La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Pierre Marie’

Morir en el parque Alonso Sánchez

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en miércoles, 18 septiembre 2013

El pasado lunes, cuando estaba cerrando la ventana de mi habitación, a través del cristal, vi algo raro en el Parque Alonso Sánchez. Supuse que habían abandonado algún objeto voluminoso, porque vislumbraba algo muy colorido en tonos blancos y rosa pastel. A punto estuve de volver a mis quehaceres, porque tenía prisa… Pero observé aquello con detenimiento, abriendo de nuevo la ventana. Sin duda alguna, era una persona acostada sobre la tierra, ¡a la hora del almuerzo! Pensé que era un borracho durmiendo la mona, porque los vecinos ya hemos visto a demasiados de ellos descansando sus penas por este parque. Solo tardé unos segundos en desenfundar mis prismáticos para cerciorarme de que estaba durmiendo y no desmayado o algo parecido. Pero, en cuanto le enfoqué, pude ver el rostro tranquilo y sosegado de un hombre a quien le salía sangre por el oído, con un inquietante cerco de tierra ensangrentada alrededor de su cabeza. Al instante, nada contrariado, llamé a la Policía Nacional, avisándoles de lo que estaba viendo. Y al colgar, tras esperar tres o cuatro minutos eternos, queriendo ser insistente, telefoneé también al 112. Mientras aquel individuo seguía tirado en la distancia, lo observé con la impotencia de no poder socorrerlo en ese mismo instante, porque hubiese tardado demasiado en bajar y salir del edificio, en recorrer cientos de metros de calle y en acceder hacia la zona del parque que tan fácilmente observaba con los prismáticos. No sé cuánto tiempo llevaba así esa persona, pero sentí vergüenza ajena por el hecho de que nadie más de los bloques de las viviendas colindantes se hubiese dado cuenta del incidente. Y antes de que yo pudiera haber llegado al lugar, ya estaban dos policías nacionales tomándole el pulso al individuo.

Observando el despliegue policial, judicial y médico en la zona, me percaté de que había una rama grande debajo del hombre inmóvil. Entonces comprendí que había caído desde lo más alto del parque, y que en su caída partió un árbol en dos. Desconozco con certeza si fue un accidente, un suicidio o un asesinato; este es el trabajo de los peritos judiciales, de la jueza, de la Policía Científica y de los demás profesionales que estuvieron junto al cuerpo ya cadáver.

Todo indica que este asunto se trató como un suicidio. La prensa no ha comunicado lo que ocurrió en el parque ni se ha llamado a la colaboración ciudadana para esclarecer los hechos. Los suicidios casi nunca trascienden a las noticias: sea tabú o rancio catolicismo, nos incomoda el tema del suicidio, nos asusta esa libertad que las personas tienen para decidir o forzar su propia muerte.

Las autoridades que han gestionado esta muerte violenta en el Parque Alonso Sánchez, en apenas dos horas, tampoco publicitarán esta tragedia, porque no conviene anunciar que dicho parque es una plataforma efectiva para potenciales suicidas: alturas de vértigo, rincones solitarios, entorno vecinal discreto y el horizonte inmenso que engloba toda la realidad del mundo que el suicida quiere abandonar (calles, vehículos, viandantes, fábricas, bancos, tiendas exclusivas, bares, ríos, pueblos, carreteras, arboledas, aviones… y todo el cielo abierto). Sin embargo, el asunto en sí es muy grave: la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado que se suicida una persona cada 40 segundos, siendo la primera causa de muerte violenta en España y el resto del mundo.

Antes de intuir que aquella persona se suicidó en el parque, observándolo con los prismáticos mientras esperaba la llegada de la Policía Nacional, me llamó la atención su rostro sereno. Por eso parecía que dormitaba. Incluso su mano derecha, casi con delicadeza, sujetaba su cabeza apoyada sobre la tierra ensangrentada. Y allí estaba él, en la soledad del parque, sin las flores de primavera, pero rodeado de las hojas secas que ya anuncian el otoño. Yo fui la primera persona en descubrir el resultado de una muerte así de violenta. Pero no me ofendió el hecho de que el lugar de su muerte coincidiera bajo mi ventana, en ese espacio público que también perteneció al difunto. Sí me apenó cómo había, supuestamente, decidido acabar sus días en este mundo. E insisto en lo que vi: un hombre bien arreglado, afeitado, peinado y con unos llamativos pantalones blancos muy limpios; el gesto tranquilo del rostro de quien ya estaba muerto, el gesto de alguien que se quedó por fin descansando.

Las facciones de aquella persona fallecida no reflejaban los espantos y los horrores que debió de sufrir en vida, presuponiendo traumas, desórdenes psiquiátricos, falta de afectos, graves problemas económicos, exclusión social o demás circunstancias vitales que derivan en un suicidio. Él yació acurrucado entre las hojas secas del parque, anunciándonos una extraña tranquilidad que ya no era de este mundo.

Yo había escrito otros comentarios en La Huelva Cateta sobre las palmeras que incendiaron precisamente a muy pocos metros de esta tragedia. Así que no puedo evitar avergonzarme por mis simplonas quejas de antaño: ahora siento que la quema de esas puñeteras palmeras me importan un carajo frente a la gravedad y trascendencia de la pérdida de una vida humana. En frío, sé que son compatibles todas las quejas para mejorar nuestra ciudad. Pero, siendo tan reciente la muerte de esta persona, necesito reivindicar el valor de la condición humana por encima de cualquier asunto reparable, remediable, subsanable… Porque no hay nada más superfluo que los asuntos cotidianos que no sienten, que no sufren, que no aman, que no viven… Y por esto es un misterio la decisión de quienes deciden morir a destiempo. Ahora contemplo el Parque Alonso Sánchez con otros ojos más completos, porque no cesa de descubrirme la gente y su mundo: policías, yonquis, médicos, borrachos, paseantes, amantes, deportistas, jardineros, fotógrafos… y suicidas.

Pierre Marie.

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Delincuencia, Seguridad | Etiquetado: , , , , , , , | 16 Comments »

Por fin podan las palmeras del parque Alonso Sánchez

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en sábado, 19 enero 2013

Después de más de cinco años, el Ayuntamiento de Huelva ha podado finalmente las palmeras del parque Alonso Sánchez. Ahora podrán crecer sin peligro alguno. Por muchas barbas secas que generen los próximos años, estas palmeras jamás volverán a ser incendiadas intencionadamente; esta poda garantiza la supervivencia casi a perpetuidad de los diez ejemplares. Ninguna palma seca volverá a estar al alcance de ninguna mano pirómana.

podapalmera800px

Las tres palmeras que incendiaron en el pasado mes de octubre han sobrevivido. Parece que la capacidad de supervivencia de estos árboles está preparada para superar cualquier vulgar y mediocre acto vandálico. Siempre hemos sabido que la Naturaleza es sabia: las gamberradas de una pandilla de niñatos no pueden competir con miles de años de evolución vegetal.

Y ahora sí, Señor Alcalde y demás Concejales implicados en la conservación y remodelación de esta zona céntrica de Huelva, los vecinos y usuarios podremos contemplar con satisfacción UN TRABAJO (al menos uno de uno in situ) bien hecho en el parque Alonso Sánchez. Olvidaremos el tiempo que hemos perdido quejándonos y despotricando por el lamentable estado que tuvieron dichas palmeras. Ha sido la poda que se esperaba, y se ha realizado de una forma profesional: rápida y limpiamente. Se ha adecentado el parque para las fiestas patronales de San Sebastián. ¡Agradecemos al ayuntamiento que haya hecho justamente lo que debe hacer!

finalpodapalmera800px

Personalmente, el empeño por ver estas palmeras cuidadas y podadas, denunciando el estado de abandono en que se encontraban, me han hervido la sangre en varias ocasiones. Los actos vandálicos sobre las indefensas palmeras fueron innumerables. Pero, al menos hoy, durante seis o siete horas, los miembros del equipo profesional del Área General de Desarrollo Urbano (desde los operarios de Urbaser a Felipe Arias Palma como teniente de Alcalde encargado de nuestros parques y jardines) se han ganado el sueldo y nuestra confianza ciudadana. También aprovecho para felicitar y agradecer las acertadas reformas que se están llevando a cabo en el colindante parque de la Esperanza.

¡Y no estoy adulando a la actual Junta de Gobierno Local! Aunque… si careciera de la más mínima capacidad crítica, estoy completamente convencido de que ELLOS (gobernantes que hacen tantas cosas ajenas a la política) tendrían asegurado mi voto para las próximas elecciones municipales.

Pierre Marie.

Fotos: Pierre Marie.

Artículos Relacionados: Incendio de las palmeras del parque Alonso Sánchez, Riesgo de Incendio de las palmeras del Parque Alonso Sánchez

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Dejadez, Protesta, Vandalismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 Comments »

Incendio de las palmeras del parque Alonso Sánchez

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en lunes, 22 octubre 2012

Arde el parque Alonso Sánchez: El vandalismo nocturno de fin de semana, a manos de niñatos aburridos y muy mal educados, acabó con la quema de tres palmeras. De nada han servido las lluvias del jueves pasado, que afortunadamente empaparon las sedientas plantas después de medio año sin riego alguno.

Por fortuna, y como de costumbre, los Bomberos tardaron muy poco en llegar. Y mientras tanto, los vecinos, nada sorprendidos ante un parque semiabandonado y lleno de rastrojos, observamos a varios niñatos que se reían y contemplaban su propia obra incendiaria; los vándalos incluso se hicieron fotos unos a otros frente al fuego, cargando sus móviles con escenas propias de pirómanos.

A los vecinos del Centro ya no nos sorprenden estas gamberradas adolescentes, sino la desidia y la estupidez del Ayuntamiento de Huelva ante el parque Alonso Sánchez. Hay un dato clave, simplón e infantil que debemos recordar: el faraónico parque, de estilo babilónico, fue construido cuando el PSOE  gobernaba en la ciudad de Huelva. ¡Sí, puede parecer increíble, pero existieron otras siglas políticas antes de que se instaurara la república bananera de estos últimos años y que denominaremos como Rodrilandia! Así, el pasado sábado noche ardieron varias palmeras porque el Ayuntamiento se ha negado a podarlas desde hace más de cuatro años.

Siempre me río cuando sale el concejal de turno anunciando a bombo y platillo la poda y limpieza anuales de las palmeras de Huelva. Es bueno reírse de las mentiras ajenas, porque es la mejor manera de ridiculizar la propaganda inútil de un Ayuntamiento medio eficaz, de quienes gestionan a medias, de quienes realizan trabajos chapuceros o mal terminados.

Cuando los vecinos onubenses llamamos cada equis meses al Ayuntamiento para que poden las barbas secas de las palmeras es para que las corten de una vez, y no para que nos contesten cualquier cosa de manera complaciente. Porque igual que dos más dos son cuatro, avisar al Ayuntamiento para que poden las palmeras del parque Alonso Sánchez es algo de sentido común, muy fácil de comprender. Los vecinos llamamos pidiendo una simple y llana poda anual que evite los incendios vandálicos de dichas palmeras. Creo que no es una cuestión complicada para la concejalía pertinente de parques y jardines de Huelva.

Me da exactamente igual que nuestro señor alcalde no pudiera inaugurar la construcción del Parque Alonso Sánchez. Sencillamente, porque los vecinos pagamos religiosamente nuestros impuestos, exijo que el Ayuntamiento haga ya una poda verdadera y efectiva de todas las palmeras de Huelva que presenten un riesgo de incendio. Insisto en que una poda de palmeras no entiende ni de siglas ni de resentimientos políticos, sino del sentido común como ciudadanos que somos de nuestra ciudad. Aunque ahora, justo cuando voy a sacar de casa al perro, a correr o a pasear por el parque Alonso Sánchez, tendré que soportar la irritante panorámica de varias palmeras calcinadas: tres palmeras quemadas de las diez que coronan el parque, para ser más precisos ante los oídos sordos del Ayuntamiento de Huelva.

Pierre Marie.

Fotos: Pierre Marie.

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Dejadez, Protesta, Vandalismo | Etiquetado: , , , , , , , , , | 14 Comments »

Catetada es Ignorancia y Ordinariez

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en jueves, 8 octubre 2009

La nueva Torre de Telecomunicaciones construida en el Parque Alonso Sánchez tiene una iluminación nocturna propia de un monumento ordinario. “Monumento” porque representa un “colofón” en el urbanismo de la ciudad.  Y “ordinario” porque su ostentosa y exagerada iluminación se contradice con su necesidad de ser una construcción moderna, eficiente y discreta por razones de seguridad.

Nadie discute la utilidad de dicha torre, puesto que mejorará los servicios de Protección Civil, Bomberos, Policía Local y, posiblemente, Policía Nacional. Es una torre que garantizará la comunicación por emisoras, las alarmas entre distintos cuerpos, incluyendo un sistema de aviso a la población. Una antena analógica que sustituye a la antigua que estaba situada en el antiguo Hospital Manuel Lois. Dicha antena dará cobertura a las zonas de sombra que había en el centro urbano.

Torre de Comunicaciones del Parque Alonso Sánchez. Foto: Pierre Marie

Torre del Parque Alonso Sánchez. Foto: Pierre Marie

Sin embargo, resulta chocante observar cómo se proyecta a los ciudadanos onubenses durante la noche. Su cateta parafernalia lumínica es innegable. ¿Por qué se ilumina de esa manera? ¿Qué clase de iluminación se está utilizando? Quizás —supongo, ¡porque seguro que no estoy en lo cierto!— la intención ha sido “dar la nota” en uno de los puntos de mayor altitud de la ciudad. Se ríen del sentido común de los ciudadanos. Porque esas luces monolíticas —¡insisto en que ni yo mismo me creo lo que estoy sugiriendo!— son una provocación chulesca en toda regla.

El Ayuntamiento ha conseguido un gran ahorro energético con los LEDs de los semáforos, algunos sistemas de iluminación navideños de bajo consumo, etcétera. Por eso me “chirría” que esta nueva torre tenga una serie de reflectores cuya potencia conjunta supera con creces los 1.000 vatios.

Iluminar la torre de esa manera responde a una especie de demencia burocrática. ¿¡Se ilumina cualquier cosa nueva!? No lo entiendo… ¿A qué viene ese derroche energético? ¿Qué será lo siguiente? ¿Ponerle al carril-bici de Pablo Rada unos diodos luminosos, a la vez que regalan un muñeco gusiluz para incentivar el tránsito en bicicleta?

Ahorran energía en algunos sitios de la ciudad de una manera acertada, pero con esta torre se han equivocado. ¡Apáguenla! Una cosa es el encendido de los pilotos rojos para la seguridad aérea, en lo más alto de la torre. Y otra cosa muy distinta es “¡la recreación de un espectáculo multimedia de luces y colores donde nadie ha sido invitado!”

Este tipo de despilfarro da un poco de pena. Esa iluminación es realmente grosera y ordinaria. Los reflectores iluminan,  con unos destellos propios de una convención intergaláctica, una mera torre de hormigón y metal. Desconozco si es nuestro caso, pero algunos ayuntamientos europeos malviven políticamente recogiendo votos a fuerza de golpear el paisaje urbano.

Personalmente, pienso que el modo en que se está iluminando la torre tiene su gracia. Al menos te provoca la risa fácil.  Resulta catártica semejante ordinariez.

Pierre Marie.

Posted in Colaboraciones, Protesta, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 32 Comments »

Riesgo de Incendio de las palmeras del Parque Alonso Sánchez

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en domingo, 21 junio 2009

Todos los años con la llegada del periodo estival, se repetirán los mismos actos vandálicos en el Parque Alonso Sánchez: Durante las madrugadas, algún que otro adolescente o joven deseoso de rememorar sus travesuras de infancia, que obviamente todavía no ha abandonado, provocará pequeños incendios aprovechando las partes secas de las plantas ornamentales.

En el ranking de lo más quemado se encuentra, en primera posición, cualquiera de las diez palmeras que coronan dicho parque en su cara norte, desde la que se puede contemplar las magníficas vistas del centro de Huelva. Los vecinos estamos muy familiarizados con semejante concurso anual de aspirantes a pirómanos.

10PALMERAS

La belleza de estas diez palmeras, dibujando su ramaje una herradura frondosa y perfectamente alineada, se ve enturbiada todos los años por el incendio de una o varias de ellas, debido al estado de abandono en que se encuentran por falta de mantenimiento. Siempre ocurre de la misma manera. Esta gran cantidad de hojas secas que acumulan las palmeras, sirven como reclamo a los pirómanos. Sólo tienen que levantar un poco el brazo y prender una de las puntas. En muy pocos segundos, la palmera se convierte en una antorcha colosal cuyo resplandor se refleja parpadeante sobre los edificios que hay alrededor. Para cuando llega el Cuerpo de Bomberos, a pesar de sus rápidas y eficientes actuaciones, sólo pueden apagar los rescoldos que quedan.

Una palmera queda totalmente chamuscada en sólo un par de minutos. El espectáculo es desolador. Luego habrá que esperar de uno a tres años para que la palmera quemada recupere todo su esplendor.

La solución a este problema es tan sencilla como hacer efectiva las partida de miles de euros que el Ayuntamiento de Huelva destina cada año al mantenimiento y la conservación de los parques y jardines de nuestra ciudad. Hoy, quienes paseamos por el Parque Alonso Sánchez con nuestros hijos, nuestros perros o nuestros pensamientos, observamos que el follaje seco que acumulan estas diez palmeras tienen las horas contadas, existe un altísimo riesgo de incendio del follaje seco. Ojala me equivoque, y lo que se produzca sea una poda ejemplar de estas palmeras.

Pierre Marie.

Foto: Pierre Marie.

Posted in Colaboraciones, Vandalismo | Etiquetado: , , , , , , , , | 13 Comments »