La Huelva Cateta

Desde 2007 batallando por una Huelva mejor

Posts Tagged ‘Pablo Rada’

Sobre Huelva. Un proyecto de ensayo. Y Capítulo 4

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 23 abril 2014

LA CIUDAD

Dices: “Iré a otra tierra, hacia otro mar
y una ciudad mejor con certeza hallaré.
Pues cada esfuerzo mío está aquí condenado,
Y muere mi corazón
lo mismo que mis pensamientos en esta desolada languidez.
Donde vuelvo los ojos sólo veo
las oscuras ruinas de mi vida
y los muchos años que aquí pasé o destruí”.

No hallarás otra tierra ni otro mar.
La ciudad irá en ti siempre. Volverás
a las mismas calles. Y en los mismos suburbios llegará tu vejez;
en la misma casa encanecerás.
Pues la ciudad es siempre la misma. Otra no busques -no la hay-
ni caminos ni barco para ti.
La vida que aquí perdiste
la has destruido en toda la tierra.

Constantino Cavafis

 

La tradicional minería, agricultura y pesca fue de repente sustituida por el polo químico y este fue el motor que sacó a Huelva del retraso y la pobreza que la asolaban desde siglos. Vendimos nuestra alma a la industria a cambio de un futuro mejor pagando por ello un precio que seguirán pagando nuestros hijos. Nuevos misterios se diluyeron en el olvido como la brutal incidencia de cáncer de tiroides y pulmón en la zona o niveles de radioactividad propios de catástrofes nucleares, pero nadie sabe nada a ciencia cierta, ni médicos ni universidades, ni “responsables” políticos…rimas y leyendas.

De esta manera el progreso y el dinero brotaron de nuevo en la comarca pudiendo muchas familias escaparse de la emigración al norte y criar a sus hijos con salarios dignos. Después comenzó el pelotazo urbanístico y el polvo de ladrillo fluyo por despachos y costas arrasando centros históricos y playas semivírgenes. Pasear por Cartaya en agosto llegó a parecer una película de los hermanos Marx me cuentan. Y cuando el  imperio tartésico volvía a resurgir, de repente, casi todo se fue derrumbando. Explosión de la burbuja inmobiliaria, endeudamiento de la economía nacional, ERES… y poco a poco el pack completo: hasta tengo la sensación de que incluso conoceremos el hambre. La decadencia del imperio en versión 2.0. Destrozamos lo mejor de nuestra provincia a cambio de algo que de repente se está esfumando ante nuestros ojos. No vamos a preguntarnos en que se gastó el dinero en épocas de vacas gordas, ni a buscar culpables pues no hay nada nuevo bajo el sol. Todos. Unos pocos y otros muchos.

En conversaciones en la charcutería o la peluquería ya se escuchan otra vez diálogos como los de antaño, sobre tal hijo que se fue al norte de Europa a trabajar, sobre fulanito que está en Madrid con su hermano mayor a ver si le sale algo, todo ello mezclado con Sálvame y 150 gr de York. Y lo malos que son los políticos que pese a todo seguiremos votando.

En bares y parques se habla sobre el primo que vive en Inglaterra y sabe hablar inglés pero lo más importante siempre son los partidos del Recre o lo bueno que es Messi. La política es un rollo.

Hablamos y nos quejamos de nuestros políticos pero al mismo tiempo seguimos encontrando tiempo para vivir y ser felices, para escapar de la sensación de que todo se derrumba en esta ciudad herida de muerte. Esa es nuestra fuerza y a la vez nuestra perdición.

Detroit era la ciudad del motor y un bastión de la economía estadounidense durante décadas. Todo en la ciudad dependía de los coches porque sus habitantes trabajaban en la industria automovilística. Esta especialización de su economía fue lo que condeno a Detroit a la desolación actual y a la bancarrota cuando la industria no supo aguantar en los tiempos de la globalización. No hay que ser muy listos para sacar conclusiones ¿Verdad?

Año tras año se contempla como la ciudad implosiona lentamente, como cada vez hay más jóvenes paseando a sus hijos pequeños un lunes por la mañana, se ve la desesperación de la gente que hace colas en el paro, en centros de salud abarrotados y con poco personal… hasta el antaño orgulloso Pablo Rada está forrado de carteles de pisos que se venden, ya no solo en los balcones de los pisos de veraneo como antes de la crisis.

Se palpa la antesala de la anarquía en ciertas relajaciones del orden y sus fuerzas. En la relatividad moral y en la vuelta a ideologías utópicas y anacrónicas.  La corrupción se filtra por todo el sistema. La rabia ciega. Las ratas…

Por eso es cada vez más triste volver a casa, es siempre hermoso pero últimamente acongoja ver como la enfermedad avanza siguiendo puntos de referencia que el tiempo y la memoria señalan sin margen de duda.

Sin embargo la entropía no debe ocultar ciertos rayos de esperanza y el margen de cambio que sin duda necesita nuestra tierra lo pueden traen las nuevas generaciones de onubenses, tanto nacidos aquí como de corazón, que por primera vez en muchísimos años se sienten orgullosos de lo bueno de serlo y aportan otra forma de entender lo que tanto necesita la provincia. También estas señales están ahí para el que las busque.

Están en las aldeas de la sierra que nativos que vuelven de otros países y gente de fuera están comprando y rehabilitando con filosofías nuevas y a la vez muy antiguas como autosuficiencia, filosofía Low, comida orgánica, cooperativismo, etc.

Comunidades que colaboran y rescatan formas de vivir más humanas y a la vez tecnológicas. Me fascina ver esas aldeas donde se imparten talleres para aprender a tejer alrededor de una chimenea, en donde a través de un portátil alimentado en parte por un panel solar la familia comercia con productos artesanales, donde los niños vuelven a correr entre encinas y animales. Entendiendo que otro turismo es posible lejos del dominguerismo playero.

Están a nuestro alcance todas las piezas para salir del agujero, tenemos en la red toda la información para dejar de ser la “Huelva Cateta” y creo que con sentido crítico, sentido del humor y  buen hacer  podemos (si queremos) dejar de serlo.

Emprendedores y gente con ideas nuevas y coraje es lo que necesitamos más que nunca en el sur y no más vividores corruptos ni envidiosos cobardes y estúpidos. No lo mismo de siempre en este cortijo. No más eslóganes sin fondo ni etiquetas vacías. No habrá futuro con ellos porque es una ley básica de la biología: cualquier organismo que no controle a sus parásitos está condenado a la extinción.

Y no tenemos excusa porque si ahora nos quejamos de que los tiempos son duros y no hay nada que hacer sólo tenemos que fijarnos en aquellos héroes que siempre hubo entre nosotros, gente que sí hizo lo que creían que había que hacer en tiempos muchísimo peores, con valor y pasión.

Conozco la historia de esos primeros movimientos ecologistas que se fundaron por gente amenazada en su hogar y trabajo por su lucha, organizaciones que acabaron tristemente fagocitadas por charlatanes.

Ahí está el historiador Antonio José Martínez Navarro y su monumental obra, contra viento y marea, luchando entre el desconocimiento (de unos pocos) y el reconocimiento.

Y qué decir de nuestro recién estrenado académico de la Lengua Española y su impresionante biografía, merecedor de un justo homenaje en su tierra natal. ¿Sabéis de quien hablo? ¿Verdad?

Daniel López  enseña al mundo entero la belleza del cosmos con sus fotografías y Timelapses arrasando en la red y enamorando a la mismísima NASA con la belleza del trabajo que realiza desde Canarias. ¿Cuantos onubenses se pierden el asomarse a su blog y emocionarse con su obra?

Por último (señalando que hay muchísimos casos más, casi en cada familia a lo largo de la historia reciente) está el ejemplo de muchos de mis profesores del colegio Público Marismas del Odiel que con su  proyecto lograron que hijos de gente trabajadora tuviese una educación excelente. Por culpa de ellos conocí los poemas de Miguel Hernández, las obras de teatro de Alberti y las chirigotas por carnavales ya que no sólo de fútbol y matemáticas viven los niños. Y siempre recordaré con cariño a Lola, “mi profesora” con mayúsculas porque ella fue la primera que me animo a escribir pese a lo mucho que a veces la decepcionaba.

He conocido a mucha gente decente y trabajadora, gente que lleva la alegría y el saber vivir en la sangre y que con su trabajo diario sostiene la estructura real de lo que aún nos mantiene en pie. Además de los onubenses que han tenido que emigrar. Y pese a los errores que nos condenan a todos en alguna medida por lo que hicimos y dejamos de hacer pienso que las nuevas generaciones no tienen la culpa de nuestra ignorancia y desidia. Por eso al menos deberíamos intentarlo.

Por todas estas cosas aunque la marea baja claramente, depende de nosotros que vuelva a subir, en una pleamar que traiga prosperidad para Huelva y viva felicidad a sus habitantes.

Porque pase lo que pase la ciudad seguirá embelesada en el eterno ocaso mirando sus marismas, cual esfinge en trance. Ella ve las innumerables idas y venidas de sus gentes como torbellinos en las corrientes del tiempo. Porque ella es indiferente al tiempo y a los cambios.

Porque ella porta la belleza del olvido.

Huida crepuscular

A través de marismas infinitas

Y muere el día, el sueño, yo…

Por A.S. Torres

 

Capítulo 1        Capítulo 2         Capítulo 3

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Dejadez, Ensayo, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

El minigolf de Pablo Rada

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 10 abril 2014

Gracias al Tweet de @mariviaguado nos hemos enterado de la última obra faraónica de nuestra querida ciudad. En este caso la tenemos situada en pleno Pablo Rada, una de las calles principales de Huelva. Para engrandecer la ciudad y aumentar su patrimonio, el ayuntamiento ha colocado un pequeño… jardín en uno de los acerados de la calle. Este… jardín consiste en un relleno de albero cubierto por césped artificial  y varios pedrolos. La opción de un jardín estilo Versalles  ha sido descartada por temas presupuestarios, así que suponemos que la segunda mejor opción era la que finalmente se ha realizado.

El nuevo edén de Pablo Rada (https://twitter.com/mariviaguado)

El nuevo edén de Pablo Rada
(https://twitter.com/mariviaguado)

El aspecto de la actuación es… pues lamentable, como la mayoría de lo que se hace en esta ciudad. El cutrerío llega ya a niveles insospechados incluso para Huelva. Cualquiera que pasee por Pablo Rada podrá disfrutar de este jardincito con pinta de minigolf barato, de maqueta o de decorado de serie española. A cualquiera que se encuentre con el invento se le podrán pasar muchas preguntas por la cabeza. Entre ellas:

¿Por qué?

¿Es material sobrante de la isla de los famosos?

¿Quién ha tirado eso en mitad de la calle?

¿Dónde está la cámara oculta?

Gracias a esta obra, Huelva incrementa su patrimonio, justo a tiempo para que los turistas que visiten la ciudad en Semana Santa puedan admirar la maravilla de lo que ya empieza a conocerse como los nuevos jardines de Babilonia.

Una vez más, la realidad supera a la ficción.

Posted in Crítica Social, Protesta, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , | 24 Comments »

Sobre Huelva. Un proyecto de ensayo. Capítulo 3

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 19 marzo 2014

Y de la tierra perdida en la infancia…al mundo perecedero.
Bendecida fue la causa de mi fortuna.
Algo que no me han consentido,
y que ahora busco entre tus huesos,
algo, que desde tan lejos,
creí que no era,
creí que no era mi estilo.

Héroes del silencio. Bendecida.

¿Cuantas veces el Onubense preguntado por su origen ha escuchado de distintas maneras expresado lo vulgar o poco agraciada que es o era su ciudad?

Hay que admitir que es cierto que el polo químico, la contaminación, la desidia onubense, la criminal política urbanística llevada a cabo y otros aspectos hacen de Huelva una ciudad poco atractiva a priori e incluso con mala fama.

¿Pero es la ciudad esquiva con el visitante? ¿O son los onubenses los que guardan hurañamente sus encantos secretos? Pienso que ambas cosas pero principalmente porque fracasamos en mostrar lo mejor de una ciudad que no se abre a cualquiera rápidamente sino solo al que aguarda sus tempos y ritmos, encantando solo al que es conducido por cicerones expertos a descubrir lo que no se ve pero existe.

Se dice que el onubense no es (por lo general) un hombre de grandes reuniones multitudinarias ni de muchedumbres, y que su carácter es más tranquilo y familiar de lo que suele ser el del andaluz típico prefiriendo la íntima alegría de la comunión entre pocos. Pues el corazón onubense es un corazón con un toque solitario hecho a los páramos del Andévalo, a la pesca en orillas desiertas y a silenciosas dehesas perdidas, o tal vez puede que sea por la influencia de nuestros primos portugueses.

Y si acaso sale de su extrañeza es en romerías singulares o durante los partidos del club de futbol más antiguo de España, siendo este otro de los orgullos que el onubense se permite defender públicamente junto con la romería del Rocío.

La mayor romería del mundo que desde su Almonte originario paso a convertirse en una devoción universal escapando del intimista sentimiento onubense y haciéndose tan popular que Huelva tuvo que compartir su preciado tesoro con sus hermanos mayores, resistiendo casi como puede a que se lo quiten de las manos entre todos, gracias al esfuerzo y devoción de Almonteños indomables.

Pero creo que el hecho de que Huelva sea tan poco conocida no solo es explicado por el carácter de sus habitantes sino por la particular naturaleza de lo que más apreciamos los que en ella vivimos:

Entiendo que casi todas las cosas son puro fetichismo onubense y que poca gente puede disfrutar de esos pequeños detalles y no tan pequeños como el rememorar las noches de botellón en Pablo Rada y su éxodo hasta la semiextinción, el pasear por la plaza de la merced y mezclarse en el bullicio de universitarios, mendigos y cofrades bebiendo cerveza por la tarde, las hamburguesas de la plaza de las monjas sin las cuales nadie que no las haya probado puede llamarse choquero, el bizarrismo del barrio obrero, el puerto donde nuestros padres cogían la canoa para Punta Umbría, la Alameda, la estatua de Colon que no es de Colon, ese terreno peligroso y encantado que era el parque Moret, recuerdos y realidades, inventados o tangibles pero únicos.

Es posible pasear por Huelva y verla de otra manera rastreando orígenes cultos como el del Humilladero de la Cinta que es posiblemente uno de los edificios más antiguos que quedan en Huelva al ser este el morabito donde vivía algún ermitaño musulmán.

No vamos a citar lo más típico pues es de sobra conocido: la Rábida, El Santuario de la Cinta, Riotinto, Doñana, el Rocío, Niebla, Moguer, Aracena, o la insuperable gastronomía Onubense.

Pero no puedo dejar de hablar del Conquero, un lugar que ya de por si daría para este ensayo.

La cumbre de la capital en belleza y origen de todo. Subir a esta atalaya natural es parecido a meditar sobre la inestabilidad de la realidad pues es imposible ver las mismas marismas repetirse si te fijas bien, incluso una vez pensé en realizar la misma fotografía desde el mismo punto y a la misma hora como el protagonista de Smoke, tan solo para demostrar cómo cambian día a día, hora a hora en una infinita paleta de humores.

Colores y texturas, atardeceres, amaneceres, bruma, lluvia, calima… Esto lo saben perfectamente los que frecuenten el Conquero días después de las tormentas invernales en las que el cielo descarga su bendición en forma de agua , solo ellos saben del color que trae la Marisma del Odiel al verterse las aguas de la sierra uno o dos días después, tiñendo la misma con colores azules cobalto y turquesa. Hechizos que se divisan fugazmente, corrientes que se mezclan entre disoluciones de salinidad imposibles y vientos helado que peinan y rizan su superficie cambiante, como sentimientos y estados de ánimo que fluyen en direcciones contradictoria.

Otros días la belleza y la melancolía casi te inundan ante el espectáculo de la marea llena apunto de recuperar la ciudad que vive a su lado, como queriendo llegar a los cabezos, esos eternos compañeros que observan la marisma desde que ambos salieron del fondo del océano hace eones.

Enamorados de distintas generaciones han esperado juntos el frescor de la noche en interminables veranos mirando un sol que se pone sobre pinos, marismas, nubes rotas, algún avión y al fondo, casi como un espejismo: el mar.

Todo lo bello muere y eclipsa en el mar de la costa de luz, donde esta acaba en atardeceres, nadando en aguas verdosas y llenas de vida, en orillas solitarias de algunas de las últimas playas vírgenes que quedan en España.

Pureza, melancolía, belleza y significado en esa luz que redime las cosas feas hechas por el hombre con este rincón de iberia.

Por A.S. Torres

Posted in Colaboraciones, Crítica Social, Dejadez, Ensayo, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 Comments »

Manifestación 15 de Octubre

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Viernes, 14 octubre 2011

Desde el Movimiento 15-M de Huelva, queremos invitaros a la Manifestación que tendrá lugar mañana Sábado 15 de Octubre.

Esta convocatoria está hecha a nivel mundial, así que personas de los 5 continentes saldrán a la calle bajo el lema “Todo el mundo por un cambio global” porque como ya decíamos en España hace 6 meses “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”.

En Huelva la marcha se iniciará a las 18h. desde el Antiguo Estadio Colombino (Pío XII, Avda. Andalucía, San Sebastián, Pablo Rada, Palos, Gran Vía) y culminará en la Plaza de las Monjas.

Os animamos a participar y hacer extensiva esta convocatoria a todas tus amistades y contactos.

¡CONTAMOS CONTIGO!

Saludos: Comisión de Enlace-Huelva.

Puedes contactarnos en:

www.15mhuelva.es

Facebook: Asamblea Ciudadana de Huelva

Twitter: @15MHuelva

Posted in Colaboraciones, Eventos, Política, Protesta | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , | 310 Comments »

El carril-bici cateto

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Miércoles, 21 octubre 2009

Lo denunciamos hace más de un mes, y ahora que ya está casi terminado es cuando más se habla de él. Me refiero al polémico carril bici “cateto” que han realizado en Pablo Rada y San Sebastián y al que ayer mismo dedicaron un artículo en Huelva Información, así que aprovechamos para refrescaros la memoria enlazando a ese artículo que escribió en su día Gabriel Martín y de paso reproducir alguna de las quejas recogidas en el diario onubense:

Fuente de la Imagen: www.huelvainformacion.es

El proyecto, que comenzó en junio, ha levantado polémica por algunos de los aspectos que tanto ciclistas como usuarios en general han podido percibir. Uno de ellos, quizá el más visible, es el estrechamiento de algunas de las arterias de la capital, pero destacan también la presencia de obstáculos en el carril bici, como los contenedores de basura, o las deficiencias en el pavimento, con la formación de charcos en algunos lugares.

Otros problemas, como apuntó el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos Tartessos, Francisco Ruiz, pasan por la ocupación del carril-bici por viajeros que estén subiendo o bajando del autobús o la apertura de las puertas de los coches aparcados que pueden ocasionar más de un accidente para los ciclistas.

Desde el club de ciclismo BTT (…) se ve muchos defectos en la zona Pablo Rada-San Sebastián, como las interrupciones en las rotondas, (…) y la necesidad de que “se habiliten aparcamientos para bicicletas”.

Aunque sin duda el mayor perjudicado por este carril bici, son los propietarios de vehículos a motor, puesto que en varias zonas se han reducido los dos carriles a uno sólo. Tal y como dice el Huelva Información: “Pablo Rada queda con un solo carril en cada sentido, si bien recupera los dos justo antes de llegar a la plaza de los Litri en sentido Sevilla. En cuanto a Rubén Darío, el carril ocupa uno de los que usaban hasta ahora los coches y tiene como propósito enlazar el eje transversal del carril-bici con el circuito del parque Moret.”

También me llamó la atención un comentario en el ya mencionado artículo del Huelva Información: “huelva ciudad de catetos, el carril bici le va grande!!”

¿Todavía queda alguien a favor del diseño del mismo? Sabemos que las comparaciones son odiosas, pero hace dos fines de semana estuve en Sevilla, y allí el carril bici está sobre la acera para tener mayor visibilidad, sin peligrosos pivotes de hormigón tanto para los viandantes como para los propios ciclistas, sin que abrir la puerta del coche estacionado junto al carril suponga riesgo para el ciclista, sin contenedores y autobuses que lo aborden, y lo más importante: en un solo sentido de la calzada, aunque eso sí, con la suficiente anchura. En la capital sevillana nos llevan ventaja también en otro aspecto, allí existen bicicletas de alquiler temporal en numerosos puntos de la ciudad que pueden usarse gracias a una tarjeta que hay que sacarse.

Errar es de humanos, rectificar, de sabios.

Sr. Rubio.

Fuente: http://www.huelvainformacion.es/article/huelva/543110/ayuntamiento/arreglara/mes/las/deficiencias/carrilbici.html

Posted in Protesta, Tráfico, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , | 37 Comments »

Un carril de ida y vuelta

Posted by www.LaHuelvaCateta.es en Jueves, 10 septiembre 2009

Hace unos días escribí un comentario sobre el carril bici que nuestro Ayuntamiento, el de Huelva,  está construyendo en la calle San Sebastián. Atendiendo la sugerencia de uno de mis anfitriones lo amplío a  artículo.

En realidad hay poco que contar, puesto que el hecho es sencillamente que, por una parte, se dota a la ciudad de un carril bici del que carecía y por otra se eliminan de golpe y porrazo multitud de aparcamientos en la calle San Sebastián, una de las arterias principales, o eso, o se piensa dejar un único carril para el tráfico.

Para centrar el tema tengo que decir dos cosas: la calle San Sebastián es un estercolero repugnante en parte de su trazado, concretamente el que está pegado al “cabezo”. Esa zona es un vivero de mosquitos e inmundicias varias, incluyendo olores nauseabundos, y de maleza sin ningún tipo de conservación o arreglo. No sé cuántos años lleva en esas circunstancias, pero es una verdadera dejadez que en pleno centro de la ciudad los ciudadanos tengan que sufrir ese atentado al buen gusto.

En ese trazado se encuentra también una mediana de división entre los dos sentidos de la marcha de los automóviles, con un pseudo jardín, que la verdad es que resulta agradable de ver. Hasta hace una semana existía una zona azul a lo largo de esa calle en las aceras izquierda y derecha.

En la última remodelación, sin duda debido al PlanE del Sr. Rodríguez (¡la que está liando Zapatero!), se han eliminado esos aparcamientos de zona azul para convertirlos en dos flamantes carriles bici, uno en cada acera de la vía. Los carriles han quedado preciosos, con su color rojo teja y todo. Por lo que pude ver se han recubierto de una pintura antideslizante que evitará resbalones indebidos en cuanto llueva, al menos eso esperamos.

Lo que parece una idea buena, a fin de cuentas el tener un carril bici es un clamor desde hace mucho, se convierte en autentico despropósito cuando éste se duplica en ambas aceras. Afirmar que es un despropósito podría ser sólo una opinión gratuita, por lo que intentaré argumentar con hechos esta premisa.

Carriles bici los hay en muchas ciudades tanto en España como en Europa. Lo normal, o mejor, lo habitual, es que estos carriles estén construidos en las aceras cuando éstas son lo suficientemente amplias. El estar delimitados en las aceras supone bastantes ventajas para los ciclistas, entre otras cosas los aleja del tráfico rodado y los protege de los automóviles al mantener un entrono elevado varios centímetros sobre la calzada. Además, se impide que los automóviles aparquen o se detengan en el carril para bajar o subir, de forma “natural”, sin tener que recurrir a peligrosas piezas de hormigón como las que están colocando.

¿Por qué se hace un carril bici en la calle anteriormente mencionada en plena calzada en lugar de la acera? No puedo adivinar la mente del que ha diseñado el trazado de los carriles, pero sí que puedo intuir qué es lo que han pensado. En primer lugar, la acera puede no ser suficientemente ancha. Eso se corrige ampliándola un metro más comiéndole espacio a los aparcamientos e incluso si no se amplía nada. En la acera derecha, dirección hacia Pablo Rada, no existe el menor problema para hacer ese carril. Es, en todo caso en la izquierda donde podría haber más problemas: ¿que hacemos con los veladores de los diversos bares que hay en ese lugar?

Pero es que no es necesario hacer carriles de ida y vuelta, con uno es suficiente. ¿Cree el Ayuntamiento que el tráfico de bicicletas va a ser tan intenso como para necesitar dos direcciones de marcha? ¿O, quizás, se van a organizar carreras olímpicas en esos dos carriles? Pero no es sólo esa duplicidad absurda y la pérdida de aparcamientos o de carril de circulación; lo que parece una “catetada” (siguiendo el libro de estilo de este blog) es construir un carril bici que no lleva a ningún sitio.

Porque está cortado, cortado por un lado en la glorieta de los toreros (otra catetada es dedicar una glorieta a unos matarifes artísticos) y por otro en la fuente de los bomberos. El enlace con el carril de la Avenida de Andalucía, que está en el centro de la misma puesto que allí hay más sitio, no existe y no está marcado ni en la acera ni en la calle. Pero una vez que llegamos a los toreros ¿por dónde seguimos? Y para enlazar con el carril de ida hacia los bomberos ¿de dónde venimos? Parece una adquisición filosófica, pero tiene su aquel que podríamos enunciar como el Primer Principio de Rodri I: gastar dinero tontamente en calzadas que no llevan a ningún sitio y que no vienen de ningún otro. Así no molestamos a nadie. Lo malo es que cuestan dinero que se podría haber invertido en otras cosas más interesantes. ¿Por qué no arreglar el cabezo de San Sebastián haciendo un paseo a distintos niveles? O derribar de una vez por todas las casas de las Adoratrices que están en un estado lamentable. Es más caro, sin duda, pero seguro que más rentable para los vecinos.

Otra cosa que no se ha planteado es cómo mantener las actuales paradas de autobus que hay en San Sebastían, porque al lumbreras que ha diseñado el carril bici se le ha ocurrido la genial idea de que pase justo por delante de las mismas, teniendo que cruzar los viajeros el carril bici tanto para subirse como para bajarse del bus. ¿Y si tiene que subirse una persona con movilidad reducida o en silla de ruedas?, ¿para eso mostramos con tanto orgullo esos autobuses con piso bajo e inclinables?

Seguro que podremos, en sucesivos capítulos, enumerar más Principios de Rodri I (anunció ayer que presentará su quinta candidatura a las elecciones), porque este acalde da para muchas y variadas tesis doctorales. Si se hacen artículos universitarios sobre Belén Esteban ¿por qué no sobre el comportamiento mediático del señor alcalde de Huelva?

Habrá que hablar próximamente de las obras comenzadas y no terminadas desde hace meses. ¿Se ha acabado el dinero? ¿No sería mejor haberlas empezado escalonadamente? ¿Qué va a pasar ahora que empiezan los colegios con todo levantado?

Gabriel Martín 2009.

Fotos: Sr. Rubio.

Posted in Colaboraciones, Política, Tráfico, Urbanismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , | 101 Comments »