La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘mutilar una escultura’

Cucurrucucú, paloma… o cualquier otro pájaro que emprende el vuelo

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en viernes, 23 septiembre 2011

Hace poco tuvimos la oportunidad de leer en uno de los magníficos posts a los que nos tiene acostumbrados J.J. Conde, qué significaba para él “Mutilar una escultura”. El debate posterior fue intenso y se dijo casi todo lo que se puede decir acerca del tema.

Sin embargo, y puesto que una imagen vale más de mil palabras, vuelvo a sacar el tema con esta foto.

El edificio es un mudo testigo de la época. Sobre todo mudo. Si los símbolos son los que más hablan, aquí los han retirado. Con tan mala fortuna, que la sombra del águila sigue planeando sobre él. Dejo en suspenso si debe o no conservarse el símbolo que se quitó, pero si se quita pues siempre se puede poner otra cosa encima, pero no losetas blancas que dejan entrever la silueta de lo que había antes. Vale que la gente joven no lo identifique, pero todos los que somos más mayorcitos… yo lo veo y me desoriento. Me desoriento muchísimo. No me gusta en absoluto el aguila, pero ya que estaba… pos no seré yo quien la quite. ¡¡qué manía con lo de quitar!! si es para poner algo mejor sí, pero si no vas a poner nada, mejor dejar las cosas como están.

Hace tiempo ya, en el post “cara y cruz de una precampaña electoral”, un cateto apolíptico se dedicó a mirar y criticar uno por uno todos los carteles… y se le olvidó este:

que a día de hoy sigue pregonando que Huelva es “nuestra verdad”: en primer plano nuestro alcalde electo, fotogénico, como siempre. Y al fondo ¿qué es lo que tenemos al fondo?

Ventolera.

Posted in Colaboraciones, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , | 30 Comments »

Mutilar una escultura

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en martes, 6 septiembre 2011

Mutilar una escultura es arremeter con trampa contra los cimientos de la personalidad. Es sentir en las sienes, ya doloridas de antemano, el mismo castigo que se da a la bendita e inocente materia. Es quebrantarse la sensibilidad; y ya no queda tiempo ni lugar siquiera para que pueda florecer de nuevo ningún embrión feliz. Es un golpe bajo a la vida.

Mutilar una escultura es querer soltar fantasmas con los ojos en blanco y el sentimiento desbocado. Es arrojar, por un vertedero equivocado, los sueños incumplidos, las zancadillas, los obstáculos, la monotonía, el fracaso. Es vomitar la gula a modo de canalla y quedarse babeando la bilis de la paranoia. Es escupir las entrañas, de seguro aviesas, de seguro mal paridas.

Mutilar una escultura es ser traidor de uno mismo. Es como una mácula gris que todo lo envuelve, y las lágrimas no salen, y el silencio se agiganta, y un vacío largo degenera hasta el semblante, y se rompen los espejos del estante-corazón. Es de cobardes. Es el acto de un asesino inconfeso. Es un crimen sin sangre.

J. J. Conde

Posted in Colaboraciones | Etiquetado: , , , , | 113 Comments »