tartessos, al menos hasta que alguien, saque una teoría que me parezca más convincente, o se encuentre Tartessos en otro lugar, cosa que particularmente creo imposible.

Neoptolemo.

Fuentes:

AVIENO: Ora Marítima.
ESTRABÓN: Geografía III.
HERODOTO: Historia Libro I.
Carta de Eustatio a Dionisio, 337.
ESCIMNO, 164.
DEAMOS, MARÍA BELÉN: Revista Historia de National Geographic.
FERNÁNDEZ JURADO, JESÚS: Tartessos en el Tiempo.
Diario Odiel Información, 15 de Septiembre de 2006.
www.tartessos.info
www.wikipedia.org

Posted in Colaboraciones, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , | 17 Comments »

La ciudad de Tartessos en Huelva capital (1/2)

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 21 marzo 2009

Volvemos a uno de nuestros temas favoritos, la Historia de Huelva, y queremos hacerlo con un artículo dedicado a los Tartessos de uno de nuestros nuevos colaboradores, Neoptolemo, en el que pone sobre la mesa una teoría resultado de sus propias indagaciones. Debido a su longitud lo dividimos en dos partes, esperamos que os guste:

Una vez que parece probada la existencia de Tartessos como civilización-reino (hecho que hasta no hace mucho tiempo se ponía en duda por algunos expertos, que la entendían como parte o colonización de otras civilizaciones como la fenicia), queda como gran incógnita saber cuál era la situación geográfica de la ciudad de Tartessos, o al menos la que sería la ciudad-capital del reino, o como algunos piensan, una especie de ciudad-estado al estilo de las polis griegas (cosa que parece lógica pensar que debió existir). O sino como capital de un reino, al menos como ciudad importante con la que comerciaban, con la suficiente riqueza mineral como para recordarla en sus textos y magnificarla.

Hasta la fecha no se ha hallado nada que pudiese parecerse a una ciudad de estas características. Para ello, sólo ha servido de guía las referencias en textos de autores clásicos (como en la Iliada de Homero con Troya), lo que ha inclinado a pensar a los más interesados en el tema, que su posible ubicación podría ser en la zona de Doñana y alrededores, ignorando prácticamente cualquier otra posibilidad.

Una vez leídos estos textos y temas relacionados, me gustaría exponer la teoría de que esa ciudad se encuentra bajo lo que hoy es Huelva capital, ya que a mi entender, reúne más características de las citadas en esos textos que la zona antes mencionada de Doñana. Para justificarlo, paso a analizar estos puntos que ayudarían a situar la legendaria ciudad:

Los ríos

Hasta ahora se ha pensado en la posibilidad de situar Tartessos-ciudad en Huelva, exclusivamente, por las claras referencias a la carga de minerales que arrastraba el río que rodeaba la ciudad. Como ejemplo, un texto de Escimno dice: “La nombrada Tartessos, ciudad ilustre, que trae el estaño arrastrado de la celtica, así como oro y cobre en mayor abundancia”.

Esta cita da, sin lugar a dudas, una relación directa de este río con el Tinto. Conocida es la enorme cantidad de mineral que transportaba y transporta y sobre todo, como señala el texto, el cobre, producto fundamental junto con el estaño en la época para la elaboración del bronce, y que eran minerales muy escasos en la Europa de aquellos años.

El río Tinto fue muy importante para los Tartessios, ya que parece demostrado que la riqueza de esta civilización (que debía ser mucha según relata Heródoto), se debía fundamentalmente a los minerales y la siderurgia desarrollada en el lugar, y es difícil encontrar otro río que transporte las grandes cantidades de minerales que arrastra el Tinto.

Además, es interesante recordar que el otro río que rodea la ciudad, el Odiel, también tiene en su recorrido una zona minera, donde en la actualidad se encuentra el Andévalo, lugar en el que se sitúan las minas de Tharsis.

Un río de dos bocas

Esta referencia junto con la anterior, parece la más confirmada por los textos clásicos. Dice por ejemplo Eustatio: “Dicen que el río Betis es un río de Iberia que tiene dos desembocaduras en medio de las cuales, como una isla, está la referida Tartessos…”. Según Estrabón: “(…) Dicen que teniendo el río dos bocas existía antes en el espacio entre ambas una ciudad llamada Tartessos…”.

huelva-aerea

Fotografía aérea actual de Huelva

Esta característica es una referencia muy clara y de gran importancia para la localización de Tartessos en Huelva, ya que ningún otro lugar tiene esta circunstancia  tan evidente, puesto que el Tinto y el Odiel, de común acuerdo, van a desembocar en un mismo punto (la actual Punta del Sebo), formando una muy definida “V” (obsérvense las ilustraciones).

Poniéndonos en el lugar de esos primeros griegos o fenicios que vieron la ciudad, éstos llegaron en barco por el Atlántico y al acercarse a lo que ahora se conoce como la ría de Huelva, pudieron ver con total nitidez cómo estos dos ríos desembocaban juntos, como dos brazos y entre ambos se hallaba la ciudad.

Río con mareas

Otra referencia que se vuelve a dar en esta localización, son las citas en textos clásicos que dicen de los ríos de Tartessos que tienen “mareas”, ya que tanto por el Tinto como por el Odiel se producen mareas que hacen sus efectos hasta bastantes kilómetros río arriba, llegando en el caso del Tinto, a afectar hasta la altura de la actual localización de San Juan del Puerto, a unos 15 kilómetros de la desembocadura.

Una isla

Otra de las circunstancias geográficas con la que los clásicos describen la ciudad se da en citas como la de Avieno en la que dice “El río Tartessos, que fluye del río ligustino por abiertos campos, ciñe por todas partes a la Isla con su corriente”. Pero esta cita, además, identifica Tartessos con Gadir, cosa muy improbable, por lo que podríamos ayudarnos de la cita anterior de Eustatio en la que se refiere a Tartessos en medio de los brazos del río “como una isla”, lo cual no concreta la definición como isla, sino que la aproxima a la definición de isla sin llegar a serlo. Esto vuelve a acercarlo a la localización en Huelva, ya que como se observa en la foto anterior y he citado antes, tiene forma de “V” entre dos ríos.

Pero además, las zonas en las que actualmente se encuentran marismas (muchas de ellas secas) y que son atravesadas por vías de ferrocarril y carreteras, en la época tartéssica eran zonas inundadas, dejando la ciudad en una localización peninsular con forma de péndulo, rodeada toda ella de agua, excepto por una franja de pocos kilómetros que la unía al resto del territorio, y por donde accedieron los primeros pobladores de la zona.

Un lago o laguna

Algunos autores citan un lago, al parecer un gran lago, mayor que cualquiera de los que ahora se encuentran por la zona. Este hecho, sin embargo, no es una característica unánime en la descripción del lugar por los distintos autores (debería serlo si era tan grande). De todas formas, podría justificarse la existencia de éste en el territorio.

Esto podría deberse a que la geografía de entonces no es exactamente como la actual, como hice referencia antes, sino que es muy significativa la retirada progresiva de las aguas de la costa en toda la ría y la desembocadura de los ríos.

Un ejemplo que podría ilustrar este hecho, es el caso que el río Tinto a su paso por las distintas poblaciones actuales no encuentra ningún puerto hasta la desembocadura, pero hasta mediados del siglo XX, esto no era así, ya que en poblaciones próximas a Huelva, como San Juan del Puerto, Moguer y Palos de la Frontera, habían puertos en lugares donde hoy día es imposible por la ya mencionada y paulatina retirada de las aguas. Como referencia más clara de esto es el puerto de Palos de donde salieron las naves colombinas, hoy inexistente.

La misma particularidad se da en el otro río. El lugar donde actualmente se encuentran las marismas del Odiel que hoy son reservas y parajes naturales, eran antes lugares inundados y que a la llegada de los primeros griegos probablemente les hizo pensar que habían llegado a la mítica laguna Estigia, lo que indica la apariencia del lugar en esa época.

marismas-en-tartessos

No obstante, vuelvo a reiterar que me parece poco fiable la descripción del supuesto lago, ya que no es citado por todos los autores, o al menos no era de las dimensiones que indican.

El río más largo de Iberia

Este puede ser el punto de mayor conflicto para esta teoría que defiendo, así como su identificación con el río Betis, nombre que pusieron los romanos al actual Guadalquivir, y que los griegos habían llamado río Tartessos.

Esta situación podría ser debida, como ya he comentado, a que los autores clásicos que describen el lugar no conocieron la zona ni la ciudad, y en la mayoría de los casos ni siquiera existía. Esto unido a la tendencia que existía de magnificar los hechos y lugares, sobre todo si pretendían hacer referencia a un territorio “ilustre”. Por lo que es lógico pensar que asimilaban lo que habían leído y escuchado a lo que conocían directamente, haciendo, en la medida de lo posible, que fuese más relevante.

Obviamente si hablaban del río Betis como tal, es seña de que no conocieron la época del río Tartessos, pero al ser el más notorio de la zona, valdría mejor para la intención de engrandecer la situación.

Igualmente, el Betis como es sabido, tampoco es el río mas largo de Iberia ya que es el Tajo, y no reúne el resto de características geográficas que parecen mas claras en la descripción del lugar, salvo que también tiene mareas.

Continúa…

Neoptolemo

Fuentes:

AVIENO: Ora Marítima.
ESTRABÓN: Geografía III.
HERODOTO: Historia Libro I.
Carta de Eustatio a Dionisio, 337.
ESCIMNO, 164.
DEAMOS, MARÍA BELÉN: Revista Historia de National Geographic.
FERNÁNDEZ JURADO, JESÚS: Tartessos en el Tiempo.
Diario Odiel Información, 15 de Septiembre de 2006.
www.tartessos.info
www.wikipedia.org

Posted in Colaboraciones, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , | 50 Comments »

Festival de Fotografía Latitudes

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Viernes, 6 marzo 2009

No somos una tierra muy pródiga en eventos culturales más allá de los autóctonos, pero de vez en cuando se hacen cosas de las que sentirnos orgullosos y que necesitan la suficiente difusión y publicidad para que los onubenses puedan disfrutar de ellas. Este artículo va dedicado a una de esas cosas que merecen verdaderamente la pena, una exposición fotográfica que estos días estamos teniendo en Huelva y con la que podemos deleitarnos hasta final de mes. Hablo del Festival de Fotografía Latitudes.

latitudes

Imagen: www.latitudes21.es

Se trata de una recopilación de fotografías de algunos de los mejores fotógrafos del mundo, que se han clasificado en distintas temáticas dividiendo su muestra en varias sedes, como son el Museo Provincial, la Casa Colón, etc. Las exposiciones estarán visibles hasta el 31 de marzo, así que no podemos más que recomendaros que las visitéis, por lo que os trasladamos los horarios de las mismas. Lástima que las salas de exposiciones no abran los domingos y que únicamente lo haga el museo y sólo por la mañana, ya que el fin de semana será la única posibilidad para que muchos onubenses puedan disfrutar de este festival.

MUSEO PROVINCIAL
Alameda Sundheim, 13. Del 24 de febrero al 31 de marzo.

Sala 0: “RETRATOS”, de Pierre Gonnord.
Sala 1: “LA DESAPARICIÓN”, de Magdalena Correa.
Salas 2, 3 y 4: “CONTACTOS”, de Ramón Masats.
Sala XXI: “ANTOLOGÍA Y FOTOGRAFÍAS RECIENTES”, de Ilan Wolff.

Lunes cerrado, martes de 14,30 a 20,30.
Miércoles a sábado de 9,00 a 20,30.
Domingo y festivos de 9,00 a 14,30.

CASA COLÓN
Plaza de El Punto. Del 27 de febrero al 31 de marzo.

Sala Vázquez Díaz: “SOUTH SOUTHEAST”, de Steve McCurry.
Sala Iberoamericana: “DETALLES INVISIBLES”, de Pablo Pérez Mínguez.
Sala de Brazos: “CHARGESHIMER”.

De 10,00 a 13,30 y de 18,00 21,00
Domingo cerrado.

SALA FUNDACIÓN CAJA RURAL
C/ Mora Claros, 6. Del 26 de febrero al 31 de marzo.

“PLEINER MER”, de Jean Gaumy.

De 10,30 a 13,00 y de 18,00 a 21,00.
Domingo cerrado.

SALA CAJASOL
C/ Plus Ultra, 2. Del 26 de febrero al 31 de marzo.

“MARLENE DIETRICH, Una leyenda en imágenes”. Exposición Colectiva.

De 19,30 a 13,00 y de 18,00 a 21,00.
Domingo cerrado.

SALA RECTORADO
C/ Cantero Cuadrado, 6. Del 27 de febrero al 31 de marzo.

“MAGNUM FÚTBOL”, Exposición Colectiva.

De 9,00 a 20,30.
Sábado y domingo cerrados.

Además, dicho festival se complementa con un Ciclo de cine alemán clásico y contemporáneo cuyas proyecciones se están realizando en el salón de actos de Cajasol. Para más información sobre el calendario de películas y el festival de fotografía lo mejor es visitar la web de Latitudes: www.latitudes21.es. Y para estar informados de otros acontecimientos culturales os remitimos a nuestros amigos de Made In Huelva, que elaboran una interesante agenda cultural: www.madeinhuelva.es/agenda-cultural

Sr. Rubio.

Posted in Cultura, Turismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 1 Comment »

La Mirada de los Dioses

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Viernes, 12 diciembre 2008

la-mirada-de-los-diosesHemos recibido hoy un correo electrónico proveniente de la Universidad que quiero reproducir cuanto antes a modo de noticia puesto que se trata de una interesante cita para hoy:

Tengo el gusto de informarles que hoy viernes 12 de diciembre, a las 19 horas y en el Museo de Huelva, tendrá lugar la inauguración de la exposición “La mirada de los dioses. Ídolos prehistóricos de Huelva”, que presenta al público uno de los hallazgos arqueológicos más relevantes de los últimos años, en que ha trabajado la Empresa Ánfora, medalla de la Universidad de Huelva. La exposición está organizada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y en ella colabora la Universidad de Huelva a través del Dr. D. Juan Carlos Vera, profesor titular del área de Prehistoria.

Los espectaculares conjuntos de ídolos presentados en esta exposición proceden de las excavaciones llevadas a cabo en el yacimiento de La Orden-Seminario de Huelva, de una extensión de 23 hectáreas. Su posición central entre el Tinto, el Odiel y la Rivera de la Nicoba le otorgan una ubicación estratégica para el acceso a los cabezos, solar de la ciudad antigua, y facilitan la explotación agropecuaria de una fértil campiña. Lo que explica la continua ocupación humana de la zona desde hace 5.500 años.

excavacion-del-seminarioEl objeto de la exposición es dar a conocer el mundo de las creencias de la comunidad que habitó este territorio durante la Edad del Cobre y su vinculación con los modos de vida y la muerte de un poblado del III milenio a.C. del sur de la Península Ibérica. Los ídolos son materiales de alto valor simbólico, siendo uno de los elementos materiales empleados en los ritos, cultos a divinidades y prácticas religiosas.

la-mirada-de-los-dioses-2Hasta el momento se han excavado cinco tumbas colectivas de dos tipos: cuevas artificiales y tholos o sepulcros de falsa cúpula. Como última morada de los difuntos, en las tumbas se depositaban útiles y objetos personales que, a modo de ajuares, precisaban para la vida en el más allá.

Para más información y disfrute, os recomendamos visitar esta interesante exposición, desde hoy a las 19 horas y hasta el 1 de marzo de 2009 en el Museo Provincial de Huelva.

Josema y Sr. Rubio.

Fuente del texto y las imágenes: Tríptico de la exposición.

Posted in Cultura, Historia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 33 Comments »