La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Chulos de uniforme

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Domingo, 13 febrero 2011

Evidentemente que el término no es correcto jurídicamente hablando, habría que hablar más bien de abuso de autoridad, de negligencia, de alevosía, y de algún concepto más que mi falta de conocimientos en derecho mi impide mentar. Pero “chulo” o “matón” son las palabras que mejor pueden definir –siempre y cuando no queramos caer en lo soez, lo que ciertamente sería incluso más justo– a los individuos miembros de la Policía que nos abordaron a dos amigos míos y a mí en la madrugada del viernes 14 al sábado 15 del enero pasado.

En la Alameda Sundheim, a eso de las 6 de la mañana, una pareja de agentes uniformados del Cuerpo Nacional de Policía y otra de supuestos –digo “supuestos” porque en ningún momento se identificaron– agentes de algún Cuerpo o Fuerza de Seguridad del Estado de paisano bajaron de sendos coches, (uno oficial el otro “civil”), para hacernos perder toda la confianza y el respeto que podíamos tener por las autoridades policiales. A la altura del Museo Provincial de Huelva, el coche de los “nacionales” se detiene, salen dos agentes y recriminan a uno de mis dos amigos (que venía unos metros detrás de otro amigo y de mí) que llevara en volandas una silla que había encontrado en la calle, además de decirle que la dejara en el suelo. Hasta ahí todo bien, ¿verdad?, algo que no llegaría ni a anécdota. Eso creíamos nosotros, que no sabíamos que uno de los policías había sufrido una sobredosis de capítulos de Walker Texas Ranger. Ni el amigo que estaba junto a mí, ni yo, ni en un principio su mismo compañero policía (me atrevería a decir sin temor a equivocarme) nos podíamos creer que uno de los agentes decidiera emplear tanta agresividad verbal y física para reprender a nuestro amigo que llevaba la silla, toda vez que en ningún momento éste hiciera el más mínimo ademán de violencia ni expresara ofensa alguna.

¿Un simple exceso de un agente de policía? Qué duda cabe; pero no uno ni tampoco simple. Lo que más nos hizo hervir la sangre, ahogarnos en impotencia, desesperarnos fue la actitud de los compañeros del policía agresor. Una actitud de dejación de su deber, de matonismo, de corporativismo mafioso, del otro agente uniformado y de la pareja de paisano que acudía “en su ayuda”; que se manifestó en no poner remedio a la desproporción de la violencia del policía que insultaba y reducía a mi amigo, en el retenernos a mí y a mi otro amigo cuando queríamos interceder por el que estaba en problemas, en el insultarnos gratuitamente, en el amenazarnos con golpes y detención por el mero hecho de considerar inadmisible esa situación. Lo importante para estos funcionarios de la seguridad pública no era en ese momento sino cubrir a su compañero, más allá de que estuviera practicando un abuso. Esa lección se la tenían bien aprendida. Igual de bien que el resto de compinches uniformados (alrededor de una decena) que estaban custodiando a nuestro amigo agredido en la comisaría de la Policía Nacional de nuestra ciudad (a la que fue trasladado); pues nada más llegar mi otro amigo y yo al lugar, a interesarnos por el detenido, apenas se nos dejó articular palabra, pasando a echarnos de la comisaría, sin dar motivos justificados ni permitirnos interponer una queja por toda la actuación policial, esta decena de policías, que hasta que llegamos se encontraban trabajando en una competición de descalificaciones y amenazas a nuestro compañero detenido.

De los golpes en nariz, garganta, cabeza y oreja (todas partes en las que no queda marca fácilmente); de los insultos; de las amenazas; de la retención; de la humillación sería más adecuado que hablara mi amigo en cuestión, el que lo sufrió. Yo no quiero alargar mucho más estas líneas, me ahorraré, por tanto, la desasistencia del servicio de emergencias del 112 y de la servicial Guardia Civil (que me colgó a pesar de comunicarles que se había sufrido una agresión).

Para lo que no puedo callarme es para adjudicar la responsabilidad de estos hechos. La responsabilidad, la culpa en definitiva, de estas lamentables situaciones es nuestra, y también de los que pueden llegar a leer esto, de todos los ciudadanos que conviven con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y con sus responsables civiles y políticos y que les pagan a todos sus sueldos. La culpa es nuestra por ingenuos, por idiotas, por haber sido tan tontos de creernos esa historia tan bien hilada de que los “polis malos” son sólo cosa de las pelis o de cuando iban vestidos de gris. Al menos algunos hemos sido tan inocentes de tragarnos ese cuento chino de que la Policía es un digno cuerpo de un país democrático, un cuerpo al servicio del ciudadano, que trabaja para la seguridad y el bienestar, siguiendo escrupulosamente unos una legislación que marca sus atribuciones y sus limitaciones, teniendo derechos y deberes como tenemos y cumplimos el resto de ciudadanos. Error nuestro, de creer eso, a la vista está; pero ya no caeremos más en él; porque ahora ya sabemos por experiencia propia que esos individuos que cobran su sueldo del dinero de todos, que van armados y que tienen consideración pública pueden permitirse pegar, insultar, retener, vejar, gratuitamente a quien se les antoje, (que para eso tienen la fuerza, el uniforme y la pistola) y sin consecuencias.

La denuncia por todo lo anterior la pusimos el sábado 15 por la mañana en el Juzgado de Huelva. Ojalá las palabras de los renglones de arriba me las tenga que tragar una a una si esto acaba en juicio y se hace justicia, pero no cuento con ello. Mientras tanto, más vale que no cruzarse con estos matones, con estos chulos con uniforme azul oscuro.

Luis Miguel Gutiérrez Domínguez

42 comentarios para “Chulos de uniforme”

  1. Yo said

    M da la impresion de q a tu relato le faltan datos, claro q esta es tu version de los hechos y tb habria q escuchar la otra parte. Y cn esto no pretendo defender a esos policias sino ser objetivo. Desde luego si no hubo otros factores q puedan distorsionar tu version, cm estado de ebriedad de tu grupo o algo parecido, el caso es para q lo lleveis a tribunales. Suerte.

  2. No veo nada punible en la acción de los policias. Además, falta la versión de los agentes.

    Lo siento.

  3. indignado said

    Mira, yo hace tres meses, estaba en el interior de mi coche un lunes a las 16:30 de la tarde leyendo un libraco de biología frente al kiosco Manolin, en los aparcamientos que dan para la ria.
    Yo tengo buena presencia y encima tenia el coche llenos de libros de biologia, pues faltaba media hora para que abriese la biblioteca de la Uned que es donde yo estudio, y decidí agotar esos minutos frente a la ria repasando (que delito).
    Bueno vinieron unos impresentables nacionales motorizados, me hicieron bajar del coche y me pidieron que sacase lo que yo tuviese (me imagino que droga) yo ni fummo tabaco y encima soy antidrogas radical, pero en fin, se empeñaron en que yo tenia algo, por el simple echo de ser joven. Así que me sacaron, me cachearon y uno de ellos me puso el coche patas arriba, y no contento por no encontrar nada, me dio un ultimo avisos de que debía de sacar la droga (Imagínense mi estado)yo le rete a que no solo no me encontraría droga sino que ni siquiera me encontraría un mechero, porque en mi coche (de 7años) jamas nadie a fumado ni tabaco, el susodicho matón de tres al cuarto, cogió la sillita de mi hijo y la lanzo al suelo (eso es lo que peor me sentó) y me repitió en numerosas ocasiones que mi coche ·apestaba a droga” (para mi eso es un insulto), en fin, que hay una partida de niñatos que de psicología no andan bien (afortunadamente todos no son así) y lo pero de todo es que algunos de nuestros agentes de seguridad manifiestan unos síndromes de abstinencia enormes, porque estoy seguro de que si llego a tener droga, no “me hubiese pasado nada” como no hacia mas que repetirme el “maton” con la voz temblorosa y los movimientos compulsivos buscando la dosis.
    Para acabar, el susodicho, se puso unos guantes, saco un sobre, y empezó a coger colillas de porros que había en aquel aparcamiento para introducirlos en el sobre (¿para que?)
    Para mi fue todo muy insultante y repito que era un lunes a las 16:30 y no una noche de finde.

  4. Anonimo said

    A mi lo que me preocupa es la chulería que muestran muchas veces los policias más jóvenes con el resto de jóvenes, que parece que se van a comer el mundo emulando a Robocop.
    Recuerdo una vez que me echaron la “mirada del tigre” desde un coche patrulla porque iba cruzando un paso de peatones y a mitad de camino me dí cuenta de que se me había olvidado algo y di la vuelta. Pues por lo visto ese cambio de rumbo debe estar prohibido por las leyes de Mendel o la de Boyle-Mariot, porque tuvieron el “gusto” de parar su coche patrulla a mi lado y recriminarme que no hiciese eso y que tuviese mas cuidado de una forma totalmente chulesca.
    No se si es lo que les enseñan en la academia o es una necesidad de sentirse superior al resto, o incluso que les guste jugar a los cowboys. A los agentes con más años de servicio no les he visto tener este tipo de conductas, supongo que los años les harán cambiar y ver que con esa actitud lo único que consiguen es que la gente no los respete.

  5. alvaro said

    Yo en mis carnes no he vivido nada malo con los policías pero a decir verdad he visto mil y un abusos ya sea en manifestaciones pacíficas o pasándose en los modos cacheando a quinceañeros que llevaban un cubata(a los que dieron incluso golpes en el cuello y en los costados).
    La policía y la guardia civil en plan seprona,o los que hacen cosas especiales luchando contra lo que prostituyen mujeres,trafican o ese tipo de cosas me parecen muy buenos pero digamos los de calle ya sean locales o nacionales me tienen muy decepcionado.
    Encima siempre se envalentonan con la gente que ven buena y humilde,a los canis y niñatos no les dicen nada,no les echan lo que hay que echarles pa no meterse en problems.

  6. Snoopy said

    Sinceramente, habrá que ver como llevaba la silla y que hizo con la silla… pero de todas formas, como han dicho antes, hay que escuchar a la otra parte. Con esto, ni defiendo a unos ni a otros, pero la policia hace su trabajo… y punto.

    Saludos

  7. Anonimo said

    ¿LLevar una silla encima es motivo para recibir leña?

  8. Snoopy said

    No, en ningun momento se ha dicho eso. Solo que hraba que saber que iba haciendo con la silla y como se puso con los policias…

    Saluditos¡

  9. mobail said

    eso es cosa d los polis nuevos q an yegao a huelva.vi con mis propios ojos como atascaban 1 coxe patruya n la entrada dl parque las palomas x el muelle x la xuleria y perrez d patruyar en coxe,q vayan a pie coño

  10. Anónimo said

    Sobre el artículo en cuestión,y sin animo de defender a ningún policia (que los hay mejores y peores), como ya han mencionado falta la otra versión, y en el relato hay varias cosas que no cuadran del todo y podría interpretarse como que hay cierto aire de para justificar algo, pero prefiero no entrar.

    Con respecto al comentario 3, por lo que cuenta tanto la situación en que se encontraba como la actuación se ajusta a la perfección a la aplicación del art 18 de la L.O 1/92 (sin entrar en detalles que pueden aburrir). Este tipo de actuación es completamente normal y se repite a lo largo de toda la provincia, cientos de veces a los largo de un solo día. Con eso no quiero decir que los policías lo hiciesen con toda la corrección o educación del mundo, solo que lo que cuenta es completamente normal y justificado.

    Vuelvo a repetir que no defiendo a ningún policía, pero que igualmente es normal criticar e incluso denunciar, una actuación policial por que nos denuncien o no nos dejen hacer lo que queramos en cada momento. Ciertamente hay policias mas “chulos” que otros, y tambien es cierto que se suele acusar mas de esto a los mas jovenes, pero no es menos cierto que a estos ultimos son a los que normalemente menos se les respeta, y no hay que olvidar que son tan policias como los mas viejos, y una simple actuación de llamar la atención por algo, puede derivar en una detención por muchas razones.

  11. Clix said

    Yo he vistod e todo por la calle y no solo con sillas sino con palos, colchones o incluso sofás. No quiero defender a la policia tampoco, pero como algunos dicen, viniendod e marcha a las 6 de la mañana habría que analizar varios factores como “que hacia con la silla”, “que le dijeron a los policias exactamente” o “en que estado de embriaguez iba/n”…

    Dicho esto hay que decir que han llegado a Huelva hace 2 años una nueva hornada de policias nacionales muy jóvenes de fuera de Huelva y con un caracter muy fuerte (llámese mala leche) que presuntamente abogan por un diálogo o actitud agresivos… hasta he visto mujeres policias hechándole cojones a niños de instituto en plena puerta del centro IES Fuentepiña con la mano en la cintura sobre la porra…. muy lamentable.

  12. The punisher said

    Yo solo digo una cosa: que para la gente normal, la policia tiene muchos cojones. Pero cuando se trata de algun burraco, la policia simplemente pasa del tema.
    Todavia recuerdo como un subnormal de la policia, que llego a la plaza de las monjas, y se dedico a hechar a una pareja de indigentes, simplemente por estar sentados alli. Con insultos y medio agrediendolos. Lo peor no fue eso, sino que la gente que se encontraban en la plaza de las monjas se dedicaron a mirar y pasar de tema.

    P.D: La pasibidad del onubenses nos pasara factura a todos.

  13. ifaesfu said

    La policía es un instrumento más con el que cuentan los poderosos para controlar a la plebe. Le puedes echar distintas dosis de edulcorante, pero la realidad es así de amarga.

    Afirmé. Amén.

  14. Jesus said

    Yo la verdad no se ke pinta alguien a las 6 de la mañana con una silla a cuestas…

  15. manu Huelva said

    Estoy con jesús, no se que hace una persona a las 6 de la mañana con una silla por la calle, los policias pueden pensar que son gamberros. Si al dirijirse a ellos denotan una mala contestación, la hemos liado.

    De todas formas como dicen muchos post, hay que escuchar a la otra parte.

    No digo que fuera como dicen pero es verdad que falta algo de lógica.

    Yo tengo un gran respeto por los cuerpos de seguridad y por lo ciudadanos y espero que todo se aclare por el bien de todos.

  16. HuelvaRules said

    La verdad es que en ciertos casos se pasan de la raya y en otros miran para otro lado, ya sean Nacionales o Locales.

    A mi me ocurrió de noche, serían las doce, un miércoles, íbamos mi novia y yo en mi coche, y no sé si era una patrulla de la Nacional o de la Local ni si estaban o no de servicio porque no se identificaron e iban en un coche particular (creo que no era de la secreta porque no tenían ni la luz giratoria que colocan ellos en casos de emergencia ni walkies ni armamento, sólo noté que a la altura del Hipercor me seguía un coche, cambiaba de carril a la vez que lo hacía yo y veía que dentro iban dos personas una de ellas con un pasamontañas, bueno, me persiguieron hasta el Aqualon, dando volantazos detrás de mi, con las largas y sin respetar la distancia de seguridad, y yo me estaba poniendo nervioso con esta situación, cuando llegamos a la rotonda que hay en el Aqualon me adelantan y el conductor me enseña una placa desde el coche diciéndome que me pare (no me dieron el alto con la luz azul giratoria) parando éste delante de mí como en una redada antidroga, entonces se bajó el conductor y me dijo que sabía que soy de La Orden y todos mis datos y que me habia saltado un semáforo en ámbar y que me llegaría la multa por correo, ciento cincuenta € y tres puntos… y sólo porque él lo dice y sin identificar cuerpo ni nada y con un tono de chulo prepotente que le da esa placa, hablándome como si hubiera matado a alguien, no me dejó ni preguntarle qué semaforo era, ya que inmediatamente se subió al coche y se fueron rechinando. Cuando llegué a mi casa con un ataque de ansiedad, llame a la policía para preguntar si era delito que te persiga un coche por la ciudad acosándote de esa manera, me dijeron que sí que lo era y me pidieron los datos del vehículo y cuando les dije que eran 2 policías (aunque sólo vi una placa y sólo se bajó uno de los dos) éstos me dijeron que ellos si podían hacerlo, en resumen, si no quieres que te asusten y que no te pase nada, no salgas de tu casa. A esta gente les hace falta un poco de humildad y sentido común para que se les baje de la cabeza la placa.
    Tambien decir que en 7 años de carné no tenía ni una sola multa, ni estoy fichado, ni he tenido problemas con la Justicia

    Gracias por prestarme unos minutos.

  17. Clix said

    HuelvaRules… hombre, yo en el momento que veo alguien siguiendome con un pasamontañas directamente llamo a la policia. Dices que te estabas poniendo nervioso cuando te seguia por el acualong… coño.. es que nada mas ver a un tio con pasamontañas es para ponerse…

    Por cierto, quien te siguió no era policia seguramente. O eran graciosos en busca de la broma o vete tua saber, pero eso del pasamontañas…

  18. Ventolera said

    no deja de ser un tanto simpático que la policía actúe “con un post de retraso”… me explico, es en el post del microrrelato donde hay actividades delictivas. imagino que lo habréis leído..

  19. miggdala said

    Es dificil creerse estas actuaciones policiales, realmente parecen relatos de cine negro, lo siento no me creo ni media palabra. De todas maneras mal vamos si pensamos así de nuestros policías.
    Un consejo para los pobrecitos que los han tratado tan mal: existen leyes que prohíben un trato vejatorio del policía hacia el ciudadano y ni que decir de una agrsión, que además se puede demostrar con un parte médico, asi es que denuncien señores, este es un pais democrático de momento, aunque según estos relatos igual estoy equivocada y estamos en una dictadura, pura y dura.

  20. Poligueno said

    La policia es un mal… esgraciadamente necesario. Antes me metía a puta que a policía

  21. @n@rkist@ said

    ¿Llevar una silla por la calla a las 6 de la mañana es un delito?
    En principio creo que no,habria que conocer mas datos por supuesto y que dieran su version algun testigo de lo sucedido.
    Tambien es de sobra conocido el abuso de autoridad por parte de algunos de estos agentes,esperemos que cada vez menos. Si es como lo ha contado Luis Miguel es una autentica aberracion y una injusticia,casos como este por desgracia hay muchos y se deberian denunciar para que despidieran a estos mal llamados policias al servicio del ciudadano.
    En este caso espero que si fue tal como lo relata se haga justicia y ganeis el juicio.
    Salut.

  22. Ventolera said

    Pero mientras se resuelve este tema policial… animo a todos los interesados a leer el post de antes, que es donde debería estar la policía. Y a dar vuestra opinión sobre los hechos…ofú.

  23. D8ni said

    Mirad, me da pereza exponer hechos personales aquí. Principalmente porque nadie me conoce más que de unas palabras escritas y no podéis saber hasta qué punto soy un tipo normal y con un sentido de la ética lo más serio que mi humanidad me permite. No obstante, voy a contar algún caso mío y cada uno que lo ponga en la duda que quiera.

    Yo tengo algún pariente y algún amigo policía. Está claro que la persona está antes que el emplego que alcanza, así que hablar de una generalidad es absurdo. Hay buenas personas que llegan a ser policía y gente de muy dudosa moral que también lo hace. Lo que puedo asegurar es que el sistema que emplean para pasar los tests psicológicos, por muy duros que sean, falla. Y esto es un problema en el momento en que cuando resalta esta carencia del individuo que sea, en vez de comunicarse y remendarlo, a éste se le respalda.

    Respecto al post inicial, decir que llevar una silla en volandas a esas horas no parece muy cívico, pero puede ir desde la gamberrada más gorda, hasta la gracia más inocente. Me parece un error que ante la duda, salga tanta gente a decantarse por el lado policial, cuyacredibilidad no está más demostrada que la de esta persona que nos cuenta. De hecho, de esa credibilidad se nutren tantos y tantos casos, de los que sólo unos pocos salen a la luz.

    Pongo mi experiencia en un post aparte para diferenciar opinión de relato, para quién no quiera leerlo:

  24. D8ni said

    Resulta tremendamente irónico que hoy, 14 de febrero, secomente esto.

    El mismo día de 2009 era sábado. Iba yo en mi coche haciendo una ruta por el centro dejando en su casa a cada uno de los 4 amigos que me acompañaban después de salir. Al pasar por la Plaza de las Monjas una pareja de agentes que estaban allí controlando la zona me indicaron el alto. El derroche de educación y protocolo que estos 2 jóvenes agentes invirtieron con nostros no ofrece versión posible. Es tal cual lo cuento. Primero decir que yo NO iba borracho ni nada que se parezca. Mi actitud tampoco daba lugar a la confusión. Iba totalmente tranquilo y sobrio, y le contesté en todo momento tan educado(cosa que él no fue) como tranquilo.

    Bajo la ventanilla y me dice “¿No vienes tú muy rápido?” Y le digo yo “No. Vengo del semáforo y no a más 35/40 máximo, de hecho” (de la entonces Gran Vía circulable). “Sí, ya… ¿qué pasa… que venimos mamao, no?” Le digo que no, y pregunto si acaso lo parezco de algún modo. Se asoma por mi ventana y le dice a mi amigo, de copiloto, que se baje del coche. El otro policía, bastante callado, se limitaba a hacer lo que el otro le decía (en mi opinión no muy en comunión con aquel proceder). Así, le ordenó a mi amigo darle su “mochila”. Nos hicieron falta como 3 consultas para darnos cuenta de que se refería al pequeño bolso que había a los pies del copiloto y que, de hecho, era mío. El otro policía registró a mi amigo e hizo lo mismo en mi bolso, con sus propias manos. Mi amigo, el que se bajó, así como una que iba atrás iban fumando un cigarro. El agente dice “¿qué, fumando porros no?” Tanto uno como el otro, alucinados, enseñan con toda claridad que son cigarrillos, y de hecho normales, de marca, nada que pueda confundir. El policía me decía que tuviera “mucho cuidao” con él. Que se había quedado con mi cara y que además “No es la primera vez que te veo”. De ningún modo era más que vacile. Jamás he hecho nada, ni me han parado por nada. Nadie. Nunca. Yo le decía que vale, pero que le aseguraba que se equivocaba mucho de persona y que aquello no me parecían formas. Lejos de toda disculpa por las molestias me dijo “Anda vete, ten mucho cuidao porque otra vez que te vea te la meto por ésta y por todas las que quiera”. Cerré la ventanilla, y más por las horas y por la gente que venía conmigo que por sumisión, me guardé mi orgullo donde pude y me fui.

    Ni me dio las buenas noches. Me faltó al respeto en todo momento sin recibir ni un ápice de tal cosa por mi parte (ni por el resto, que no abrieron la boca más que para responder). No me hizo ningún test ni me pidió la documentación. Se registró mi bolso sin consentimiento alguno. No me dio las buenas noches ni se disculpó por las molestias. De hecho, terminó con una amenaza carente de sentido alguno.

    Yo simplemente supongo que no le debía hacer mucha gracia trabajar un 14 de febrero a las 6/7 dela mañana, y decidió que se reiría un poco a mi costa, y de paso llenarse el ego.

  25. Clix said

    ventolera.. yot e leo.. pero no te entiendo.. no se de que estas hablando… ¿que relato?

  26. D8ni said

    Otro caso:

    Era el año 2002. Por entonces, era rutina que salir por la noche fuera sinónimo de exponerte a cualquier cosa de camino al centro y de ver durante la noche algún botellazo, pelea o cualquier otra barbaridad. Supongo que todos sabemos la realidad tan extrema que increiblemente se normalizó en Huelva por aquellos años. No es que ahora sea otra cosa, pero por entonces era más joven y solía salir de botellón, por lo que estaba acostumbrado a esquivar lugares o situaciones potencialmente incómodas. Eran las Fiestas Colombinas y yo y los 5 amigos que me acompañaban decidimos que nos apartaríamos un poco de la zona botellón para tomarnos el vino que llevábamos más tranquilos. Tranquilidad y seguridad… craso error.

    Aparecieron 2 niños, porque no eran otra cosa, y nos pidieron un euro (recien estrenaditos por entonces). Obviamente dijimos que no teníamos. Insistieron y acabaron por coger una botella de refresco y tirársela a un amigo mío por encima, que en su tratar de evitarlo se levanto y empujó a este niño. Soltó un golpe a mi amigo y aparecieron de la nada como 20 más que de niños tenían poco. Mi amigo se defendió como pudo entre tantos y al ir corriendo nosotros a intentar sacarlo nos llevamos lo nuestro. Por mi parte, hubo un momento en que me vi rodeado como por 8 o 10 en corro que me dieron más golpes de los que tenía tiempo de ver siquiera. Uno de una patada, nada menos, me dio en la boca y me partió un diente por la mitad. Un amigo finalmente consiguió sacarme. Esos animales centraron su atención en él y lo patearon en el suelo. Pude sacarlo y nos fuimos corriendo más o menos entre todos como pudimos. Por entonces yo llevaba la boca sangrando, mi amigo con una herida en la frente, otro con una pequeña muesca en un diente y el primero con el que empezó el asunto iba con la oreja sangrando y la camiseta totalmente desgarrada. Buscamos “protección” entrando en las transitadas calles de las fiestas y buscando a algún agente de policía. A esto, aquellos animales no sé si estarían drogados o qué pero lejos de irse aún nos veían desde la otra punta de una calle y corrían hacia nosotros.

    Os preguntaréis el porqué de venir aquí en plan penas soltando todo este rollo. Pues no es por penas ni por contar mi vida, es porque aunque ahora soy un adulto y me acuerde de cómo entonces fui incapaz de más y cómo encajé aquello, por encima de mi juventud los hechos me siguen pareciendo mayores a nuestra circunstancia. Sigo sin entender aquella realidad que los onubenses de bien vivimos en esos años y sigo sin entender cómo la policía pudo actuar así, si bien nuestra juventud nos hizo pecar de no tomar las medidas que debimos:

    Finalmente, al rato, encontramos a un agente y lo dirigimos hacia el lugar de lo sucedido. Éste llamó a otros y al rato se personaron. Les contamos lo que había pasado con bastante detalle y uno nos dijo con una sonrisa y burlón: “Pero hombre, ¿cómo os habéis dejado pegar?”. De ahí nos llevaron a las casetas de los servicios sanitarios en la otra punta del recinto. Allí curaron a dos de mis amigos. A mí, como tenía el diente roto dijeron que no podían hacerme nada y no hicieron ni por mirarme la sangre de mi boca que manchaba mi cara. Nos fuimos andando y por nuestra cuenta a comisaría, que aunque ahora no recuerdo exactamente dónde, recuerdo que estaba por allí, calculo que por detrás de la estación o algo. Declaramos y pusimos una denuncia. Incluso recuerdo que nos sacaron un álbum de fichados. ¿Para qué? Para nada.

    Hoy, 9 años después puedo decir que perdí una pieza dental que no recuperaré. Me la arreglé de mi bolsillo (por entonces del de mi madre, de hecho) aunque no sea lo mismo. Y todo porque el vandalismo tenía carta libre en Huelva y había pandillas enteras que salían con la única finalidad de pegar a alguien por puro divertimento. Todo consentido por una policía que no estuvo allí para nuestra protección y que encima se jactó de ello con aquellas palabras que nunca olvidaré: “¿cómo os habéis dejado pegar?”

    Me contaron que aquel año fue especialmente sonado porque en el periódico salieron varias “peleas” gordas, y que fue entonces el detonante para que las fiestas cambiaran y se tomaran medidas en años siguientes. Pues ya sabéis que aquello no fueron peleas, al menos lo nuestro. No eran bandas que se pegasen o algo, en nuestro caso fuimos unos chavales normales a los que pegaron una paliza por puro placer e impunidad. Por mi parte, no supe nada porque me fui de vacaciones y no volví a pisar Huelva hasta después del verano, y las Colombinas no las he pisado hasta 2010 a pesar de escuchar desde hace años que ya no eran así. Efectivamente he visto que están mejor. En general Huelva está mejor en ese sentido. Obviamente a mi edad una cosa así ya no me pasaría de todos modos, pero no fui en todos esos años por convencimiento, por resentimiento con unas fiestas catetas cuya seguridad no estaba en manos de la policía sino en las de la muchedumbre y la suerte.

  27. Ventolera said

    clix, gracias por responder…
    me refiero al magnífico microrrelato que es el post justo antes que este.

    que, curiosamente, va de un crimen, y por allí no actúa la poli. el microrrelato se llama “el taller de escritura” y es de un ex-cateto de tronío. (digo ex porque creo que ya no vive en huelva)

  28. Ventolera said

    Bravo, D8ni, muy bien contadas las dos experiencias!

    por cierto, no dudo de que seas buen chaval, pero un poco de mala suerte si que tienes jejeje

  29. Aguila Roja said

    Esta claro, que segun con el policia que des se puede tener problemas…

    …la actuacion policial, va con la condicion de la persona en si, y su forma de ser…

    …pero a algunos, el estar uniformado y con arma, parece que les cambia la personalidad, y a veces sus actuaciones, si no son correctas, se deben de denunciar, y si es con testigos mejor que mejor…

    ….otra cosa despues, es el corporativismo existente en todos los cuerpos policiales y la defensa y apoyo de la Corporacion aunque se incurra en delitos o faltas…

    … Pero lo que esta claro, es que contra el abuso de poder o autoridad, se debe de denunciar sin miedo, y sin tapujos, y buscar el apoyo de testigos y que la Justicia intervenga en favor siempre del ciudadano, si tiene razon…saludos.

  30. D8ni said

    A ver… me avergonzaba un poco contarlo, pues hace muchos años de eso y me toca ya tan de lejos que no me identifico mucho. Ineviablemente cuando se lee se tiende a contextualizar en presente sin querer, y no es mi intencioón que se me imagine como un joven con la cara ensangrentada XD. A llovido mucho. Sacrifico ese testemonio simplemente en favor de “la causa”. Y es que me fastidia un poco lo institucionalizado de muchos al tragar ciegamente con la justicia que nos debemos creer. Que unos hayan tenido la suerte de no padecer cosas así no les debería de hacer ser tan escépticos con el resto. Y digo suerte porque lo de 2002 no fue muy deseable, pero me temo que mucha gente en Huelva podría contar cosas parecidas, pues en aquellos años es lo que había: delincuencia, pasividad e impunidad. Como digo, eran otros tiempos y otras edades, sólo lo he personalizado para poner fundamento y veracidad a una realidad que espero nadie eluda.

  31. manu Huelva said

    D8ni…. Buenisimo tu post, a mi me ha conmovido, siento que te pasara eso. Estoy seguro que ahora eres una persona normal con una vida normal y esos que te pegaron estan el el talego o amargados de la vida, y quejándose del gobierno porque están en el paro.

    Porfavor, que no digo ni mucho menos que los que están en el paro sean así, lo que digo es

  32. manu Huelva said

    que los que hacen esas cosas acaban como he dicho

  33. Daniel P. Pérez said

    Buenas a todos.. Soy Daniel, el sujeto del conflicto en cuestión, mañana mas tranquilo, relatare todo lo ocurrido, logicamente, siempre faltará una de las versiones, el problema es cuando se cree mas a una, por el simple hecho de pertenecer a la policia.. Si pones el telediario, se ven agresiones policiales grabadas con cámara oculta cada dos por tres..

  34. HuelvaRules said

    D8ni, se comprende el problema porque a muchos nos ha pasado o conocemos a alguien que lo ha sufrido en sus carnes, yo tambien he tenido que salir corriendo mas de una vez al salir de fiesta o al recogerme ya que soy de La Orden y de todos los colegas, yo era el único que vivía por esta zona, así que me tocaba ir y volver solo, arriesgándome a tener que correr campo a través por el parque Moret a las 5 de la máñana por ejemplo o a tener que lidiar con los canis del eurillo o los que empezaban pidiéndote un cigarro y acababan metiéndote la mano en el bolsillo jejeje. Te digo como ha dicho Manu Huelva, estos niñatillos del 2000 ahora estarán presos, la mayoría por acumulación de faltas y demás, y los que salen, vuelven a entrar al poco tiempo por lo mismo, no parece que comprendan nada.
    En cuanto a la policía, es cierto que los hay honrados y profesionales pero no hay muchos, al menos desde mi punto de vista observando el trato al ciudadano, con ese despotismo, pasotismo, chulería, prepotencia y miradas amenazantes…
    Salu2 a to2 xD

  35. debel said

    siento mucho lo que os ocurrio Luis Miguel.
    La verdad que es una verguenza que por culpa de varios que estan en el cuerpo de la policia nacional ya ni siquiera tengamos confianza en ellos.
    Yo hace unos dos años tambien tuve un percance con una pareja de la Nacional.
    Yo me encontraba en el bar que esta justo frente de la comisaria cuando llego un amigo mio, estando alli los dos charlando, llegaron una pareja de la nacional que acaban de terminar su turno. Con uno de ellos en concreto yo tuve algun roce, ya que, por aquel entonces, yo frecuentaba mucho dicho bar, y este chico me habia invitado en varias ocasiones a tomar un cafe o similar, negandome por mi parte de manera muy cortés.
    El caso fue, que sin quererlo ni beberlo se metieron en la conversacion que mi amigo y yo teniamos, dedicandose ambos, a vacilarle a mi amigo hasta que la cosa se fue calentando, amenazando dicho policia a mi amigo, que de manera literal le dijo “ten cuidaito a quien le contesta, que de aqui a los calabozos tienes un paso”. Como no dejaban de provocarle y no habia manera de cortar la conversacion, mi amigo decidio irse a su casa, pago y salio por la puerta. Acto seguido los dos policias que he nombrado tambien se despidieron y salieron.
    Cual fue mi sorpresa cuando al otro dia, la hermana de mi amigo me llama diciendome que su hermano estaba detenido desde la noche anterior. Al parecer se fueron detras de él hasta el coche, entonces le agredieron con lo que mi amigo salio corriendo a la puerta de la comisaria pidiendo ayuda por que le estaba pegando, y el resto de policia se dedicaron a reducirlo en vez de defenderlo, lo acusaron. Una vez en el calabazo, yo pude ver con mis ojos las marcas que le dejaron, pero señores…. el juez no le dio la razon, al parecer uno de los agentes tenia un arañon en la cara, y fue suficiente para que actuaran en defensa propia.
    Mi amigo ha tenido que tragar dos años de libertad condicional, encima. Asi que yo pregunto:
    ¿denunciar?? jajajaja, cuando haya un juez que investigue antes de acusar entonces quizas…. tendremos alguna posibilidad de denunciar los abusos de autoridad.

  36. Jose Pacheco said

    Pero que me estais contando, ahora parece ser que la policía está para reprender a la gente de bien. Vamos a ser un poco serios. Que pinta un chaval a las seis de la mañana con una silla, sabeis si la actuación fue por iniciativa de los policías o por que algún ciudadano llamo diciendo que unos bolingones iban por la calle armando jaleo, y rompiendo no se que.
    Que los policias son unos chulos, pero por Dios, si vivimos en la ciudad de la chuleria, donde no se respeta a nadie, no hay nada mas que personajillos que tienen todos los derechos y ninguna obligación, y se creen encima que pueden pisar a todo el mundo.
    Otra cosa, que parece ser que la Policía tiene que pedir permiso para identificar a alguien en actitud sospechosa, si no estais de acuerdo con la Ley 1/92, os juntais 500000 amigos, firmais y solicitais su derogación, que los gobernantes van a 500000 hojas para limpiarse el culo.
    Mira tengo 35 años, y he vivido en unos cuantos de lugares y jamas me ha parado la Policía ni la Guardia Civil, normalmemte solo para al que la está liando, y se encima te pones chulo cuando te para, pues si te llevas una racion de ostias, pues nada con razón y la proxima vez te lo piensas.

  37. QueSuerte said

    Jose Pacheco, que suerte has tenido. No será la primera vez que alguien se lleva un palo por equivocación o porque le ha dado la gana al personal para subirse su ego.
    Que tu suerte te siga acompañando.

  38. Anónimo said

    Al anonimo del post 10:

    art 18 de la L.O 1/92.

    Los agentes de la autoridad podrán realizar, en todo caso, las comprobaciones necesarias para impedir que en las vías, lugares y establecimientos públicos se porten o utilicen ilegalmente armas, procediendo a su ocupación. Podrán proceder a la ocupación temporal, incluso de las que se lleven con licencia o permiso y de cualesquiera otros medios de agresión, si se estima necesario, con objeto de prevenir la comisión de cualquier delito, o cuando exista peligro para la seguridad de las personas o de las cosas.”

    Hasta ahi todo correcto, es mas, yo de manera muy educada les dije en principio que me parecia bien su comprobación, para lo cual, colabore desde un principio. En el citado articulo se habla de armas y a mi me pedían drogas (repito, e pedían). En ningún caso me identificaron (creo es es lo primero que hay que hacer) y en todo momento mantuvieron una aptitud chulesca, sobre todo uno de ellos, porque el otro después de cacherme, se apoyo en la moto, se quito el casco y se fumo un cigarro, mientras el compañero me ponía el coches patas arriba por segunda vez.
    Yo sigo manteniendo mi hipótesis, y es que estos catetos tenían un monazo del quince, y no sabian como quitarse el síndrome de abstinencia de manera gratuita. Se lo que digo, porque los nervios que tenian, la ansiedad por encontrar algo, y las cara desencajada de uno de ellos, se reconocerlo a leguas..¿o es que los polis no se drogan? son jóvenes, porque ellos dieron por echo que por ser joven hay que drogarse, así que yo los meto a ellos también.
    Resulta que tengo buenos amigos en la policía nacional, y les pregunte por estos gilipollas, y dos amigos coincidieron en la misma respuesta:
    “estos son foráneos que van a estar aquí en Huelva pocos meses, después se irán a su destino, pero mientras tanto, van puteando al personal al estilo rambo, para sentirse mas hombres, y después cuando se valla, dejan los marrones a los que nos quedamos aquí en Huelva. Nos calientan al personal!!!”
    Efectivamente, estos dos paletos no eran de Huelva por sus acentos.

  39. Luis Miguel Gutiérrez Domínguez said

    Me tenía dicho a mí mismo que no iba a replicar ninguno de los comentarios, pero lo de usted, José Pacheco (comentario 36) se pasa de castaño a oscuro.
    Le recomiento se vea ‘Cuéntame’ o las películas de Paco Martínez Soria para paliar su añoranza de los tiempos cuando los policías no debían atenerse en la práctica a la ley. Afortunadamente, la mayoría de ciudadanos del Estado español de hoy en día exigimos de las Autoridades ley y respeto.
    Como dicen en el comentario 37: ¡qué suerte ha tenido usted siempre con respecto a las policías! O eso, o bien usted es muy miedoso de estar en desacuerdo con un Agente e ignorante de sus derechos como ciudadano.

    Aprovecho para agradecer a todos la lectura del artículo y me solidarizo con quienes han tenido malas experiencias con las policías. No tengamos miedo y al menos digámoslo. Para tener un Estado más eficaz y una sociedad más justa hay que exigir a la Administración rigor y profesionalidad

    Luis Miguel Gutiérrez Domínguez.

  40. Anónimo said

    38- perdon por el error en el artículo, me refería a 18 y 19 y sobre todo al apartado 2 del 19, ya que segun tu tu comentas en el lugar habia restos de consumo y utilizacion de sustancias estupefacientes.
    De todas formas ya te digo que lo que es la actuación es completamente habitual, otra cosa son las maneras de las que no opino ya que no se ni como fue ni que la motivó

  41. Anónimo said

    La motivó pues, que vieron un vehículo parado y un chico con gafas de ver estudiando con el asiento del copiloto lleno de libros y unos apuntes en el salpicadero, y encima en la radio tenia puesto “Julia en la onda” o sea, que ni tenia regetoon ni flamenkito, asi que de sospechoso nada, pero aun asi, repito que veo muy bien la intervencion en principio, pero si ven que soy un tio normal que colabora y que no estoy haciendo nada malo, porque no usa ellos la buena educacion. Al final piensa uno que lo mejor es liarla parda, ponerse allí a pegarles gritos y dejarlos en evidencia y esa seguro que es la unica manera que te dejen y te respeten, como he visto en otras ocasiones.
    Alguno solo valen para esto: http://www.youtube.com/watch?v=dD2w7x0biPA
    VERGONZOSO….

  42. D8ni said

    He visto hace un rato a TRES agentes poniendo una multa a un vehículo en la Avda. de Andalucía que estaba aparcado en una plaza reservada para minusválidos. ¡TRES agentes! No sé quien tenía más cara de estresado, si el que estaba haciendo la foto de turno con la cámara digital, el que tenía la libreta o el que simplemente miraba…

Advertencia: La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario. Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a www.LaHuelvaCateta.es. No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: