La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Polo Químico’

Bienes de Interés Cultural en Huelva. El enigma del Monumento a Colón

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 26 mayo 2010

Hace tiempo que tuvimos conocimiento de un blog de protesta y difusión de las cosas de Huelva bastante original e interesante. El blog Choco Tóxico: Apuntes choqueros – Reflexiones tóxicas.

Podéis visitarlo en http://chocotoxico.blogspot.com

De entre los artículos que contiene, queremos destacar uno que pasamos a reproducir a continuación (tras obtener el pertinente permiso del administrador del blog) ya que nos ha parecido bastante interesante y sobre todo necesaria su difusión. En este caso es la reflexión acerca de una gran incógnita: ¿Por qué el monumento a la Fe Descubridora de la Punta del Sebo no es B.I.C.?

A continuación reproducimos el artículo:

Consultado el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, introduciendo como criterios de búqueda la provincia de Huelva y el municipio de Huelva, resulta que la lista que se obtiene de Bienes de Interés Cultural que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía tiene declarados y catalogados en la ciudad de Huelva es la siguiente:

– Museo de Huelva , Archivo Histórico Provincial de Huelva, Biblioteca Pública Provincial de Huelva Los tres en el BOE (C.E.) nº 296 del 11 de diciembre de 1985.

– Castillo de San Pedro, en el BOE del 11 de diciembre de 1985.

– Cabezo de San Pedro, en el BOE del 03 de febrero de 1993.

– Santuario de Nuestra Señora de la Cinta, en el BOE nº 7 del 08 de enero de 1994.

– Iglesia de la Purísima Concepción, en el BOE nº 95 del 21 de abril de 1994 Página 12.516.

– Casa Colón, en el BOJA nº 134 del 21 de noviembre de 1996 Página 15.071

– Iglesia de Nuestra Señora Estrella del Mar (La Milagrosa), en el BOJA nº 146 del 19 de diciembre de 1996 Página 16.657.

– Muelle de la Compañía de Tharsis 1997

– Iglesia de San Pedro, en el BOJA del 06 de mayo de 1999.

– Ciudad hispano-musulmana de Saltés, Isla de Saltés (BOJA del 03 de julio de 2001).

– Estación de Servicio (frente al Barrio Obrero-Hipercor) BOJA del 25 de octubre de 2001

– Barrio Obrero de Reina Victoria, BOE nº 203 del 24 de agosto de 2002 Página 31.472

– Muelle de mineral de la Compañía Riotinto, BOJA nº 65 del 04 de abril de 2003 Página 7.094

– Antiguo Convento de la Merced, BOJA nº 185 del 21 de septiembre de 2005 Página 21.

– Cine Rábida, BOJA nº 175 del 08 de septiembre de 2006 Página 67.

– Edificios de la Autoridad Portuaria, BOJA nº 175 del 08 de septiembre de 2006 Página 67

– Zona Arqueológica de Huelva, BOJA nº 83 del 27 de abril de 2007 Página 61

– Espacio subacuático zonas portuarias-Marismas del Odiel, BOJA nº 101 del 28 de mayo de 2009 Página 59

– Yacimiento Subacuático Muelle de Levante – Yacimiento Subacuático Ría de Huelva – Pecio del Sarastone (1941) Los tres en el BOJA nº 129 del 06 de julio de 2009 Página 86

¿No echaís ninguno en falta? ¿No caeís? Pensad en el monumento que por antonomasia se nos viene a la mente cuando decimos Huelva. Sí, ese que se reproduce en postales, catálogos, trípticos, información turísitica, … Sí ese que no podeís de dejar de asociar cuando pensaís en Huelva. Sí, amigos, EL MONUMENTO A COLÓN. EL MONUMENTO A COLÓN NO ESTÁ DECLARADO BIEN DE INTERÉS CULTURAL, ni por allí se le espera.

Con todos los respetos, pero suena a chiste y recochineo que esté declarada como BIC la gasolinera que está enfrente de Hipercor, de la que no discuto su valor arquitectónico y, sin embargo, no sea Bien de Interés Cultural el Monumento a Colón. Es de chiste que el cine Rábida (bueno la fachadita que han dejado para construir un mamotreto detrás) sea un BIC y el Monumento a Colón no revista la categoria ni cultural, ni histórica, ni artística para serlo. Vamos, que el pobre monumento,a pesar de ser el símbolo exclusivo de toda una ciudad, no le llega a la altura de los zapatos ni a una gasolinera ni a la fachada de un cine, y ello a pesar de ser la imagen de Huelva hasta en los sellos de correos.

Pa reventar.

Para nuestros gestores culturales, un monumento, simbolo de la ciudad de Huelva, donado por un país extranjero, construido y levantado por talladores y canteros venidos de medio mundo, obra de una de las más importantes escultoras del siglo XX y desde luego de los EEUU, conmemorador de una gesta descubridora, que bien o mal, cambió la historia de la humanidad, al punto de servir de punto de partida de lo que los historiadores denominan la edad moderna, y de cientos de razones más que se pueden argüir, en especial sentimentales para cada uno de los nacidos en Huelva, sin embargo, no es merecedor de ser declarado Bien de Interés Cultural. Claro, qué desliz, es mejor y más sensato declarar una gasolinera. Pa llorar. Pero en el fondo pienso que no se puede ser tan bruto, que alguna espúrea razón debe haber que explique tamaño despropósito. Si análizamos la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Historico de Andalucía lo primero que encontramos es que conceptúa monumento a los efectos de su inclusión en el Catálogo de BIC de Andalucía a los edificios y estructuras de relevante interés histórico, arqueológico, paleontológico, artístico, etnológico, industrial, científico, social o técnico, con inclusión de los muebles, instalaciones y accesorios que expresamente se señalen (art. 26.1). Partiendo de tal concepto, no ofrece duda alguna que el Monumento a Colón debe formar parte de los Bienes de interés cultural de Andalucia, tanto por su interés histórico, artísitico, como social, sobre todo si el listón para serlo viene marcado por una gasolinera y la fachada de un cine. ¿Por qué entonces no se ha incluido el monumento a Colón en el catálogo patrimonial andaluz? Creo que la respuesta se halla en lo que disponen los artículos 19 y sobre todo 28 de la citada Ley. Según el art. 19 se entiende por contaminación visual o perceptiva, a los efectos de esta Ley, aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patrimonio Histórico y toda interferencia que impida o distorsione su contemplación A su vez, el art. 28 establece que el entorno de los Bienes de Interés cultural estará formado por aquellos inmuebles y espacios cuya alteración pudiera afectar a los valores propios del bien de que se trate, a su contemplación, apreciación o estudio, pudiendo estar constituido tanto por los inmuebles colindantes inmediatos, como por los no colindantes o alejados. Para finalizar estableciendo que las actuaciones que se realicen en el entorno estarán sometidas a la autorización prevista en la Ley, al objeto de evitar las alteraciones a que se refiere el apartado anterior.

A resultas de lo expuesto queda claro que cualquier edificación, actividad u obra que altere o afecte a la contemplación y apreciación del Bien de Interés cultural quedaría prohibida por la Ley. ¿Qué actividades, obras e instalaciones alteran la visión del monumento a Colón, su apreciación y su entorno? Bingo. Evidentemente, de modo particular, la Central eléctrica de Endesa y, en general, las restantes industrias químicas de la Avda. Francisco Montenegro. Evualá. Esa respuesta es suficiente para justificar el enigma de por qué una gasolinera es un BIC y el Monumento a Colón no. Si declararan, como debieran hacerlo, al Monumento a Colón como Bien de Interés Cultural de Andalucía, las industrial del Polo y en especial Endesa, deberían obtener la autorización prevista en la Ley del patrimonio histórico de Andalucía, para lo que se les debería exigir, como establece la norma, adecuar su aspecto y actividad de tal modo que evitara contaminar visualmente la visión del monumento y de su entorno, lo cual, como es absolutamente imposible, determina que la mejor solución sea no declarar al monumento a Colón como bien de interés cultural de Andalucía. Así las cosas, si mañana, la propietaria del monumento, la Autoridad Portuaria de Huelva, decidiera tirarlo, desmontarlo y utilizar sus piezas para un nuevo tinglado portuario, pintarlo de naranja fosforito, o lo que le viniere en gana, podría hacerlo sin ningún tipo de problema ni responsabilidad. A todo esto, capítulo a parte merece el hecho de que la propiedad del monumento sea del Puerto de Huelva. Si el monumento fue un regalo del pueblo de los EEUU, costeado por suscripción popular, al pueblo español, lo lógico es que el monumento a Colón fuera propiedad del Estado español. Pero aquí en Huelva la lógica no nos tocó en la tómbola del reparto de los dones. El monumento se lo regalaron a España pero se lo quedó el Puerto, al que por cierto hay que pedir la llave de favor para poder visitar la capilla del moumento. Manda eggs. Scrambled eggs, vamos, huevos revueltos y bien vatiditos.

Conclusión: el Polo de nuevo vuelve a mostrarse como el verdadero cacique de esta ciudad. Maneja la prensa, las organizaciones empresariales, la educación universitaria y también la cultura, y si el Polo dice que el Monumento a Colón no es un Bien de Interés Cultural, pues punto y pelota, y, si no, agárrense que vienen curvas. Qué pena.

Fuente: http://chocotoxico.blogspot.com/2010/04/bienes-de-interes-cultural-en-huelva-el.html

Posted in Crítica Social, Cultura, Medio Ambiente, Protesta, Redacción | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 26 Comments »

Las Marismas del Odiel y su restauración ecológica

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 4 mayo 2010

Nuestro amigo Álvaro, del blog Mirada de Lince, se ha puesto en contacto con nosotros para contarnos sobre la entrevista que tuvo la ocasión de realizar hace unos días a Guillermo Curado, doctorando en Biología de la Universidad de Sevilla, que además, es uno de los responsables de la recuperación de la marisma de la zona de la avenida Francisco Montenegro.

Dicha entrevista la realizó el pasado jueves, dentro del programa “Sonidos de la Tierra”, que él mismo hace para la emisora provincial sevillana “Radiopolis”. Así nos lo cuenta: “Quería pasaros el enlace del programa del pasado jueves para que la gente de Huelva pueda oir esta entrevista de veintipico minutos sobre esto que afecta directamente a nuestra ciudad. Intenté hacerla como onubense y enfocándola a la gente de Huelva aunque la emisora no se oiga en mi tierra, pero como choquero que soy, quiero lo mejor para Huelva.”

Así pues, os dejamos con el enlace al programa, podéis oir la entrevista a partir del minuto 9:10.

http://www.sonidosdelatierra.es/2010/05/programa-18.html

Sr. Rubio.

Posted in Colaboraciones, Entrevistas, Medio Ambiente | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 2 Comments »

Ultimátum a España por los fosfoyesos de Huelva

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Sábado, 20 marzo 2010

Esta ha sido, sin lugar a dudas, la noticia de ayer viernes. Atendiendo la sugerencia de nuestro amigo The Punisher, os mostramos lo que publican al respecto los diarios nacionales:

Y locales:

La noticia habla por sí sola, y basta con el titular de los medios de comunicación como llamada de atención a los responsables de que a sólo 500 metros de Huelva, tengamos un vertedero de residuos industriales (o subproductos como dicen algunos), que superan en superficie (y altura) a la propia ciudad. Pero yo, que me he leído los 5 artículos, quiero sacar punta a lo que me ha resultado más llamativo:

Según dice El País: “la Comisión solicita que deje de permitir el almacenamiento de residuos industriales en las marismas del río Tinto, ya que esto supone “una infracción de las leyes comunitarias en materia de residuos, de prevención y control de la contaminación y del vertido de residuos” (…) “hay depositadas alrededor de 120 millones de toneladas de fosfoyesos, residuo de Fertiberia, fábrica de fertilizantes situada en esa zona” (…) “El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha afirmado que la naturaleza “no es un basurero”, y ha instado a España “a poner orden rápidamente” respecto al vertido de residuos sin planes de eliminación“.

Hombre, mucho se ha tardado, no hay que ser ningún físico, ingeniero, ecologista, ni político, para darse cuenta de que usar un Paraje Natural de similar valor al del Marismas del Odiel, para almacenar residuos (primero en superficie, ahora en altura) durante 40 años es además de una ilegalidad, una inmoralidad y una completa barbaridad.

Sin embargo, España afirma que el fosfoyeso es un subproducto industrial, y no un residuo, por lo que pretende excusar y justificar el desmedido vertido en Huelva. Pero Bruselas reponde, acertadamente, que “dado que la fábrica se deshace de esa sustancia, tiene que considerarse residuo, y debe disponerse de un permiso para garantizar que se gestiona correctamente.”

La ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, dijo también el jueves durante su visita a Isla Cristina (acompañada de nuestra Cinta Castillo) que el trabajo realizado por las administraciones de forma conjunta con Fertiberia, empresa ubicada en el Polo Químico de Huelva y productora de ácido fosfórico, “es un ejemplo porque los ciudadanos pueden comprobar lo que había antes y lo que hay ahora”. ¿Un ejemplo?, señora Espinosa, acaba de demostrar con esa declaración que desconoce lo que sucede en Huelva, por lo que paso a mostrarle una foto en la que se ve lo que había antes, y lo que hay ahora:

Marismas de Huelva en 1957 y 2009.

Quiero pensar que se refiere a otras industrias que sí que han progresado en materia de generación de residuos y en su tratamiento, pero no hay duda de que en el caso de Fertiberia se equivoca.

Fertiberia por su parte se dice “sorprendida” y declara que el comunicado es “confuso”, añadiendo Roberto Ibáñez, director de la factoría, que “lamenta este tipo de determinaciones porque suponen “una nueva preocupación e inquietud” para los trabajadores y la empresa, ya que son “nuevas incógnitas” para el horizonte de Fertiberia. Sí señor, a eso lo llamo yo irresponsabilidad, pretendiendo poner a los trabajadores contra la UE y contra la ciudadanía, amenazando con el futuro de la empresa y de sus empleados, cuando el único culpable de haber llegado a esta situación es única y exclusivamente Fertiberia, por no optar por medios de producción más modernos y respetuosos con el Medio Ambiente, como han hecho otras empresas vecinas que no quiero volver a mencionar porque ya lo he hecho en otros artículos. Fertiberia prefiere usar su tiempo realizar recursos y más recursos a las resoluciones judiciales contra la sentencia que les obliga a detener su vertido a finales de este año.

Por otro lado, el secretario general de FIA-UGT Huelva, Luciano Gómez, aseguró que “el ultimátum de la Comisión Europea que exige a España que resuelva los problemas de residuos industriales sólidos en el estuario de Huelva, tiene “un trasfondo político” debido a que, a su juicio, “no se dan los mismos criterios para España que para otros países europeos que también vierten fosfoyesos”, como es el caso de Dinamarca, Polonia o Grecia”. Sin conocer el caso concreto de esos países me atrevo a dudar de que las situaciones sean comparables, dudo que sus balsas de fosfoyesos estén tan cercanas a la ciudad y sean de mayor superficie que  ella como les pasa a las de Huelva, dudo que alcancen tanta altura, que estén emplazadas en un Paraje Natural como son las Marismas, y  por si fuera poco, hayan servido de vertederos para otros residuos industriales (como los de Acerinox) durante los últimos 40 años, llegando a los 120 millones de toneladas actuales.

Dos meses de tiempo da Bruselas a España “para que tome medidas”, de no ser así el Ejecutivo Comunitario podría llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo. Yo ya doy por válida la fecha del 31 de Diciembre de 2010, lo que habría que exigir ahora a la empresa responsable es la total y completa recuperación medioambiental de la zona. Tú ensucias, tú limpias.

Sr. Rubio.

Entrada editada el 21/03/2010 a las 11:08 con fotografía cedida por Francisco J. Álvarez.

Posted in Medio Ambiente | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 43 Comments »

¿Queremos una ciudad diferente?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Lunes, 16 noviembre 2009

Estamos tomando como buena costumbre el señalar a principio de semana las actividades culturales más interesantes que se dan durante la misma. No pretendemos convertirnos en un referente en la materia puesto que no es nuestra especialidad, pero creo que no está nada mal que pongamos en conocimiento de los onubenses alguna de las actividades que consideramos más llamativas. Para esta semana elegimos dos:

Por supuesto, el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que celebra estos días la edición número 35. Es una cita ineludible para los amantes del cine y de la cultura iberoamericana. Tiempo habrá de hacer crítica constructiva, ahora es momento de promocionarlo y enorgullecernos de él, no nos damos cuenta de lo que tenemos. Pocas son las ciudades que tienen un festival de cine como este, y menos aún con tanta solera como el nuestro. Y no es sólo ir al cine, hay muchas interesantes actividades que se pueden realizar, para los interesados dejamos la web www.festicinehuelva.es. Disfrutadlo.

La otra actividad que queremos señalar es la que titula este artículo y de la que nos ha puesto en conocimiento Carax. Se trata de unas jornadas  en la Universidad de Huelva de llamativo nombre: “Huelva tiene fosfoyesos y químicos contaminantes: ¿Queremos una ciudad diferente?”. Es un ciclo de conferencias y mesas redondas en las que se dará una visión integral de la situación  medioambiental en Huelva a través de una exposición fotográfica y análisis de científicos, activistas, ecologistas, economistas, arquitectos, juristas, agentes sociales y políticos. La inauguración será en el Salón de Actos de Enfermería, a las 16 horas del día 18, y la inscripción (gratuita) puede hacerse hasta minutos antes de la apertura. Patrocinan el Vicerrectorado de Extensión Universitaria, la Facultad de Derecho, la Escuela Universitaria de Trabajo Social, el Departamento Anton Menger, el CARUH y la Fundación Cajasol.

Sin duda, una excelente cita que esperemos pueda responder a las preguntas que hemos ido planteando en este blog desde el principio. Invitamos a todos nuestros lectores a que asistan, y si lo desean que preparen un artículo contando sus impresiones y conclusiones. Independientemente de lo que se pueda decir en esas conferencias, para mí Huelva tiene potencial de sobra para encontrar otras vías de desarrollo que no se basen únicamente en la contaminante química básica, aunque es evidente que no se puede decir que no a la industria de un día para otro. Eso sí, cada día que pasa perdemos un día en buscar alternativas para Huelva y no hay por qué pensar necesariamente en el turismo. Pensar en nuestro futuro es algo que ha de hacer esta generación, este es el momento, de la misma forma que en los años 60 recibimos la industria química como motor de desarrollo para una región degradada, ahora es el momento de cambiar el chip y volver a buscar cómo potenciar la vieja Huelva. Me quedo con el siguiente extracto del tríptico de las jornadas que podéis visitar aquí:

“Las circunstancias agresivas a la riqueza de los ecosistemas del entorno de Huelva, a su medioambiente y a la posible afección peligrosa a la salud de los ciudadanos y ciudadanas onubenses, provocadas, entre otros motivos, por la acumulación de gases y sustancias químicas contaminantes provenientes de las fábricas del “Polo Químico” de Huelva, junto con la incidencia de otros factores añadidos como la crisis económica del sector químico básico instalado en nuestra ciudad desde hace 40 años, nos insta a indagar con una metodología multidisciplinar, salidas y soluciones prácticas alternativas a un modelo de desarrollo capitalino que se está demostrando, por la tozudez de los hechos, ya caduco y en proceso de transformación: ¿Qué alternativas reales y no traumáticas podemos ofrecer a la sociedad de Huelva para conseguir una ciudad avanzada económicamente y al propio tiempo saludable, en el marco de su riqueza medioambiental inigualable?”

Sr. Rubio.

Posted in Cultura, Medio Ambiente | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 8 Comments »

FUMATA BLANCA

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 2 julio 2009

Miércoles 1 de Julio, 15:00 aproximadamente. Desde la Rábida se puede observar una extraña y espesa humareda blanca. En un principio pienso que es algún tipo de incendio, pero el color blanco me extraña. Cojo el coche y me dirijo hacia Huelva. Al llegar a la altura del puente de la Punta del Sebo observo claramente el origen del humo: una chimenea.

Una chimenea, una de tantas de las que hay en el Polo Químico, estaba echando una increible humareda que cubría la autovía, la cruzaba en dirección a los fosfoyesos y se extendía hacia el noreste llevada por el viento. He visto muchas veces chimeneas humeantes con un humo de textura parecida (como nubes de algodón espesas y de color blanco al salir de la chimenea, pero que se ennegrecen cuando empiezan a diluirse en el aire), pero esta vez la columna de humo era mucho más grande de lo acostumbrado. La autovía se veía cubierta por una especie de neblina, lo que hizo que prefiriese tomar la carretera que sigue la orilla de la ría (la verdad que tampoco me apetecía meterme dentro de esa neblina y respirarla). Desde esta carretera pude observar la chimenea causante de la nube. Una de esas pequeñitas en altura. La situación exacta de la chimenea la desconozco, pero estaba más o menos a la altura de Atlantic Cooper, aunque en esa zona hay varias fábricas muy cerca unas de otras.

Al llegar al puente del matadero pude observar como la nube se iba difuminando poco a poco a la altura de Pérez Cubillas aproximadamente, aunque todavía persistía en forma de neblina cada vez más ligera. La visión de la humareda era espectacular y sería visible desde Palos, Moguer o incluso la carretera de Punta Umbría.

No se cuál puede ser la causa de esta fumata blanca cual elección de Papa, pero no creo que sea algo muy normal puesto que llevo años haciendo ese camino y he visto muchas humaredas, pero casi nunca a tan baja altura y sobre todo tan “persistente”. Supongo que serían las condiciones meteorológicas, pero el caso es que la visión de una niebla que procede de una chimenea, que cubre una carretera y que se extiende hasta casi tocar la ciudad no es muy acogedora.

Menos mal que los vientos soplan desde donde soplan…

Northman.

Posted in Medio Ambiente | Etiquetado: , , , , , , , , | 38 Comments »

¿Se repite la Historia?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 21 mayo 2009

La finalidad de la historia es explicar el presente, decir por qué el mundo que nos rodea es como es. El futuro depende del pasado. Por tanto, la Historia es pasado, es presente y se proyecta hacia el futuro, hacia nuevas posibilidades. No obstante, esas nuevas posibilidades deben servir para mejorar las condiciones de vida de los seres humanos, sin excluir a ni uno sólo de nosotros.

Pero “el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. ¿La Historia se repite? Una respuesta a ello la tenemos en lo que está ocurriendo con el Polo Químico e Industrial de Huelva. Me dí cuenta de ello, tras la lectura de un libro para un trabajo universitario: Capitalismo minero y resistencia rural en el suroeste andaluz. La historia del año de los tiros. Libro que está basado esencialmente en Ríotinto entre los años 1873-1900. Trata sobre “el conflicto de los humos”, y está relacionado con las “teleras” o calcinaciones al aire. Relata también los hechos de El Año de los Tiros (4-2-1888), basándose en distintas versiones, y el tan polémico y ya mencionado conflicto de “los humos”, y los antihumistas. Mas, con esta reflexión, lo que pretendo es que cada cual saque sus propias conclusiones o posibles similitudes de estos acontecimientos pasados con lo que está ocurriendo hoy día en Huelva.

Teleras RioTintoTeleras de Ríotinto. Imagen: http://andresmarincejudo.blogspot.com

Son 2 los temas destacables que impregnan este periodo:

1) La lucha de los antihumistas para que se aplique el Decreto

En 1888 hubo un debate en las Cortes en el que se trató el tema de Los humos de Huelva. Y tras diversos estudios realizados, éstos dieron lugar a la promulgación del Decreto de Albareda mediante el cual se prohibía las calcinaciones al aire libre. El año 1889 transcurre entre reuniones y reticencias continuas de las autoridades y sin ninguna prueba que demuestre que el Decreto comenzara a aplicarse. Este mismo año vuelve el escepticismo, al quedar otro trabajador asfixiado en las minas y vuelve el descontento en el pueblo de Río Tinto por el plazo dado de 3 años para terminar con las teleras, ya que éste se consideraba excesivo. Acusan a Cánovas de no colaborar con la Causa de los Pueblos, por los intereses que tienen en las minas. Por su parte, Manuel de la Paliza propone la realización de un convenio cuyas propuestas serían: 1) Las empresas aceptarán constituir tribunales mixtos con representantes de empresas y pueblos. 2) Los pueblos y empresas designarán a sus representantes. 3) Los representantes de ambos fijarán las indemnizaciones.

Los vecinos de los pueblos afectados, no confiarían en esos tribunales mixtos y ven el Convenio como un capricho de la empresa para evitar el Decreto, ya que éste era incompatible con el Convenio. Asimismo, Ordóñez Ricón redactó una circular (que estuvo a punto de ser boicoteada por la empresa) convocando a una reunión a los representantes de cada pueblo para decidir qué se debería reivindicar. Esta reunión no agradó al Gobernador, que intentó que no se celebrara, mediante el envío de cartas a los alcaldes y a los propios convocantes. A raíz de estos acontecimientos comienza a surgir rumores que hablan de una posible derogación del Decreto. En el ámbito nacional, los contrarios a la prohibición de las calcinaciones, aconsejaban al Gobierno que no cumpliera el Decreto.

Teleras Riotinto 2Teleras. Imagen: http://zalamealareal.blogspot.com

2) La actitud de marcha atrás de los obreros ante la política de despidos de la Río Tinto Company.

A partir de 1890, se produce la aplicación del Decreto de Albareda para acabar con las teleras, pero esto a su vez supone el despido de muchos trabajadores. La empresa justifica los despidos por una reducción del sistema, y culpa a los antihumistas de la situación que viven los obreros en ese momento, consiguiendo así que se dé la vuelta a la actitud de los mineros, que comenzarán protestas para pedir trabajo y culparán a los antihumistas de su situación laboral. Una vez los obreros son despedidos, éstos empezarán a reunirse con políticos, dueños de otras empresas con el único fin de arreglar su situación, reuniones que no tienen éxito.

Los sectores que apoyaban a la empresa y la propia Río Tinto Company aprovecharían la situación de los obreros para realizar algunas maniobras como: 1) Sobornar a los políticos para que ayudasen a la empresa. 2) Cargar duramente contra los antihumistas, con el único fin de poner a los obreros en contra de éstos. 3) La compañía logró también convencer a la Academia de Medicina, con el fin de que  declarasen que el dióxido de azufre no era perjudicial para la salud.

A raíz de toda esta manipulación, los obreros comenzaron a manifestarse pidiendo trabajo y se formaron comisiones con el fin de convencer a los obreros que aún estuvieran a favor del Decreto. En febrero de 1890 se comienza el ataque más duro contra el Decreto de Albareda, que terminará con su derogación en diciembre de 1890. Este ataque se centró sobre todo, en la utilización de pruebas médicas que decían que las teleras no contaminaban tanto como decían los antihumistas y que no eran perjudiciales para la salud. En los años posteriores a la derogación del Decreto, volvieron a producirse manifestaciones exigiendo el cierre de las teleras, además, encontraron un método por el que el azufre de la pirita en vez de perderse en humo, se podía recuperar para los fabricantes de ácidos. Ante esto, las teleras se fueron cerrando poco a poco, cerrándose la última en 1907.

Con respecto a la mortalidad y morbilidad en las minas de Ríotinto, no hay referencias exactas sobre cómo influyó las teleras en la mortalidad, puesto que los propios médicos modificaban los informes para favorecer a la empresa. Si se realizara un estudio en profundidad sobre ese periodo, observaremos lo mucho que creció la mortalidad y morbilidad a causa de enfermedades que se contraían como consecuencia de la forma de trabajar en las minas. Las enfermedades más destacables desde 1873-1899 en la Cuenca Minera fueron: tuberculosis, traumatismos, enfermedades digestivas (destacando en el síndrome diarreico), epidemias, enfermedades cardiovasculares, enfermedades infecciosas, enfermedades de las vías respiratorias, enfermedades infecto-contagiosas, etc.

Por su parte, el Doctor Pulido (que había sido enviado para comprobar la insalubridad y lo que contaminaban las teleras), nos habla de unas sensaciones de opresión en el pecho, picor de ojos, hipersecreción mucosa y falta de aire en general, al situarse en la salida de humo de una telera. Hay que destacar el aumento de la mortalidad infantil debido a la contaminación y al trabajo en las minas, cosa que supuestamente estaba prohibida según la Ley Benot de 1873, que prohibía el trabajo en ellas a menores de 10 años. Pero no hay referencia alguna a que esta Ley se cumpliera, según nos cita Gil Varón. El periodo de mayor mortalidad fue desde 1873-1890, posteriormente hubo un débil descenso en general entre hombres y mujeres, pero aumentó el número de casos en los niños destacando, sobre todo, el síndrome diarreico.

Los trabajadores eran conscientes del impacto negativo (sobre la salud de ellos mismos y de sus propios familiares) de las calcinaciones al aire libre, pues veían cómo sus hijos morían masivamente como consecuencia de síndrome diarreico. Pero ellos estaban “entre dos aguas”, es decir, si eran despedidos morirían de hambre, si trabajaban alargaban un poco más sus tristes agonías. Naturalmente, optaron por esto último, recordemos que en estos años no existían las jubilaciones anticipadas, ni el subsidio por desempleo, ni el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) y a quien era despedido sólo le esperaba el hambre y la miseria. Mientras tanto, en Madrid decían que “la gente de Huelva es muy belicosa”.

El Niño de la Ría.

Fuente: Ferrero Blanco, Mª D. (2006): Capitalismo minero y resistencia rural en el suroeste andaluz. La historia del año de los tiros. Servicio de Publicaciones de La Universidad de Huelva. Huelva.

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Historia, Medio Ambiente, Política | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 32 Comments »

Cartas al Director: “Huelva sin humos”

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Martes, 28 abril 2009

Hemos recibido un email de un amable colaborador a modo de “Cartas al Director”. No queríamos dejar de darle la oportunidad de expresar su indignación con ciertas cosas de Huelva. De paso aprovechamos para recordar a todos los lectores que aceptamos colaboraciones que serán publicadas como artículo, y para eso está nuestro correo electrónico: lahuelvacateta@gmail.com.

Huelva, 22 de abril de 2009.

Señor Director: Criticar el onubensismo, por ciertos personajes que defienden por su interés particular, la nefasta, contaminante y peligrosa industria química asentada en Huelva, es bastante sospechoso y tiende a tergiversar la verdad.

Si el ciudadano de Huelva, el onubense, reniega y solicita la supresión de la contaminación en Huelva, está en su perfecto derecho.

Otra cosa es que no luchara en su día porque no se asentara dicha industria, que aunque ofreciera puestos de trabajo, a la larga traería problemas de salud y medioambientales, arruinando a la vez nuestra preciosa ría.

Aquí en Huelva, por el “pasotismo” generalizado, el conformismo y la desidia, se ha permitido, se permite y lo que es peor, se permitirá, que el político de turno, cometa y realice auténticas barbaridades, tanto ambientales, como urbanísticas, quitándole a Huelva casi todo su encanto, arrasando el casco antiguo, edificios y monumentos históricos que pasaron a convertirse en bloques de cemento, para ganancias de constructoras e inmobiliarias, con la aprobación de los “padres de la patria” (políticos).

Y se toleró y consintió, que la Huelva marinera que siempre fue, se convirtiera en industrial, no dando opción de que derivara en una Huelva turística y por supuesto marinera; por lo tanto, es una barbaridad y un abuso que todavía algunas personas por interés personal, y no nacidos ni criados en HUELVA, sigan defendiendo esta industria nefasta y peligrosa.

Y sin más por ésta, me despido con un cordial saludo, dándole las gracias anticipadamente por la publicación de mi carta.

Francisco JIMENEZ URRETA.

Posted in Colaboraciones, Dejadez, Medio Ambiente | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 22 Comments »

¿Residuo o Subproducto?

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 25 marzo 2009

Ese ha pasado a ser ahora el dilema. ¿Son los fosfoyesos un residuo o son un subproducto?

Imagen: Viva Huelva

El pasado jueves 19 de marzo se daba la noticia-bombo de que España era expedientada por la UE por permitir la existencia de las balsas de fosfoyesos de Huelva, y así lo contaba el diario Odiel Información: “La Comisión Europea (CE) expedientó ayer a España por permitir el depósito de residuos sólidos industriales (fosfoyesos) en las Marismas del río Tinto por parte de Fertiberia, sin las medidas de gestión necesarias para la protección del medio ambiente. El expediente adopta la forma de una carta de emplazamiento, lo que constituye la primera fase de un procedimiento de infracción. Si las autoridades competentes no adoptan medidas correctoras, el caso podría acabar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.”

Sin embargo, España se defendía (según Huelva Información) diciendo que “el fosfoyeso es un subproducto industrial, y no un residuo, con lo que no aparece contemplado en los permisos que recibió la fábrica de fertilizantes, por lo que puede seguir depositándolo en vertederos próximos a zonas pobladas sin cumplir las normas comunitarias.”

Hoy martes vuelvo a leer lo que me ha parecido otra excusa, en este caso de la Consejera onubense de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, diciendo quedesde 1960, año en que Fertiberia recibió la concesión para poder apilar los fosfoyesos, éstos siempre han tenido consideración de subproducto, hasta el punto de que parte de los mismos se han utilizado en el Bajo Guadalquivir como abono y fertilizante. No ha habido históricamente ninguna duda sobre la consideración de los fosfoyesos como subproductos.

Sin entender de química, basta leer esto anterior para darse cuenta cómo se está utilizando el término “subproducto” de forma pueril para justificar lo injustificable: la existencia de 400 hectáreas y 120 millones de toneladas de un compuesto químico a tan sólo 500 metros de la ciudad. No obstante,  la curiosidad me ha hecho buscar en Internet la definición de subproducto y me he encontrado lo siguiente:

Diccionario de la Lengua Española: “En cualquier operación, producto que en ella se obtiene además del principal. Suele ser de menor valor que éste.”

Wikipedia: “Subproducto es un producto secundario o incidental, generalmente útil y comercializable, derivado de un proceso de manufactura o reacción química, que no es el producto primario o el servicio que se produce. En otro contexto, un subproducto se refiere a una consecuencia secundaria y, a veces, inesperada. Se llama también subproducto, al desecho de un proceso que se le puede sacar una segunda utilidad.”

Es decir, que si lo consideramos como subproducto, deberían de sacarle una utilidad como esa supuesta que comenta Cinta Castillo de “abono y fertilizante”, y por lo tanto se podría utilizar, por ejemplo, como materia para una planta de reciclaje, lo que supondría la eliminación gradual. En cambio si se considera como residuo, la UE tendría razón en el expediente abierto y supondría la sanción inmediata a España y por ende a Fertiberia, e implicaría la interrupción  de los vertidos, cierre de la empresa (según las propias amenazas de ésta) y la obligación de recuperación ambiental de la zona. Sin embargo, la realidad es bien distinta y en Huelva no se da de momento ninguno de esos dos únicos supuestos, y mientras se deciden nos da la impresión de que se ríen de los onubenses vertiendo más y más fosfoyesos cada día.

Los entendidos en la materia ya han explicado por activa y por pasiva la imposibilidad de reutilización de los fosfoyesos, y la propia Fertiberia contempla como única posibilidad de recuperación de la zona, echar tierra sobre ellos y plantar vegetación, cosa que parece corroborar nuestra Consejera paisana proponiendo la catalogación de esta zona como suelo forestal para convertirla “en un gran parque, en un enorme jardín”. Sinceramente no creo que esté cercano el día en el que algún osado onubense haga allí senderismo o una barbacoa…

Mucho les queda por aprender a los directivos de Fertiberia de uno de sus vecinos, Foret, empresa que con un comportamiento ejemplar y una inversión millonaria (en millones de euros) ha adaptado sus procesos productivos a los nuevos tiempos, reduciendo notablemente su contaminación, lo que ha sido motivo de aplauso, incluso por parte de la Mesa de la Ría.

Sr. Rubio.

Fuentes: www.rae.es, www.wikipedia.org, www.huelvainformacion.es, www.vivahuelva.es, www.odielinformacion.es.

Posted in Medio Ambiente, Política | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 29 Comments »

Obreros Radioactivos

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 12 marzo 2009

Como no hablar de la noticia del día:

www.elpais.es:Un estudio elaborado por la Universidad de Huelva y por médicos del hospital Juan Ramón Jiménez alerta de “niveles significativos” de uranio 238 (metal pesado) acumulados en el organismo de trabajadores del Polo Químico de Huelva. El estudio, financiado por el Ministerio de Sanidad, analizó en 2008 a 51 trabajadores voluntarios (46 hombres y cinco mujeres) de toda Andalucía que desarrollan su actividad en diferentes áreas de la industria química. Los expertos analizaron en ellos la dosis interna acumulada en las uñas de una selección de metales pesados, entre ellos el uranio 238. De los 32 trabajadores de la provincia de Huelva estudiados, 14 de ellos presentaron dosis significativas del elemento metálico. Todos ellos desarrollaban su actividad laboral en el Polo Químico de Huelva.”

Dicho informe fue presentado en el XIII congreso de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), celebrado recientemente en Sevilla, y se basa en los análisis realizados a 125 trabajadores voluntarios de la industria química y metalúrgica de las ocho provincias andaluzas.

El profesor de la universidad onubense, Juan Alguacil, que ha sido uno de los autores de este trabajo, ha dicho que no se puede confirmar que el origen de esta contaminación sea la balsa de fosfoyesos “pero sigue siendo uno de los principales sospechosos”. Pero resulta especialmente llamativa unas de las conclusiones de este estudio que sugieren que “realizar actividad laboral en las proximidades de la balsa de fosfoyesos y/o del polo químico de Huelva contribuye a la acumulación de uranio 238 en el cuerpo”.

El uranio empobrecido o uranio 238 es un residuo radiactivo, lo que queda después de que el elemento fisionable 235 sea extraído del mineral y usado como material para cabezas nucleares o en reactores productores de energía eléctrica. Es considerado como”uranio natural” (puesto que no está enriquecido, como el que se emplea en las centrales nucleares). No obstante, el investigador Juan Alguacil precisó que no eran “normales” los niveles detectados en estas personas. El experto aclaró que el uranio natural puede hallarse en la tierra y en productos alimenticios “si se riegan con agua contaminada por uranio” y añadió que las balsas de fosfoyesos acumulan “niveles de uranio cinco veces superior que el suelo”. El uranio en cualquiera de sus formas (natural, enriquecido o empobrecido), al ser un metal pesado, posee una cierta toxicidad, pudiendo afectar al sistema renal, dependiendo los efectos de la cantidad incorporada al organismo.

Concluye el estudio diciendo: “En tanto el tamaño muestral es bajo y no se ha tenido en cuenta la posible contribución de la dieta, los resultados deben de interpretarse con cautela, si bien parece recomendable realizar un estudio más exhaustivo en una población más amplia, incluyendo población general no expuesta laboralmente.”

Poco comentario crítico se puede añadir a la noticia puesto que se critica y se comenta por si misma con la mera exposición de los datos. Creo que ya ha llegado el momento de llevar a cabo ese estudio epidemiológico que necesita Huelva, ese estudio que nos explique el porqué de esa apabullante cantidad de casos de cáncer en esta región (según ese mapa cancerígeno al que ya hicimos referencia en otro artículo). Pero mientras los trámites burocráticos, políticos y económicos siguen copando tiempo para prorrogar indefinidamente este estudio, los onubenses seguimos viviendo con ese riesgo e incertidumbre constante a nuestro lado. ¿Cuánto tiempo es necesario seguir así?, ¿nos merecemos esto? Hoy más que nunca, La Huelva Cateta.

Sr. Rubio.

Fuentes: www.elmundo.es, www.wikipedia.org, www.elpais.eswww.20minutos.es

Posted in Medio Ambiente, Sanidad | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , | 15 Comments »

El parque botánico José Celestino Mutis

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Domingo, 9 noviembre 2008

El siglo XVIII español no fue tan oscuro como cuentan las historias. Se gestó la pérdida del Imperio, algo que a día de hoy sólo preocupa a un grupo de nostálgicos obsoletos, pero dio grandes figuras en el terreno del pensamiento y de la investigación científica. Una de estas figuras fue Lorenzo Hervás y Panduro (1735-1809), que catalogó, hasta donde pudo, todas las lenguas del mundo en una obra enciclopédica que nadie conoce (otro gallo cantaría, si el hombre hubiera sido inglés, francés o alemán).

José Celestino Mutis

José Celestino Mutis. Imagen: http://www.larramendi.es

También tuvimos nuestro Linneo, José Celestino Mutis (1732-1808), natural de Cádiz, teólogo y botánico que se afanó en recoger y catalogar especies de Sudamérica, y que da nombre a un parque botánico muy coqueto que nadie conoce. Sí, en el término de Palos de la Frontera, junto al muelle turístico de las carabelas hay un parque con especies de todo el mundo que no conocen ni los que van en autobuses al monasterio de la Rábida, y para mí, que es el sitio más agradable para pasear. Pero desgraciadamente, de la existencia de este parque no sabe nadie. Veamos su “espectacular” sitio web:

http://www.diphuelva.es/contenido_basico.asp?idContenido=454

Los periódicos anuncian exposiciones y encuentros con motivo del segundo aniversario de la muerte de José Celestino Mutis. Sospecho que los responsables del parque no se han enterado de tal efemérides o, aún peor, no saben quién es ese señor Mutis…

De las tres veces que he estado allí, en sólo una encontré a una pareja paseando. Es un lugar gratuito y desierto a todas horas. Lo peor es la dejadez en que se encuentra. Cuantas más veces voy, menos especies hay; y lo mismo puedo decir del resto del parque, que tiene especies de Madagascar, Laos, Chile, Japón o Sudáfrica. No hay guías (claro, ¿a quien guiarían?), tan sólo jardineros en prácticas arrastrando mangueras (bastante tienen con cuidar el césped). Los turistas que van a ver las carabelas no saben que existe tal parque al ladito.

parque-celestino-mutis

parque-celestino-mutis-5

parque-celestino-mutis-12

parque-celestino-mutis-2

parque-celestino-mutis-18

Desde lo alto de la colina del parque, rodeado de árboles de formas retorcidas e inhalando la fragancia de alguna flor de Uzbekistán, hay una vista preciosa: las tuberías metálicas de las refinerías frente a la costa donde descargan los petroleros y, un poco más allá, tras los pinos, la rémora del Polo Químico.

parque-celestino-mutis-1

parque-celestino-mutis-10

Huelva, hoy, es esto: la ignorancia, el catetismo.

Les ánimo a que vayan al parque, antes de que el recorte presupuestario lo mande a la nada.

Lector.

Fotos: Lector.

Posted in Colaboraciones, Dejadez, Medio Ambiente | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , | 46 Comments »