La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Platero y Yo’

Google dedica su “doodle” al centenario de Platero y yo

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Viernes, 12 diciembre 2014

Hoy hace 100 años que se publicaba “Platero y Yo” la obra cumbre del Nobel moguereño. Con motivo de este aniversario la gigante Google ha dedicado uno de sus “doodles” (el dibujito que encabeza el buscador) con este homenaje a Juan Ramón Jiménez y al burrito más famoso del mundo:

image

Así comienza Platero y Yo:

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas… Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal…”

Posted in Cultura, Curiosidades, Literatura, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , | 3 Comments »

Réquiem por Astilleros de Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 11 noviembre 2010

¡ADIOS A LA CONSTRUCCIÓN NAVAL EN HUELVA!  Se consumó la estrategema urdida por el poder sevillano con el visto bueno de la Junta de Andalucía y el Gobierno Central, o sea el PSOE, para el desmantelamiento solapado de la actividad naval en Huelva, con la colaboración del Gobierno Provincial, o sea el PSOE, y la anuencia del resto de partidos y responsables políticos; y digo el resto de partidos porque, que nadie se llame a engaños, la situación y el resultado serían  idénticos si el gobierno en el poder hubiera sido de cualquier otro color, y es que las cartas hace tiempo que están marcadas y repartidas en perjuicio de la Cenicienta de Andalucía.

Con suma tristeza y enorme impotencia me enteré que los trabajadores de astilleros, solos, indefensos, abandonados a su suerte, han firmado un acuerdo con la patronal y la Junta a virtud del cual serán indemnizados unos, recolocados otros, prejubilados la mayoría y  finiquitada la factoría para siempre, repito ¡¡para siempre!! Que nadie, por muy cándido que sea, espere que los políticos de Huelva hagan lo más mínimo para resolver la situación que ellos mismos han abonado siguiendo la voz de su amo a cambio de un trozo de pan duro, como siempre. Nada me gustaría más que equivocarme, pero hoy por hoy estoy convencido de que el adiós de astilleros es tan definitivo como subrepticiamente provocado por quienes estaban llamados a evitarlo.

Tratan de engañarnos haciéndonos creer que la crisis de los astilleros de Huelva y Sevilla es fruto de las reglas del mercado o de la ineptitud de los gestores, lo que también es cierto, pero a poco que se observen los movimientos antecedentes y finales de la vida de la factoría de Huelva (y digo la de Huelva porque la de Sevilla no sólo conservará su actividad productiva, sino que la verá sustancialmente aumentada), a poco que se consulten las hemerotecas, se observa que algo no cuadra en este desaguisado, a saber:

  • A partir de 2.004 la situación de Astilleros de Huelva, con las vicisitudes propias del mercado, era objetivamente halagüeña,  pues era una empresa altamente competitiva, con un elevado índice de productividad y una suculenta cartera de pedidos. Sin la menor necesidad por tanto de invertir en operación alguna, mucho menos  si tal aventura encierra  altísimo riesgo.
  • Por el contrario, Astilleros de Sevilla  se encontraba sumido en una endémica crisis por falta de competitividad y ausencia de pedidos.
  • Paralelamente, estaban en marcha las obras de ampliación del puerto de Sevilla (nueva esclusa, dragado del lecho del Guadalquivir, etc., y todo ello con graves y SILENCIADAS consecuencias para “DOÑANA”)  cuya finalización, prevista para 2.008 y culminada en 2.009 supondría el aumento del tráfico portuario y la posibilidad de entrada y “SALIDA” de buques de gran calado y eslora. Lo anterior, por cierto en el único puerto fluvial que existe en España, con el anacronismo que ello supone y el alto e innecesario costo que conlleva, teniendo en cuenta la proximidad de grandes zonas portuarias como Huelva y Cádiz;  despilfarro que me trae a la mente la famosa canción del gran Manolo Escobar: “…que viiiiva Esspañaaa…”
  • Pues bien, en este contexto, sin que objetivamente existiera necesidad ni oportunidad, se entablan las negociaciones para la adquisición por el astillero de Huelva del 80% de las acciones del de Sevilla, operación finalmente culminada con ratificación de la Junta de Andalucía y la aprobación del Consejo de Ministros, previo dictamen favorable del Consejo consultivo.  Lo que supuso el inmediato traslado de gran parte de los pedidos a la factoría de Sevilla y unos años de oxigenación para ésta última hasta la conclusión de las obras antes citadas.
  • A partir de ahí, comienza el camino hacia el Gólgota para el sacrificio final de Astilleros de Huelva. La empresa se declara en  concurso de acreedores, el astillero de Sevilla se quiere desligar y pide un nuevo socio capitalista con solvencia, se suceden las movilizaciones de los indefensos trabajadores, y comienzan los “paripés” políticos de salvación, que no suponen  otra cosa que la puesta en escena de las diferentes las fuerzas políticas y otras,  para el acto final de una obra bien urdida y mejor representada por cada grupo de actores sus respectivos papeles. Cada lobo actúa bajo su propia piel para entre todos en unidad de acción y propósito  terminar devorando al cordero.

Vídeo del 4 de Junio de 2009

Y si lo anterior no es así ¿cómo es posible que en tan corto lapsus de tiempo haya sucumbido una operación de la que por boca del Consejero SOLER y sus correveidiles de Huelva se felicitaba la Junta de Andalucía?  ¿Qué estudio realizó tanto la Junta, como el Gobierno Central?  ¿Sobre qué informó el Consejo consultivo? ¿Acaso son todos inútiles, o pérfidos, o son las dos cosas a la vez? Que el lector dicte su veredicto.

Lo cierto y verdad es que nuestro astillero desaparece, mientras el de Sevilla renacerá con nuevos bríos, libre ya de la molesta competencia del de Huelva, y todo  gracias al ardid de los poderes sevillanos y el servilismo de los politiquillos de casa.

En fin, al principio dije haber recibido la noticia con suma  tristeza, porque la pérdida del entrañable astillero será irreparable y no sólo desde el punto de vista económico, sino de forma muy destacada desde el plano  sociocultural, por cuanto tamaña atrocidad  marcará, sin duda, un antes y un después en el alma de esta ciudad y el sentir de sus ciudadanos. La recibo con tristeza porque una vez más, sin el menor escrúpulo, los felones de siempre nos han vuelto a arrancar parte de nuestra historia; y una vez más con la mayor impunidad pisotean nuestras señas de identidad, gracias a la inestimable colaboración de sus lacayos  en Huelva.

Dije también al principio, haber recibido la noticia con impotencia, y lo dije porque como he tratado sucintamente de ilustrar,  la agonía del astillero es la historia de una muerte  provocada, contra la que poco o nada podemos hacer los ciudadanos de a pie, salvo tratar de organizarnos en plataformas cívicas al margen de la repugnante partitocracia y sus resortes, para decir a los pérfidos ¡basta ya!! Os tenemos calados, os conocemos con nombres, apellidos y color! ¡Fuera de esta tierra!

Quiero terminar esta nota acordándome de nuestro universal Juan Ramón Jiménez, por si ENDESA tiene sitio para ponerlo con letras grandes  en su planta de la Punta del sebo: “Mira platero, como han puesto el río entre las minas, el mal corazón y el padrastreo”.

Francisco Rodríguez.

NOTA: Cuando digo Junta de Andalucía, por favor, léase Junta Contra Andalucía y pro-sevillana.  Seguro que por esto me llamaran chauvinista, pero no me importa, no tiene capacidad de ofensa porque carecen de autoridad moral, mucho menos carismática. Además, hay más honor en este apelativo que en el de malnacidos.

 

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Política, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 55 Comments »